Hone Heke


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


Nacido en Pakaraka al sur de Kerikeri en la Bahía de las Islas, Heke fue un jefe muy influyente de la tribu Ngāpuhi. Creció en el área de Kaikohe. De joven, asistió a la escuela de la Sociedad Misionera de la Iglesia en Kerikeri y estuvo bajo la influencia del misionero Henry Williams. Posteriormente, él, su esposa e hijos se convirtieron al cristianismo, y Hone Heke se convirtió en predicador laico en la iglesia anglicana.

Sin embargo, fue como guerrero y como líder de una rebelión maorí que Hone Heke es más conocido. Participó en la lucha en la playa de Kororareka en 1830 que se conoce como la Guerra de las Niñas. Después de esa lucha participó en la expedición de Titore a Tauranga, y luchó con Titore contra Whiria (Pomare II) [1] en 1837. [2]

Sobreviven informes contradictorios sobre cuando Heke firmó el Tratado de Waitangi. Pudo haber firmado con los otros jefes el 6 de febrero de 1840, pero en cualquier caso, pronto encontró que el acuerdo no era de su agrado. Entre otras cosas, Heke se opuso a la reubicación de la capital en Auckland; además, el Gobernador en Consejo impuso un arancel aduanero sobre los artículos comerciales básicos que resultó en una caída dramática en el número de barcos balleneros que visitaron Kororareka (más de 20 barcos balleneros podría anclar en la bahía en cualquier momento) [3] una reducción en el número de barcos visitantes provocó una grave pérdida de ingresos para Ngāpuhi. [3] Heke y su primo Titore también recaudaron y dividieron una tasa de cinco libras esterlinas por cada barco que entraba en la bahía. [3] Pomare se sintió ofendido porque ya no podía cobrar el pago de los barcos balleneros y focadores estadounidenses que atracaban en Otuihu frente a Opua. [4]

El representante británico se preocupó de que Heke y el jefe Ngāpuhi, Pomare II, volaran el Ensign estadounidense. [3] [5] Heke y Pomare II habían escuchado al capitán William Mayhew, cónsul interino de los Estados Unidos desde 1840, ya otros estadounidenses hablar sobre la exitosa revuelta de las colonias estadounidenses contra Inglaterra sobre el tema de los impuestos. Heke obtuvo una insignia estadounidense de Henry Green Smith, un comerciante de Wahapu que había sucedido a Mayhew como cónsul interino. Después de que el asta de la bandera fuera cortada por segunda vez, las Barras y Estrellas volaron desde la popa tallada de la canoa de guerra de Heke. [3] Las cartas de William Williams registran las conversaciones que tuvo con Heke y se refieren a los comerciantes estadounidenses que intentan socavar a los británicos antes y especialmente después de la firma del tratado. William Mayhew dejó Nueva Zelanda y Green Smith y Charles Berry Waetford actuaron como cónsules estadounidenses no oficiales. Continuaron en actividades anti-británicas, vendiendo mosquetes y pólvora a los maoríes descontentos. Waetford fue luego condenado y encarcelado por tráfico de armas, pero Green Smith logró escapar de Nueva Zelanda antes de que la Corona pudiera arrestarlo. [6]

El obispo Pompallier, quien dirigió a los misioneros católicos, había aconsejado a varios de los principales jefes católicos (como Rewa y Te Kemara) que fueran muy cautelosos al firmar el tratado, por lo que no es sorprendente que se hubieran pronunciado en contra del tratado. William Colenso, el impresor misionero de la CMS, en su registro de los eventos de la firma del Tratado de Waitangi comentó que "[después] de un rato, Te Kemara se acercó a la mesa y pegó su letrero en el pergamino, declarando que el romano El obispo católico (que había abandonado la reunión antes de que ninguno de los jefes firmara) le había dicho "que no escribiera en el papel, porque si lo hacía sería esclavo" [7].

Otros asuntos también causaron descontento entre los ngāpuhi. Un elemento implicó el traslado de la capital de la nueva colonia de Okiato a Auckland en 1841. Auckland había experimentado un auge económico significativo con el descubrimiento de cobre en la isla de Kawau. En 1844/45, el cobre valía 7000 libras, aproximadamente un tercio de las exportaciones totales de Auckland durante ese período de tiempo. Esto resultó en una pérdida de ingresos para la gente de Bay of Islands. [3] Además, la imposición de aranceles aduaneros gubernamentales, la prohibición temporal de la tala de árboles kauri y el control gubernamental sobre la venta de tierras contribuyeron a una depresión económica para los maoríes del norte. Además, los británicos consideraban que la autoridad de los jefes estaba subordinada a la de la Corona, ya que el gobernador afirmó el estado de derecho, la presencia de funcionarios gubernamentales y tropas había dado como resultado el fin de la situación de anarquía libre que había prevalecido en los Estados Unidos. Norte desde la década de 1820.

El juicio y ejecución de Wiremu Kingi Maketu en 1842 por asesinato fue, en opinión del archidiácono Henry Williams, el comienzo del antagonismo de Heke con la administración colonial, ya que Heke comenzó a reunir apoyo entre los Ngāpuhi para una rebelión contra la administración colonial. [8] Sin embargo, no fue hasta 1844 que Heke buscó el apoyo de Te Ruki Kawiti y otros líderes del Ngāpuhi iwi mediante la transmisión de 'te ngākau', [9] la costumbre observada por aquellos que buscaron ayuda para resolver un agravio tribal. . [10]

El 8 de julio de 1844, el asta de la bandera de la colina Maiki en el extremo norte de Kororareka fue derribada por primera vez por el aliado de Heke, Te Haratua, el jefe de Pakaraka. [11] El propio Heke se había propuesto cortar el asta de la bandera, pero el archidiácono William Williams lo había persuadido de que no lo hiciera. [12] Como señal de su descontento con los británicos, y alentado por los comerciantes estadounidenses, en el espacio de seis meses Hone Heke regresó para cortar el asta de la bandera tres veces. [3] [11] Heke había sido fuertemente influenciado por las historias de la Guerra de Independencia de Estados Unidos. [3] [13]

