Podcasts de historia

Gilbert Gifford

Gilbert Gifford


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Gilbert Gifford, era hijo de John Gifford de Chillington Hall en Staffordshire, nació en 1560. Nacido en una familia católica, Gifford abandonó el país y entró en el Douai College, dirigido por William Allen, para la formación de sacerdotes misioneros. En abril de 1579 se trasladó a Roma, donde se involucró en la disputa entre los sacerdotes seculares y los jesuitas. Fue expulsado alrededor de septiembre de 1580 y después de salir de Italia pasó varios meses vagando entre Inglaterra y el continente. (1)

En octubre de 1583, Gifford regresó al English College, ahora con sede en Reims. Durante este período se involucró en complots para asesinar a la reina Isabel. En octubre de 1585, Gifford fue a París, donde se puso en contacto con Thomas Morgan, un agente de Mary Queen of Scots. En diciembre cruzó a Inglaterra y aterrizó en el puerto de Rye. Sir Francis Walsingham, tenía un espía en el campamento de Morgan, ya su llegada fue arrestado. Se afirma que Gifford le dijo a Wasingham: "He oído hablar del trabajo que haces y quiero servirte. No tengo escrúpulos ni miedo al peligro. Lo que me mandes hacer, lo lograré". (2) La biógrafa de Gifford, Alison Plowden, ha argumentado: "Gifford puede o no haber sido ya empleado por el servicio secreto de Walsingham, pero a partir de este punto no puede haber ninguna duda sobre su doble trato". (3)

Gifford fue liberado y se acercó de inmediato a la Embajada de Francia en Londres. Les dijo que tenía varias cartas para Mary. (En ese momento estaba detenida en Chartley Castle. A Gifford le dijeron que si reenviaban las cartas por la ruta formal, Mary nunca las vería. Gifford luego sugirió que trataría de encontrar una manera de pasar las cartas de contrabando al castillo de Chartley. . Con la ayuda de Walsingham, arregló con el hombre que le proporcionó cerveza a Chartley Castle, para pasar de contrabando las cartas a Mary. Las cartas estaban envueltas en cuero y escondidas dentro de un tapón hueco que se usa para sellar un barril de cerveza. El cervecero entregó el barril a Chartley Castle y uno de sus sirvientes abriría el tapón y llevaría el contenido a Mary. El mismo proceso se utilizó para enviar mensajes a los partidarios de Mary. (4)

En marzo de 1586, Anthony Babington y seis amigos se reunieron en The Plough, una posada en las afueras de Temple Bar, donde discutieron la posibilidad de liberar a Mary, asesinar a Elizabeth e incitar a una rebelión apoyada por una invasión desde el extranjero. Con su red de espías, no pasó mucho tiempo antes de que Walsingham descubriera la existencia de Babington Plot. Para asegurarse de obtener una condena, organizó que Gifford visitara Babington el 6 de julio. Gifford le dijo a Babington que se había enterado de la trama de Thomas Morgan en Francia y que estaba dispuesto a hacer arreglos para que le enviara mensajes a Mary a través de su amigo cervecero. (5)

Sin embargo, Babington no confiaba plenamente en Gifford y cifró su carta. Babington usó un sistema de cifrado muy complejo que consistía en 23 símbolos que debían ser sustituidos por las letras del alfabeto (excluyendo j. Vyw), junto con 35 símbolos que representan palabras o frases. Además, había cuatro nulos y un símbolo que significaba que el siguiente símbolo representa una letra doble. Parecería que la Embajada de Francia ya había hecho los arreglos necesarios para que Mary recibiera una copia del libro de códigos necesario. (6)

Gilbert Gifford llevó la carta sellada a Francis Walsingham. Empleó a falsificadores, quienes luego romperían el sello de la carta, harían una copia y luego volverían a sellar la carta original con un sello idéntico antes de devolvérsela a Gifford. La carta aparentemente intacta podría luego ser entregada a Mary o sus corresponsales, quienes permanecieron ajenos a lo que estaba sucediendo. (7)

Luego, la copia fue llevada a Thomas Phelippes. Los criptoanalistas como Phelippes utilizaron varios métodos para descifrar un código como el que utiliza Babington. Por ejemplo, la letra más común en inglés es "e". Estableció la frecuencia de cada personaje y propuso tentativamente valores para los que aparecían con mayor frecuencia. Finalmente, pudo descifrar el código utilizado por Babington. El mensaje proponía claramente el asesinato de Isabel.

Walsingham ahora tenía la información necesaria para arrestar a Babington. Sin embargo, su objetivo principal era Mary Stuart y, por lo tanto, permitió que continuara la conspiración. El 17 de julio respondió a Babington. El mensaje le pasó a Phelippes. Como ya había descifrado el código, tuvo pocas dificultades para traducir el mensaje que daba su aprobación al asesinato de Elizabeth. Mary Queen of Scots escribió: "Cuando todo esté listo, los seis caballeros deben ponerse a trabajar, y usted proporcionará que una vez que se cumpla su diseño, yo pueda ser rescatada de este lugar". (8)

Walsingham ahora tenía pruebas suficientes para arrestar a Mary y Babington. Sin embargo, para destruir la conspiración por completo, necesitaba los nombres de todos los involucrados. Le ordenó a Phelippes que falsificara una posdata de la carta de Mary, lo que incitaría a Babington a nombrar a los otros hombres involucrados en el complot. "Me agradaría saber los nombres y las cualidades de los seis caballeros que han de cumplir con el designio; porque es posible que, al conocer a las partes, pueda darle algunos consejos adicionales necesarios para que los siga en el mismo, como también de vez en cuando, en particular, cómo procedes ".

Simon Singh, el autor de El libro de códigos: la historia secreta de los códigos y la ruptura de códigos (2000) ha señalado: "El cifrado de María Reina de Escocia demuestra claramente que un cifrado débil puede ser peor que ningún cifrado. Tanto Mary como Babington escribieron explícitamente sobre sus intenciones porque creían que sus comunicaciones eran seguras, mientras que si se habían estado comunicando abiertamente que se habrían referido a su plan de una manera más discreta. Además, su fe en su cifrado los hacía particularmente vulnerables a aceptar la falsificación de Phelippes. El remitente y el receptor a menudo tienen tanta confianza en la fuerza de su cifrado que consideran es imposible que el enemigo imite el cifrado e inserte texto falsificado. El uso correcto de un cifrado fuerte es una clara ventaja para el remitente y el receptor, pero el mal uso de un cifrado débil puede generar una sensación de seguridad muy falsa ". (9)

Walsingham permitió que las cartas siguieran enviándose porque quería descubrir quién más estaba involucrado en este complot para derrocar a Elizabeth. Finalmente, el 25 de junio de 1586, Mary escribió una carta a Anthony Babington. En su respuesta, Babington le dijo a Mary que él y un grupo de seis amigos planeaban asesinar a Elizabeth. Babington descubrió que Walsingham estaba al tanto del complot y se ocultó. Se escondió con algunos compañeros en St John's Wood, pero finalmente fue atrapado en la casa de la familia Jerome Bellamy en Harrow. (10) Al conocer la noticia de su arresto, el gobierno de la ciudad hizo una demostración de lealtad pública, presenciando "su alegría pública con el repique de campanas, el encendido de hogueras y el canto de salmos". (11)

