Podcasts de historia

Se crea la oficina de libertos - Historia

Se crea la oficina de libertos - Historia



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

El 3 de marzo de 1865, el Congreso estableció la Oficina de Libertos, Refugiados y Tierras Abandonadas. El objetivo de la Oficina era ayudar a los negros liberados. La Oficina, en el transcurso de cinco años, distribuyó veinte millones de raciones, estableció 50 hospitales, estableció 4.330 escuelas y ayudó a establecer las primeras universidades para negros.

Oficina de libertos

La Oficina de Libertos fue creada por el Congreso de los Estados Unidos cerca del final de la Guerra Civil como una agencia para hacer frente a la enorme crisis humanitaria provocada por la guerra.

En todo el sur, donde había tenido lugar la mayor parte de los combates, las ciudades y pueblos quedaron devastados. El sistema económico era prácticamente inexistente, los ferrocarriles habían sido destruidos y las granjas habían sido abandonadas o destruidas.

Y 4 millones de esclavos recientemente liberados se enfrentaron a nuevas realidades de vida.

El 3 de marzo de 1865, el Congreso creó la Oficina de Refugiados, Libertos y Tierras Abandonadas. Comúnmente conocida como la Oficina de Libertos, su estatuto original era por un año, aunque se reorganizó dentro del departamento de guerra en julio de 1866.


Oficina de libertos

Oficialmente conocida como la Oficina de Refugiados, Libertos y Tierras Abandonadas, esta agencia fue establecida por el Congreso en 1865 como un brazo del Departamento de Guerra. La Oficina recibió autorización para proporcionar servicios a los casi cuatro millones de esclavos recién liberados durante un período de un año. En 1866, el Congreso amplió la agencia, pero Andrew Johnson vetó la medida. El Congreso anuló el veto y la Oficina de Libertos continuó operando durante varios años, ofreciendo servicios en las siguientes áreas:

  • Alivio: La agencia proporcionó alimentos y suministros médicos para negros y blancos necesitados. Se construyeron hospitales en muchas áreas del sur.
  • Educación: Se construyeron más de 1,000 escuelas públicas en todo el sur, así como varias universidades para negros.
  • Legal: Se establecieron programas para supervisar los acuerdos laborales entre los libertos y sus empleadores durante un tiempo, la Oficina dirigió un sistema de tribunales destinado a poner fin a la explotación de los trabajadores.
  • Distribución de la tierra: Las tierras de los funcionarios confederados fueron confiscadas y distribuidas a los libertos. Este programa terminó más tarde y las tierras fueron devueltas a sus propietarios originales.

Registros estatales sobre microfilm

Estos registros previamente filmados deben investigarse para obtener más información sobre las actividades a nivel local. Proporcionan detalles importantes sobre las circunstancias y las personas de las localidades.

Registros de superintendentes de educación

  • Alabama (M810, 8 rollos)
  • Arkansas (M980, 5 rollos)
  • Distrito de Columbia (M1056, 24 rollos)
  • Georgia (M799, 28 rollos)
  • Louisiana (M1026, 12 rollos)
  • Carolina del Norte (M844, 16 rollos)
  • Tennessee (M1000, 9 rollos)
  • Texas (M822, 18 rollos)
  • Virginia (1053, 20 rollos)

Registros de los comisionados adjuntos

  • Alabama (M809, 23 rollos)
  • Arkansas (M979, 52 rollos)
  • Distrito de Columbia (M1055, 21 rollos)
  • Georgia (M798, 36 rollos)
  • Luisiana
    • Asistente Comisionado, (M1027, 36 rollos)
    • Oficinas de campo de Nueva Orleans, (M1483, 10 rollos)

    Estos registros contienen copias de cartas e informes anuales enviados al Comisionado en Washington, resúmenes narrativos semanales y mensuales de problemas y desarrollos en las cartas estatales recibidas de los subordinados en las oficinas de campo, telegramas y publicaciones (órdenes generales, circulares y órdenes especiales) recibidas de Washington. Informes narrativos de los subordinados sobre temas tales como la condición de los indigentes, el uso indebido de las tiendas públicas, el estado de la propiedad de la Oficina, tierras abandonadas y confiscadas, asesinatos y atropellos, y otras áreas de preocupación. Formularios de informes sobre el trabajo de las escuelas y los registros de personal, devoluciones de cartas de los oficiales médicos. expedientes enviados y misceláneos relacionados con otros temas. Si bien la mayoría de estos registros son resúmenes e informes, muchos, como los contratos laborales recopilados y las cartas recibidas, pueden proporcionar información detallada sobre las personas.

    Registros de la oficina de campo


    La oficina de Freedmen & # 039s

    La Oficina de Refugiados, Libertos y Tierras Abandonadas.
    . a menudo conocida como la Oficina de Libertos, se estableció en el Departamento de Guerra por una ley del 3 de marzo de 1865. La Oficina supervisó todas las actividades de ayuda y educación relacionadas con los refugiados y libertos, incluida la entrega de raciones, ropa y medicinas. La Oficina también asumió la custodia de las tierras o propiedades confiscadas en los antiguos estados confederados, los estados fronterizos, el distrito de Columbia y el territorio indio. Los registros de la oficina fueron creados o mantenidos por las oficinas centrales de la oficina, los comisionados asistentes y los superintendentes estatales de educación e incluían registros de personal y una variedad de informes estándar sobre los programas y las condiciones de la oficina en los estados.

    SITIOS WEB RELACIONADOS

    Proyecto Freedmen and Southern Society
    Ningún evento en la historia de Estados Unidos se compara con el drama de la emancipación. Más de un siglo después, sigue despertando las emociones más profundas, y con razón. En los Estados Unidos, la emancipación acompañó la derrota de la clase esclavista más poderosa del mundo y liberó a un mayor número de esclavos que el fin de la esclavitud en todas las demás sociedades del Nuevo Mundo juntas. Vestida con la retórica de la profecía bíblica y el destino nacional y nacida de una sangrienta guerra civil, logró una profunda revolución social.

    El Proyecto Freedmen and Southern Society se estableció en 1976 para capturar la esencia de esa revolución al representar el drama de la emancipación en las palabras de los participantes: esclavos liberados y esclavistas derrotados, soldados y civiles, gente común y la élite, norteños y sureños.

    Registros de la Oficina de Libertos en los Archivos Africana
    Como parte de nuestro esfuerzo continuo para proporcionarle registros nuevos e inéditos que documenten a los esclavos, libertos y sus descendientes, hemos comenzado a transcribir registros microfilmados de Freedmen's Bureau de los Archivos Nacionales. Continuaremos agregando registros a nuestra base de datos y esta página, a medida que nuestro trabajo continúa.

