Podcasts de historia

Batalla de Okinawa: el plan de ataque

Batalla de Okinawa: el plan de ataque



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Batalla de Okinawa: el plan de ataque.

Volver a:
Batalla de Okinawa


Batalla de Okinawa: El plan de ataque - Historia

Bajo un sol brillante y cálido en la tarde del 18 de abril, los soldados de infantería de la 27ª División en su zona de vivac al norte de Uchitomari inspeccionaron sus armas y lucharon con sus cinturones, arneses y bandoleras. A las 15.00 comenzaron a caminar hacia Uchitomari en largas y vacilantes filas. A las 15.40 varios hombres, sin chaqueta ni casco, recogieron una ametralladora en O'Hara's Knob, al norte de la ensenada de Machinato, y se dirigieron hacia el borde norte de la ensenada, donde instalaron el arma. Hubo poco movimiento o bullicio. Pequeños grupos de soldados se movían aquí y allá, instalándose en varios lugares para mirar al otro lado de la ensenada y esperar. 1

Tal fue el movimiento inicial de una acción que pronto se convertiría en un fuerte ataque en todo el frente del Cuerpo. Este movimiento aparentemente aleatorio fue planeado cuidadosamente. El 27 estaba en posición para lanzar una penetración sorpresa en el flanco oeste del enemigo como preliminar al ataque de todo el XXIV Cuerpo el 19 de abril. Durante más de una semana, el Cuerpo se había estado preparando febrilmente para este ataque, con la esperanza de que un poderoso asalto de tres divisiones al día pudiera aplastar las defensas de Shuri.

Planes y preparativos

Plan de ataque estadounidense

durante la noche anterior su misión era apoderarse de Kakazu Ridge, la parte occidental de la escarpa de Urasoe-Mura, y el. país montañoso y llanura costera más allá de la carretera Naha-Yonabaru. La entrada retrasada de la 27.a División fue para permitir la concentración progresiva del fuego de artillería de este a oeste a lo largo de la línea a medida que se desarrollaba el ataque 2 (Ver Mapa No. 23).

Quizás el elemento más sorprendente del plan fue su disposición para una tremenda preparación de artillería que comenzó 40 minutos antes de que los grupos de asalto se retiraran. Veintisiete batallones de artillería, nueve de ellos marines, debían estar preparados para disparar en masa sobre cualquier sección del frente. Después de 20 minutos de golpear las líneas del frente del enemigo, la artillería levantaría su fuego y golpearía sus áreas de retaguardia durante 10 minutos, en un esfuerzo por inducir a los japoneses a emerger de sus posiciones subterráneas, luego el bombardeo volvería a las líneas del frente del enemigo para la Quedan 10 minutos hasta la hora H. Este procedimiento se iba a repetir para el ataque de la 27ª División. Durante la preparación, aviones y cañones navales iban a bombardear las zonas de retaguardia japonesas. Se iban a dirigir cohetes y bombas de 1.000 libras contra las instalaciones del cuartel general en Shuri. Una fuerza de desembarco, cubierta por aviones y cañones navales y embarcada en transportes, iba a fingir un desembarco en las playas a lo largo de la costa sureste del sur de Okinawa.

El general Hodge veía la perspectiva con grandes esperanzas, mezcladas con una lúgubre apreciación de las dificultades que se avecinaban. "Va a ser realmente difícil", dijo dos días antes del ataque "hay entre 65.000 y 70.000 japoneses luchando escondidos en el extremo sur de la isla, y no veo forma de sacarlos excepto de volarlos yarda a tierra". yarda." No vio ninguna posibilidad inmediata de maniobras a gran escala, pero previó la oportunidad de "pequeños empujes de maniobra dentro de las divisiones" y posiblemente más tarde dentro del Cuerpo si los estadounidenses atravesaban la zona fortificada de Shuri. 3

Características del terreno

ÁREA ESTRATÉGICA DEL SUR DE OKINAWA visto desde una altitud de 7.500 pies.

Preparaciones americanas

Prácticamente no hubo cambios en las líneas del 14 al 19 de abril. Las patrullas sondearon la artillería de las defensas del enemigo, los cañones navales y los aviones buscaron y destruyeron los morteros, piezas de artillería e instalaciones del enemigo. Los observadores terrestres y aéreos estudiaron el terreno frente al XXIV Cuerpo y señalaron cuevas, trincheras, puntos de suministro y emplazamientos que debían ser demolidos durante la preparación de la artillería el día 19.

Detrás de las líneas había una actividad incesante. El general Hodge había señalado que el ataque sería "un 90 por ciento de logística y un 10 por ciento de peleas" 5. La verdad de esta observación fue confirmada por la intensificación de la actividad a lo largo de las playas, la continua demolición de las principales rutas de abastecimiento y las largas filas de camiones. y los DUKW cargados de municiones y suministros rodando hacia el frente día y noche. Entre la variedad de armas preparadas para el ataque se encontraban lanzallamas blindados, que se utilizarían por primera vez en Okinawa en el ataque del 19 de abril.

También se trajeron tropas frescas. La 27ª División, anteriormente en reserva flotante, había desembarcado en las playas de Hagushi el 9 de abril para servir como refuerzos.


ÁREA DE OUKI HILL-SKYLINE en la costa este, que fue atacada el 19 de abril (fotografiada el 10 de julio de 1945).


ENTRADA DE MACHINATO, visto poco después de la acción del 19 de abril. Tres comadrejas en el camino (izquierda) fueron noqueadas. En el fondo (izquierda), el Buzz Bomb Bowl se inclina hasta la escarpa de Urasoe-Mura.

Preparaciones japonesas

Los japoneses no estaban ociosos. A 62d división La orden del 14 de abril advirtió del ataque: "El enemigo se está preparando ahora para avanzar en todos los frentes. Nuestras líneas del frente serán necesariamente sometidas a feroces bombardeos". Se ordenó a los comandantes de unidad que fortalecieran posiciones. Los puntos fuertes debían estar tan distribuidos que la pérdida de un punto no significaría la ruptura de toda la línea. Las unidades debían "asegurar sus armas colocándolas a cubierto o en una posición de preparación, para que no sean destruidas prematuramente". El enemigo evidentemente anticipó la necesidad de retirarse, sin embargo, porque ordenó que los documentos secretos fueran quemados "cuando la situación se vuelva insostenible". 7

Durante la pausa antes del ataque, el enemigo redobló sus intentos de enseñar a sus tropas la defensa adecuada contra las tácticas y armas estadounidenses. los 44a Brigada Mixta Independiente el 13 de abril emitió un "informe urgente de lección de batalla" que describe las defensas contra los tanques lanzallamas estadounidenses y los "proyectiles incendiarios de fósforo amarillo". los 22d Regimiento el 15 de abril describió las posiciones defensivas nocturnas estadounidenses y cómo infiltrarse a través de ellas. los 32d ejército enfatizó la importancia de una cuidadosa selección de puntos desde los cuales realizar ataques a corta distancia contra los tanques estadounidenses. 8

Admitiendo que el poder de fuego estadounidense era su principal preocupación, los japoneses prestaron especial atención a sus defensas subterráneas. Se advirtió a las unidades que construyeran posiciones de reserva a las que las tropas pudieran moverse rápidamente desde las cuevas atacadas. El 15 de abril se emitieron reglas sencillas para proteger la salud y la moral de las tropas japonesas en cuevas sometidas a fuertes bombardeos:

Se debe intensificar el entrenamiento espiritual dentro de la cueva. . . . El trabajo inútil debe evitarse siempre que haya tiempo libre, duerma lo más posible. . . . Haga que los hombres salgan de la cueva por la noche al menos una o dos veces y realicen respiración profunda y

Ataque preliminar de la 27a División, 18 de abril

Plan de ataque

El plan del general Griner también aprovechó el hecho de que el enemigo no mantenía la fuerza del área de Machinato, sino que simplemente estaba avanzada. En consecuencia, la 106.a infantería a la derecha (oeste) debía cruzar la ensenada de Machinato, avanzar

Montar el ataque

El montaje del ataque proporcionó un delicado problema de ingeniería, que se complicó por la necesidad de mantener el secreto. Se iban a construir cuatro puentes en Machinato Inlet durante la noche del 18 al 19 de abril: un puente peatonal para que las tropas de asalto se movieran durante la noche, dos puentes Bailey, de un total de noventa pies, para las armas de apoyo, y un puente de pontón de goma lo suficientemente fuerte. para llevar camiones de 1/2 tonelada cargados de suministros. Erigir estos puentes en la oscuridad sería bastante difícil, pero, para empeorar las cosas, el 102º Batallón de Ingenieros de Combate, los ingenieros de la división, no tenían experiencia con el puente Bailey. La división había salido de Estados Unidos antes de la adopción de este tipo de estructura y había luchado en pequeñas islas donde no se requerían grandes vanos. Afortunadamente, un oficial que había ayudado a construir varios Baileys en Túnez, el teniente primero Irving S. Golden, se había unido recientemente a la división. Bajo su dirección, los ingenieros pasaron varios días construyendo, derribando y reconstruyendo puentes Bailey en una zona trasera de la división.