Se registró la casa de Babington en busca de documentos que pudieran aportar pruebas en su contra. Al ser entrevistado, Babington, que no fue torturado, hizo una confesión en la que admitió que Mary había escrito una carta apoyando el complot. En su juicio, Babington y sus doce cómplices fueron declarados culpables y condenados a la horca y al acuartelamiento. "Los horrores de la semiestrangulación y de ser abierto vivo para arrancar el corazón y los intestinos fueron considerados, como los de morir quemado, como espantosos pero en el orden aceptado de las cosas". (12)

La horca se instaló cerca de St Giles-in-the-Field y los primeros siete conspiradores, liderados por Babington, fueron ejecutados el 20 de septiembre de 1586. Las últimas palabras de Babington fueron "Perdóname, Señor Jesús". Otro conspirador, Chidiock Tichborne, pronunció un largo discurso donde culpó a Babington "por atraerlo". (13) Los hombres "fueron ahorcados sólo por un breve tiempo, descuartizados mientras aún estaban vivos, y luego castrados y destripados".

Los otros siete fueron llevados al patíbulo al día siguiente y sufrieron la misma muerte, "pero, más favorablemente, por el mandamiento de la Reina, que detestaba la crueldad anterior". Los colgaron hasta morir y sólo entonces sufrieron la barbarie de la castración y destripamiento. . El último en sufrir fue Jerome Bellamy, quien fue declarado culpable de esconder a Babington y los demás en la casa de su familia en Harrow. Su hermano engañó al verdugo matándose en prisión. (14)

Francis Walsingham recompensó a Gilbert Gifford por su papel en la destrucción de la conspiración otorgándole una pensión de £ 100. Se trasladó a Francia, donde fue descrito por el embajador inglés, Sir Edward Stafford, como "el villano de doble agudo más notable que jamás haya existido, porque ha jugado en todas las manos del mundo". En diciembre de 1587, Gifford fue arrestado en un burdel y, como sacerdote, fue enviado a la prisión del arzobispo. No se registra ningún veredicto contra Gifford, pero sus enemigos se aseguraron de que permaneciera en prisión en París, y murió allí en noviembre de 1590. (15)

María, reina de Escocia, derrocada como reina por sus propios súbditos escoceses, se había arrojado sobre su prima Isabel en busca de protección. Isabel había respondido colocando a este peligroso heredero del trono de Inglaterra en semi-cautiverio. Muchos de los correligionarios de Mary la consideraban la reina legítima, y ​​Walsingham, con el complot de Ridolfi todavía en mente, sabía que Mary no era reacia a animar a los hombres que conspiraban en su nombre.

Walsingham estaba decidido a deshacerse de Mary, y Gifford sería el medio. Gifford se instaló en una casa de campo cercana a la que ocupaba Mary. No pasó mucho tiempo antes de que la gente de María se enterara del buen joven caballero católico que, se decía, profesaba en secreto una lealtad eterna a la reina católica. María lo llamó. Estaba convencida de su sinceridad y le sugirió que se convirtiera en su mensajero. Gifford, arrodillado y besándole la mano, juró que estaba dispuesto a morir por ella y su religión. Así, Gifford se convirtió, si no en el primer agente doble, sin duda en uno de los más traicioneros.

Gifford ideó un método para pasar de contrabando cartas a la reina en los barriles de cerveza que se entregaban regularmente a su casa. Fueron sacados de la misma manera para que Mary, en gran parte fuera de contacto con el mundo exterior antes de la llegada de Gifford, ahora tuviera un medio perfecto de comunicación bidireccional con sus seguidores. La correspondencia de María siempre fue cifrada. Ella nunca reveló el cifrado a Gifford, pero, una vez que él tuvo la carta del barril de cerveza, la abrió, copió el contenido cifrado, lo selló tan hábilmente que nadie podría haber sabido que se había abierto y entregó las cartas en la forma habitual. camino. Las copias, sin embargo, fueron enviadas a Londres donde fueron descifradas por Thomas Phelippes. Mary estaba usando un cifrado de sustitución simple más signos de código insertados. Una vez que se había descifrado el código, los mensajes posteriores, incluso cuando se cambiaba la clave de cifrado, no proporcionaban seguridad.

A medida que se intensificaban los planes para poner a María en el trono, la soga de Walsingham se apretaba más. Anthony Babington, el joven católico más reciente en caer bajo el hechizo de María, ya había obtenido numerosas garantías de sus compañeros católicos de que, si se producía una vacante repentina del trono inglés, se alzarían en apoyo de la causa de María. Felipe de España proporcionaría un ejército y todo lo que se necesitaba era la cooperación de María.

Gifford era todavía un joven, incluso más joven que Babington, y sin embargo conducía sus partos con confianza y astucia. Sus alias, como Colerdin, Pietro y Cornelys, le permitieron viajar por el país sin sospechas, y sus contactos dentro de la comunidad católica le proporcionaron una serie de casas francas entre Londres y Chartley Hall. Sin embargo, cada vez que Gifford viajaba hacia o desde Chartley Hall, hacía un desvío. Aunque aparentemente Gifford actuaba como agente de Mary, en realidad era un agente doble. En 1585, antes de su regreso a Inglaterra, Gifford había escrito a Sir Francis Walsingham, secretario principal de la reina Isabel, ofreciéndole sus servicios. Gifford se dio cuenta de que su origen católico actuaría como una máscara perfecta para infiltrarse en complots contra la reina Isabel. En la carta a Walsingham, escribió: "He oído hablar del trabajo que haces y quiero servirte. Cualquier cosa que me mandes que haga, lo lograré".

Códigos y descifrado de códigos (comentario de respuesta)

Francis Walsingham - Códigos y descifrado de códigos (Comentario de respuesta)

¿Por qué la reina Isabel no se casó? (Comentario de respuesta)

(1) Alison Plowden, Gilbert Gifford: Diccionario Oxford de biografía nacional (2004-2014)

(2) Simon Singh, El libro de códigos: la historia secreta de los códigos y la ruptura de códigos (2000) página 36

(3) Alison Plowden, Gilbert Gifford: Diccionario Oxford de biografía nacional (2004-2014)

(4) Bruce Norman, Guerra secreta: la batalla de los cifrados (1973) página 32

(5) Alison Plowden, Gilbert Gifford: Diccionario Oxford de biografía nacional (2004-2014)

(6) Simon Singh, El libro de códigos: la historia secreta de los códigos y la ruptura de códigos (2000) página 38

(7) Bruce Norman, Guerra secreta: la batalla de los cifrados (1973) página 32

(8) María Reina de Escocia, carta a Anthony Babington (17 de julio de 1586)

(9) Simon Singh, El libro de códigos: la historia secreta de los códigos y la ruptura de códigos (2000) página 42

(10) Penry Williams, Anthony Babington: Diccionario Oxford de biografía nacional (2004-2014)

(11) William Camden, Annales Britannia (1615) página 303

(12) Elizabeth Jenkins, Isabel la Grande (1958) página 271

(13) Penry Williams, Anthony Babington: Diccionario Oxford de biografía nacional (2004-2014)

(14) William Camden, Annales Britannia (1615) página 309

(15) John Hungerford Polen, Reina de Escocia y la trama de Babington (1922) página 126

(16) Alison Plowden, Gilbert Gifford: Diccionario Oxford de biografía nacional (2004-2014)


19 de octubre de 1584. Amenaza a una reina.