El levantamiento comenzó cuando el asta de la bandera fue cortada por cuarta vez en la madrugada del martes 11 de marzo de 1845. Una fuerza de unos 600 maoríes armados con mosquetes, armas de doble cañón y hachas de guerra atacó Kororareka. [14] Los guerreros de Heke atacaron el puesto de guardia, matando a todos los defensores, y Heke cortó el asta de la bandera. Al mismo tiempo, posiblemente como distracción, Te Ruki Kawiti y sus hombres atacaron la ciudad de Kororareka. [15] Los supervivientes de los 250 soldados y colonos abandonaron la ciudad como HMS. Peligro bombardeó a los guerreros de Heke con cañones. [16] Los hombres de Heke luego asaltaron la ciudad llevándose todo lo útil que pudieron encontrar. La orden de Heke de que la parte sur de Korororeka permaneciera intacta resultó en que las iglesias anglicana y católica no sufrieran daños. [15]

Muchos maoríes bajo el maná del líder rangitira del norte, Tāmati Wāka Nene, se mantuvieron leales al gobierno británico. Tomaron parte activa en la lucha contra Heke e intentaron mantener un diálogo con los rebeldes en un esfuerzo por traer la paz.

Después del ataque a Kororareka, Heke y Kawiti y los guerreros viajaron tierra adentro hasta el lago Omapere, cerca de Kaikohe, a unas 20 millas (32 km), o dos días de viaje, desde la Bahía de las Islas. [10] Nene construyó un pa cerca del lago Omapere. El pā de Heke llamado Puketutu, estaba a 3,2 km (2 millas) de distancia, mientras que a veces se le llama "Te Mawhe", sin embargo, la colina de ese nombre está a cierta distancia al noreste. [17] En abril de 1845, durante el tiempo en que las fuerzas coloniales se estaban reuniendo en la Bahía de las Islas, los guerreros de Heke y Nene libraron muchas escaramuzas en la pequeña colina llamada Taumata-Karamu que estaba entre los dos pās, [18] y en campo abierto entre Okaihau y Te Ahuahu. La fuerza de Heke contaba con unos trescientos hombres. Kawiti se unió a Heke hacia finales de abril con otros ciento cincuenta guerreros. Oponiéndose a Heke y Kawiti había unos cuatrocientos guerreros que apoyaban a Tamati Waka Nene, incluidos los jefes, Makoare Te Taonui y su hijo Aperahama Taonui, Mohi Tawhai, Arama Karaka Pi y Nopera Pana-kareao. [19]

Hone Heke construyó Puketutu (Te Mawhe) Pā a orillas del lago Omapere. [20] En mayo de 1845, el Pā de Heke fue atacado por tropas de los Regimientos 58, 96 y 99 con marines y una unidad de cohetes Congreve, bajo el mando del teniente coronel William Hulme. [21]

Las tropas británicas no tenían armas pesadas, pero habían traído consigo una docena de cohetes Congreve. Los maoríes nunca habían visto el uso de cohetes y anticipaban una exhibición formidable. Desafortunadamente, los dos primeros fallaron por completo el objetivo, el tercero golpeó la empalizada, explotó debidamente y se vio que no había hecho ningún daño. Esta exhibición animó considerablemente a los maoríes. Pronto se habían gastado todos los cohetes dejando intacta la empalizada. [21]

Los grupos de asalto comenzaron a avanzar, primero cruzando un estrecho barranco entre el lago y el pā. Kawiti y sus guerreros llegaron a la batalla y se enfrentaron a las fuerzas coloniales en los matorrales y barrancos alrededor del pā. [22] Siguió una batalla salvaje y confusa. Finalmente, la disciplina y la cohesión de las tropas británicas comenzaron a prevalecer y los maoríes fueron obligados a regresar al interior del pa. Pero de ninguna manera fueron derrotados, ni mucho menos, ya que sin artillería los británicos no tenían forma de superar las defensas del pā. Hulme decidió desconectarse y retirarse a la Bahía de las Islas.

En la batalla, los británicos sufrieron 14 muertos y 38 heridos. Las pérdidas maoríes fueron 47 muertos y alrededor de 80 heridos. [23]

Después de la exitosa defensa de Puketutu (Te Mawhe) Pā a orillas del lago Omapere, de acuerdo con la costumbre maorí, el pā fue abandonado porque allí se había derramado sangre, por lo que el lugar se convirtió en tapu. [10] [12] Hone Heke regresó al pā que había construido en Te Ahuahu. Tāmati Wāka Nene construyó un pā en Okaihau en los días que siguieron a esa batalla en Puketutu (Te Mawhe) Pā, los guerreros de Heke Tāmati Wāka Nene lucharon en varias escaramuzas menores con los guerreros de Heke y Kawiti. [24]

Las hostilidades interrumpieron la producción de alimentos y, con el fin de obtener provisiones para sus guerreros, a principios de junio de 1845, Heke fue a Kaikohe y luego a Pakaraka para recolectar alimentos. [25] [Nota 1] Durante su ausencia, uno de los aliados de Tāmati Wāka Nene, el jefe de Hokianga, Makoare Te Taonui, atacó y capturó a Te Ahuahu. Este fue un tremendo golpe para el maná o el prestigio de Heke, obviamente tenía que ser recuperado lo antes posible.

Hasta la década de 1980, las historias de la Guerra del Norte tienden a ignorar la Batalla de Te Ahuahu, mal documentada, pero fue la pelea más importante de toda la guerra, ya que es el único enfrentamiento que puede describirse como una clara victoria, no para las fuerzas británicas. - pero para Tāmati Wāka Nene y sus guerreros. Sin embargo, no hay relatos detallados de la acción. Se libró enteramente entre los guerreros maoríes el 12 de junio de 1845 cerca de Te Ahuahu en Pukenui - Hone Heke y sus guerreros contra Tāmati Wāka Nene y sus guerreros. [21] Como no hubo participación británica oficial en la acción, hay poca mención del evento en los relatos británicos contemporáneos. Hugh Carleton (1874) menciona

Heke cometió el error (en contra del consejo de Pene Taui) de atacar a Walker [Tāmati Wāka Nene], que había avanzado a Pukenui. Con cuatrocientos hombres, atacó a unos ciento cincuenta del grupo de Walker, tomándolos también por sorpresa, pero fue rechazado con pérdidas. Kahakaha fue asesinado, Haratua recibió un disparo en los pulmones. [26] [Nota 2]