El secreto era de vital importancia, pero muy difícil de mantener debido a la excelente observación del enemigo y la intensa actividad necesaria para el ataque. La aparición de pilas de material de puente cerca de la ensenada de Machinato alertaría a los japoneses sobre el plan de cruzar la ensenada con fuerza. En consecuencia, los ingenieros de la 202d montaron su equipo en las áreas traseras para prepararlos para el transporte instantáneo. Se inflaron los pontones y las secciones de los puentes se ensamblaron al tamaño máximo que podían transportar los camiones.

Otro engaño también fue ejecutado con astucia. La ruta que conducía a los puentes de Ponton propuestos era una pequeña carretera en jeep llena de baches y llena de baches.

que corría por O'Hara's Knob y terminaba en un arrozal a 250 yardas del objetivo, el borde noreste de la ensenada. La carretera tuvo que estar preparada para soportar el tráfico de camiones cargados con equipos de puentes, pero los intentos de mejorarla podrían despertar sospechas en los japoneses. Durante las horas del día en el período anterior al ataque, una topadora se movía por este camino, a la vista del enemigo. Cuando un jeep ocasional se atascaba, la excavadora traqueteaba para sacar el vehículo y se quedaba para empujar la tierra y las rocas hacia los surcos. El operador dormía alternativamente, jugaba con el motor y expresaba su molestia con gestos de barrido cuando otro jeep se atascaba. Pero por la noche trabajaba febrilmente. Para el 18 de abril, la carretera se había ampliado y mejorado y llegaba casi hasta el borde de la ensenada, aunque habría sido difícil para un observador estimar qué se había hecho en la carretera y cuándo.

A medida que se acercaba el momento del ataque, los planes tomaron forma definitiva. El general Griner esperaba un avance e insistió en que "pase lo que pase, debemos avanzar. No tenemos tiempo para esperar a las unidades en nuestros flancos. Si no pueden moverse, avanzaremos de todos modos. No quiero escuchar a cualquier comandante de unidad llamándome y diciéndome que no puede avanzar porque la unidad en su flanco no puede avanzar ". 12 El general de división Archibald V. Arnold, comandante general de la 7ª División, y el general de división James L. Bradley, al mando de la 96, también instruyeron a sus comandantes para que impulsaran sus ataques "enérgica y rápidamente", aunque las bajas se volvieron graves. y se produjeron problemas logísticos. Creían que de esta manera se podía asegurar un éxito temprano y evitar una batalla prolongada y costosa. 13

Ataque nocturno a la escarpa

A las 1607 del 18 de abril, un proyectil de humo solitario, como un disparo equivocado tentativo, aterrizó 200 yardas al este de la ensenada de Machinato. Una brisa llevó el humo hacia el oeste hacia el mar y extendió una fina bruma sobre la ensenada. Las tropas de asalto que se habían reunido casualmente en el lado noreste de la ensenada durante la tarde ahora esperaban tensas. A los pocos minutos aterrizaron otros proyectiles. Velados por el humo, los soldados de infantería corrieron a lo largo de una tubería hasta el borde occidental de la ensenada. En pocos minutos, la Compañía G, 106 ° de Infantería, había cruzado la ensenada de esta manera y se había reunido al amparo de los acantilados que bordean la ensenada por el oeste.

La misión de la Compañía G era limpiar los puestos de avanzada enemigos en el área de la aldea de Machinato para que la construcción del puente y el movimiento de tropas a través de la ensenada durante la noche pudieran continuar sin ser detectados. Operando

por pelotones, la compañía escaló los acantilados y maniobró alrededor de los puestos de avanzada enemigos. A la medianoche, después de una serie de escaramuzas, emboscadas y breves tiroteos en la oscuridad, los japoneses en el área de Machinato habían sido eliminados.

La 27ª División estaba ahora en movimiento. En 1930, los camiones que transportaban el equipo del puente Bailey comenzaron a salir de un pozo de coral en el pueblo de Isa y se dirigieron hacia el sur hasta la ensenada. El último camión cargado de equipo Bailey fue seguido en 2000 por la primera carga completa de material para la pasarela. El puente de pontón fue lanzado hacia adelante a las 20:30. Poco después del anochecer, la excavadora comenzó a dar los toques finales a los accesos al puente peatonal y al puente de pontón para permitir que los camiones dejaran sus cargas en el borde de la ensenada. Trabajando en la oscuridad, en silencio y sin interrupciones, los ingenieros completaron el puente peatonal de 128 yardas: a la medianoche y ambos puentes Bailey a las 0300 del 19 de abril. Solo el puente de pontones causó problemas; la marea baja se llevó la línea del ancla y algunos de los pontones, lo que retrasó la finalización del puente hasta el mediodía del 29 de abril.

La 106.ª infantería partió poco después de la medianoche. A lo largo de la noche, un flujo constante de hombres cruzó penosamente la pasarela. El enemigo no hizo ningún movimiento para detener el cruce. La Compañía G había hecho bien su trabajo. La Compañía F de la 106a pasó a través de las líneas de la Compañía G justo antes del amanecer y avanzó silenciosamente en fila india a lo largo de la Ruta r hacia el camino cortado en el extremo noroeste de la Escarpa de Urasoe-Mura. Dado que se creía que el corte estaba defendido, un asalto frontal por la carretera sería costoso, incluso durante la oscuridad. Cerca de la base del acantilado, un pelotón de la compañía se desvió de la carretera hacia la derecha (oeste) y comenzó a subir la pendiente cubierta de maleza. Media hora después, las tropas llegaron a la cima, aún sin ser detectadas por el enemigo.

El pelotón giró a la izquierda (sureste) en la cresta y se movió silenciosamente por la línea de la cresta del acantilado hacia el corte. Ahora era de día. Cerca del corte encontraron a soldados japoneses sentados alrededor de las fogatas, preparando su desayuno. Los estadounidenses abrieron fuego de inmediato. Algunos de los enemigos dejaron caer, otros huyeron hacia el corte, dejando atrás sus armas. El enemigo ahora fue alertado. Pronto, el fuego de mortero comenzó a caer sobre el resto de la Compañía F a medida que avanzaba por la carretera. El pelotón en la cima del acantilado comenzó a barrer rápidamente hacia el corte. Durante treinta minutos hubo una lucha enérgica mientras los estadounidenses se acercaban al enemigo, luego, flanqueados, los japoneses cedieron y huyeron al sur del corte.

El 206 comenzó a consolidar su dominio en el extremo noroeste de Urasoe Mura. Hacia las 0710 estaban llegando pelotones adicionales a la cresta cerca del corte y

El ataque general

Cuando se despejó la niebla de la mañana, se lanzó el mayor ataque aéreo de la campaña. A las 0900, Yonabaru había sido alcanzado por 67 aviones que esparcían napalm que quemó todo lo que estaba sobre el suelo, Iwa había sido devastado por un ataque de 108 aviones y Shuri por un ataque de 139. Un total de 650 aviones de la Armada y de la Marina bombardearon, lanzaron cohetes, usaron napalm, y ametrallado al enemigo. Seis acorazados, seis cruceros y seis destructores de la Quinta Flota agregaron su potencia de fuego a la de los aviones y la artillería. Estos golpes de maza cayeron sobre unos 4.000 veteranos de combate de los japoneses 62d división que ocupaban los puestos. 14

La mayor concentración de artillería jamás empleada en la guerra del Pacífico sonó el preludio del ataque al amanecer. Veintisiete batallones de artillería de cuerpo y división, 324 piezas en total, que van desde 105 mm. a obús de 8 pulgadas, disparó las primeras rondas a las 0600. Esta concentración representó un promedio de 75 piezas de artillería por cada milla de frente, y en realidad fue aún mayor a medida que el fuego avanzaba en masa de este a oeste. Los proyectiles tronaron contra las líneas del frente del enemigo durante veinte minutos, luego se desplazaron 500 yardas hacia atrás mientras la infantería simulaba un movimiento como si comenzara el ataque a las 0630, la artillería retrocedió para rociar las líneas del frente del enemigo durante los próximos diez minutos con fuego de tiempo. . En cuarenta minutos, la artillería estadounidense colocó 19.000 proyectiles en las líneas enemigas. Luego, a las 06.40, la artillería se elevó a las áreas de retaguardia enemigas.

Los pelotones de asalto avanzaron, con la esperanza de que la gran masa de metal y explosivo hubiera destruido al enemigo o lo hubiera dejado tan aturdido que estaría indefenso. Pronto se sintieron desilusionados por los japoneses, en lo profundo de sus cuevas, apenas habían sido tocados, y en el momento adecuado ocuparon sus puestos de batalla. 15 Brig. El general Josef R. Sheetz, comandante general del XXIV Cuerpo de Artillería, dijo más tarde que dudaba de que la preparación de artillería matutina hubiera matado hasta 190 japoneses, o 1 de cada 100 proyectiles. dieciséis

ACCIÓN DE APERTURA, 19 DE ABRIL DE Fue el cruce de la ensenada Machinato en pasarela a primera hora de la mañana. La artillería de apoyo incluyó esta unidad de obús de 8 pulgadas (abajo), una de las primeras utilizadas contra los japoneses en los combates del Pacífico.