La Inglaterra isabelina fue una época de logros sociales, culturales y artísticos, también fue una época de fanatismo religioso y agujeros sacerdotales, ya que los católicos aquí y en el extranjero amenazaban con revertir el creciente protestantismo en el país.

Para Felipe de España, Inglaterra era un estado canalla, dirigido por un monarca bastardo que se había proclamado cabeza de la Iglesia. También en opinión del cardenal William Allen, la reina era un déspota cismático al que oponerse.

Se necesitaba acción, por lo que fue hoy en 1584 cuando se fechó el "Vínculo de Asociación" en el Palacio de Hampton Court, y lo firmaron y sellaron trece miembros del Privy Council presentes.

El & # 8216Bond & # 8217 se convirtió en ley por el Acta de Asociación que preveía la ejecución de cualquiera que se beneficiara de la muerte de la reina Isabel, si se descubría un complot en su contra. (1)

Desde el momento de su adhesión, una secuencia de hombres poderosos armados con listas de 'inteligencias secretas' extraídas de redes de informantes y agentes en el lugar, se vieron envueltos en una obsesiva guerra de sombras para proteger 'la fianza de la persona de la Reina' a partir de tramas, tanto reales como imaginadas.

Era una época de los católicos doble-agentes-provocadores Gilbert Gifford (1) y Bernard Maude usados ​​por el & # 8216 Jefe Espía & # 8217 & # 8217 de la Reina, Sir Francis Walsingham, quien en 1571 había presenciado la matanza de miles de protestantes en París, Masacres del Día de Bartholemew. (2)

Ahora se dio cuenta de que el espionaje, la tortura, el interrogatorio y la vigilancia, junto con las leyes de traición y la propaganda, era la única forma de combatir la propaganda de los católicos encubiertos de aquí y del extranjero.

Había miedo a la insurrección en la tierra, un tema que recorre las obras históricas de Shakespeare, y paranoia porque si la reina Isabel era asesinada, depuesta o moría sin un heredero, la Gran Bretaña protestante estaba en problemas debido a la insurrección interna de María, Reina de Escocia, quien finalmente se sobrepasó después del complot de Babington.

Mary era nieta de la hermana mayor de Enrique VIII, Margarita de Escocia, cuya línea había sido favorecida por Enrique. Isabel se sentía así bajo una amenaza constante, pero ahora tenía el problema de qué hacer con su prima católica María.

El dilema se resolvió cuando Elizabeth accedió a regañadientes a la ejecución de Mary en Fotheringay en 1587, que aunque eliminó la amenaza interna, no eliminó la externa, que culminaría en la Armada Española de 1588 (3).

(1) Una ley para la seguridad de la persona real de la reina y la continuación de la paz en el reino 27 Elizabeth 1585.

(2) La lealtad de los Gifford, que venían de Chillington House, Breward, Staffs., Siempre estuvo en duda. El constructor de Chillington House fue Smith of Warwick, quien también construyó la iglesia parroquial Burton on Trent.

(3) La era se puede resumir en el patético arañazo en una pared de la Torre: & # 8216 Los sabios deben ver con cautela lo que hacen para examinar antes de hablar para probar antes de tomar en la mano para tener cuidado con la compañía que mantienen y sobre todas las cosas para considerar en quién confían '.

Ref: Los Vigilantes: Una historia secreta del reinado de Isabel I, Stephen Alford Allen Lane 2012.


Nuestro comienzo

El Centro Cultural y de Recursos de la Comunidad de Gifford transformó la Iglesia Histórica de Macedonia, construida en 1908 por trabajadores ferroviarios negros, en el Museo Gifford HistoricAl y centro cultural. cumpliendo Un sueño de 20 años para la Liga Cívica Progresiva de Gifford y la M.L.K. Comité de cumpleaños. La dedicación se llevó a cabo el 24 de febrero de 2018, 20 años después de la fecha del Proyecto de Dedicación para la Restauración de la Iglesia Histórica. El Gifford Community Cultural & amp Resource Center, una organización sin fines de lucro 501 (c) (3), basada en voluntarios, supervisa el funcionamiento del museo, así como su extensión, la sala de legado de la escuela secundaria Gifford, ubicada en Gifford Middle Colegio.


Gilbert Gifford - Historia

Historias de clan / familia
- heno

Esta importante línea escocesa se originó a partir de los príncipes normandos de La Haye, que formaron parte del ejército de Guillermo el Conquistador que invadió Inglaterra en 1066. Los miembros de la familia estaban en Escocia en el siglo XII; William de La Haye fueron copas del rey Malcolm IV quien reinó entre 1153 y 1165 y William de Haya recibió la concesión de tierras alrededor de Errol unos años más tarde.

Como partidario cercano de Robert the Bruce durante los primeros años, cuando el éxito no estaba asegurado, sir Gilbert Hay fue recompensado con tierras en Slains en Aberdeenshire y el nombramiento de Lord High Constable of Scotland en 1309. El título se hizo hereditario Unos años despues. La familia todavía ostenta ese título, lo que les da prioridad en Escocia inmediatamente después de la familia real.

Sir Robert Hay, el séptimo barón de Erroll, se casó con Isabel, hija del rey Robert II y los matrimonios con las hijas del conde de Strathearn y del conde de Buchan por otros Hays aumentaron aún más la estatura de la familia.

En el siglo XV, Sir Gilbert Hay luchó en apoyo de Juana de Arco y estuvo en la coronación del rey Carlos VII de Francia. Sus descendientes se convirtieron en los Hays of Delgatie y su castillo cerca de Turriff en Aberdeenshire es ahora el Hay Clan Center. Sir Gilbert fue asesinado junto con el rey James IV y muchos otros nobles y soldados escoceses en la batalla de Flodden en 1513.

Los Hay apoyaron a Mary Queen of Scots y rechazaron la Reforma. Los Hay, Gordon y Red Douglas participaron en negociaciones con Felipe II de España e hicieron campaña contra los nobles protestantes. Las fuerzas del rey James VI atacaron Delgatie y Slains Castle; este último castillo fue volado y ha estado en ruinas desde entonces.

Los Hay apoyaron a los monarcas Stewart en el siglo XVII y Sir William Hay se unió a las fuerzas del marqués de Montrose en Escocia y fue su abanderado. Fue ejecutado con Montrose en Edimburgo en 1650 y fue enterrado en la Catedral de St Giles en Edimburgo con un funeral de estado después de la Restauración.