El reverendo Richard Davis también registró que

una dura batalla se libró el 12 de inst. entre los nativos leales y descontentos. Los descontentos, aunque eran 500 hombres, se mantuvieron a raya todo el día, y finalmente los leales los expulsaron del campo, aunque su fuerza no superó los 100. Tres de nuestra gente cayeron, dos del lado de los descontentos y uno del lado de los leales. Cuando los cuerpos fueron llevados a casa, como uno de ellos era un jefe principal de gran nota y valentía, fue puesto en estado, a unos cien metros de nuestra cerca, antes de ser enterrado. Las tropas estaban en la bahía en ese momento, y fueron convocadas por Walker, el jefe conquistador, pero llegaron tan tarde en sus movimientos que no llegaron al lugar de la guerra para comenzar las operaciones hasta el 24 de inst. [27] [Nota 3]

En la batalla de Te Ahuahu el 12 de junio de 1845, los guerreros de Nene triunfaron. [2] Heke perdió al menos 30 guerreros y fue expulsado de Te Ahuahu, dejando a Tāmati Wāka Nene al mando de la pā de Heke. [20] Haratua se recuperó de su herida. Heke resultó gravemente herido y no se reincorporó al conflicto hasta algunos meses después, en la fase final de la batalla de Ruapekapeka. [12] Después de la batalla de Te Ahuahu, Heke fue a Kaikohe para recuperarse de sus heridas. Henry Williams y Robert Burrows lo visitaron, quienes esperaban persuadir a Heke de que pusiera fin a la lucha. [20] En una carta al teniente coronel Despard, Tāmati Wāka Nene describió la batalla como una "victoria más completa sobre Heke". [28]

El asedio de Ruapekapeka comenzó el 27 de diciembre de 1845 y continuó hasta el 11 de enero de 1846. Este pā había sido construido por Te Ruki Kawiti para aplicar y mejorar el diseño defensivo utilizado en Ohaeawai Pā. Las empalizadas externas en Ruapekapeka Pā proporcionaron una defensa contra los cañones. y fuego de mosquete y una barrera para los intentos de asalto al pā. [12]

Durante dos semanas, los británicos bombardearon el pā con fuego de cañón hasta que se rompieron las empalizadas externas el 10 de enero de 1846. El domingo 11 de enero, los hombres de Tāmati Wāka Nene descubrieron que el pā parecía haber sido abandonado, aunque Te Ruki Kawiti y algunos de sus los seguidores se quedaron atrás y parecían haber sido sorprendidos por el asalto británico. [29] Una fuerza de asalto expulsó a Kawiti y sus guerreros del pā. La lucha tuvo lugar detrás del pā y la mayoría de las bajas ocurrieron en esta fase de la batalla.

Más tarde se sugirió que la mayoría de los maoríes habían estado en la iglesia, ya que muchos de ellos eran cristianos devotos. [21] Sabiendo que su enemigo, los británicos, también eran cristianos, no esperaban un ataque un domingo. [10] [30] El reverendo Richard Davis anotó en su diario del 14 de enero de 1846

Ayer llegó la noticia de que el domingo los marineros se llevaron el Pa, y que doce europeos resultaron muertos y treinta heridos. La pérdida nativa es incierta. Parece que los nativos no esperaban pelear en sábado y estaban, la mayor parte de ellos, fuera del Pa, fumando y jugando. También se informa que las tropas se estaban reuniendo para el servicio. Los alquitranes, habiendo hecho una brecha tolerable con sus cañones el sábado, aprovecharon la descuidada posición de los nativos y entraron en el Pa, pero no tomaron posesión sin mucha lucha cuerpo a cuerpo. [31]

Sin embargo, comentaristas posteriores ponen en duda esta explicación de los eventos del domingo 11 de enero, ya que los combates continuaron el domingo en la batalla de Ohaeawai. Otra explicación proporcionada por comentaristas posteriores es que Heke abandonó deliberadamente el pā para colocar una trampa en el arbusto circundante, ya que esto proporcionaría cobertura y le daría a Heke una ventaja considerable. [32] Si esta es la explicación correcta, entonces la emboscada de Heke fue sólo parcialmente exitosa, ya que los hombres de Kawiti, temiendo que su jefe hubiera caído, regresaron hacia el pā y las fuerzas británicas se enzarzaron en la batalla con los rebeldes maoríes inmediatamente detrás del pā.

En cualquier caso, después de cuatro horas de batalla, los rebeldes maoríes se retiraron. [29] Las fuerzas británicas, abandonadas en la ocupación del pā, proclamaron una victoria. [33]

Poco después de Ruapekapeka, Heke y Kawiti se reunieron con su principal oponente maorí, el jefe leal, Tāmati Wāka Nene, y acordaron la paz. Nene fue a Auckland para decirle al gobernador que se había ganado la paz y Nene insistió en que los británicos aceptaran los términos de Kawiti y Heke de que serían perdonados incondicionalmente por su rebelión. [34]

El gobernador George Gray presentó el final de la rebelión como una victoria británica. Gray no tenía ningún respeto por la postura política que asumió Heke "No puedo descubrir que los rebeldes tengan un solo agravio del que quejarse que atenuaría en algún grado su conducta actual y ... creo que surge de un desprecio irracional de los poderes". de Gran Bretaña ". [35] A pesar de esto, Heke y George Gray se reconciliaron en una reunión en 1848.