    Informes de la Oficina de Libertos - Condado de Hernando, Florida
    Esta parte de la página de Freedmen's Bureau está dedicada a los informes que pude encontrar. He transcrito estos informes para proporcionar detalles muy específicos sobre la vida en nuestro condado durante el Período de Reconstrucción después de la Guerra Civil. He puesto estos informes en orden cronológico para que se pueda establecer una línea de tiempo de los eventos. Se trata de correspondencia personal entre los agentes de la Oficina de Libertos locales y los agentes a nivel estatal.

    Registros del Departamento de Libertos del Valle de las Sombras
    El Valle de la Sombra es un archivo digital de fuentes primarias que documentan la vida de las personas en el condado de Augusta, Virginia y el condado de Franklin, Pensilvania, durante la era de la Guerra Civil estadounidense. Aquí puede explorar miles de documentos originales que le permiten ver cómo era la vida durante la Guerra Civil para los hombres y mujeres de Augusta y Franklin.


    Acerca de los registros de la base de datos de The Freedmen's Bureau

    El Museo está centrando la atención en la transición de las personas esclavizadas a la libertad después de la Guerra Civil al hacer accesibles los registros de la Oficina de Libertos.

    Comúnmente conocida como la Oficina de Libertos, la Oficina de Refugiados, Libertos y Tierras Abandonadas fue creada por el Congreso al final de la Guerra Civil para ayudar en la reconstrucción de la sociedad del sur y la transición de personas anteriormente esclavizadas a la libertad y la ciudadanía. Administrada por el Departamento de Guerra, la Oficina siguió el sistema de mantenimiento de registros inspirado por el esfuerzo de guerra y la expansión del Gobierno Federal que requería. Estos registros escritos a mano incluyen cartas, contratos laborales, listas de raciones de alimentos emitidas, contratos de aprendizaje, registros de matrimonios y hospitales y listas de censos. Proporcionan una visión única de las condiciones sociales del Sur al final de la guerra, especialmente las vidas de las personas recién liberadas.

    Uso de los registros en línea

    La base de datos de Freedmen's Bureau Records permite a los historiadores familiares, genealogistas, estudiantes y académicos buscar los nombres de personas de más de X millones de registros de 13 estados y el Distrito de Columbia entre los años 1863 y 1877. También brinda acceso a copias digitales de los registros manuscritos originales, lo que permite por primera vez a muchos afroamericanos, la capacidad de descubrir su historia familiar y genealogía antes de la era de la Guerra Civil.

    Proyecto de transcripción del Buró de Freedmen

    El Museo ha comenzado una colaboración con el Centro de Transcripción del Smithsonian para digitalizar los documentos originales escritos a mano para que los investigadores puedan buscarlos por completo como parte de la base de datos de registros de la Oficina de Freedmen. El SI Transcription Center es una plataforma para que los voluntarios digitales transcriban y revisen las transcripciones de las colecciones del Smithsonian. Con casi 2 millones de registros individuales en la colección, el Proyecto de transcripción de la oficina de libertos será el proyecto de crowdsourcing más grande jamás patrocinado por el Smithsonian.

    El Proyecto de Transcripción de la Oficina de Freedmen transcribirá palabra por palabra todos los documentos de la colección. Una vez completado, el Proyecto de Transcripción de la Oficina de Libertos permitirá búsquedas de texto completo que brinden acceso tanto a copias digitales de registros originales como a copias totalmente transcritas de los registros. Los dos proyectos juntos proporcionan diferentes formas para que los investigadores busquen y accedan a la información que se encuentra en los registros de la Oficina de Libertos. Además, estos registros transcritos se podrán buscar por palabras clave, lo que reducirá el esfuerzo necesario para encontrar una persona o un tema. Proporcionar versiones en línea de los documentos originales hará que sea más probable que más personas usen estos registros, aumentando nuestra comprensión de la era posterior a la Guerra Civil y nuestro conocimiento de la vida familiar posterior a la Emancipación.

    La oficina de los libertos en la historia

    A medida que la Guerra Civil se acercaba a su fin, el presidente Lincoln y los miembros del Congreso debatieron cómo reconstruir la sociedad sureña y unificar la nación. Les preocupaba especialmente cómo ayudar a las personas anteriormente esclavizadas a hacer la transición a la libertad y la ciudadanía. Como respuesta, en marzo de 1865 el Congreso creó la Oficina de Refugiados, Libertos y Tierras Abandonadas, comúnmente conocida como la Oficina de Libertos.

    La Oficina era responsable de brindar asistencia a cuatro millones de personas anteriormente esclavizadas y a cientos de miles de blancos sureños empobrecidos. La Oficina estableció oficinas en las principales ciudades de los 15 estados fronterizos y del sur y el Distrito de Columbia. Con los fondos insuficientes del Congreso y la oposición del presidente Andrew Johnson, la Oficina solo operó entre 1865 y 1872.

    La Oficina proporcionó alimentos, ropa, atención médica y representación legal, promovió la educación, ayudó a legalizar los matrimonios y ayudó a los soldados y marineros afroamericanos a obtener salarios atrasados, recompensas por alistamiento y pensiones. Además, la Oficina promovió un sistema de contratos laborales para reemplazar el sistema de esclavitud y trató de asentar a hombres y mujeres libres en tierras abandonadas o confiscadas. La Oficina también era responsable de proteger a los hombres y mujeres liberados de la intimidación y los asaltos de los blancos del sur.

    El Freedmen’s Bureau juega un papel clave en las exposiciones del Museo. Esclavitud y libertad y Defender la libertad, definir la libertad: la era de la segregación, 1876-1968. En estas exposiciones, el Freedmen’s Bureau ofrece un telón de fondo en el que vemos a los afroamericanos resistiendo los esfuerzos de los blancos por negarles "la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad".


    Contenido

    En 1863, se estableció la Comisión de Investigación de los Libertos Estadounidenses. Dos años más tarde, como resultado de la investigación [3] [4], se aprobó el Proyecto de Ley de la Oficina de Libertos, que estableció la Oficina de Libertos como lo inició el presidente de los Estados Unidos, Abraham Lincoln. Estaba destinado a durar un año después del final de la Guerra Civil. [5] La Oficina pasó a formar parte del Departamento de Guerra de los Estados Unidos, ya que el Congreso no proporcionó fondos para ello. El Departamento de Guerra era la única agencia con fondos que podía utilizar la Oficina de Libertos y con una presencia existente en el sur.