Los Hays apoyaron los levantamientos jacobitas de 1715 y 1745 y el 13 ° Conde recibió la Orden del Cardo por "James VIII", el Viejo Pretendiente.

El décimo octavo conde fue Lord High Constable de Escocia durante la lujosa visita de estado del rey Jorge IV a Escocia en 1822, que fue orquestada por Sir Walter Scott. El costo del entretenimiento casi llevó a los Hays a la bancarrota.

El decimonoveno conde se preocupó por el bienestar de las comunidades pesqueras de Aberdeenshire y fundó el pueblo de Port Erroll, que proporciona viviendas a bajo precio.

Otra rama de la familia eran los Hays of Yester, que se convirtieron en marqueses de Tweeddale en las fronteras escocesas. La mansión Hay cerca de Gifford en East Lothian fue diseñada por Robert Adam.

El lema del clan Hay es "Serva jugum", que significa "Mantén el yugo".

Los apellidos considerados septos (subramas) del clan Hay incluyen Arrol, Constable y Gifford.

Hay fue el apellido número 100 más frecuente en la Oficina de Registro General en 1995.

Hay un sitio web del clan Hay aquí.


La familia Giffard

Los Giffard han ocupado Chillington desde el año 1178. La familia se originó en Normandía y tres hermanos, Walter, Osborne y Berenger llegaron a Inglaterra en 1066 con el duque Guillermo de Normandía. Como recompensa por sus servicios, la familia recibió muchas mansiones inglesas y Osborne, de quien descienden los Giffards de Chillington, recibió la Baronía de Fonthill en Wiltshire. En el libro de Domesday, Chillington (Cillintone) se inscribe bajo Warwickshire como parte de las propiedades de William Fitz Corbucion, y fue este último y su nieto, Peter Corbusun de Studley, quien cedió Chillington a Peter Giffard, su esposa y su sobrino, por una suma de 25 marcas y un cargador de metal. & Rdquo

En esos primeros y turbulentos días, el propietario de Chillington experimentó un servicio militar constante, invariablemente, en apoyo del monarca reinante. Al llegar al reinado de Enrique VIII, Sir John Giffard se convirtió en un favorito en la corte y recibió muchos beneficios. Acompañó al Rey en la Batalla de las Espuelas en 1513, portando el Estandarte Real cuando el ejército salió de Calais y también estuvo presente en 1520 cuando Enrique VIII se reunió con el Rey francés Francisco I, en el Campo de la Tela de Oro.

Durante este período, la casa fue reconstruida y la finca se amplió considerablemente. Después de la disolución de los monasterios, se compraron varias propiedades monásticas a la Corona, incluidas las de Whiteladies y Blackladies, donde, a su debido tiempo, se establecieron las ramas más jóvenes de la familia. La familia eran ardientes católicos romanos y las generaciones posteriores sufrirían severamente por su estricta adhesión a esa fe. La reina Isabel I llegó en su progreso de Stafford en 1575 y pasó la noche del 11 de agosto en Chillington. La reina descubrió que John Giffard no asistía a su iglesia parroquial en Brewood y pocos días después de su visita fue citado para comparecer ante el Consejo Privado. Siguieron multas y encarcelamiento y la vida en Chillington debe haber sido muy difícil.

En este momento era costumbre que los hijos de familias católicas romanas fueran educados en el extranjero y un hijo menor, Gilbert Giffard, que se formó para el sacerdocio jesuita en Francia, llegó a Inglaterra en diciembre de 1585 para abrir una comunicación secreta entre María, Reina de Escocia. y sus seguidores en Francia. Arrestado poco después de aterrizar, accedió a trabajar para Sir Francis Walsingham, Secretario Principal de Elizabeth & rsquos y se dirigió a Staffordshire para ponerse en contacto con Mary, que entonces estaba siendo trasladada del castillo de Tutbury a Chartley. Durante los meses siguientes, Gilbert transmitió todas las cartas secretas de Mary & rsquos a Walsingham, correspondencia que hablaba del próximo intento español de invadir Inglaterra y de la llamada conspiración de Babington para asesinar a Elizabeth. Como resultado de esta evidencia, Mary fue juzgada por conspirar contra la seguridad de la reina Isabel y finalmente ejecutada en febrero de 1587. Gilbert huyó a Francia y murió algún tiempo después en una prisión de París.

Durante la Guerra Civil, los Giffard lucharon por el Rey. Chillington fue guarnecida pero fácilmente capturada y la finca fue confiscada por el Parlamento. Sin embargo, fue devuelto a la familia después de la muerte de Cromwell & rsquos. Los Giffard ayudaron a Carlos II a escapar a Boscobel después de la Batalla de Worcester en 1651.

Como es bien sabido, Carlos II fue custodiado lealmente en Boscobel por la familia Pendrell y cuatro de ellos fueron posteriormente recompensados ​​con una concesión de pensiones pagaderas en virtud de Cartas Patentes con fecha del 24 de julio de 1675. Estas pensiones todavía se pagan a los descendientes de los Pendrell, y los Giffard siempre han sido y siguen siendo los Fideicomisarios.

En 1718, Chillington pasó a Peter Giffard de Blackladies. La fecha marca el comienzo de los tiempos modernos, ya que fueron Peter Giffard y su hijo y nieto los responsables de la casa georgiana y el diseño de los terrenos tal como están hoy.

The Giffard Family Crest: una historia de una pantera

El escudo de la familia Giffard tiene una historia interesante que incluye una pantera.

En el jardín del albergue que se encuentra a las puertas de entrada a la avenida de los robles que conduce a la casa hay una cruz. Esta es una réplica de la cruz original que estaba en el lugar y ahora está debajo del arco en el patio. La Cruz supuestamente marcó el lugar donde Sir John Giffard en el reinado de Enrique VIII mató a tiros con arco y flecha a una pantera cuando estaba a punto de abalanzarse sobre una mujer y un niño. La pantera era parte de una colección de animales exóticos poseídos por Sir John y había escapado de su jaula al Bosque de Brewood. Sir John y su hijo Thomas fueron a buscarlo y, mientras disparaba, fue su hijo quien, en el momento crucial, gritó 'ldquoPrenez haleine, tirez fort', respire, tire fuerte.

A partir de este incidente se otorgaron dos escudos al primero de los familiares. El primero, concedido en 1513, es un & ldquoPanthers head couped con la cara llena manchados varios con llamas saliendo de su boca & rdquo. El segundo concedido en 1523, es un & quotdemi-arquero, barbudo y acodado en las rodillas desde su cintura, un abrigo corto, paly argend y gule, en su medio un carcaj o flechas o en sus manos un arco y flecha, dibujado a la cabeza & rdquo.

Dónde encontrar información si está rastreando a su familia

A menudo nos contactan personas que intentan rastrear a los miembros de la familia, personas que pueden haber trabajado o vivido en la finca o que, en general, están interesadas en investigar a la familia.