El ingenioso diseño de los Ohaeawai Pā y Ruapekapeka Pā se hizo conocido por otras tribus maoríes. [36] Estos diseños fueron la base de lo que ahora se llama el pistolero pa que se construyeron durante las guerras posteriores de Nueva Zelanda. [37] [38] [39] La captura de Ruapekapeka Pā puede considerarse una victoria táctica británica, pero fue construida como un objetivo para los británicos, y su pérdida no perjudicó a Heke y Kawiti logró escapar con sus fuerzas. intacto. [40]

Está claro que Kawiti y Heke obtuvieron ganancias considerables con la guerra, a pesar de la victoria británica en Ruapekapeka. Después de la conclusión de la guerra, Heke disfrutó de un considerable aumento de prestigio y autoridad. El misionero Richard Davis, escribiendo el 28 de agosto de 1846, afirmó que "entre sus compatriotas, como patriota, se ha elevado a la cima del honor y es muy respetado dondequiera que va". [41]

Tras el conflicto, Hone Heke se retiró a Kaikohe. Allí, dos años después, murió de tuberculosis el 7 de agosto de 1850. [42] El reverendo Richard Davis realizó una ceremonia cristiana y luego su segunda esposa Hariata Rongo (nieta de Hongi Hika) [42] y otros seguidores que había sido sus guardaespaldas durante muchos años, llevó su cuerpo a una cueva cerca de Pakaraka, llamada Umakitera. [43] En abril de 2011, David Rankin, de la Fundación Hone Heke, anunció que los huesos de Hone Heke serían trasladados y enterrados en un cementerio público, mientras se desarrollaba el terreno cerca de la cueva, [44] y en En mayo de 2011 supervisó la mudanza [45], aunque algunos Ngāpuhi cuestionaron su derecho a hacerlo. [46]


La guerra de Al-Basus

Durante cuatro largas y sangrientas décadas, dos tribus lucharon en la Arabia de la era islámica. Cousin luchó con primo, a menudo hasta la muerte, la tierra fue confiscada y las posesiones saqueadas. ¿La causa del conflicto? Un camello. Lo que comenzó como una pequeña disputa familiar pronto se salió de control y la Guerra de Basus (a veces conocida como la Guerra de Al-Basus) llegó a ser conocida como uno de los conflictos más inútiles, o al menos el más insignificante, de la historia de la humanidad. .

A diferencia de muchas guerras, cuyos orígenes son complejos por decir lo menos, no hay duda de la fuente inicial de carne de res aquí. Todo comenzó cuando una anciana llamada Al-Basous, que pertenecía a la tribu Bakr, fue a visitar a su sobrina, una joven llamada Jalila bint Murrah, y a su hermano, Jassas ibn Murrah. Ahora, Jalila estaba casada con el líder de otra tribu, el pueblo Taghleb, un hombre orgulloso llamado Kulayb. Como era costumbre, los tres visitantes llegaron en camello y la anciana dejó a su bestia libre para pastar. Hasta ahora, tan civilizado.

Kulayb, sin embargo, fue famoso por proteger su territorio y posesiones. Entonces, al ver una camello hembra desconocida entre sus propios animales, rápidamente recuperó su arco y flecha y lo mató. Al-Basous pronto se enteró de esto y no estaba feliz. Tanto es así, de hecho, que llamó a su sobrino Jassas y le exigió que luchara por su honor. Efectivamente, Jassas escuchó las instrucciones de su tía y rsquos y rápidamente mató al Kulayb que mataba camellos. Esto puso en marcha una serie de ataques de ojo por ojo y asesinatos entre las dos tribus rivales, sin que ni siquiera los lazos de sangre entre ellos fueran suficientes para lograr la paz.

Lo que es más, incluso los forasteros no pudieron llevar el conflicto a una resolución pacífica. Cuenta la leyenda que un aliado de la tribu Bakr envió a su hijo a ver a la tribu Taghleb. Aquí, se suponía que debíamos sacrificar una cabra y así, de acuerdo con las costumbres locales de la época, poner fin al derramamiento de sangre. Sin embargo, esto tuvo el efecto completamente opuesto. Los Taghleb asesinaron debidamente al embajador de la paz, lo que llevó a una tercera tribu a la guerra. El líder de esta gente juró no descansar hasta que todo el pueblo Taghleb hubiera sido borrado de la tierra, y fue esta sed de venganza lo que finalmente puso fin a esta guerra sin sentido. En poco tiempo, los tres bandos habían perdido un gran número de hombres y se cansaron de las hostilidades. Incluso podría haber sido el caso de que olvidaron que estaban luchando en primer lugar.

Dado que no hubo un verdadero ganador, solo perdedores, el conflicto nunca ha aparecido en ninguna lista de grandes guerras. En el mundo árabe, sin embargo, la guerra de Al-Basus tiene, sin embargo, el dudoso honor de ser la abreviatura de una lucha inútil y sin sentido y una lección moral contra los peligros de buscar venganza.


Hone Heke y el asta de la bandera

Acercarse a los taonga (tesoros) que hablan de personas y naciones es una de las muchas cosas que hacen que trabajar en el Museo Regional de Whanganui sea especial. Sería fácil escribir una pieza sexy sobre algo elaborado o impresionante, pero he elegido un trozo muy modesto de un poste de madera pintado.

La etiqueta simplemente dice "TH.1231. Parte de un asta de bandera". Sin embargo, una investigación bastante intensa ha revelado una historia asombrosa. Este mástil de 50 cm de longitud es una parte importante de la historia de Aotearoa, es una sección del cuarto mástil que el legendario Hone Heke cortó.

En la escuela nos enseñaron sobre este "alborotador", el rebelde que derribó astas de bandera y que finalmente fue sometido por el gobernador George Gray. Pero hay más en Hone Heke de lo que parece.

Hone Wiremu Heke Pokai fue un gran rangatira (jefe) y estratega de guerra de Nga Puhi, quien fue el primero en fichar a Te Tiriti o Waitangi. Después de que los líderes maoríes de The United Tribes firmaron la Declaración de Independencia el 28 de octubre de 1835 y declararon su soberanía, Hone regaló un asta de bandera a Kororareka (Russell) para que pudiera ondear la bandera de United Tribes.

Anuncio publicitario

En 1836, el rey Guillermo IV aprobó la Declaración de las Tribus Unidas y la bandera, convirtiéndola en la primera bandera oficial de nuestra nación. Utilizada hasta 1902, esta bandera apareció en las medallas entregadas a los soldados que sirvieron en la Guerra de Sudáfrica (1899-1902).

Después de la firma del Tiriti o Waitangi, el gobernador Hobson hizo quitar la bandera de las Tribus Unidas del asta de la bandera y ondeó la bandera británica allí. Hone Heke vio esto como un rechazo a la igualdad de condición de los maoríes con el gobierno.