La séptima división se detiene en el este

La 7a División se enfrentó a la 11 ° Batallón de Infantería Independiente, que ocupaba una línea que se extendía desde la costa este a través del terreno elevado inmediatamente tierra adentro. El 7º se desplegó con el 32º de Infantería a la izquierda y el 184º a la derecha. El plan de ataque requería que la 32ª Infantería se apoderara de Skyline Ridge, el ancla oriental de la línea japonesa, y que la 184ª capturara la Colina 178 y el área hacia el oeste hasta el límite de la división, que se encontraba un poco más allá de una larga espina de coral conocida más tarde como los Rocky Crags. El esfuerzo principal lo realizarían dos batallones en el centro, a lo largo del borde de un terreno elevado que conduce a Ouki Hill, una extensión de Skyline Ridge, en lo alto de la ladera este de Hill 178. Una vez que se llegó a este punto, el 2. ° Batallón, 32 ° La infantería debía girar cuesta abajo a lo largo de Skyline Ridge hacia la izquierda (este), y el 2.º Batallón, 184º de Infantería, debía girar a la derecha (oeste) cuesta arriba contra la cima de la colina 178. 17

Dos tanques medianos y tres lanzallamas blindados rugieron hacia el sur desde las líneas de la 7ª División en los llanos costeros, pasaron por Ouki y rápidamente se colocaron en posición en la punta de Skyline Ridge. Derramaron perdigones y llamas en el grupo de tumbas y emplazamientos ocupados por el enemigo en el extremo inferior de la cresta. Los largos chorros de llamas anaranjadas sondearon todas las aberturas en la cara de esta parte de Skyline, y oscuras y ondulantes masas de humo se elevaron hacia arriba. Este fue un nuevo espectáculo para la infantería que aguardaba, que miraba fascinada. Para el enemigo que murió en la llama abrasadora dentro de sus puntos fuertes, apenas hubo tiempo para aterrorizarse. Esta fase del ataque duró quince minutos, y luego, poco después de las 0700, la infantería avanzó. Todos los japoneses en la cara delantera de la punta habían muerto por la llama, pero había otros en el reverso que negaban cualquier avance a través de la cresta. La batalla de la infantería estalló rápidamente y ardió a lo largo de la estrecha línea de filo de cuchillo de Skyline Ridge. Las tropas estadounidenses se aferraron desesperadamente a la pendiente delantera a través de dos contraataques japoneses, en los que el enemigo se apiñó hacia adelante en su propio fuego de mortero para lanzar granadas y cargas de cartera.

Más arriba a lo largo de la pendiente que conduce a la colina Ouki, las tropas de asalto avanzaron unos 500 metros sin que se les disparara un solo tiro. Entonces, de repente, cuando se adentraron en un cinturón de tierra cubierto por fuego japonés de mortero y ametralladora prerregistrado, las armas enemigas se soltaron y todo movimiento de avance se detuvo. Los esfuerzos por avanzar fueron infructuosos durante todo el día, y a las 16.20 los hombres se retiraron a sus posiciones anteriores. El 3.er Batallón ahora se vio obligado a

renunció a su leve control en el extremo inferior de Skyline Ridge, donde había sufrido casi cien bajas, incluyendo trece muertos, durante el día.

A la derecha de la división, la columna de coral de los Rocky Crags, llamada así por las dos protuberancias irregulares dominantes, se extendía hacia el sur varios cientos de metros. Fue paralelo a la dirección del ataque estadounidense, apuntando directamente a la cara blanca y audaz de la escarpa de Tanabaru a casi una milla de distancia. Durante dos días esta cresta había sido golpeada por la artillería. La Compañía K de la 184ª Infantería estaba directamente enfrente del punto norte de los Peñascos. Las patrullas no habían sido molestadas. Los observadores habían visto a japoneses corriendo entre las tumbas en la pendiente, pero no habían adivinado que el afloramiento de coral estaba lleno de túneles y cuevas llenas de armas y llenas de tropas. Tampoco se sabía que esta área era una zona de impacto para el fuego de artillería, morteros y ametralladoras de armas enemigas registradas previamente. Todo esto fue descubierto en la mañana del 19 de abril. La compañía K avanzó 200 yardas. Luego, a las 07.30, entró en la zona prohibida y fue clavado al suelo por el fuego enemigo. También se detuvo a la compañía contigua a la izquierda, barrida por el fuego enfilante de los Peñascos. Poco después del mediodía, la Compañía K se retiró a lo largo de la ladera oriental del más septentrional de los riscos. Al final del día, no hubo ganancia.

Puestos de ataque de la 96a División

Mientras tanto, la 96ª División atacaba más al oeste, con el 382º Regimiento a la izquierda (este) y el 381º a la derecha (oeste). La infantería 382d tenía la tarea de tomar Tombstone Ridge y la escarpa de Tanabaru la 381, la de tomar Nishibaru Ridge y la escarpa de Urasoe-Mura más allá. El 3.er Batallón, 381º de Infantería, en la división a la derecha en la silla entre Kakazu y Nishibaru Ridges, estaba una milla por delante de la división izquierda. Frente al 96 en el sector Kaniku-Nishibaru, el 12 ° Batallón de Infantería Independiente, que había absorbido el agotado 14 ° Batallón de Infantería Independiente, defendió el centro. Tenía adjunto el 1er Batallón de Ametralladoras Ligeras, y en total contaba con unos 1.200 hombres. 18

A la izquierda, el 2.º Batallón del 382º de Infantería se movió a las 06.40 y comenzó a ocupar la serie de pequeñas colinas al frente, de las cuales sólo unas pocas estaban en poder del enemigo. El fuego de francotiradores y morteros de los Rocky Crags a la izquierda fue una fuente de problemas y causó víctimas. Se desarrollaron algunos puntos de resistencia, pero se superaron fácilmente. En un momento, un japonés salió de una pequeña cueva al borde de la carretera y cargó el tanque de plomo de una columna con una extraña peculiaridad.

se derrumbó contra el agujero y lo cerró. El camino ahora estaba efectivamente bloqueado para los otros tanques. Se llevaron a cabo algunas peleas de granadas dispersas, pero no impidieron una ganancia de 800 yardas a la izquierda de la división.

Inmediatamente a la derecha no hubo oposición al avance del 1er Batallón hasta que la Compañía C a la izquierda y la Compañía A a la derecha iniciaron un movimiento de pinza contra el extremo norte de Tombstone Ridge, llamado así debido a la gran cantidad de tumbas funerarias en cualquier lado. Aproximadamente setenta y cinco pies de alto y media milla de largo, era la característica del terreno dominante de los alrededores. Tan pronto como las dos compañías avanzaron, las posiciones japonesas en la cresta rompieron su silencio. La Compañía C fue detenida en el lado este por fuego de ametralladoras y morteros, la Compañía A en el lado oeste por granadas. La artillería y el fuego de los tanques se dirigieron a la posición para neutralizarlo. Al mediodía, la Compañía A cargó por la ladera oeste solo para descubrir que no podía permanecer en la cima ni bajar por el otro lado. El comandante de la compañía murió en la cresta. En medio de esta acción se perdió un tanque de apoyo a 47 mm. arma antitanque. Al final del día, el 1.er Batallón mantuvo solo una posición precaria a lo largo del morro noroeste de la cresta y a lo largo de una parte de la ladera oeste. La cresta no se podía defender en ninguna parte y el lado este estaba totalmente en manos de los japoneses. Aunque Tombstone Ridge no era imponente desde la distancia, albergaba un laberinto de posiciones subterráneas que se apoyaban mutuamente y que se abrían en cada cara y lo convertían en un formidable punto fuerte.

Más adelante y hacia el oeste, Nishibaru Ridge estaba bajo ataque. Esta cresta estaba separada por una depresión y un barranco, en la parte superior de la garganta de Kakazu, desde el extremo sur de Tombstone Ridge, al que corría en ángulo recto durante una milla en una dirección generalmente este-oeste. Nishibaru Ridge era una extensión de Kakazu Ridge, separada de ella solo por una silla ancha y poco profunda, a través de la cual pasaba la Ruta 5, la carretera Ginowan-Shuri. El arroyo que desembocaba en la ensenada Machinato comenzaba en las colinas al noreste de Tanabaru y corría a lo largo de la base norte de las crestas Nishibaru y Kakazu hasta llegar al mar, formando a veces, como frente a Kakazu, un lecho parecido a una garganta.

El 1er Batallón, 381º de Infantería, se trasladó desde su posición justo al norte de Kaniku a través de la parte occidental de la ciudad y avanzó hacia el campo abierto, a pesar del fuego de ametralladoras del sureste de Kaniku. La Compañía C a la izquierda estaba a poca distancia de Tombstone Ridge y tuvo dificultades debido al fuego enemigo desde esta elevación paralela a su curso. La compañía se quedó atrás, y pronto algunos de los hombres quedaron atrapados al aire libre, incapaces de continuar hasta el anochecer. Enormes proyectiles de mortero de espita comenzaron a caer a las 10.45, agregando su

BATALLA POR TOMBSTONE RIDGE, como muchos otros en Okinawa, no permitió mucho uso de armas blindadas pesadas debido al terreno irregular. Por encima de un M-7 autopropulsado de 105 mm. obús, que apoya a las tropas de la 96ª División, dispara contra una posición japonesa. Abajo, los hombres del 1.er Batallón, 381.º de Infantería, se agachan mientras corren a través de las ruinas en llamas del oeste de Kaniku, el 19 de abril.

tremendas explosiones al estruendo. Una parte del batallón alcanzó la cara norte de Nishibaru Ridge, pero incluso esta pequeña ganancia se perdió cuando el batallón se retiró de la posición expuesta al final del día.