Los registros familiares no se guardan en el Hall, se almacenan en la Oficina de Registros del Condado en Stafford con la referencia del catálogo D590. Comuníquese con ellos para obtener más detalles y para obtener acceso a los registros, siga el enlace a continuación.

Alternativamente, en la iglesia parroquial de Brewood, muchas generaciones de los Giffards están enterradas debajo del Chancel. Se recomienda una visita para ver las cuatro tumbas de alabastro de Sir John Giffard, su hijo, nieto y bisnieto y sus respectivas esposas. En total hay diez figuras reclinadas con paneles que muestran figuras de los niños de cada familia.

Tours Históricos

Chillington Hall ofrece visitas guiadas a esta magnífica casa solariega. Nuestros guías expertos le brindarán una historia en profundidad de esta casa familiar y sus antepasados, y su contenido.


Noticias recientes

Área recreativa del río Lewis

Los visitantes de los sitios de recreación populares a lo largo del río Lewis pueden esperar algunos cambios este año. Los visitantes del "Área de recreación del río Lewis" ahora deberán obtener un boleto de estacionamiento reservado durante la temporada alta de visitantes: del 15 de junio al 30 de septiembre. tramo de una milla de Forest Road 90.


Ближайшие родственники

Acerca de Gilbert FitzRobert Giffard, le Mareschal (sui uxoris)

Nombre: Gilbert le MARSHAL, de Winterbourne 1

  • Sexo: M
  • ALIA: Gilbert & quot El Marshall & quot / FitzRobert /
  • Nombre: Gilbert GIFFARD, de Winterbourne, King's Marshal 2
  • Nacimiento: ABT 1067 en Cheddar, Axbridge, Somerset, Inglaterra
  • Muerte: BEF 1130 en Winterbourne Monkton, Marlborough, Wiltshire, Inglaterra 1

Nota: Gilbert the Marshal, fue el primer titular conocido del cargo. Él y su hijo John mantuvieron con éxito su derecho bajo Enrique I al cargo de Mariscal Maestro en la Casa del Rey, para lo cual habían sido implementados en la Corte del Rey por Robert de Venoiz y William de Hastings (g). Se desconocen el nombre y el parentesco de la esposa de Gilbert. Él d. en o poco antes de las 1130 (h). [Nobleza X completa: Apéndice G: 92]

(g) Esto aparece en la confirmación del rey Juan, el 20 de abril de 1200, a William Marshal, conde de Pembroke. Gilbert pudo haber sido hijo o nieto de un Robert de otro modo desconocido, que en 1086 ocupó Cheddar, Somerset, bajo Roger de Courseulles. Robert the Marshal, que en 1086 tenía a Lavington, Wilts, en jefe, ha sido sugerido como el posible progenitor de la familia, pero esto es poco probable, ya que en 1166 Lavington estaba en manos de Piers de la Mare.

(h) Dejó al menos 2 hijos, John mencionado anteriormente y William Giffard, que fue presentado a la iglesia de Cheddar Hole, Somerset, y fue admitido por Godfrey, obispo de Bath (1122-35), cuya iglesia fue entregada al Priorato de Bradenstoke. por su hermano John. A menos que hubiera otro hermano llamado William, fue canciller de la emperatriz Maud en 1141 y 1142. Es de suponer que William fue llamado "Giffard" como apodo: el regordete de mejillas.

La siguiente es una publicación para SGM, 8 de enero de 2003, por John Ravillious, que introduce el nombre & quotGiffard & quot a la familia Marshal (CP pensó que era simplemente un apodo para el hermano de Gilbert). Quizás esta familia esté relacionada con los Giffards de Loungeville, Normandía:

De: Therav3 en aol.com (Therav3 en aol.com) Asunto: Gilbert Giffard de Winterbourne Monkton: ¿antepasado de William Marshal? Grupos de noticias: soc.genealogy.medieval Fecha: 2003-01-08 21:16:34 PST

Un hombre sabio dijo una vez: "La vida es lo que sucede mientras estás ocupado haciendo otros planes". Bueno, probablemente lo dijo más de una vez.

De todos modos, al buscar más detritus de Despenser, encontré un artículo de la English Historical Review de 1999 en el que el autor (NE Stacy) planteaba, en parte, la posición que la familia de William Marshal, conde de Pembroke derivaba de un Gilbert Giffard (o Gibard), inquilino de Domesday de Winterbourne Monkton. He incorporado la parte relevante del artículo a continuación [1].

¿Alguien de la lista tiene conocimiento de que se acepta o se refuta esta derivación? Si esto es correcto, la información a continuación afecta la ascendencia de la gama más amplia de miembros de la lista (disculpas a JSG: William Marshal es otro buen candidato para 'Kilroy de ascendencia inglesa medieval').

Buena suerte y buena caza a todos.

[1] De English Historical Review, febrero de 1999: Henry of Blois and the Lordship of Glastonbury (N. E. Stacy)

«Un actor importante en la política de la guerra civil fue objeto de otra notable omisión en la carta de la abadía. En el límite de la mansión de John Marshal en Rockley y a solo seis millas de su base en Marlborough se encontraba la mansión Glastonbury de Winterbourne Monkton, incluida una subarrendamiento de 3 1/2 pellejos sobre la que se había reconocido el señorío del abad en 1086 y que iba a ser nuevamente en 1173 y posteriormente, pero que estaba ausente en la carta de 1166. (2) En el momento de Domesday había estado en manos de Gilbert Gibard '. no tenía derecho a hacerlo, pero como uno de los principales oficiales de la casa real estaba exento de todos modos. For Gilbert Gibard' or Giffard was in fact the marshal, father of John I and grandfather of John II, who answered for one fee of Glastonbury Abbey in 1173.(4) No Marshal obligation, however, was recorded in 1166. Bishop Henry's relations with the family can never have been good, since its opposition to Stephen had been patent: John I's brother, William, had become Matilda's chancellor,(5) while John himself had pursued his own interests, which took him often into the Angevin camp but rarely, if ever, into Stephen's.(6) However, the Marshal exclusion from Glastonbury's carta was not based purely on personal antagonism, for the fee they held of Henry as bishop of Winchester was duly recorded in 1166.(7) The Glastonbury problem was probably connected with a dispute between the abbey and another tenant, the earl of Salisbury, over his fee at Mildenhall (Wilts.). This large subtenancy had been granted as a marriage-portion to Earl Patrick's sister, Sybil, on her marriage to John Marshal in the 1140s and thereafter the service owed to the abbot had lapsed.(1) Whether the Marshal instigated the refusal of service from his wife's manor because of a dispute over Winterbourne or withheld service from Winterbourne because of his in-laws' dispute over Mildenhall cannot be known, but the two problems were surely connected. Bishop Henry as usual proved intractable and no settlement could be made in either case while he was alive. It was his successor, Abbot Robert of Winchester (1173-80), who secured Earl William of Salisbury's confirmation of knight service owed from Mildenhall and John Marshal II's acknowledgment of that due from Winterbourne Monkton.(2) By an irony Richard Cotel, the successor and namesake of Bishop Henry's enemy, was to marry the heiress of the rear tenant of the latter fee and so extend the presence within the Glastonbury lordship of a family which the Bishop had been at pains to expel.(3) '

The earliest notice of this family occurs in the time of Henry I, when Gilbert Mareschall, and John, his son, were impleaded by Robert de Venoix and William de Hastings for the office of Mareschal to the king, but without success. The son, (bearing the same surname, derived from his office), was called John Mareschall. [Sir Bernard Burke, Dormant, Abeyant, Forfeited, and Extinct Peerages, Burke's Peerage, Ltd., London, 1883, p. 357, Marshal, Barons Marshal

Curator Note from Pam Wilson (9/22/2016): Gilbert was not from the Venoix family but seems to have married in to it, marrying the heiress who carried the hereditary right to the Office. He was challenged by her male cousins, William de Hasting and Robert de Venoix for the office.