    Dirigida por el general del ejército de la Unión Oliver O. Howard, la Oficina inició sus operaciones en 1865. Desde el principio, sus representantes encontraron sus tareas muy difíciles, en parte porque las legislaturas del sur aprobaron códigos negros que restringían el movimiento, las condiciones de trabajo y otros derechos civiles de los afroamericanos. , casi duplicando las condiciones de la esclavitud. Además, la Oficina de Libertos controlaba solo una cantidad limitada de tierra cultivable. [6]

    Se ampliaron los poderes de la Oficina [ ¿por quién? ] para ayudar a los afroamericanos a encontrar familiares [ ¿Cómo? ] de quien se habían separado durante la guerra. Se dispuso a enseñarles a leer y escribir, habilidades consideradas críticas tanto por los propios libertos como por el gobierno. [7] [8] [ se necesita una cita completa ] Los agentes de la Oficina también se desempeñaron como defensores legales de los afroamericanos en los tribunales estatales y federales, principalmente en casos relacionados con problemas familiares. [7] La ​​Oficina alentó a los ex plantadores importantes a reconstruir sus plantaciones y pagar salarios a sus trabajadores anteriormente esclavizados. Vigilaba los contratos entre los trabajadores y plantadores recién liberados, ya que pocos libertos podían leerlos, y empujaba a blancos y negros a trabajar juntos en un mercado de trabajo libre como empleadores y empleados en lugar de amos y esclavos. [7] [ se necesita una cita completa ]

    En 1866, el Congreso renovó la carta de la Oficina. Sin embargo, el presidente Andrew Johnson, un demócrata del sur que había sucedido en el cargo tras el asesinato de Lincoln [9] en 1865, vetó el proyecto de ley. Creía que invadía los derechos de los estados, dependía inapropiadamente del ejército en tiempos de paz, brindaba a los negros una ayuda que los blancos pobres nunca habían tenido y supuestamente evitaría que los esclavos liberados se independizaran ofreciéndoles demasiada ayuda. [5] [10] El Congreso anuló su veto.

    Para 1869, los demócratas del sur en el Congreso habían privado a la Oficina de la mayor parte de sus fondos y, como resultado, tuvo que recortar gran parte de su personal. [5] [11] En 1870, la Oficina se había debilitado aún más debido al aumento de la violencia del Ku Klux Klan (KKK) en todo el sur. Los miembros del KKK atacaron tanto a negros como a republicanos blancos comprensivos, incluidos profesores. [5] Los demócratas del norte también se opusieron al trabajo de la Oficina, describiéndolo como un programa que haría "perezosos" a los afroamericanos. [12]

    En 1872, el Congreso abandonó abruptamente el programa, negándose a aprobar la renovación de la legislación. No informó a Howard, a quien el presidente de los Estados Unidos, Ulysses S. Grant, había trasladado a Arizona para resolver las hostilidades entre los apaches y los colonos. El secretario de Guerra de Grant, William W. Belknap, se mostró hostil al liderazgo y la autoridad de Howard en la Oficina. Belknap despertó controversia entre los republicanos por su reasignación de Howard. [ cita necesaria ]

    Deberes del día a día Editar

    La misión de la Oficina era ayudar a resolver los problemas cotidianos de los esclavos recién liberados, como la obtención de alimentos, atención médica, comunicación con miembros de la familia y trabajos. Entre 1865 y 1869, distribuyó 15 millones de raciones de alimentos a los afroamericanos liberados y 5 millones de raciones a los blancos empobrecidos, [13] y estableció un sistema mediante el cual los plantadores podían pedir prestadas raciones para alimentar a los libertos que empleaban. Aunque la Oficina reservó $ 350,000 para este último servicio, los plantadores solo tomaron prestados $ 35,000 (10%). [ cita necesaria ]

    Los esfuerzos humanitarios de la Oficina tuvieron un éxito limitado. El tratamiento médico de los libertos era muy deficiente, [14] ya que pocos médicos sureños, todos blancos, los trataban. Gran parte de la infraestructura ha sido destruida por la guerra y la gente tiene pocos medios para mejorar el saneamiento. Los negros tenían pocas oportunidades de convertirse en personal médico. Los viajeros, sin saberlo, llevaron epidemias de cólera y fiebre amarilla a lo largo de los corredores fluviales, que estallaron en el sur y causaron muchas muertes, especialmente entre los pobres.

    Roles de género Editar

    Los agentes de la Oficina de Freedman inicialmente se quejaron de que las mujeres liberadas se negaban a contratar su trabajo. Una de las primeras acciones que tomaron las familias negras para lograr la independencia fue retirar el trabajo de las mujeres del trabajo de campo. La Oficina intentó obligar a las mujeres liberadas a trabajar insistiendo en que sus maridos firmasen contratos para que toda la familia estuviera disponible como mano de obra en el campo en la industria del algodón, y declarando que las mujeres liberadas desempleadas deberían ser tratadas como vagabundas como lo eran los hombres negros. [15] La Oficina permitió algunas excepciones, como las mujeres casadas con maridos empleados y algunas mujeres "dignas" que habían quedado viudas o abandonadas y tenían familias numerosas de niños pequeños que cuidar. Las mujeres "indignas", es decir, las rebeldes y las prostitutas, eran generalmente las que estaban sujetas a castigo por vagabundeo. [dieciséis]

    Antes de la Guerra Civil, los esclavizados no podían casarse legalmente, y la mayoría de los matrimonios habían sido informales, aunque los plantadores a menudo presidían ceremonias de "matrimonio" para sus esclavos. [ cita necesaria ] Después de la guerra, la Oficina de Libertos realizó numerosos matrimonios para parejas liberadas que lo solicitaron. Como muchos esposos, esposas e hijos habían sido separados por la fuerza bajo la esclavitud, los agentes de la Oficina ayudaron a las familias a reunirse después de la guerra. La Oficina tenía un sistema de comunicaciones regional informal que permitía a los agentes enviar consultas y dar respuestas. A veces proporcionó transporte para reunir a las familias. Los libertos y las mujeres liberadas acudieron a la Oficina en busca de ayuda para resolver los problemas de abandono y divorcio.

    Educación Editar

    Los logros más reconocidos de la Oficina de Freedman fueron la educación. Antes de la Guerra Civil, ningún estado del Sur tenía un sistema de educación pública universal y respaldado por el estado. Además, la mayoría había prohibido que tanto los negros esclavizados como los libres obtuvieran una educación. Esto significó aprender a leer y escribir, y hacer aritmética simple. Los antiguos esclavos querían educación pública, mientras que los blancos más ricos se oponían a la idea. Los libertos tenían un fuerte deseo de aprender a leer y escribir, algunos ya habían iniciado escuelas en los campos de refugiados, otros trabajaron arduamente para establecer escuelas en sus comunidades incluso antes de la llegada de la Oficina de Libertos.

    Oliver Otis Howard fue designado como el primer Comisionado de la Oficina de Libertos. A través de su liderazgo, la oficina estableció cuatro divisiones: Tierras controladas por el gobierno, Registros, Asuntos financieros y Asuntos médicos. La educación se consideró parte de la división de Registros. Howard entregó las propiedades confiscadas, incluidas las mansiones de los plantadores, los edificios gubernamentales, los libros y los muebles a los superintendentes para que los usaran en la educación de los libertos. Proporcionó transporte y alojamiento y comida a los maestros. Muchos norteños vinieron al sur para educar a los libertos.