A la derecha de la división, el 3. ° Batallón del 381 ° Batallón de Infantería esperó treinta y cinco minutos en su lugar a lo largo de la orilla sur del desfiladero para el 1. ° Batallón, aún no a la vista las tropas de asalto del 3. ° Batallón luego se mudaron, Compañía K a la izquierda y la Compañía I a la derecha. Tan pronto como pasaron sobre el borde del terraplén de la garganta, las tropas de la Compañía K dispararon morteros, ametralladoras y rifles desde las posiciones de la cueva y la tumba en Nishibaru Ridge. Un escuadrón se abalanzó sobre una posición enemiga, matando a cinco japoneses y destruyendo una ametralladora y dos morteros de rodilla. Pero inmediatamente encima se abrió una segunda y luego una tercera ametralladora, matando a cuatro e hiriendo a dos del pequeño grupo. A pesar de estas dificultades, a las 08.30, dos pelotones lograron avanzar sobre la cresta de la cresta hasta el borde superior del pueblo de Nishibaru. Aquí todo el progreso terminó cuando lluvias de proyectiles de mortero y granadas de mano formaron una barrera frontal y se agregó fuego de ametralladora de enfilada desde ambos flancos. Los supervivientes retrocedieron por encima de la cresta y se hundieron en la pendiente delantera, con la esperanza de que, si resistían, les llegaría ayuda durante el día. La Compañía K tenía su tercer oficial al mando en veinticuatro horas, el primero había muerto y el segundo herido.

A la derecha, los primeros tres hombres de la Compañía I que intentaron cruzar la joroba frente a Nishibaru Ridge fueron asesinados uno tras otro. El fuego de ametralladora llegó desde el extremo occidental de Nishibaru Ridge directamente en frente y desde el morro de Kakazu Ridge al otro lado de la carretera hacia el frente derecho. Exponerse incluso por un momento significaba la muerte o una herida. Fue aquí donde la 96ª División se unió a la 27ª División, el límite que corre justo al oeste de la carretera Ginowan-Shuri en la silla de montar entre las crestas Kakazu y Nishibaru. El Teniente Coronel D. A. Nolan, Jr., oficial al mando del 3. ° Batallón, 381 ° de Infantería, se dio cuenta de la necesidad de un esfuerzo coordinado después de la mañana de la muerte y el fracaso. Cruzó a la unidad contigua, Compañía C, 105. ° Infantería, 27. ° División, para discutir con el Capitán John F. Mulhearn, su oficial al mando, la posibilidad de un ataque conjunto usando cinco tanques que el Coronel Nolan tenía disponibles. Pero esta propuesta no se pudo llevar a cabo porque el capitán Mulhearn se estaba preparando, como parte de un movimiento de batallón, para poner a sus hombres alrededor de Kakazu a la derecha. Era ya media tarde y, al darse cuenta de que no podía esperar avanzar con el área de Kakazu en su frente derecho desocupado, el coronel Nolan obtuvo la autoridad de su comandante de regimiento, el coronel M. E. Halloran, para

MUERTE DE UN TANQUE, serie de fotos ampliadas de una película de lucha en Okinawa. Los tanques Sherman, apoyados por fusileros, están asaltando las posiciones de las cuevas japonesas, y en el enfrentamiento un tanque es volcado por una mina terrestre japonesa. Uno de los miembros de la tripulación sale despedido por la explosión. Los soldados de infantería combaten las llamas con extintores en un esfuerzo por rescatar a cuatro tanqueros atrapados en el vehículo. Antes de que se pueda efectuar el rescate, el fuego alcanza la munición en el tanque y la explosión resultante deja solo un casco de metal maltrecho.

mover a sus hombres de regreso a la protección del desfiladero. 19 Antes de que comenzara esta retirada, uno de los cinco tanques se aventuró a través de la silla entre las crestas Kakazu y Nishibaru y fue inmediatamente destruido por un enjambre de japoneses que atacaban con cargas de cartera desde la nariz de la cresta Nishibaru.

La Compañía L salió de la reserva para cerrar la brecha entre el 1. ° y el 3. ° Batallón. Este movimiento provocó fuego enemigo y, al llegar al desfiladero, la compañía excavó a lo largo del borde. Desde allí dio apoyo de fuego para la retirada de las demás empresas del frente. Mientras se enganchaba así, cayeron tres granadas de mortero sobre la compañía y enterraron a varios hombres. El número de 81 mm. Los proyectiles de mortero que cayeron sobre la 381ª Infantería durante el día frente y sobre Nishibaru Ridge se estimaron en 2.200. Para 1700, el 3.er Batallón había sufrido ochenta y cinco bajas, entre ellas dieciséis muertos. 20

Se pasa por alto la cresta de Kakazu

Mientras tanto, se estaban realizando varias maniobras a la derecha en la zona de la 27 División. Siguiendo a los dos batallones de la 106.a infantería que habían cruzado la ensenada de Machinato al amparo de la oscuridad y se habían establecido antes del amanecer en el extremo occidental de la escarpa de Urasoe-Mura, el 3.er batallón de la 106a salió de Kakazu Oeste a las 0600 estaba cruzando la ensenada de Machinato. cuando el ataque general se inició en otra parte. El batallón subió al acantilado y tomó una posición a lo largo de la cresta entre los otros dos batallones. La Tropa de Reconocimiento estaba ahora en el extremo derecho del acantilado.

La única otra unidad de la 27ª División en la línea del frente lista para unirse al asalto inicial fue el 1º Batallón de la 105ª Infantería. Este batallón se desplegó a lo largo de Kakazu Gorge, con Kakazu Ridge, inmediatamente al frente, su objetivo inicial. La empresa C estaba a la izquierda, junto a la carretera Ginowan-Shuri. Las empresas B y A, en el orden indicado, estaban al oeste, estando esta última inicialmente en reserva. El ataque del 1er Batallón se planeó para combinar un asalto frontal contra la cresta con un ataque de tanques de barrido alrededor del extremo este de Kakazu Ridge. Las dos fuerzas debían encontrarse detrás de la cresta cerca de la aldea de Kakazu y unirse en un viaje hacia la escarpa de Urasoe-Mura más allá.

La tropa comenzó a subir al barranco en horario a las 07.30, cincuenta minutos después de que comenzara el ataque por el este y por el centro. A las 0823, los elementos principales se encontraban en la cresta de un pequeño pliegue de tierra que se encontraba a poca distancia más allá del barranco, frente a Kakazu Ridge, a 200 yardas de distancia a través de un terreno abierto. Ahora, cuando empezaron a moverse rápidamente hacia el pantano abierto, el fuego de ametralladoras y morteros desde cerca

alcance los golpeó. Inmediatamente hubo bajas, y las bajas siguieron aumentando. Los que estaban al aire libre estaban inmovilizados y los que estaban detrás no podían alcanzarlos. La punta de Kakazu y la ladera occidental de la silla estaban ardiendo con cañones enemigos.

A las 08.30, justo antes de que la infantería abandonara la protección del pequeño pliegue frente a Kakazu, los tanques en grupos de tres y cuatro en formación de columnas comenzaron a moverse a través de Kakazu Gorge y luego continuaron hacia el sur a través de la silla entre Kakazu y Nishibaru Ridges. En total, una treintena de tanques, cañones de asalto autopropulsados ​​y lanzallamas blindados se movieron fuera del área de reunión esa mañana para un impulso, contra las posiciones japonesas, la Compañía A del 193 ° Batallón de Tanques que constituye la mayor parte de la fuerza. Tres tanques se perdieron a causa de las minas y los peligros de la carretera al cruzar el desfiladero y la silla de montar. A medida que los tanques avanzaban por la carretera en columna, un 47 mm. El cañón antitanque, disparando desde una posición cubierta a la izquierda en el borde de Nishibaru Ridge, destruyó cuatro tanques con dieciséis disparos, sin recibir un solo disparo a cambio. La columna de tanques se apresuró hacia el sur para buscar una pista tenue que condujera a Kakazu que se había mostrado en las fotografías aéreas: la columna no la vio, perdió otro tanque por fuego antitanque y luego, por error, tomó una segunda pista poco utilizada más al sur y comenzó a trabajar. sobre las posiciones enemigas encontradas frente a la escarpa y en el país relativamente plano al este de Kakazu. Al descubrir que no podían llegar al pueblo desde este punto, los tanques volvieron sobre su camino hacia la carretera principal, dieron la vuelta, encontraron el camino correcto y estaban en Kakazu poco después de las 1000. Se movieron alrededor y a través del pueblo, esparciendo fuego y destrucción. Kakazu fue completamente disparado y quemado durante las siguientes tres horas. Catorce tanques estadounidenses fueron destruidos en y alrededor de la aldea, muchos por minas y 47 mm. cañones antitanques, otros por unidades suicidas de ataque cercano, y más por fuego de artillería y morteros. Durante el día, seis tanques en el área de Kakazu-Nishibaru fueron destruidos por atacantes suicidas usando 22 libras. cargas de cartera, que generalmente se arrojaban contra la placa inferior. La mayoría de los miembros de la tripulación del tanque todavía vivían después de que los tanques habían sido desactivados, pero muchos fueron asesinados por escuadrones enemigos que forzaron la apertura de las tapas de las torretas y arrojaron granadas. 21

A las 13.30, dado que ahora era evidente que la infantería no podría alcanzarlos, los tanques recibieron órdenes de regresar a sus líneas. De los treinta tanques que habían maniobrado alrededor del extremo izquierdo de Kakazu Ridge por la mañana, solo ocho regresaron por la tarde. La pérdida de veintidós tanques el 19 de abril en el área de Kakazu fue la mayor sufrida por los blindados estadounidenses en Okinawa en un solo enfrentamiento. 22 Los tanques habían operado totalmente sin apoyo de infantería. Cuatro de los veintidós eran lanzallamas blindados, y este era su primer día de acción. Algunos miembros de la tripulación de los tanques destruidos por el fuego de los cañones antitanques cavaron hoyos debajo de sus tanques y permanecieron ocultos cuarenta horas antes de escapar, increíblemente sin ser molestados por las decenas de japoneses en un radio de 100 yardas.