Hopalong Cassidy rides off into his last sunset

After nearly 40 years of riding across millions of American TV and movie screens, the cowboy actor William Boyd, best known for his role as Hopalong Cassidy, dies on September 12, 1972 at the age of 77.

Boyd’s greatest achievement was to be the first cowboy actor to make the transition from movies to television. Following World War II, Americans began to buy television sets in large numbers for the first time, and soon I Love Lucy y The Honeymooners were standard evening fare for millions of families. But despite their proven popularity in movie theaters, westerns were slow to come to the small screen. Many network TV producers scorned westerns as lowbrow “horse operas” unfit for their middle- and upper-class audiences.

Riding to the small screen’s rescue came the movie cowboy, William Boyd. During the 1930s, Boyd made more than 50 cheap but successful 𠇋-grade” westerns starring as Hopalong Cassidy. Together with his always loyal and outlandishly intelligent horse, Topper, Hopalong righted wrongs, saved school marms in distress, and single-handedly fought off hordes of marauding Indians. After the war, Boyd recognized an opportunity to take Hopalong and Topper into the new world of television, and he began to market his old 𠇋” westerns to TV broadcasters in Los Angeles and New York City. A whole new generation of children thrilled to “Hoppy’s” daring adventures, and they soon began to clamor for more.

Rethinking their initial disdain for the genre, producers at NBC contracted with Boyd in 1948 to produce a new series of half-hour westerns for television. By 1950, American children had made Hopalong Cassidy the seventh most popular TV show in America and were madly snapping up genuine “Hoppy” cowboy hats, chaps, and six-shooters, earning Boyd’s venture more than $250 million. Soon other TV westerns followed Boyd’s lead, becoming popular with both children and adults. In 1959, seven of the top-10 shows on national television were westerns like The Rifleman, Rawhide, y Disidente. The golden era of the TV western would finally come to an end in 1975 when the long-running Gunsmoke left the air, three years after Boyd rode off into his last sunset.


Gilbert Gifford - History

In 1586, Anthony Babington was enlisted by John Ballard in a plot to murder Queen Elizabeth and, with help from agents of Spain and the Pope, to release Mary from her captivity at Chartley Hall.

Educated at Cambridge and Rheims, John Ballard was among the Catholic priests sent to England in 1581 as a part of the Catholic missionary efforts. He likely returned to the continent in 1584 to consult with clergymen of the Catholic Church and make a pilgrimage to Rome. In 1585, however, Ballard was in England again, visiting the Catholic faithful. In Mar 1586, Ballard met John Savage, an ex-soldier who was involved in a separate plot against Elizabeth. Savage admitted to Ballard that he had sworn an oath to assassinate Elizabeth a resolution made in 1585 after consultation with three friends, Dr. William Gifford, Gilbert Gifford y Christopher Hodgson. Later that same year, Ballard returned once again to the continent to meet with Charles Paget y el Spanish Ambassador Bernardino de Mendoza.

Spanish Ambassador in London (1578-84), Mendoza was implicated in the Throckmorton Plot and exiled in 1584. Since the papal bull of 1571, King Felipe II of Spain and his Ambassador Mendoza, were always prepared to assist English Catholics who plotted the overthrow of Elizabeth. Ballard reported to them that English Catholics were prepared to mount an insurrection against Elizabeth, if they could be assured of foreign support. It is difficult to determine whether Ballard s report of English Catholic opposition to Elizabeth was accurate. Nevertheless, Ballard did receive general assurances from Paget y Mendoza that support would be available. Ballard was also instructed by Paget y Mendoza to return to England to secure commitments on the part of leading English Catholics. Before the end of the month, Ballard was back in England.

But the plot is monitored by spies working for Sir Francis Walsingham, Elizabeth's Secretary of State, who intercept the coded letters between Babington y Ballard. Walsingham used two agents provocateurs, Gilbert Gifford y Bernard Maude, to manipulate respectively two men, John Savage y John Ballard, who believed that the killing of a tyrant was lawful.

In 1585, Gilbert Gifford, an English Catholic exile, met with Morgan. Morgan enlisted Gifford him to re-establish correspondence with Mary , whose correspondence had been cut-off by Walsingham after the discovery of the Throckmorton plot. Cuando Gifford arrived in England, Walsingham detained him and enlisted the man as a double agent. As a double agent, Gifford was known as No. 4 in London and used many aliases, such as Colerdin, Pietro y Cornelys. Though Walsingham had ensured that Mary could no longer receive correspondence, he recognized that she could hardly then be found guilty in plots that she was unaware were taking place and more significantly, had not approved. Walsingham y Gifford, therefore, devised a new channel of correspondence for Mary that could be carefully scrutinized by Walsingham and yet, would appear secure to Mary and her supporters. Gifford was then able to return to Morgan having established the necessary channel for correspondence.

Any method that Gifford or Walsingham devised as a channel of correspondence could not arouse suspicion. Walsingham had recently moved Mary to Chartley, under the supervision of the Puritan Sir Amyas Paulet. For over a year, Walsingham and Paulet had ensured that Mary had no contact with her agents overseas. To re-establish a channel of correspondence, Walsingham y Gifford arranged for a local beer brewer to act as the facilitator. The brewer would move letters in and out of Chartley by placing them in a watertight casing that could be placed in the bunghole of a beer keg. The mechanics, therefore, were really quite simple yet sufficiently clandestine not to arose suspicion. With the method for conveyance established, Gifford approached Charles de l Aubespine, Baron de Chateauneuf and the French Ambassador to England, described the new plan to him and requested the first correspondence that should be sent to Mary . Chateauneuf gave Gifford a letter and thus, the whole arrangement began.

Walsingham was certainly aware of almost every aspect of the plot. By late 1585, he deployed his agents against all the major figures of the conspiracy. Gilbert Gifford spied on Morgan y Paget in Paris as well as Ballard y Babington . Barnard Maude reported on Ballard, until the conspirators discovered him sometime after Ballard had returned to England. Robert Poley carefully watched the French Ambassador as well as Babington . Moreover, there were most probably still other agents reporting to Walsingham on relevant matters. Sin embargo, Walsingham did not yet have Mary s written assent to all the details of the developing plot, the crucial evidence he needed to bring Mary to trial.