    En 1866, las sociedades de ayuda y misioneros del Norte trabajaron en conjunto con la Oficina de Libertos para proporcionar educación a los antiguos esclavos. La Asociación Misionera Estadounidense fue particularmente activa, estableciendo once "colegios" [ ¿cuales? ] en los estados del sur para la educación de los libertos. El enfoque principal de estos grupos fue recaudar fondos para pagar a los maestros y administrar las escuelas, mientras que el enfoque secundario fue el funcionamiento diario de las escuelas individuales. Después de 1866, el Congreso asignó algunos fondos para operar las escuelas de libertos. La principal fuente de ingresos educativos para estas escuelas provino de una Ley del Congreso que otorgó a la Oficina de Libertos el poder de confiscar propiedades confederadas para uso educativo.

    George Ruby, un afroamericano, se desempeñó como maestro y administrador escolar y como inspector itinerante para la Oficina, observando las condiciones locales, ayudando en el establecimiento de escuelas para negros y evaluando el desempeño de los oficiales de campo de la Oficina. Los negros lo apoyaron, pero los plantadores y otros blancos se opusieron a él. [17]

    En general, la Oficina gastó $ 5 millones para establecer escuelas para negros. A fines de 1865, más de 90.000 ex esclavos se inscribieron como estudiantes en esas escuelas públicas. Las tasas de asistencia a las nuevas escuelas para libertos eran aproximadamente del 80%. [ cita necesaria ] El general de brigada Samuel Chapman Armstrong creó y dirigió el Instituto Normal y Agrícola de Hampton en Virginia en 1868. Ahora se conoce como Universidad de Hampton.

    La Oficina de Libertos publicó su propio libro de texto de libertos. Hicieron hincapié en la filosofía bootstrap, animando a los libertos a creer que cada persona tenía la capacidad de trabajar duro y mejorar en la vida. [ aclaración necesaria ] Estos lectores incluyeron lecciones tradicionales de alfabetización, así como selecciones sobre la vida y obra de Abraham Lincoln, extractos de la Biblia enfocados en el perdón, biografías de famosos afroamericanos [ ¿Quién? ] con énfasis en su piedad, humildad e industria y ensayos sobre la humildad, la ética del trabajo, la templanza, amar a sus enemigos y evitar la amargura. [18]

    En 1870, había más de 1.000 escuelas para libertos en el sur. [19] J. W. Alvord, un inspector de la Oficina, escribió que los libertos "tienen una sed natural de conocimiento", aspiran al "poder e influencia ... junto con el aprendizaje" y están entusiasmados con "el estudio especial de los libros". Entre los antiguos esclavos, tanto niños como adultos buscaron esta nueva oportunidad de aprender. Después de la abolición de la Oficina, algunos de sus logros se derrumbaron bajo el peso de la violencia de los blancos contra las escuelas y los maestros de los negros. La mayoría de las legislaturas de la era de la Reconstrucción habían establecido la educación pública pero, después de la década de 1870, cuando los demócratas blancos recuperaron el poder de los gobiernos del Sur, redujeron los fondos disponibles para financiar la educación pública, particularmente para los negros. A partir de 1890 en Mississippi, las legislaturas dominadas por los demócratas en el sur aprobaron nuevas constituciones estatales que privaron de sus derechos a la mayoría de los negros al crear barreras para el registro de votantes. Luego aprobaron las leyes Jim Crow que establecen la segregación legal de los lugares públicos. Las escuelas segregadas y otros servicios para los negros fueron constantemente insuficientemente financiados por las legislaturas del Sur. [20]

    En 1871, el interés de los norteños por reconstruir el sur había disminuido. Los norteños comenzaban a cansarse del esfuerzo que requería la Reconstrucción, estaban desanimados por la alta tasa de violencia continua en torno a las elecciones y estaban listos para que el Sur se hiciera cargo de sí mismo. Todos los estados del sur habían creado nuevas constituciones que establecían la educación universal financiada con fondos públicos. Los grupos basados ​​en el norte comenzaron a redirigir su dinero hacia universidades y colegios fundados para educar a los líderes afroamericanos. [ cita necesaria ]

    Los relatos escritos por mujeres del norte y sociedades misioneras dieron como resultado que los historiadores sobrestimaran su influencia, escribiendo que la mayoría de los maestros de la Oficina eran mujeres bien educadas del Norte, motivadas por la religión y el abolicionismo para enseñar en el Sur. A principios del siglo XXI, una nueva investigación encontró que la mitad de los maestros eran blancos del sur, un tercio eran negros (en su mayoría del sur) y una sexta parte eran blancos del norte. [21] Pocos eran abolicionistas, pocos venían de Nueva Inglaterra. Los hombres superaban en número a las mujeres. El salario fue la motivación más fuerte, excepto para los norteños, que generalmente eran financiados por organizaciones del norte y tenían una motivación humanitaria. Como grupo, la cohorte negra mostró el mayor compromiso con la igualdad racial y eran los que tenían más probabilidades de seguir siendo maestros. El plan de estudios escolar se parecía al de las escuelas del norte. [22]

    Colegios Editar

    La construcción y apertura por parte de la AMA y otras sociedades misioneras de escuelas de educación superior para afroamericanos coincidió con el cambio de enfoque de Freedmen's Aid Societies de apoyar una educación primaria para todos los afroamericanos a permitir que los líderes afroamericanos obtengan la escuela secundaria y educación universitaria. Algunos funcionarios blancos que trabajaban con afroamericanos en el sur estaban preocupados por lo que consideraban la falta de una base moral o financiera vista en la comunidad afroamericana y rastrearon esa falta de base hasta la esclavitud.

    En general, creían que los negros necesitaban ayuda para ingresar a un mercado laboral libre y reconstruir una vida familiar estable. Los jefes de las asociaciones de misioneros estadounidenses locales patrocinaron varios esfuerzos educativos y religiosos para los afroamericanos. Los esfuerzos posteriores para la educación superior fueron apoyados por líderes como Samuel Chapman Armstrong del Instituto Hampton y Booker T. Washington del Instituto Tuskegee (desde 1881). Dijeron que los estudiantes negros deberían poder salir de casa y "vivir en un ambiente propicio no sólo para la erudición sino también para la cultura y el refinamiento". [23]

    La mayoría de estos colegios, universidades y escuelas normales combinaron lo que creían que eran los mejores fundamentos de un colegio con el del hogar, dando a los estudiantes una estructura básica para construir prácticas aceptables de vidas honradas. En muchas de estas instituciones, los principios y prácticas cristianos también formaban parte del régimen diario.