Los japoneses habían adivinado que un ataque de infantería de tanques intentaría penetrar sus líneas entre Nishibaru Ridge y Kakazu Ridge, y se habían preparado cuidadosamente para ello. Su plan se basaba en separar a la infantería de los tanques. los 272d Batallón de Infantería Independiente solo ideó una red de fuego de cuatro ametralladoras, dos cañones antiaéreos, tres cañones de regimiento y el 81-mm. morteros del 2d Batallón de Morteros para cubrir el sillín entre las dos crestas. Las ametralladoras estaban ubicadas a corta distancia. Además, dos escuadrones especiales de diez hombres cada uno fueron enviados a la silla de montar para el combate cuerpo a cuerpo contra la infantería. Un grupo fue aniquilado casi por completo, el otro tuvo un suboficial herido y tres soldados muertos. La defensa enemiga también utilizó el 47 mm. cañones antitanques del 22o Batallón de Cañones Antitanques Independiente y escuadrones de asalto suicida cuerpo a cuerpo. Estos preparativos eran tan minuciosos que los japoneses se jactaban de que "ni un soldado de infantería pasó". (Ver mapa No. 24.)

Fue aquí, en el área de la escarpa de Kakazu-Urasoe-Mura, donde tuvo lugar la reorganización más extensa de unidades japonesas justo antes del ataque estadounidense. Los restos de los batallones destrozados se combinaron en una unidad compuesta de unos 1.400 hombres que consistía en gran parte en miembros de la 272d Batallón de Infantería Independiente pero también incluyó elementos de la 13, 15, y 23d Batallones. los 21 ° Batallón de Infantería Independiente estaba listo para apoyar el 272d. los Batallón de ametralladoras ligeras 2d añadió su poder de fuego. 23

Mientras los tanques operaban solos detrás de las líneas enemigas, el 1.er Batallón, 105. ° de Infantería, fue inmovilizado en el suelo frente a Kakazu Ridge. Un pelotón de 34 hombres de la Compañía A que se adelantó al ataque principal.

se le permitió pasar sobre Kakazu Ridge sin ser molestado solo para caminar hacia una trampa. Cuando el pelotón llegó al extremo norte de la aldea de Kakazu, se activó la trampa. Ninguno de los hombres del pelotón regresó durante el día, pero al separarse en pequeños grupos y esconderse entre los escombros y las tumbas, la mayoría de ellos escapó de la muerte. Seis hombres regresaron a las líneas estadounidenses esa noche, diecisiete salieron al día siguiente y dos más fueron rescatados el 25 de abril. Ocho habían muerto y otros gravemente heridos. 24

Con el 1. ° Batallón del 105 ° de Infantería completamente detenido, se ordenó al 2. ° Batallón en 0907 que avanzara en el límite en el extremo izquierdo y aplicara presión a lo largo de la carretera Ginowan-Shuri. Al acercarse a reconocer este terreno, el comandante del batallón fue herido cuatro veces cuando saltó un muro de piedra bajo hacia el terreno abierto frente a la punta de Kakazu. Cuando el 2. ° Batallón finalmente atacó a las 1225 en un intento de movimiento hacia la izquierda, se dio la vuelta en el extremo este de Kakazu Ridge. Simultáneamente con el movimiento del 2. ° Batallón, el 3. ° Batallón, que había relevado al 3. ° 106 ° de Infantería, por la mañana, se trasladó desde Kakazu Oeste, pasó por alto la aldea de Kakazu, y en 1535 tenía dos compañías, L y I, en la parte superior de la Escarpa de Urasoe Mura, en el lado este de la 106a Infantería. Durante la tarde el clima se había vuelto cada vez más inestable, con fuertes vientos y algo de lluvia.

A las 15.30, el capitán Ernest A. Flemig, que había asumido el mando del 2. ° Batallón, 105. ° de Infantería, más temprano ese día, pidió que se le permitiera moverse por el extremo oeste de Kakazu Ridge para unirse al 3. ° Batallón en la escarpa. Este permiso fue otorgado por el Coronel W. S. Winn, el comandante del regimiento, aproximadamente a las 1600. El batallón se alejó y para las 1800 había tomado una posición en la ladera en la base del acantilado debajo del 3. ° Batallón, 105 ° de Infantería. Al mismo tiempo, se ordenó al 1.er Batallón, 105.º, frente a la aldea de Kakazu que se convirtiera en reserva del regimiento. El "frente", representado por la posición realmente adoptada por el 1.er Batallón, estaba al suroeste de la aldea frente a la escarpa. Por lo tanto, a última hora de la tarde, todo el frente de Kakazu Ridge había sido abandonado por la 105.a Infantería. Fue justo antes de este cambio de posiciones cuando el coronel Nolan sugirió un ataque conjunto. Frente a Kakazu Ridge durante el día, dos batallones del 105 ° Regimiento habían sufrido 158 bajas: el 1. ° Batallón, 105, y el 2. ° Batallón, 53.

En el extremo occidental de la escarpa de Urasoe-Mura, el 2.o Batallón del 106.o de Infantería intentó trabajar hacia el sur después de su exitoso ataque nocturno, pero corrió

EXTREMO OESTE DEL ESCARPMENT URASOE-MURA, área del ataque de la 27ª División (fotografiada el 10 de julio de 1945).

en una serie de posiciones de cuevas, tumbas y túneles a lo largo de la cresta al oeste de la Ruta 1 y se luchó hasta que se detuvo. Este fue el comienzo de lo que más tarde se conoció como la batalla de Item Pocket. En otras partes del acantilado, el 106 se detuvo, en general, después de que se descubriera su presencia al amanecer. En otras partes del acantilado, el 106o tampoco logró avanzar hacia el sur, pero extendió sus líneas hacia el este para unirse al 3.er Batallón, 105o.

Los puentes que cruzan la ensenada de Machinato fueron sometidos a ataques de artillería y morteros japoneses poco después del amanecer. El fuego directo del tanque silenció el disparo de un cañón desde la posición de una cueva en la cara del acantilado, pero de 320 mm. Luego comenzaron a caer proyectiles de mortero en el área del cruce, conocida como "Buzz Bomb Bowl". Un bombardeo de artillería enemiga en el área del cruce comenzó a las 15.30, y para las 16.00 uno de los puentes de Bailey y el puente de ponton estaban fuera, solo quedaba la pasarela. Este fue el comienzo de una lucha de una semana para mantener los puentes en la ensenada.

El gran atentado del 19 de abril había fracasado. En ningún momento se había producido un gran avance. En todas partes los japoneses habían resistido y rechazado el ataque estadounidense. Incluso en el oeste, donde las líneas del frente habían avanzado una distancia considerable por la 27ª División, el área ganada era en su mayoría terreno bajo desocupado, y cuando se encontraron las posiciones japonesas en las laderas inversas de la escarpa, se negó más ganancia. En todas partes, el avance realizado a primera hora de la mañana representaba sólo un área situada entre la línea de partida y las posiciones fortificadas del enemigo. Como resultado de la lucha del día, el XXIV Cuerpo perdió 720 muertos, heridos y desaparecidos.

Notas al pie

1. El relato de las operaciones de la 27ª División se basa casi en su totalidad en el Capitán Edmund G. Love, La 27ª División en Okinawa (en adelante citado como Love, 27ª Div. Historia).

2. XXIV Corps FO No. 47, 16 de abril de 45.

3. Ltr CG XXIV Corps a COMGENPOA, 17 de abril de 45.

4. Appleman, XXIV Corps History, págs. 161-65. Los autores reconocieron este terreno en jeep ya pie a intervalos frecuentes durante y después de la operación y estudiaron el área desde aviones de observación.

5. Interv 1st I & amp H Off con Gen Hodge, 12 de abril de 45.

6. XXIV Corps Actn Rpt, pág. 100.

7. Décimo Ejército Transl No. 65, 11 de mayo 45, y No. 115, 31 de mayo 45.

8. Décimo Ejército Transl N ° 111, 2 de junio de 45, N ° 163, 18 de junio de 45 y N ° 122, 2 de junio de 45.

9. Décimo Ejército Transl No. 47, 7 de mayo de 45.

10. Love, 27th Div History, págs. 36-38.

11. Ibídem., pag. 42.

12. Ibídem., pag. 43.

13. 7ª Div. FO No. 32, 17 de abril de 45 96ª Div. FO No. 17, 17 de abril de 45.