Encouraged by a letter received from Morgan, Mary wrote, on 28 Jun, a letter to Babington that assured the conspirator of his status as her friend. Upon receiving this letter, Babington sent in reply all the details of the present plot. Babington informed Mary of the foreign plans for invasion the plans of English Catholics for insurrection and, his own plans to take six men in his charge to rescue Mary from Chartley accompanied by a hundred men, and to send Savage with another six men to assassinate Elizabeth. It was unnecessary for Babington to inform Mary of these plans, but he did so probably seeking rewards for the men of his charge. On 18 Jul Mary replied she commended and praised all aspects of the plot. The letter also contains her request for further details and also counsels Babington on the importance that the plan be supported by a foreign invasion. On 19 Jul Phelippes copied the letter and sent it to Walsingham with a small picture of the gallows on its seal. Walsingham had his proof.

A story tells that Elizabeth, walking through Richmond Park, encountered one of the Babington conspirators. She recognized him from a portrait shown to her by Walsingham. Elizabeth approached the man and said, Am I not well guarded today, with no man near me who wears a sword at his side . The man fled and nothing came of the incident. Nevertheless, it shows that Elizabeth was far from secure and perhaps, a more determined conspirator might have taken this opportunity to murder her.

The discovery of the details of the plot, along with the Stafford plot of 1587 to blow up Elizabeth by putting gunpowder under her bed, finally convinced Elizabeth that she would not be safe as long as Mary lived. You have planned in divers ways and manners to take my life and to ruin my kingdom , she wrote to Mary in Oct.

John Stow wrote in his Chronicles:

In the month of July, divers traitorous persons were. detected of a most wicked conspiracy against her Majesty, and also of minding to have stirred up a general rebellion throughout the whole Realm. For joy of whose apprehension, the Citizens of London. caused the bells to be rung, and bonfires to be made, and also banqueted every man according to his ability, some in their houses, some in the streets

Mary 's two secretaries, Claude de la Boisseliere Nau (d. 1605) and Gilbert Curle (d.1609), were interrogated about the correspondence. Nau had taken down Mary's letters in French and then Curle would translate them into English and put them into cipher. A language specialist educated at Cambridge, Thomas Phelippes, was recruited by Walsingham and became his leading codebreaker. In his early career Phelippes worked for Sir Amyas Paulet when he was Elizabeth s Ambassador in Paris. In 1586 his codebreaking and forgery skills uncovered the Plot. Curle was arrested and interrogated by Walsingham s agents in Aug 1586 and testified that the letters were genuine. He was imprisoned for almost one year for his part in the plot. His colleague, Nau, had joined Mary s service as a secretary in 1575 and was also responsible for Mary s correspondence. Like Curle, he was interrogated in 1586. He was freed in Sep 1587 to return to France.

Ballard was arrested on 4 Aug 1586. Under torture he confessed and incriminated Babington . On 20 Sep Ballard y Babington were drawn and quartered in an especially cruel display, while Savage and the other four men were hung.

Elizabeth understood that to execute Mary , while it would preserve her own security in the interim, it would challenge the whole institution upon which her authority ultimately resided, creating a dangerous precedent. With the urgings of not only the Privy Council and parliament but also the general populace who were outraged by the plot, after great hesitation, Elizabeth sent Mary to the block in 1587. News of her death was met in London with more bonfires, bells, and feasting. A volume entitled Verses of Praise and Joy, Written upon her Majesty s Preservation, appeared in 1586 containing Tichborn s Lamentation, supposedly written by one of the conspirators, Chidiock Tichborne (ca. 1558-1586), awaiting execution in the Tower it became one of the most popular poems of the age.

My prime of youth is but a frost of cares,
My feast of joy is but a dish of pain,
My crop of corn is but a field of tares,
And all my good is but vain hope of gain
The day is past, and yet I saw no sun,
And now I live, and now my life is done.

My tale was heard and yet it was not told,
My fruit is fallen and yet my leaves are green,
My youth is spent and yet I am not old,
I saw the world and yet I was not seen
My thread is cut and yet it is not spun,
And now I live, and now my life is done.

I sought my death and found it in my womb,
I looked for life and saw it was a shade,
I trod the earth and knew it was my tomb,
And now I die, and now I was but made:
My glass is full, and now my glass is run,
And now I live, and now my life is done

The Babington plot had many implications for Elizabethan England. Acts of parliament, intended for the Queen s safety, included oppressive measures against seminarians, Jesuits and the English Catholic community.

Belloc, Hillaire: Elizabeth: Creature of Circumstance

Duchein, Michel: Elisabethe I d Anglaterre

Duchein, Michel: Marie Stuart

Erickson, Carolly: The First Elizabeth

Fraser, Antonia. Mary Queen of Scots.

Henry-Bordeaux, Paul: Marie Stuart

Jenkins, Elizabeth: Elizabeth the Great

Marshall, Rosalind K.: Elizabeth I

Ristau, Ken: Bringing Down A Queen, Essay presented to Dr. Richard Vaudry on Nov. 15, 2000.


Artist Book or Livre d’Artiste?

The Art Library’s latest addition is The Book by photographer and graphic designer Julius Friedman.* It’s a simple title for a book that is anything but.

It started with library discards, books falling apart, covers battered, bindings torn. Friedman took those sad books and made them into something startlingly beautiful. He manipulated pages, he tore pages, he drilled holes in pages, he collaged pages, he swirled pages. And then he photographed what he had made. Transforming these books into art, into artists’ books, he was giving the old books new life. The response to the photographs of his artists’ books was even stronger than the response to the objects themselves. So an idea began to germinate – ask writers to share their thoughts about books, match their writings with photographs and produce a limited edition book. With the help of writer and editor Dianne Aprile he did just that. Eventually 23 writers contributed to the project.**

Friedman chose master printer Gray Zeitz of Larkspur Press in Monterey, Kentucky, to do the exquisite letterpress printing of the text. Binder Carolyn Whitsel tipped in the photographs and then sewed the signatures with waxed linen around black tape. Using boards covered with black Japanese book cloth, she fashioned an exposed spine binding. Finally, Friedman asked John Reeb to make the cherry box that houses each book. Friedman then included a photographic print in each box.

At this point, The Book seems to have entered the realm of Livre d’Artiste. Developed in late 19th – early 20th century France, the livre d’artiste refers to a sumptuously created, limited edition book, illustrated with original prints that are made or chosen to resonate with the text. The Art Library’s copy is number 5 in an edition of 20. Whether artist book or livre d’artiste, we are thrilled to add The Book to our collection.

Below are some images of The Book and a sampling of what’s inside.

*JULIUS FRIEDMAN is a graphic designer, photographer, artist specializing in cultural, nonprofit, and corporate design. His works are included in the permanent collections of the Museum of Modern Art, New York City the National Gallery of Art, Washington, DC the National Museum of Poster Art, Warsaw, Poland the Dansk Plakamuseum, Aarhous, Denmark the Brown-Forman Corporation 21C Museum.