Quería mostrar su objeción sin herir ni alarmar a los colonos, de modo que cortó el asta de la bandera el 8 de julio de 1844 y escribió al nuevo gobernador Fitzroy el 19 de junio: "Amigo gobernador. Estoy pensando en dejar de lado mi conducta grosera con los europeos. Ahora Digo que prepararé otro mástil para acabar con nuestra disputa actual. El mástil que cortaron me pertenecía, lo hice para la bandera nativa y nunca lo pagaron los europeos ".

El asta de la bandera fue reemplazado y la bandera británica volvió a ondear, lo que aumentó la inquietud de los maoríes. Hone cortó las astas de bandera de reemplazo el 10 de enero y el 18 de enero de 1845. Se estableció una presencia militar en Kororareka en febrero y el gobernador Fitzroy pagó una recompensa de £ 100 por el arresto de Hone Heke. Se rumorea que Heke respondió ofreciendo una recompensa de £ 100 por la cabeza del gobernador.

El 30 de diciembre de 1897, el Wanganui Chronicle publicó una carta de Samuel Drew, el fundador de nuestro museo, en la que afirmaba que James J. Clendon Esq, RM, le envió el trozo de asta de la bandera y "garantizó" su autenticidad. Clendon fue propietario de un barco y capitán antes de establecerse en Pewhairangi (Bahía de las Islas) en 1832. Un comerciante exitoso, granjero, JP, Magistrado de Policía y, finalmente, Magistrado de la Corte, recogió el poste mientras ocupaba el puesto de Magistrado de Policía.

El artículo dice. "La última tala de este bastón que fue el punto de partida de esa guerra de Hone Heke que resultó tan desastrosa para nuestras tropas". Consideró que mientras la bandera británica flotara allí, los Pakeha adquirirían tierra maorí y con ella un poder que expulsar a los maoríes, de la misma manera que lo estaban haciendo los blancos en la tierra de Van Dieman y en Australia. "

Drew continuó: ". Para evitar que se cortaran más placas de hierro se sujetaron alrededor de su base, y se construyó una casa de bloques a su alrededor para que el personal pasara por el centro del techo. Esta vez se dejó sin molestar hasta el 11 de marzo de 1845, cuando en el primer gris de la mañana se hizo un ataque. La fuerte carcasa de hierro en el asta de la bandera no lo protegió porque los maoríes cavaron rápidamente debajo del hierro y pronto lo cortaron. Aquí cayó y permaneció en el suelo durante muchos años. Posteriormente se enviaron soldados varias veces para castigar a Heke. Era un noble guerrero viejo y luchó bien, y nunca fue derrotado, pero nuestras tropas sufrieron severamente en los asaltos a sus fuertes pahs ".

Esta sencilla y humilde pieza de madera es la esencia de la historia de nuestra nación.

Anuncio publicitario

Awhina Twomey es Kaitiaki Taonga Maori y Kaiwhakaako en el Museo Regional de Whanganui.


Hōne Heke

El jefe Ngāpuhi, Hōne Heke, fue una influyente voz maorí del norte a favor del Tratado de Waitangi. Sin embargo, más tarde se convirtió en uno de los principales oponentes del dominio británico en Nueva Zelanda.

Heke, cristiano, tenía una relación estrecha con el misionero Henry Williams y, en la firma del Tratado en 1840, creía que Williams aseguraba que la autoridad de los jefes maoríes estaría protegida.

"Gobernador", le dijo a Hobson, "usted debe quedarse con nosotros y ser como un padre". Si te vas, los franceses y los vendedores de ron nos llevarán a los maoríes. & # 039 Al día siguiente, fue el primero de más de 40 jefes del norte en firmar (aunque su firma es la cuarta, las de los jefes de mayor rango que tienen más tarde se insertó por delante de la suya).

Cuatro años más tarde, desilusionado por el fracaso de la colonización para traer prosperidad económica a su pueblo y por el creciente control del gobierno británico sobre los asuntos maoríes, Heke ordenó la tala del asta de la bandera en el asentamiento británico de Kororāreka (que recientemente había sido rebautizado como Russell ). Esto tenía la intención de mostrar disgusto por el gobierno británico sin amenazar a los colonos Pākehā. Durante los meses siguientes, el asta de la bandera se volvió a erigir y se cortó nuevamente tres veces. La tala final, en marzo de 1845, marcó la guerra entre las tropas británicas y algunos maoríes del norte. Fecha de nacimiento c. 1807 Fecha de muerte 07 de agosto de 1850


Imágenes y documentales

No hay muchas fotografías o imágenes de Hōne Heke disponibles porque vivió hace mucho tiempo, pero aquí hay algunos buenos lugares para buscar. También hay algunos documentales que incluyen historias e información sobre la vida de Hōne Heke.

DigitalNZ es un buen lugar para buscar imágenes porque enlaza con varios de los museos, bibliotecas y galerías de arte más importantes de Nueva Zelanda.

  • Asegúrate de ingresar su nombre completo en el cuadro de búsqueda (Hone Wiremu Heke Pokai) ya que hay una relación con un nombre muy similar que se convirtió en político en años posteriores.
  • Una imagen interesante es el dibujo del Ōhaeawai pa de Hōne Heke.

El sitio tiene un video corto sobre una de las fortificaciones maoríes que jugó un papel en la Guerra del Norte, puedes verlo aquí: Ruapekapeka - historias al borde de la carretera.

Esta serie de televisión trata sobre el conflicto armado entre maoríes y europeos desde la época del Tratado de Waitangi e incluye historias sobre Hōne Heke. Está disponible en DVD en algunas bibliotecas de Nueva Zelanda; pida ayuda a su escuela o al bibliotecario local para encontrarlo y pedirlo prestado.

También puede buscar en el sitio web NZONSCREEN otros documentales que mencionen a Hōne Heke.


Hone Heke Rankin

Hone Heke Rankin OBE (13 de enero de 1896 - 16 de abril de 1964), también conocido como John Rankin, era un líder tribal de Nueva Zelanda, trabajador médico y agricultor. De ascendencia maorí, se identificó con el iwi Ngā Puhi. Nació en Gisborne, Nueva Zelanda, en 1896, hijo de Matire Ngapua de Ngā Puhi y su esposo, John Claudian (Claudius) Rankin, un inmigrante escocés. El hermano de Matire Ngapua era Hone Heke Ngapua, miembro del Parlamento. [1]

En 1962 Queen's Birthday Honors, Rankin fue nombrado Oficial de la Orden del Imperio Británico, por sus servicios entre el pueblo maorí, especialmente en el norte. [2]

  1. ^ Ballara, Angela. "Hone Heke Rankin". Diccionario de biografía de Nueva Zelanda. Ministerio de Cultura y Patrimonio. Consultado el 1 de diciembre de 2011.
  2. ^
  3. "No. 42685". The London Gazette (3er suplemento). 2 de junio de 1962. p. 4348.