14. Informe Arty Actn del XXIV Cuerpo, Anexo C, Ind. 2: Misiones aéreas diarias para el XXIV Cuerpo, 1 de abril al 21 de junio de 45, p. 5 XXIV Cuerpo G-3 Periódico Rpt, 19 de abril de 45 381st Inf Jul, Msg No. 140, 19 de abril de 45 Décimo Ejército PW Interrog Summary No. 2, 2 de agosto de 45: 62d División, págs. 5-6.

15. XXIV Corps Actn Rpt, pág. 37 Appleman, XXIV Corps History. págs. 151-52, 168.

16. Ibídem., pag. 179.

17. El relato de las operaciones de la 7ª División en Skyline Ridge se basa en Gugeler, Historia de la 7ª División.

18. El relato de las operaciones de la 96ª División se basa en Mulford y Rogers, Historia de la 96ª División, Pt. III.

19. 3d Bn, 381st Inf, Unit Jnl, Msg No. 20, 19 de abril de 45.

20. Ibídem., Msj No. 21, 19 de abril de 45 381st Inf Jnl, Msg No. 90, 19 de abril de 45.

21. El relato de la acción del tanque se basa en Love, la discusión y la crítica de la historia de la 27a División en el terreno por parte de 1st I & amp H Off and Co Comdrs, 1st Bn, 105th Inf, y personal de Co A, 193d Tank Bn, y adjunto unidades lanzallamas, 5 de julio de 45 interv XXIV Corps Hist Off con el coronel Walter A. Jensen, CO, 20th Armd Gp, y Maj Harley T.Kirby, S-2, 20th Armd GP, 4 de julio de 45, registrado en el Diario de Okinawa, XXIV Cuerpo, conservado por el Mayor Roy E. Appleman, Oficial Histórico del XXIV Cuerpo, archivado en Hist Div WDSS. Las fuentes japonesas para la acción son las siguientes: 7th Div PW Interrog Rpt, No. 48, 2 de julio de 45 Décimo Ejército Transl No. 118, 1 de junio de 45: 62d División Battle Lesson Dispatch No. 19, 20 de abril de 45 Transl No. 189, 28 de junio de 45 Furuta Combat Intelligence Rpt No 11, 20 de abril de 45 27th Div G-2 Periodic Rpt No. 13, 22 de abril de 45.

22. Interv XXIV Corps Hist Off con Gen Hodge, 6 de julio de 45 713th Tank Bn Actn Rpt Ryukyus, entrada 19 de abril de 45.

23. Resumen del interrogatorio del Décimo Ejército PW No. 2, 2 de agosto de 45: 62d División, págs. 5-6 XXIV Cuerpo de PW Interrog Rpt No. 54, 6 de mayo de 45.

24. Ver Appleman, XXIV Corps History, p. 171 Amor, Historia de la Div. 27, pág. 185.


Batalla de Okinawa: El plan de ataque - Historia

Aunque el 20 de mayo las tropas estadounidenses aún estaban por debajo de la línea establecida por el Décimo Ejército como punto de partida para una ofensiva general, no había tiempo que perder para lanzar esta ofensiva. El almirante Turner estaba algo impaciente debido a las grandes pérdidas navales, particularmente en los barcos de piquete. El 4 de mayo Brig. El general Elwyn Post, Jefe de Estado Mayor del Décimo Ejército, había declarado que la situación era grave y que era imperativo actuar de inmediato. 1 Tras el fracaso de la ofensiva japonesa, el general Buckner consideró que el momento era oportuno porque el enemigo había utilizado casi todas sus nuevas reservas en el contraataque tanto sus divisiones estaban en el frente como en el 4ta Brigada Mixta Independiente también se había comprometido en parte. 2 En consecuencia, el general Buckner ordenó el 9 de mayo un ataque coordinado del Décimo Ejército para el 11.

Con ambos cuerpos ahora en línea, el Décimo Ejército asumió el 7 de mayo el control directo de las operaciones en el frente sur por primera vez. El 11 de mayo, el III Cuerpo Anfibio en el norte (que consta de la 6ª División de Marines y las tropas del Cuerpo) había sido relevado por la 27ª División y se había movido a su posición a la derecha del frente sur. El Cuerpo asumió de nuevo el control de la 1ª División de Infantería de Marina, que había estado adscrita al XXIV Cuerpo desde finales de abril. La zona de acción del XXIV Cuerpo ahora se extendía hacia el este desde el límite de la 1ª División de Infantería de Marina hasta Yonabaru. De oeste a este, la 6ª División de Infantería de Marina, la 1ª División de Infantería de Marina, la 77ª y la 96ª ocuparon posiciones sucesivas en la línea. La 7ª División se encontraba en la reserva del XXIV Cuerpo, disfrutando de un período de descanso y rehabilitación.

El plan de ataque requería que el Décimo Ejército reanudara el asalto a las defensas de Shuri con sus dos cuerpos al frente, el III Cuerpo Anfibio a la derecha, el XXIV Cuerpo a la izquierda. El esquema inicial de maniobra fue un envolvimiento de Shuri por las divisiones de Marines en el oeste y las divisiones del Ejército en el este, mientras que un

Se mantuvo un fuerte ataque de sujeción en el centro. 3 El estado mayor del Décimo Ejército creía que las posiciones japonesas eran más débiles a la derecha y que las nuevas divisiones de Marines tenían la oportunidad de abrirse paso rápidamente en ese flanco. Además, el terreno era más favorable a lo largo de la costa occidental. La amplia maniobra de flanqueo alrededor de Shuri que se desarrolló más tarde no se proyectó en los planos originales. El general Buckner explicó el 10 de mayo que no habría nada espectacular. Añadió:

Será una continuación del tipo de ataque que hemos estado empleando hasta la fecha. Donde no podamos tomar puntos fuertes, los pellizcaremos y los dejaremos para que las reservas se reduzcan. Tenemos una gran potencia de fuego y también tenemos suficientes tropas frescas para que siempre podamos tener una división en reposo. 4

La orden inicial del ataque preveía una preparación general de 30 minutos por parte de la artillería justo antes del ataque terrestre. Esta disposición fue revocada dos días después a favor de la localización de objetivos. La nueva orden declaró que "el número máximo posible de cañones enemigos conocidos y puntos fuertes serán destruidos o neutralizados" antes del asalto de infantería. Este cambio resultó, con toda probabilidad, del reconocimiento del fracaso de la preparación masiva para el ataque del 19 de abril. El elaborado sistema de posiciones subterráneas japonesas en todo el frente hizo necesario usar fuego de precisión, golpeando cada entrada de la cueva. 5

En preparación para un nuevo ataque estadounidense, los japoneses reforzaron sus defensas Shuri. Listo por fin para poner en acción casi todas sus reservas, el general Ushijima ordenó que "el Ejército traslade inmediatamente su fuerza principal al área de Shuri". Estableció una zona de defensa central con sus líneas de frente corriendo desde un punto al norte de Asato en la costa oeste, a través de Wana y el terreno elevado cerca de Ishimmi, hasta la costa este al norte de Conical Hill. Consciente de la entrada de la 6.a División de Infantería de Marina en el oeste, cambió sus fuerzas

para una defensa férrea en ambos flancos. El general Ushijima ordenó la destrucción de carreteras y puentes al este de Naha. Sin embargo, su continuo temor a un ataque detrás de las líneas japonesas por parte de las tropas paracaidistas estadounidenses le impidió llevar todas las fuerzas disponibles al frente. 6

El ataque lanzado el 11 de mayo, aunque coordinado inicialmente a lo largo de todo el frente, pronto se dividió en una serie de intensas batallas por puntos particulares con los sectores occidental, central y oriental presentando situaciones relativamente distintas. En muchos lugares, los esfuerzos estadounidenses fueron simplemente una intensificación de los asaltos que habían comenzado en días anteriores. Durante diez días de lucha continua, desde Pan de Azúcar en la costa oeste hasta Conical Hill en el este, los japoneses, excepto en las retiradas locales y relativamente menores, se mantuvieron tenazmente en sus posiciones preparadas durante mucho tiempo. Finalmente, el 21 de mayo, después de algunas de las acciones más amargas de la batalla de Okinawa, las fuerzas estadounidenses tomarían la ladera oriental de Conical Hill, cerca de la costa este, y de ese modo abrirían una brecha en las líneas enemigas que permitiera un intento de envolvimiento.

El ataque en Occidente

El 8 de mayo, la 22ª División de Infantería de Marina, 6ª División de Infantería de Marina, relevó a la 7ª División de Infantería de Marina, 1ª División de Infantería de Marina, en los acantilados al norte del río Asa. El enemigo mantuvo posiciones al sur del Asa, que era demasiado profundo para vadear por la boca y que tenía un fondo demasiado blando para soportar cualquier tipo de vehículo. El terreno controlado por el enemigo se elevó suavemente hacia el horizonte a 2000 metros de distancia. Hacia el oeste, las crestas de coral estériles formaban una barrera hacia el mar; hacia el sur, una larga cresta de arcilla dominaba el camino a Naha; hacia el sureste, un grupo de colinas bajas cubiertas de hierba, colocadas muy juntas, dominaban el terreno entre la cuenca del río Asa y el río Asato corredor. Al este estaban los ásperos pliegues de Dakeshi Ridge, Wana Ridge y Wana Draw, posiciones hacia las que se dirigía la 1.ª División de Infantería de Marina. 7 (Ver mapa No. 40.)