**List of contributors
DIANNE APRILE is an editor and writer of essays and books, including The Eye is Not Enough, a collaboration with visual artist Mary Lou Hess. A former journalist and jazz-club owner, she teaches creative nonfiction at Spalding University’s brief-residency MFA in Writing Program.

MARTHA COLLINS is the author, most recently, of White Papers and the book-length poem Blue Front. She has also published four earlier collections of poems and two collections of co-translated Vietnamese poetry. She is currently editor-at-large for FIELD magazine and an editor for Oberlin College Press.

KATHLEEN DRISKELL’s collection Seed Across Snow was listed as a national bestseller by the Poetry Foundation. Her book Blue Etiquette is forthcoming from Red Hen Press. She helps direct Spalding University’s brief-residency MFA in Writing Program.

CLAUDIA EMERSON’s five books include Late Wife, winner of the Pulitzer Prize, and, most recently, Secure the Shadow. Emerson has been awarded fellowships from the National Endowment for the Arts, the Library of Congress, and the Guggenheim Foundation. She is Professor of English at Virginia Commonwealth University.

NIKKY FINNEY has authored four books of poetry, including Head Off & Split, which won the 2011 National Book Award for poetry. She also authored Heartwood and edited The Ringing Ear: Black Poets Lean South. Co-founder of Affrilachian Poets, she teaches at the University of South Carolina where she holds an endowed chair.

KATHLEEN FLENNIKEN is the author of Plume, a meditation on the Hanford Nuclear Site and finalist for the William Carlos Williams Award, and Famous, named an ALA Notable Book. Her other honors include a Pushcart Prize and an NEA fellowship. She is the 2012 – 2014 Washington State Poet Laureate.

ALBERT GOLDBARTH, a distinguished professor of Humanities at Wichita State University, is the author of over twenty poetry collections, most recently Everyday People. He has published three essay collections, as well, and was a Guggenheim fellow and twice a winner of the National Book Critics Circle award.

SARAH GORHAM is the author of four collections of poetry, Bad Daughter, The Cure, The Tension Zone, y Don’t Go Back to Sleep. Her essays have appeared in AGNI, Iowa Review, Quarterly West, Pleiades, Gulf Coast, Arts & Letters, Creative Nonfiction, and elsewhere. She is co-founder and editor-in-chief of Sarabande Books.

MARIE HOWE has published three books of poems, The Good Thief, What the Living Do, an elegy for her brother who died of AIDS, and most recently The Kingdom of Ordinary Time. She is Poet Laureate of New York state, where she teaches at Sarah Lawrence.

PICO IYER is the author of two novels and eight works of non-fiction, including Video Night in Kathmandu, The Lady and the Monk, The Global Soul and, most recently, The Man Within My Head. An essayist for Time since 1986, he publishes regularly in The New York Review of Books y The New York Times.

NANA LAMPTON attended Wellesley College, University of Virginia, and Spalding University. She is a board member of Yaddo and Sarabande’s Advisory Board. Her publications include Bloom on a Split Board y The Moon with the Sun in Her Eye.

SHANE MCCRAE is the author of Mule, Blood, and three chapbooks. His work has appeared in The Best American Poetry, The American Poetry Review, Fence and elsewhere, and he has received a Whiting Writer’s Award and an NEA fellowship. He teaches in the brief-residency MFA program at Spalding University.

MAUREEN MOREHEAD is a poet and teacher in Louisville, KY. Her latest book is Late August Blues: The Daylily Poems. She is on the poetry faculty at Spalding University’s MFA Program in Creative Writing. She was Kentucky Poet Laureate for 2011-2012.

LUCIA PERILLO’s sixth book of poems, On the Spectrum of Possible Deaths, was a finalist for the National Book Critics’ Circle Award. Her previous book, Inseminating the Elephant, was a finalist for the Pulitzer Prize and won the Bobbitt prize from the Library of Congress.

PAUL QUENON is a monk of the Cistercian Abbey of Gethsemani in Kentucky. He has published five books of poetry, with his photography, including The Art of Pausing y Monkswear.

SPENCER REECE, an ordained priest and former chaplain to the Episcopal bishop of Spain, is a teacher and chaplain at the bilingual school of Nuestras Pequenas Rosas, a home for abandoned and abused girls in Honduras. His second book of poems, The Road to Emmaus, is forthcoming in April, 2014.

JEFFREY SKINNER’s new book of poems, Glaciology, won the 2012 Crab Orchard Open Poetry Competition. His play, Down Range, will have its second full production in Chicago in 2014. In addition to poetry collections, his other books include The 6.5 Practices of Moderately Successful Poets.

KATERINA STOYKOVA-KLEMER is the author of three poetry books, most recently The Porcupine of Mind. She is founder of Accents Publishing and hosts Accents radio show on WRFL (88.1 FM) in Lexington

TREE SWENSON is executive director of Richard Hugo House. She spent ten years as executive director of the Academy of American Poets in New York. She was executive director and co-founder of Copper Canyon Press, where for twenty years she published poetry, and a former AWP Board President.

FRANK X WALKER is poet laureate of Kentucky. He is a Lannan Literary Fellow for Poetry, University of Kentucky associate professor of English and editor of Pluck! the Journal of Affrilachian Arts & Culture. Among his six books of poetry is Turn Me Loose: The Unghosting of Medgar Evers.

EMILY WARN’s latest of five books of poetry is Shadow Architect, An Exploration Of The 22 Letters Of The Hebrew Alphabet. Her poems and essays appear widely, including in Poetry, Bookforum, Poetry Northwest, y The Writer’s Almanac. The founding editor of poetryfoundation.org, she now teaches and writes in Seattle.

JONATHAN WEINERT is the author of In the Mode of Disappearance, winner of the Nightboat Poetry Prize, and Thirteen Small Apostrophes, a chapbook. He is co-editor of Until Everything Is Continuous Again: American Poets on the Recent Work of W.S. Merwin.

NANCY WILLARD, a winner of the Devins Memorial Award, has had NEA grants in fiction and poetry. Her book Water Walker was nominated for the National Book Critics Award. She won the Newbery Medal for A Visit To William Blake’s Inn. Her most recent poetry book is The Sea at Truro.

CATHERINE WING’s second collection, Gin & Bleach, won the Linda Bruckheimer Series in Kentucky Literature and was published by Sarabande Books. She has recent poems in Best American Poetry, Crazyhorse, y The Nation. She teaches at Kent State University.


Ver el vídeo: Celebrity Jeopardy! Kathie Lee, Tom Hanks, Sean Connery, Burt Reynolds - SNL (Julio 2022).


Comentarios:

  1. Derrall

    la buena pregunta

  2. Garner

    Creo que cometo errores. Intentemos discutir esto. Escríbeme en PM, te habla.

  3. Kagarr

    ¡Buenos días!



Escribe un mensaje