Este artículo biográfico relacionado con una persona maorí es un trozo. Puedes ayudar a Wikipedia expandiéndolo.


Contenido

Después de la firma del Tratado de Waitangi en febrero de 1840 en Waitangi, al otro lado de la bahía, las relaciones entre Ngāpuhi y Pākehā (utilizado por los Ngāpuhi para referirse a los europeos británicos) comenzaron a deteriorarse. Hone Heke, un jefe maorí local, identificó el asta de bandera que ondeaba el Union Jack sobre la bahía en Kororareka como la representación simbólica de la pérdida de control por parte de los Ngāpuhi en los años posteriores a la firma del Tratado. [1] [2] Hay varias causas de la ira de Heke, como el hecho de que la capital de Nueva Zelanda se había trasladado de Okiato (Old Russell) a Auckland en 1841, y el gobierno colonial había impuesto aranceles aduaneros a los barcos que ingresaban En la Bahía de las Islas, Heke consideró que estas y otras acciones del gobierno colonial reducían el comercio entre los Ngāpuhi y los extranjeros. [3] Los comerciantes en la Bahía de Island también provocan problemas al decir que el asta de la bandera, enarbolando la bandera de la Reina, mostraba que el país [whenua] se había ido a la Reina, y que los Ngāpuhi ya no eran sus propios amos, sino taurekareka ( esclavos) a la reina Victoria. [4] [5] [6]

El asta de la bandera fue cortada por primera vez el 8 de julio de 1844 por Te Haratua, un aliado de Hone Heke. Heke se había propuesto cortar el asta de la bandera, pero el archidiácono William Williams lo había persuadido de que no lo hiciera. [3] Se reemplazó el asta de la bandera y se enviaron tropas para proteger el asta de la bandera. El 10 de enero de 1845, el asta de la bandera fue derribada por segunda vez, en esta ocasión por Hone Heke. El 18 de enero de 1845 se erigió un asta de bandera enfundada en hierro. A la mañana siguiente, Hone Heke volvió a cortar el asta de la bandera. [6] El siguiente ataque al asta de la bandera por parte de Hone Heke fue un incidente mucho más serio, los guerreros de Hone Heke atacaron el puesto de guardia, matando a todos los defensores y Heke cortó el asta de la bandera por cuarta vez. Al mismo tiempo, posiblemente como distracción, Te Ruki Kawiti y sus hombres atacaron la ciudad de Kororareka. [7] Este fue el comienzo de lo que se llamaría la "Guerra Flagstaff" o la "Guerra del Norte". [6] En 1846, Hone Heke y Te Ruki Kawiti acordaron términos de paz con el gobierno. El gobierno colonial británico no volvió a erigir el asta de la bandera por temor a provocar más conflictos.

El asta de la bandera que ahora se encuentra en Kororareka se erigió en enero de 1858 en la dirección del hijo de Kawiti, Maihi Paraone Kawiti, y la bandera se llamó Whakakotahitanga, "siendo uno con la Reina". [8] Como acto simbólico adicional, los 400 guerreros Ngāpuhi que participaron en la preparación y construcción del asta de la bandera fueron seleccionados entre las fuerzas 'rebeldes' de Kawiti y Heke, es decir, Ngāpuhi del hapu de Tāmati Wāka Nene (que había luchado como aliados de las fuerzas británicas durante la Guerra de Flagstaff), observó, pero no participó en la erección del quinto asta de bandera. La restauración del asta de la bandera fue presentada por Maihi Paraone Kawiti fue un acto voluntario por parte de los Ngāpuhi que lo habían cortado en 1845, y no permitieron que nadie más prestara ayuda en este trabajo. [8] El simbolismo continuo del quinto asta de la bandera en Kororareka es que existe debido a la buena voluntad de los Ngāpuhi.

The hill is a favoured destination for many of the tourists coming to Russell, with walking tracks leading up the hill, which provides sweeping views over the bay. The bush around the hill is also kiwi territory, [9] though the birds are too shy to be seen by passing wanderers.


Battle of Te Ahuahu [ edit | editar fuente]

After the successful defence of Puketutu (Te Mawhe) Pā on the shores of Lake Omapere, in accordance with Māori custom, the pā was abandoned as blood had been spilt there, so that the place became tapu. ⎗] ⎙] Hōne Heke returned to the pā he had built at Te Ahuahu. Tāmati Wāka Nene built a pā at Okaihau in the days that followed that battle at Puketutu (Te Mawhe) Pā, the warriors of Heke Tāmati Wāka Nene fought several minor skirmishes with the warriors of Heke and Kawiti. & # 9125 & # 93

The hostilities disrupted the food production and in order to obtain provisions for his warriors, in early June 1845 Heke went to Kaikohe and on to Pakaraka to gather food supplies. ⎦] [Note 1] During his absence one of Tāmati Wāka Nene's allies, the Hokianga chief, Makoare Te Taonui, attacked and captured Te Ahuahu. This was a tremendous blow to Heke's mana or prestige, obviously it had to be recaptured as soon as possible.