El mayor general Lemuel C. Shepherd, Jr., comandante de la 6ª División de Infantería de Marina, había advertido a sus tropas que la batalla en el sur de Okinawa sería diferente a cualquier cosa que hubieran encontrado anteriormente en el Pacífico. En una orden de entrenamiento leída dos veces por cada líder de pelotón a sus hombres, describió la inteligencia del enemigo.

Avances de la 6a División de Infantería de Marina en Occidente

El paseo por la costa

Durante la noche del 10 al 11 de mayo, los ingenieros de la 6.ª División de Infantería de Marina, trabajando bajo fuego, cruzaron el puente Asa a Bailey, lo que permitió que los tanques y otras armas pesadas apoyaran el ataque. Los infantes de marina avanzaron bajo el fuego de artillería casi continuo lanzado desde la cara occidental de Shuri Heights, donde el enemigo tenía una excelente observación de la zona costera. La oposición de la infantería japonesa estuvo bien coordinada con este fuego. Un comandante de compañía del 1er Batallón, 22º de Infantería de Marina, condujo un escuadrón hasta la cima de una colina fuertemente defendida a 800 metros al sur de Asa, pero todas sus tropas murieron o resultaron heridas en el asalto, excepto el lanzallamas. Una concentración de la batería principal de un barco de apoyo contra incendios soltó grandes bloques de coral de la cima de la colina y los hizo rodar por la cara, pero sin mucho daño a las posiciones japonesas. Una carga de infantería de la Compañía C, apoyada de cerca por tanques, finalmente ganó la colina. Aunque la Compañía C se redujo ahora a ochenta hombres, los marines se aferraron a la colina ante los contraataques.

A la derecha del regimiento (oeste), el 3.er Batallón se apoderó de un acantilado en la costa norte de la ciudad de Amike mediante un asalto de tanques, infantería y lanzallamas a finales de

ZONA DEL FLANCO OESTE, donde la 22ª División de Infantería de Marina, 6ª División, cruzó el río Asa hacia Naha. (Foto tomada el 5 de mayo de 1945).

PAN DE AZÚCAR Y COLINAS DE HERRADURA, fotografiado después de que la batalla se hubiera trasladado a Machisi y casi a Naha. Entre Sugar Loaf y el montículo en primer plano, donde se centró el ataque de los marines, se pueden ver 10 vehículos blindados estadounidenses noqueados.

la tarde. Este avance colocó a los marines en las afueras del norte de Amike con vistas a la devastada ciudad de Naha, capital de los Ryukyus. Si esta ciudad, la más grande de las islas, hubiera sido el objetivo del Décimo Ejército, la 6.ª División de Infantería de Marina habría tenido una excelente posición desde la que capturarla. Sin embargo, dado que Naha no era su objetivo, los infantes de marina que llegaron a la orilla norte del Asato cerca de su desembocadura simplemente consolidaron su posición durante las próximas dos semanas, enviando patrullas a Naha, mientras que los marines del este continuaron presionando el flanco. de Shuri.

El progreso de las otras tropas de la 22ª Infantería de Marina durante el 12 y 13 de mayo fue lento. El 1. ° y 2. ° Batallones se estaban moviendo ahora hacia el terreno accidentado a una milla al este de Amike, terreno que se había ordenado a los japoneses mantener como un punto clave en la defensa de Shuri. Esta zona fue ocupada por el 15 ° Regimiento Mixto Independiente, 44a Brigada Mixta Independiente, apoyado por el 7mo Batallón Antitanque Independiente, una compañía de morteros de la Armada, y un batallón independiente de aproximadamente 700 hombres formado a partir de un Batallón Base de Incursiones Marítimas. Estas fuerzas estaban bien provistas de ametralladoras de mortero ligero y armas ligeras. A medida que se desarrollaba la batalla, llegaron refuerzos del resto de los 44a Brigada. 9

Acercándose al Pan de Azúcar, 12-13 de mayo

El primer encuentro de los marines con los japoneses que custodiaban el Pan de Azúcar se produjo el 12 de mayo, casi sin darse cuenta. La Compañía G, 22 ° Marines, avanzó hacia el sureste con once tanques hacia el río Asato. Dirigiéndose directamente hacia Pan de Azúcar, que era conocido por ser un punto fuerte, la infantería y los tanques se encontraron con disparos de rifle cada vez mayores, pero siguieron adelante. Cuando los infantes de marina llegaron al Pan de Azúcar, varios soldados japoneses huyeron de sus posiciones. No estaba claro si esta acción fue una artimaña o el resultado del pánico ante la repentina llegada de los estadounidenses. Cuatro hombres en la cresta del Pan de Azúcar y el comandante de la compañía llamaron frenéticamente por radio al batallón pidiendo refuerzos. Debido a sus muchas bajas, se ordenó al comandante que se retirara. Cuando los estadounidenses se retiraron, el enemigo se abrió con fuego intenso. Tres tanques fueron rápidamente derribados. Lentamente, las tropas se retiraron, sufriendo más bajas en el proceso. Al anochecer, la fuerza total de la Compañía G se redujo a setenta y cinco.

La 6ª División de Infantería de Marina planeó ahora un ataque en vigor en el área del Pan de Azúcar. Las colinas eran tan pequeñas que no aparecían en el

mapa militar estándar con su intervalo de contorno de 10 metros. Pan de Azúcar y las otras colinas que lo sostienen se formaron de tal manera, sin embargo, que ofrecían posiciones excepcionalmente ventajosas al enemigo. La cresta, que corría generalmente de este a oeste, se curvaba ligeramente hacia atrás en cada extremo, lo que brindaba a las armas japonesas en la pendiente inversa una excelente protección contra el fuego de flanqueo estadounidense, así como contra el ataque frontal. Apoyando al Pan de Azúcar en su parte trasera derecha estaba Crescent Hill, también conocida como Half Moon Hill en su parte trasera izquierda estaba la Herradura, una larga cresta curva que alberga muchas posiciones de mortero. Estas tres colinas se apoyaban entre sí, y cualquier ataque al Pan de Azúcar provocaría el fuego de los demás. Los japoneses aquí tenían excelentes campos de fuego hacia el noroeste, obstruidos solo ligeramente por varios pequeños montículos de tierra que tenían sus propias defensas de pendiente inversa. Los japoneses de Shuri Heights dominaban la mayor parte del terreno. 10

En la mañana del 13 de mayo, el 3. ° Batallón, 29 ° Marines, entró en la batalla al este del 22 ° Marines. El día transcurrió en movimientos lentos y costosos en un esfuerzo por apoderarse del terreno elevado que domina los tramos superiores del Asato. Los infantes de marina hicieron avances de varios cientos de yardas en la división izquierda, pero la resistencia aumentó constantemente. En la tarde del 13 de mayo, la 6.ª División de Infantería de Marina había comprometido al 29º Regimiento para un nuevo ataque. Los aviones de apoyo realizaron muchas incursiones durante el 13 de mayo contra posiciones de artillería, edificios y áreas de almacenamiento, utilizando cohetes y cientos de bombas de 100 y 500 libras. Un acorazado, cuatro cruceros y tres destructores también apoyaron el ataque. Esta gran potencia de fuego estuvo disponible para las tropas terrestres durante los ataques.

El hábil uso por parte del enemigo de la artillería que le quedaba obstaculizó enormemente el avance de los marines del Asa al Asato. La artillería de la 44.a Brigada consistió en ocho de 100 mm. obuses y cuatro cañones de montaña, que se complementaban de vez en cuando con artillería y morteros pesados ​​de unidades adyacentes. Teniendo una excelente observación, los japoneses usaron sus armas individualmente o en parejas con gran precisión contra infantes de marina y tanques. En una ocasión, un proyectil cayó de lleno en medio de varios hombres en un punto de observación, el comandante del 1er Batallón, el 22º de Infantería de Marina, 3 radioemisores y 2 oficiales de tanques resultaron muertos y 3 comandantes de compañía resultaron heridos.

"Ataque Banzai" en Pan de Azúcar, 14 a 15 de mayo


Mapa No. 41: Sugar Loaf Hill


Mapa No. 42: Sugar Loaf Hill

Sugar Loaf, y desde este terreno lanzar un asalto contra Sugar Loaf. (Ver Mapa No. 41.) Los infantes de marina pudieron apoderarse de las laderas delanteras de las colinas protectoras al norte de Pan de Azúcar, pero un fuego intenso se encontró con ellos cada vez que intentaron moverse alrededor o sobre estas colinas. De los cincuenta hombres que intentaron avanzar, sólo diez regresaron, y la mayor parte de la mañana se dedicó a evacuar a los heridos en las vías. Sin embargo, los infantes de marina lanzaron un ataque exitoso en Queen Hill que protegía Sugar Loaf al norte. El primer ataque al Pan de Azúcar se estancó bajo un intenso fuego. Un pelotón, consolidado a partir de los restos de dos pelotones, hizo otro intento al anochecer. Para el año 2000, el líder del pelotón estaba muerto y la mayor parte del pelotón había resultado muerto o herido como resultado de un intenso fuego de mortero, pero los supervivientes se aferraron a la pendiente. El oficial ejecutivo del 2. ° Batallón reunió a los miembros disponibles de la Compañía G, 22 ° Marines, veinte y veintiséis infantes de marina de los elementos de suministro para intentar reforzar a los supervivientes. Él y sus hombres cruzaron el pequeño valle y avanzaron por las laderas del Pan de Azúcar. A unos doce metros de la colina, instalaron dos ametralladoras con equipos de fuego para apoyar a cada una. Llegaron veinte reemplazos del grupo de tierra con dos oficiales que nunca habían visto un combate. Las granadas y los proyectiles de mortero de rodilla caían entre las tropas con tanta fuerza que el oficial ejecutivo trasladó su fuerza a la cima de la colina. "La única manera", declaró, "de que podamos tomar la cima de esta colina es hacer que un banzai japonés cargue nosotros mismos".