    Legado educativo Editar

    A pesar de la disolución prematura de la Oficina de Freedman, su legado influyó en las importantes facultades y universidades históricamente negras (HBCU), que fueron las principales instituciones de educación superior para los negros en el sur durante las décadas de segregación hasta mediados del siglo XX. Bajo la dirección y el patrocinio de la Oficina, junto con la Asociación Misionera Estadounidense en muchos casos, desde aproximadamente 1866 hasta su terminación en 1872, se establecieron aproximadamente 25 instituciones de educación superior para jóvenes negros. [24] Los líderes entre ellos continúan operando como instituciones altamente calificadas en el siglo XXI y han visto un aumento en la matrícula. [25] (Ejemplos de HBCU incluyen Howard University, St. Augustine's College, Fisk University, Johnson C. Smith University, Clark Atlanta University, Dillard University, Shaw University, Virginia Union University y Tougaloo College).

    A partir de 2009 [actualización], existen aproximadamente 105 HBCU que varían en alcance, tamaño, organización y orientación. Bajo la Ley de Educación de 1965, el Congreso definió oficialmente una HBCU como "una institución cuyas principales misiones eran y son la educación de los estadounidenses negros". Las HBCU gradúan más del 50% de los profesionales afroamericanos, el 50% de los maestros de escuelas públicas afroamericanos y el 70% de los dentistas afroamericanos. Además, el 50% de los afroamericanos que se gradúan de HBCU obtienen títulos de posgrado o profesionales. Uno de cada tres títulos de afroamericanos en ciencias naturales y la mitad de los títulos de afroamericanos en matemáticas se obtuvieron en HBCU. [26] [ se necesita una cita completa ]

    Quizás la más conocida de estas instituciones es la Universidad de Howard, fundada en Washington, D.C., en 1867, con la ayuda del Freedmen's Bureau. Fue nombrado por el comisionado de la Oficina de Libertos, el general Oliver Otis Howard. [27] [ se necesita una cita completa ]

    Establecimiento de la iglesia Editar

    Después de la Guerra Civil, el control de las iglesias existentes fue un tema polémico. La denominación metodista se había dividido en asociaciones regionales en la década de 1840 antes de la guerra, al igual que los bautistas, cuando se fundaron los bautistas del sur. En algunas ciudades, los metodistas del norte tomaron el control de los edificios metodistas del sur. Numerosas denominaciones del norte, incluidas las denominaciones negras independientes del African Methodist Episcopal (AME) y el African Methodist Episcopal Zion, enviaron misioneros al sur para ayudar a los libertos y plantar nuevas congregaciones. Para entonces, las denominaciones negras independientes estaban cada vez más bien organizadas y preparadas para evangelizar a los libertos. En una década, las iglesias AME y AME Zion habían ganado cientos de miles de nuevos miembros y estaban organizando rápidamente nuevas congregaciones. [28]

    Incluso antes de la guerra, los negros habían establecido congregaciones bautistas independientes en algunas ciudades y pueblos, como Silver Bluff y Charleston, Carolina del Sur y Petersburg y Richmond, Virginia. En muchos lugares, especialmente en áreas más rurales, compartieron servicios públicos con los blancos. A menudo, los negros esclavizados se reunían en secreto para llevar a cabo sus propios servicios lejos de la supervisión o la vigilancia de los blancos. [28] Después de la guerra, la mayoría de los libertos se retiraron de las congregaciones dominadas por blancos de las iglesias bautista, metodista y presbiteriana para estar libres de la supervisión blanca. En poco tiempo, estaban organizando asociaciones estatales bautistas negras y organizaron una asociación nacional en la década de 1890.

    Las sociedades misioneras del norte recaudaron fondos para terrenos, edificios, salarios de maestros y necesidades básicas como libros y muebles. Durante años utilizaron redes en todas sus iglesias para recaudar dinero para la educación y el culto de los libertos. [29]

    La mayoría de los comisionados adjuntos, al darse cuenta de que los afroamericanos no recibirían juicios justos en los tribunales civiles, trataron de manejar casos negros en sus propios tribunales de la Oficina. Los blancos del sur objetaron que esto era inconstitucional. En Alabama, la Oficina encargó a jueces estatales y del condado como agentes de la Oficina. Debían juzgar casos que involucraban a negros sin distinciones por motivos raciales. Si un juez se negaba, la Oficina de Libertos podía instituir la ley marcial en su distrito. Todos los jueces menos tres aceptaron sus comisiones no deseadas y el gobernador instó a que se cumplieran. [30]

    Quizás la región más difícil informada por Freedmen's Bureau fueron las parroquias Caddo y Bossier de Louisiana en la parte noroeste del estado. No había sufrido la devastación durante la guerra ni la ocupación de la Unión, pero la hostilidad blanca era alta contra la población de mayoría negra. Agentes bien intencionados de la Oficina carecían de personal y de un apoyo débil de las tropas federales, y encontraron que sus investigaciones estaban bloqueadas y la autoridad socavada en todo momento por los recalcitrantes propietarios de las plantaciones. Los asesinatos de libertos eran comunes y los sospechosos blancos en estos casos no fueron procesados. Los agentes de la oficina negociaron contratos laborales, construyeron escuelas y hospitales y ayudaron a los libertos, pero lucharon contra la violencia del entorno opresivo. [31]

    Además de los problemas internos de la parroquia, esta área fue invadida por insurgentes de Arkansas, descritos como Desperadoses por el agente de la Oficina en 1868. [32] En septiembre de 1868, por ejemplo, los blancos arrestaron y condenaron a 21 negros acusados ​​de planear una insurrección en Bossier. Parroquia. Henry Jones, acusado de ser el líder de la supuesta insurrección, fue baleado y dejado quemado por blancos, pero sobrevivió, gravemente herido. Otros libertos fueron asesinados o expulsados ​​de su tierra por Arkansas Desperadoes. [32] Los blancos estaban ansiosos por su poder ya que los negros iban a recibir el derecho al voto, y las tensiones aumentaban sobre el uso de la tierra. A principios de octubre, los negros arrestaron a dos blancos de Arkansas "acusados ​​de ser parte de una turba que mató a varios negros". El agente informó que 14 negros habían muerto en este incidente, luego dijo que otros ocho a diez habían sido asesinados por los mismos Desperadoes. Se informó que los negros mataron a los dos hombres blancos en el altercado. [32] Los amigos de Arkansas de los blancos y los blancos locales provocaron un alboroto contra los negros en el área, lo que resultó en la muerte de más de 150 negros. [33] [32]