Until the 1980s, histories of the Northern War tend to ignore the poorly documented Battle of Te Ahuahu yet it was the most significant fight of the entire war as it is the only engagement that can be described as a clear victory – not for the British forces – but for Tāmati Wāka Nene and his warriors. However, there are no detailed accounts of the action. It was fought entirely between the Māori warriors on 12 June 1845 near by Te Ahuahu at Pukenui – Hōne Heke and his warriors against Tāmati Wāka Nene and his warriors. ⎢] As there was no official British involvement in the action there is little mention of the event in contemporary British accounts. Hugh Carleton (1874) mentions

Heke committed the error (against the advice of Pene Taui) of attacking Walker [Tāmati Wāka Nene], who had advanced to Pukenui. With four hundred men, he attacked about one hundred and fifty of Walker's party, taking them also by surprise but was beaten back with loss. Kahakaha was killed, Haratua was shot through the lungs. ⎧] [Note 2]

Richard Davis also recorded that

a sharp battle was fought on the 12th inst. between the loyal and disaffected natives. The disaffected, although consisting of 500 men, were kept at bay all day, and ultimately driven off the field by the loyalists, although their force did not exceed 100. Three of our people fell, two on the side of the disaffected, and one on the side of the loyalists. When the bodies were brought home, as one of them was a principal chief of great note and bravery, he was laid in state, about a hundred yards from our fence, before he was buried. The troops were in the Bay at the time, and were sent for by Walker, the conquering chief but they were so tardy in their movements that they did not arrive at the seat of war to commence operations until the 24th inst.! ⎨] [Note 3]

At the Battle of Te Ahuahu on 12 June 1845 Nene's warriors carried the day. Ώ] Heke lost at least 30 warriors and was driven from Te Ahuahu leaving Tāmati Wāka Nene in control of Heke's pā. ⎞] Haratua recovered from his wound. Heke was severely wounded and did not rejoin the conflict until some months later, at the closing phase of the Battle of Ruapekapeka. ⎙] After the battle of Te Ahuahu Heke went to Kaikohe to recover from his wounds. He was visited by Henry Williams and Robert Burrows, who hoped to persuade Heke to end the fighting. ⎞] In a letter to Lieutenant Colonel Despard the battle was described by Tāmati Wāka Nene as a "most complete victory over Heke". ⎩]


Hone Heke - History

Around the year 1000, give or take a century or so, Polynesians today called the Maori arrived in what today is called New Zealand. They came in long twin-hulled canoes, each said to carry several hundred warriors, perhaps beginning their journey around Taiwan. The Maori settled in the Bay of Islands area, and soon they were moving to new locations in the land they called Aoterroa (the land of the long white cloud), and the more peaceful people who had been in Aoterroa before them disappeared as an identifiable people. The Maori hunted the ostrich-sized moa bird and also the greatest of eagles, the Harpagornis Moorei, into extinction. And, from their excessive harvesting, the large shell fish that the Maori found also disappeared, the Maori having to resort to the eating of smaller shell fish.

maorí is a Polynesian word meaning common or normal, used by the Maori to distinguish themselves from foreigners. In the 1700s, Europeans came in their sailing ships, and the Maori traded with European whalers and those who were taking seals from Aoterroa's coasts. The Maori traded fish and sweet potatoes for cloth, glass bottles, beads and nails. The Europeans and Maori usually got along well enough for trade, but in 1810, the captain and some crew members of a British ship, The Boyd, who had gone ashore at Whangoroa Harbor, were killed and eaten by Maori who were retaliating for cruelty to one of their number, the British not having learned to be very careful about the sort of incident that led to the death of Captain Cook.

The Maori acquired a reputation among Europeans as dangerous savages, which delayed the arrival of an Anglican mission from Australia until 1814. The missionary, Samuel Marsden, sent two missionaries ahead of him and arrived shortly afterward with six Maori chieftains who had been staying with him in Australia – New South Wales, to be exact. In New Zealand's Bay of Islands area, on land that was received in trade for axes, the mission built a church and a mission school. The mission made little progress, but with its agricultural tools, farming developed around the settlement, and the local Maori chief, Hongi Hika, was friendly.

The Maori were living in tribal groupings. Sometimes these tribes feasted together, and often they fought each other. Hongi Hika suggested to other chiefs that rather than war with each other it was best to unite politically. But he found other chiefs unwilling to follow his suggestion. The Maori, like others since the ancient Egyptians, were more likely to find unity through conquest.

In 1820, Hongi Hika visited England and met with King George IV. King George gave him gifts in recognition of Hongi's help in introducing Christianity to the Maori people. On returning to New Zealand, Hongi Hika stopped at Sydney, and there he exchanged King George's gifts for muskets and ammunition. He used his muskets in a war with a neighboring chief: Te Morenga. Hongi Hika won with the greater range provided by muskets and bullets over the traditional weapons of bone and hardened wood. Across New Zealand an arms race developed, and what were called the Musket Wars continued among the Maori. The British government was not yet in control of New Zealand's coast and was unable to stop the trade in muskets. The British were, however, able to diminish the trading of heads from New Zealand to Australia.

Hongi Hika's warriors killed more than 5,000 and enslaved many more of his fellow Maori before his death in 1828. Meanwhile, by 1825 more Church of England missionaries had arrived, their number having reached 60 including wives and children. The Maori associated the healing power of the European medicines that they received from the Christians with their own spirituality. Taking aspects of Christianity that suited them Christianity was spreading among them. Also, the Maori were growing weary of the slaughter of the Musket Wars, and by 1835 the Musket Wars were ended.

The Maori and Chatham Islanders

On Chatham Island (pronounced CHAT-ham), 800 kilometers east of New Zealand, lived the Moriori, who were related to the Maori. They were hunters and gatherers, sparse in population and, perhaps because they were few in number and isolated they were unpracticed at warfare. In late 1835 about 900 Maori from New Zealand landed on Chatham Island. The Maori were armed with guns, clubs and axes. They announced to the Moriori that they were their slaves. Moriori chiefs conferred with each other and drew from their religious heritage. They offered the Maori friendship and a share of the island's resources. The attempt to appease the Maori failed. The Maori began killing the Moriori, including women and children. The Maori put people in pens and feasted on the tender meat of Moriori children. A Maori conqueror described it:

We took possession …in accordance with our customs and we caught all the people. Not one escaped. Some ran away from us. These we killed, and others we killed &ndash but what of that? It was in accordance with our custom.

The Treaty of Waitangi

In 1839 it was feared in Britain that France was planning to colonize New Zealand's South Island. The British wanted to keep the French away from what some of them believed God had willed to the British. In Britain, a private company, the New Zealand Company, formed in 1839, and in January 1840 the company transported settlers to New Zealand. And Queen Victoria's government claimed New Zealand on the ground of Captain Cook's discovery.