    En marzo de 1872, a petición del presidente Ulysses S. Grant y del secretario del Interior, Columbus Delano, se le pidió al general Howard que dejara temporalmente sus funciones como comisionado de la Oficina para ocuparse de los asuntos indígenas en el oeste. Al regresar de su asignación en noviembre de 1872, el general Howard descubrió que el Congreso había terminado oficialmente la Oficina y todas sus actividades, a partir de junio (Howard, 1907). Mientras el general Howard se ocupaba de los asuntos de los indios en el oeste, la Oficina de Libertos estaba perdiendo constantemente su apoyo en el Congreso. President Johnson had opposed the Freedmen's Bureau and his attitude encouraged many people, especially white Southerners, to challenge the Bureau. But insurgents showed that the war had not ended, as armed whites attacked black Republicans and their sympathizers, including teachers and officeholders. Congress dismantled the Bureau in 1872 due to pressure from white Southerners. The Bureau was unable to change much of the social dynamic as whites continued to seek supremacy over blacks, frequently with violence. [34]

    In his autobiography, General Howard expressed great frustration about Congress having closed down the bureau. He said, "the legislative action, however, was just what I desired, except that I would have preferred to close out my own Bureau and not have another do it for me in an unfriendly manner in my absence." [35] All documents and matters pertaining to the Freedmen's Bureau were transferred from the office of General Howard to the War Department of the United States Congress.

    Alabama Edit

    The Bureau began distributing rations in the summer of 1865. Drought conditions resulted in so much need that the state established its own Office of the Commissioner of the Destitute to provide additional relief. The two agencies coordinated their efforts starting in 1866. The Bureau established depots in eight major cities. Counties were allocated aid in kind each month based on the number of poor reported. The counties were required to provide transportation from the depots for the supplies. The ration was larger in winter and spring, and reduced in seasons when locally grown food was available.

    In 1866, the depot at Huntsville provided five thousand rations a day. The food was distributed without regard to race. Corruption and abuse was so great that in October 1866, President Johnson ended in-kind aid in that state. One hundred twenty thousand dollars was given to the state to provide relief to the end of January 1867. Aid was ended in the state. Records show that by the end of the program, four times as many White people received aid than did Black people. [36]

    Florida Edit

    The Florida Bureau was assessed to be working effectively. Thomas Ward Osborne, the assistant commissioner of the Freedmen's Bureau for Florida, was an astute politician who collaborated with the leadership of both parties in the state. He was warmly praised by observers on all sides. [37] [38]

    Georgia Editar

    The Bureau played a major role in Georgia politics. [39] It was especially active in setting up, monitoring, and enforcing labor contracts for both men and women. [40] It also set up a new system of healthcare for the freedmen. [41] Although a majority of the agency's relief rations went to freedpeople, a large number of whites also benefited. In Georgia, poor whites received almost one-fifth of the Bureau's rations. [42]

    North Carolina Edit

    In North Carolina, the bureau employed: 9 contract surgeons, at $100 per month 26 hospital attendants, at average pay each per month $11.25 18 civilian employees, clerks, agents, etc., at an average pay per month of $17.20 4 laborers, at an average pay per month of $11.90 enlisted men are detailed as orderlies, guards, etc., by commanding officers of the different military posts where officers of the Bureau are serving. [43]

    Some misconduct was reported to the bureau main office that bureau agents were using their posts for personal gains. Colonel E. Whittlesey was questioned but said he was not involved in nor knew of anyone involved in such activities. The bureau exercised what whites believed were arbitrary powers: making arrests, imposing fines, and inflicting punishments. They were considered to be disregarding the local laws and especially the statute of limitations. Their activities resulted in resentment among whites toward the federal government in general. These powers invoked negative feelings in many southerners that sparked many to want the agency to leave. In their review, Steedman and Fullerton repeated their conclusion from Virginia, which was to withdraw the Bureau and turn daily operations over to the military. [44]

    South Carolina Edit

    In South Carolina, the bureau employed, nine clerks, at average pay each per month $108.33, one rental agent, at monthly pay of $75.00, one clerk, at monthly pay of $50.00, one storekeeper, at monthly pay of $85.00, one counselor, at monthly pay of $125.00, one superintendent of education, at monthly pay of $150.00, one printer, at monthly pay of $100.00, one contract surgeon, at monthly pay of $100.00, twenty-five laborers, at average pay per month $19.20.

    General Saxton was head of the bureau operations in South Carolina he was reported by Steedman and Fullerton to have made so many "mistakes and blunders" that he made matters worse for the freedmen. He was replaced by Brigadier General R.K. Scott. Steedman and Fullerton described Scott as energetic and a competent officer. It appeared that he took great pains to turn things around and correct the mistakes made by his predecessors.

    The investigators learned of reported murders of freedmen by a band of outlaws. These outlaws were thought to be people from other states, such as Texas, Kentucky and Tennessee, who had been part of the rebel army (Ku Klux Klan chapters were similarly started by veterans in the first years after the war.) When citizens were asked why the perpetrators had not been arrested, many answered that the Bureau, with the support of the military, had the primary authority. [44]

    In certain areas, such as the Sea Islands, many freedmen were destitute. Many had tried to cultivate the land and began businesses with little to no success in the social disruption of the period. [45]

    Texas Editar

    Suffering much less damage in the war than some other Deep South states, Texas became a destination for some 200,000 refugee blacks from other parts of the South, in addition to 200,000 already in Texas. Slavery had been prevalent only in East Texas, and some freedmen hoped for the chance of new types of opportunity in the lightly populated but booming state. The Bureau's political role was central, as was close attention to the need for schools. [46] [47] [48]

    Virginia Edit

    The Freedmen's Bureau had 58 clerks and superintendents of farms, paid average monthly wages $78.50 12 assistant superintendents, paid average monthly wages 87.00 and 163 laborers, paid average monthly wages 11.75 as personnel in the state of Virginia. Other personnel included orderlies and guards. [44]

    During the war, slaves had escaped to Union lines and forts in the Tidewater, where contraband camps were established. Many stayed in that area after the war, seeking protection near the federal forts. The Bureau fed 9,000 to 10,000 blacks a month over the winter, explaining:

    "A majority of the freedmen to whom this subsistence has been furnished are undoubtedly able to earn a living if they were removed to localities where labor could be procured. The necessity for issuing rations to this class of persons results from their accumulation in large numbers in certain places where the land is unproductive and the demand for labor is limited. As long as these people remain in the present localities, the civil authorities refuse to provide for the able-bodied, and are unable to care for the helpless and destitute among them, owing to their great number and the fact that very few are residents of the counties in which they have congregated during the war. The necessity for the relief extended to these people, both able-bodied and helpless, by the Government, will continue as long as they remain in their present condition, and while rations are issued to the able-bodied they will not voluntarily change their localities to seek places where they can procure labor.' [49]

    In 2000, the U.S. Congress passed the Freedmen's Bureau Preservation Act, which directed the National Archivist to preserve the extensive records of the Bureau on microfilm, and work with educational institutions to index the records. [50] In addition to those records of the Bureau headquarters, assistant commissioners, and superintendents of education, the National Archives now has records of the field offices, marriage records, and records of the Freedmen's Branch of the Adjutant General on microfilm. They are being digitized and made available through online databases. These constitute a major source of documentation on the operations of the Bureau, political and social conditions in the Reconstruction Era, and the genealogies of freedpeople. [51] [52] [a] The Freedmen's Bureau Project [54] (announced on June 19, 2015) was created as a set of partnerships between FamilySearch International and the National Archives and Records Administration (NARA), the Smithsonian's National Museum of African American History and Culture, the Afro-American Historical and Genealogical Society (AAHGS), and the California African American Museum. Tens of thousands of volunteers are needed to make these records searchable online. No specific time commitment is required, and anyone may participate. Volunteers simply log on (http://www.discoverfreedmen.org/), pull up as many scanned documents as they like, and enter the names and dates into the fields provided. Once published, information for millions of African Americans will be accessible, allowing families to build their family trees and connect with their ancestors. As of February 2016, the project was 51% complete.

    In October 2006, Virginia governor Tim Kaine announced that Virginia would be the first state to index and digitize Freedmen's Bureau records. [55]


    The Freedmen’s Bureau Project

    The Freedmen’s Bureau Project is helping African Americans reconnect with their Civil War­-era ancestors. Join us in discovering your roots, and begin building your own family tree.

    DISCOVER YOUR ROOTS

    Begin your own family history by reaching out to parents, grandparents, and any relative who can share stories, photos, or other information.

    If you already have the name of ancestors and you would like to find more information, type the name in the field below. This will search FamilySearch.org’s extensive database of more than 5 billion searchable names in historical records and allow you to add them to your own family tree.

    Grow your Family Tree

    Begin building your own family tree for free at FamilySearch.org. Link photographs, stories, and memories to your parents, grandparents, and other ancestors, and discover other records that let you uncover roots and branches you never knew about.

    SHARE YOUR EXPERIENCE

    Once you’ve begun to discover your roots, you’ll want to share your experience with others. Let family and friends know the connections you’re making to your past, and allow them to piece together their own history. Share on social media with #DiscoverFreedmen.

    THE FREEDMEN’S BUREAU

    Emancipation freed nearly 4 million slaves. The Freedmen’s Bureau was established to help transition them from slavery to citizenship, providing food, housing, education, and medical care. And for the first time in U.S. history, the names of those individuals were systematically recorded and preserved for future generations. Watch the video to learn more.

    THE PROJECT

    To help bring thousands of records to light, The Freedmen’s Bureau Project was created as a set of partnerships between FamilySearch International and the National Archives and Records Administration (NARA), the Smithsonian National Museum of African American History and Culture, the Afro-American Historical and Genealogical Society (AAHGS), and the California African American Museum.

    The project began on Juneteenth (June 19) 2015 and with the help of more than twenty-five thousand volunteers, was completed on June 20, 2016. As a result of the tireless effort of thousands, the names of nearly 1.8 million men, women and children are now searchable online. Now that the images have been indexed, millions have access to the names of their ancestors, allowing individuals to build their family trees and connect with their heritage.

    YOU CAN STILL BE INVOLVED

    Using the indexed and browsed records provided by FamilySearch, the National Museum of African American History and Culture has begun a collaboration with the Smithsonian’s Transcription Center. The SI Transcription Center is a platform for digital volunteers to transcribe and review transcriptions of Smithsonian collections. With almost 2 million individual records in the collection, the Freedmen’s Bureau Transcription Project will be the largest crowdsourcing project ever sponsored by the Smithsonian.

    To supplement the indexing work done by FamilySearch volunteers, the Freedmen’s Bureau Transcription Project will transcribe word-for-word every document in the collection. When completed, the papers will be keyword searchable. This joint effort will help increase access to the Freedmen’s Bureau collection and help the public learn more about the United States in the Reconstruction Era.


    Freedmen’s Bureau (1865-1872)

    The Bureau of Refugees, Freedmen, and Abandoned Lands, commonly referred to as the Freedmen’s Bureau, was created by Congress on March 3, 1865. Fashioned to provide temporary, one-year assistance to former slaves and destitute whites in the war-ravaged South, in July of the following year Congress prolonged its life over President Johnson’s veto.

    During the Civil War, northern abolitionists immediately recognized the dire condition of formerly enslaved people who had fled to Union lines. Consequently, aid societies sprang up throughout the country to assist them. Under extreme pressure from such groups, as early as 1861 President Abraham Lincoln gave military commanders the authority to administer aid for their immediate needs.

    This early action led to the quick realization by President Lincoln of the need for a larger and more efficient federal bureau to oversee the distribution of aid. Established within the Department of War with Major General Oliver Howard as Commissioner, the Freedmen’s Bureau provided food and medical care for the freedmen, established hospitals, and offered legal services. Land management, however, was the central concern of the Bureau, and upon its creation it immediately began intense negotiations with other federal agencies in the hope of settling the freedmen on ex-Confederate lands.

    After lengthy deliberation, Congress determined that no ex-Confederate land would be given to the freedmen. However, the Freedmen’s Bureau was invested authority over all abandoned and confiscated lands, where a marginal sell-price was fixed to encourage land ownership among the freedmen. As a result, tens of thousands of African Americans experienced land ownership for the first time.

    When former slaveholders recovered their land upon President Andrew Johnson’s amnesty proclamation of May 29, 1865, many freedmen were expelled from land they had paid for. Changing its strategy, the Freedmen’s Bureau then encouraged the freedmen to seek employment with former slaveholders. Many became tenant farmers. Others ended up renting from their former masters who took advantage of them, often denying them of their earnings.

    The Freedmen’s Bureau, although a short-lived entity, did provide opportunity for African Americans by way of land ownership. Furthermore, during its later years of existence the Freedmen’s Bureau established over 1,000 schools and several black colleges – by far the most lasting of its legacies. However, many of the earlier achievements regarding land redistribution were quickly overturned concomitant with President Johnson’s amnesty proclamation to former slaveholders.

    Throughout its entire existence, the Freedmen’s Bureau held less than two-tenths of one percent of all southern lands, most of which President Johnson’s amnesty proclamation restored to former slaveholders.


    Freedmen’s Bureau

    Introducción: The U.S. Congress established the Bureau of Refugees, Freedmen, and Abandoned Lands on March 3, 1865, as part of its plans for reconstructing the post-Civil War South. The program was to function for one year after the close of the war. President Andrew Johnson vetoed new legislation extending the Bureau’s life and increasing its powers on Feb. 19, 1866. President Johnson viewed the legislation as an unwarranted continuation of war powers in peacetime. The veto marked the beginning of the President’s long and unsuccessful fight with the Republican Congress over issues of Reconstruction. In slightly different form, the bill was passed over Johnson’s veto on July 16, 1866.