The British preferred a peaceful arrangement to taking control of New Zealand by force, and the queen's government offered the Maori chiefs its support and all privileges as the queen's subjects. This was the Treaty of Waitangi, signed by 46 Maori chiefs on February 6, 1840. The treaty guaranteed the Maori possession of their "lands and estates, forests, fisheries and other properties" in exchange for their accepting the Queen of England as their sovereign. One of the Maori chiefs, Tamti Waska Nene, under the influence of the Wesleyan missionaries, argued with his fellow chiefs that accepting the treaty would put an end to warring between tribes for the benefit of all. On February 6, forty-six Maori chiefs signed the Treaty of Waitangi. The British then went elsewhere in New Zealand to collect signatures, including sparsely populated South Island. Some chiefs refused. But by May 21 the British had more than a hundred signatures.

More White Settlers

Some Maori were learning English and converting to Christianity, and a few among them became evangelists. The French settlers who had arrived on South Island were to become British subjects. In 1841, Great Britain made New Zealand a colony separate from Australia's New South Wales colony, and the British built a capital for its new colony and called it Auckland.

Thousands more from Europe came to New Zealand. Some Maori sold them land while some other Maori were offended by the incursions into their territory. In the Wairau Valley, Maori set a surveyor's hut afire. Armed settlers tried to arrest the Maori responsible. Violence erupted and twenty settlers were killed.

A rebellion among the Maori followed in 1844. Hone Heke (a nephew of Hongi Heke) who had lapsed from Christianity was angry at the high price of tobacco and blankets and the duties that the British had imposed on imported goods. He cut down a flagpole – a symbol of British authority. The governor of New Zealand, Captain Robert FitzRoy arrived in December and was sympathetic with the Maori and ready to take their side in disputes. He re-erected the flag pole, abolished customs duties and imposed a property tax on settlers but not on the Maori. He also gave into Maori demands for the right to sell their land to European settlers. Hone Heke was not mollified. He cut down the flagpole again. The governor ordered his arrest. War resulted &ndash called the First New Zealand War. Some Maori tribes sided with Heke, and some sided with the British.

In 1845 a new governor arrived at Auckland, George Grey, who intended to restore peace and rescue the colony from bankruptcy. He was the first governor to New Zealand who knew the Maori language. He studied their traditions and was recognized for his scholarship on Maori culture. He tried to develop close ties with the Maori chiefs, and he distributed gifts among them. He had Maori hired for road building, and he paid them almost as much as the European settlers were receiving in their towns. He encouraged missionary education among the Maori, and he established four hospitals in which the Maori and settlers were treated on equal terms. Grey also pursued military action against the Maori rebellion, and the First New Zealand War dwindled and was largely over by 1847.

The settler economy grew. By 1850 there were 70,000 sheep in the Nelson settlement (in the north of South Island) and 42,000 sheep across the channel at Wellington. By 1852 Wellington had around 6,000 settlers, and more than 8,000 settlers were on South Island &ndash mainly in at Nelson, Christchurch and Duneden. Auckland was populated by almost 10,000 Europeans, and around Auckland almost 100,000 sheep were being raised.

In 1852, Britain's parliament passed the New Zealand Constitution Act, which allowed for the setting up of a General Assembly and representative government in New Zealand. And by 1856, New Zealand had control over its internal affairs, while Britain's governor maintained control over defense and relations with the Maori.

The Maori were developing agriculturally, selling food to the European settlers and exporting food to California. But Maori unrest continued. Maori chiefs met in the Taranaki area in hope of halting further sales of land to settlers. Gray left New Zealand and his position as governor, and settlers more hostile toward the Maori became prominent in New Zealand politics. The Maori felt more threatened. Their sale of food to settlers was declining as settlers were growing more of their own.

In 1859, New Zealand's government attempted to force a land sale in the Waitara area, and the Second New Zealand War erupted. Grey returned as governor in 1861, and again he pursued both war and better relations with the Maori. Many Maori chiefs remained allied with the British. Some of the Maori combatants belonged to the Hau Hau, who were anti-Christian and believed that their spirituality gave them a power greater than the white man's bullets. Another movement among the Maori, the Pai Marire, advocated the preservation of Maori identity and self-rule. Rebel Maori fought 5,000 British regulars, settler forces and Maori loyalists. The rebel Maori combatants suffered, and in 1866 the British withdrew their regulars. The war, meanwhile, was damaging New Zealand's economy. Industry was depressed. The cost of the war encouraged the settlers to a greater conciliation toward the rebels, and the war ended in 1872. The rebel dead since 1845 was counted at more than 2,000. The British lost 560 killed and loyal Maori (Kaupapa) forces suffered 250 dead. note48

In 1865, the capital of New Zealand had been moved to Wellington &ndash a more central location. By now gold had been discovered, at Otago. The influx of miners to South Island doubled the population there. Gold and wool became New Zealand's leading exports. The economic boom that began in 1871 was followed a bust in 1879, with the usual banking crisis.

According to a 1881 census the total population of New Zealand was 534,030. Of the whites in New Zealand, 40 percent were British &ndash most from laboring and lower middle-class backgrounds. The rest were Scandinavians, Germans and a few who came from Australia and the United States for gold prospecting in the 1860s. According to the 1891 census the total population had risen to 668,632, and the Europeans outnumbered the Maori by 14 to 1 &ndash another instance of Europe's boom in agriculture and population producing migrations by Europeans to a less densely populated area, as had happened in the Americas.


Ver el vídeo: NGAPUHI NUI TONU (Julio 2022).


Comentarios:

  1. Markos

    Lo siento, eso ha interferido ... pero este tema está muy cerca de mí. Puedo ayudar con la respuesta. Escribe en PM.

  2. Wann

    Es una pieza notable y muy divertida

  3. Addaneye

    El éxito de cualquier sitio web en Internet radica en su renovación diaria. En su caso, es simplemente necesario, solo entonces tendrá visitantes regulares. Es lo mismo que en un automóvil, debe agregar constantemente gasolina al tanque de gasolina, luego el automóvil estará en movimiento. Estoy escribiendo esto por una razón, escribo como una persona que también tiene su propio sitio web.

  4. Durane

    Perdón por interferir ... Entiendo este problema. Vamos a discutir. Escribe aquí o en PM.



Escribe un mensaje