    Organized under the War Department, Major General Oliver Otis Howard was appointed as commissioner of the Bureau in May 1865, and he served as the agency’s only commissioner until Congress formally dismantled it in 1872. Howard was from Maine and the former commander of the Army of the Tennessee. A wartime convert to emancipation and a firm believer in the ability of humanitarian assistance to uplift the former slaves, he provided a moral purpose, an ideological framework, and a vision for the bureau. Known as the Freedmen’s Bureau, this temporary federal agency undertook the formidable and unprecedented responsibility of safeguarding the general welfare of both recently liberated slaves and white refugees in the former Confederacy. In all of its activities, the Bureau sought to teach black and white southerners the meaning of freedom and how to negotiate their seemingly incompatible visions of life and labor in the new order.

    Progress and Problems: Under the leadership of General Howard, and backed by military force, the Freedman’s Bureau was one of the most powerful instruments of Reconstruction. The Bureau was charged with overseeing the transition from slavery to freedom for 4 million freed slaves. In this process, the Freedmen’s Bureau became the principal expression and extension of federal authority in the defeated South. General Howard divided the ex-slave states, including the border slave states that had remained in the Union, into 10 districts, each headed by an assistant commissioner. The bureau’s work consisted chiefly of five kinds of activity—1) relief work for both blacks and whites in war-stricken areas 2) regulation of black labor under the new conditions: 3) administration of justice in cases concerning the blacks: 4) management of abandoned and confiscated property: and, 5) support of education for blacks.

    Charged with exercising control of all subjects relating to refugees and freedmen from the rebel states its activities were myriad. It provided provisions, clothing and fuel to refugees, freedmen, and their wives and children it assisted in reuniting black families it supervised labor agreements between blacks and their former masters it monitored state and local officials’ treatment of the former slaves it established informal tribunals to settle disputes between whites and blacks and among African Americans themselves it instituted clinics and hospitals for the former slaves and it aided efforts to provide freed people education in the Civil War’s immediate aftermath. The agency distributed trainloads of food and clothing provided by the federal government to freed slaves and Southern white refugees. The Bureau built hospitals for the freed slaves and gave direct medical aid to more than 1 million of them. The greatest successes of the Freedmen’s Bureau were in the field of education. More than 1,000 African American schools were built and staffed with qualified instructors. Most of the major African American colleges in the United States were founded with the assistance of the bureau.

    Though his personal integrity was never questioned, the Bureau General Howard led was riddled with corruption, inefficiency, and charges of misappropriation of funds. The agency also became the pawn of the corrupt Radical Republican government and was used to help maintain Republican control of the states occupied by federal troops. Unprincipled agents, both military and civilian, too often discredited district and local offices. Its efforts toward establishing freed slaves as landowners were unsuccessful. The work of the Freedmen’s Bureau was discontinued July 1, 1869. Its educational activities, however, were carried on for another three years. Congress discontinued the Freedmen’s Bureau in 1872.

    Freedmen’s Bureau Records: At no time was the federal government more involved with African Americans than during the Civil War and Reconstruction period, when approximately four million slaves became freedmen. No agency epitomized that involvement more than did the Bureau of Refugees, Freedmen, and Abandoned Lands, usually called the Freedmen’s Bureau. No series of essays on the impact of federal records on historical research on African Americans would therefore be complete without some mention of the Freedmen’s Bureau (Record Group 105) and related military records in the National Archives. In the last decades, extensive research among these records has been a significant factor in the revision of the history of Reconstruction and the subsequent highlighting of the condition and plight of the freedmen. Once discredited because of its alleged corruption and ties to the “Radical” Republicans, the Freedmen’s Bureau is now most often viewed mainly as an agency of relief, with some historians going so far as to fault it for failing to achieve significant advances for the freedmen.

    Useful as the Freedmen’s Bureau records are for research about federal policies, their most enduring legacy may be the human face they give to slavery and emancipation. Records containing names of both freedmen and their former owners, some of which list freedmen only by their first names, are poignant reminders that slavery was the ownership of one human being by another marriage registers and certificates remind us that marriage was a legal right denied slaves. The applications for relief, reports of the distribution of food and clothing, hospital records, and registers kept by superintendents of freedmen tell of the poverty and destitution, the disease and death that accompanied the freedom resulting from the Civil War. Letters and reports of Freedmen’s Bureau officers describe the problems, trials, and tribulations of individuals and their families. Less poignant, but equally important, are the statistical and narrative reports that contain much aggregate data about the freedmen.

    Fuente: Freedmen’s Bureau Records: An Overview By Elaine C. Everly: Federal Records and African American History (Summer 1997, Vol. 29, No. 2)

    Nota histórica: Howard University in Washington, D.C. is named after General Oliver Otis Howard

    A PDF brochure about the Freedmen’s Bureau Field Office Records is available to view or print: https://www.archives.gov/files/research/african-americans/freedmens-bureau/brochure.pdf

    “The Freedmen’s Bureau.” Remaking Virginia: Transformation Through Emancipation, Library of Virginia.

    6 Replies to &ldquoFreedmen’s Bureau&rdquo

    I am researching the genealogy of a man born in Freedmen’s Hospital in Washington DC in 1908. He was given up for adoption at birth. We would like to search the archives of the hospital (if the archives still exist) to see whether there is a record of his birth and whether his birth mother’s name is listed. We have his date of birth, and we have a possible birth mother’s name which we came up with after looking at his daughter’s Ancestry.com DNA results – she is fairly closely related to descendants of his possible birth mother’s maternal uncles.

    Any help finding these archives would be greatly appreciated! I reached out to a search angel who has not yet picked up the ball, and I have not had any luck finding information about patient records with on-line searches. I am geographically disadvantaged since I live in California!

    What are some other universities that started thanks to the Freedman’s Bureau?

    In addition to Howard University there’s St. Augustine’s College, Fisk University, Johnson C. Smith University, Clark Atlanta University, Dillard University, Spelman College, Morehouse College (originally Augusta Institute), Shaw University, Virginia Union University, and Tougaloo College. This is not a comprehensive list. You’ll likely find more with a bit of research.

    K.Birdsall: The Freedman’s Bureau was organized under the War Department, a federal agency established during the Civil War. Thanks, JEH

    Hello, I am writing an essay about the freedmen’s bureau and I would like to know more about the downside of it or in other words the negative effects of it(if it has any).

    I’m sorry, that’s a bigger question than we can answer here in the comments. Good luck with your research!

    Explore historical materials related to the history of social reform at VCU Libraries’ Image Portal.


    Ver el vídeo: Testemunho Liberto do Poder das Trevas Parte II (Agosto 2022).