La pequeña fuerza de la Infantería de Marina en Pan de Azúcar estaba ahora tan cerca de la pendiente inversa que el enemigo no podía lanzar granadas de manera efectiva, pero el bombardeo de mortero aumentó. El oficial ejecutivo, agachado en su trinchera, murió instantáneamente cuando un fragmento lo golpeó en el cuello. Uno de los líderes del pelotón en la colina también murió y otro resultó herido cuando traía refuerzos. Cuatro o cinco hombres agrupados juntos por un momento se congelaron cuando un obús cayó entre ellos.

El fuego de mortero y la infiltración redujeron constantemente la pequeña fuerza, hasta que al amanecer del 15 de mayo la posición en Pan de Azúcar fue ocupada por un solo oficial y diecinueve hombres exhaustos. La luz del día hizo que la situación fuera aún más precaria, porque ahora el enemigo atrincherado en la Herradura y en Crescent Hill podía disparar con precisión contra los estadounidenses. Llegaron órdenes del Batallón en 2000 indicando que el alivio estaba en camino. Los infantes de marina ya habían cedido algo de terreno, el enemigo ahora estaba armando fuego en la cresta y los soldados de infantería japoneses se arrastraban colina arriba desde sus cuevas en la ladera inversa. El alivio fue excepcionalmente difícil debido al intenso fuego. Un pelotón de la Compañía D, 29a Infantería de Marina, intentando

Al llegar a la cima, descubrió rápidamente que un alivio efectivo requeriría un ataque contra los japoneses que intentaban retomar la cima de la colina. El líder del pelotón, el teniente primero George Murphy, ordenó un asalto con bayonetas fijas. Los marines llegaron a la cima e inmediatamente se vieron envueltos en una batalla de granadas con el enemigo. Su suministro de 350 granadas pronto se agotó. El teniente Murphy le pidió al comandante de su compañía, el capitán Howard L. Mabie, permiso para retirarse, pero el capitán Mabie le ordenó que mantuviera la colina a toda costa. A estas alturas, toda la pendiente delantera del Pan de Azúcar estaba llena de remolinos grises de humo de las ráfagas de mortero, y Murphy ordenó la retirada por su propia iniciativa. Cubriendo a los hombres mientras retrocedían por la pendiente, Murphy fue asesinado por un fragmento cuando se detuvo para ayudar a un infante de marina herido.

El Capitán Mabie avanzó con su compañía para proteger a los sobrevivientes mientras se retiraban. Al mismo tiempo notificó al coronel Woodhouse: "Solicite permiso para retirarse. El irlandés George Murphy ha sido alcanzado. Le quedan 11 hombres en el pelotón de los 60 originales".

Dos minutos después, el coronel Woodhouse respondió: "Debe esperar".

En cinco minutos llegó la respuesta de Mabie: "El pelotón se ha retirado. La posición era insostenible. No se pudo evacuar a los heridos. Créanme, los japoneses ahora sostienen la cresta".

A estas alturas, los japoneses estaban bombardeando el área alrededor del Pan de Azúcar y estaban atacando el sector izquierdo de la 6ª División de Infantería de Marina con al menos el número de batallones. A media mañana, el esfuerzo enemigo se había extendido por un frente de 900 metros. Como resultado de la amarga lucha por Sugar Loaf y frente a Crescent Hill, todo el sector izquierdo de la división estaba débil. El 2.º Batallón cedió el terreno inmediatamente al norte del Pan de Azúcar, pero el enemigo no avanzó con su ventaja. Hacia 1315 su ataque había perdido impulso. Más tarde ese mismo día, el 2. ° Batallón, 22 ° de Infantería de Marina, fue retirado de la acción que había sufrido 400 bajas durante los tres días anteriores.

Continúan los ataques al Pan de Azúcar, 16-17 de mayo

desalojados por fuego de mortero o artillería, los tanques no pudieron deslizarse por la ladera oeste del Pan de Azúcar debido al fuego antitanques desde varias direcciones y los soldados de infantería que acompañaban a los tanques estaban indefensos bajo ese fuego. La integración de la posición japonesa era totalmente evidente que los infantes de marina del Pan de Azúcar no podían avanzar sobre la cresta debido al fuego de las colinas adyacentes. Los infantes de marina que luchaban por esas colinas fueron detenidos por el fuego del Pan de Azúcar. La maniobra fue imposible. Después de una salvaje lucha cuerpo a cuerpo alrededor de la cresta del Pan de Azúcar, los marines se retiraron a sus posiciones de la noche anterior.

Los veteranos de la 6ª División de Infantería de Marina que lucharon en esta acción llamaron más tarde al 16 de mayo su día más amargo de lucha durante la campaña de Okinawa. Dos regimientos habían atacado con todas sus fuerzas disponibles y habían fallado. Los oficiales de inteligencia informaron que las defensas del Pan de Azúcar se habían fortalecido mucho en las últimas veinticuatro horas. Las bajas de los marines siguieron siendo numerosas.

El plan para el 17 de mayo requería un ataque de flanqueo al Pan de Azúcar desde el este. El 1er y el 3er Batallón, 29º de Infantería de Marina, iban a asaltar Crescent Hill, luego se mantendrían allí y apoyarían al 2º Batallón, 29º de Infantería de Marina, en un intento de apoderarse del Pan de Azúcar. Un fuerte bombardeo con cañones de 16 pulgadas, obuses y aviones con bombas de 1,000 libras precedió al ataque. A las 08.30, elementos del 1. ° y 3. ° Batallón atacaron el extremo occidental de Crescent Hill. Equipos de infantería de tanques apoyados por artillería destruyeron muchas posiciones fortificadas. Cuando este avance descubrió el lado este del Pan de Azúcar, la Compañía E del 2.º Batallón comenzó un ataque de flanqueo alrededor de la izquierda de esa característica clave del terreno.

Mientras continuaba el ataque a Crescent Hill, elementos del 2.º Batallón se dirigieron hacia Sugar Loaf. El primer esfuerzo fue un movimiento amplio que intentaba emplear el corte del ferrocarril, pero no tuvo éxito debido al fuego recibido de la izquierda. Un intento de un movimiento de flanqueo cerrado fracasó debido a las pendientes escarpadas. Luego, usando las laderas noreste de la colina, dos pelotones de la Compañía E llegaron a la cima. Al llegar a la cima, la fuerza atacante fue alcanzada por una fuerte carga enemiga que los hizo retroceder desde la cima de la colina. Un pelotón de la Compañía F también trató de avanzar a lo largo de la cresta hacia el oeste, pero el líder murió y el pelotón se retiró bajo un fuerte fuego de mortero. Tres veces más la Compañía E se dirigió hacia la cima de la colina. Dos veces fueron rechazados después de una pelea cuerpo a cuerpo. La tercera vez, los marines derrotaron a los japoneses, pero al hacerlo agotaron sus municiones. La compañía se vio obligada a retirarse, renunciando al puesto por el que 160 infantes de marina habían sido muertos o heridos durante el día.

Captura de Pan de Azúcar, 18-19 de mayo

A lo largo de los cuatro aparentemente infructuosos días de batalla por el área del Pan de Azúcar, el tedioso trabajo de destruir las posiciones japonesas se había llevado a cabo en todas partes del área. El progreso en este trabajo redujo constantemente la cantidad de fuego que los japoneses podían colocar en Sugar Loaf. El 18 de mayo, un hábil y coordinado ataque de la Compañía D, 29º de Infantería de Marina, aprovechó los avances de los últimos días y logró reducir el Pan de Azúcar. (Ver mapa No. 43.)

El Capitán Mabie, al mando de la Compañía D, maniobró con su compañía hacia el borde del terreno bajo al norte de Pan de Azúcar en la mañana del 18. La artillería y los morteros pusieron una gran preparación en los objetivos. Inmediatamente después, tres tanques se movieron alrededor de la ladera este del Pan de Azúcar y dispararon contra la ladera inversa cuando los japoneses salieron de sus cuevas para repeler un ataque esperado. Los tanques se retiraron, derribando a dos equipos de cartera que salieron corriendo de las cuevas. Entonces el Capitán Mabie se abrió con una andanada de cohetes. Los camiones que llevaban bastidores de cohetes se acercaron a una silla, soltaron sus misiles y se alejaron corriendo para escapar del fuego de artillería. Las piezas de campo se abrieron de nuevo a medida que las tropas avanzaban.

Un pelotón trepó por la nariz del chaleco, despegando los equipos de fuego para mantener una línea continua desde la base de la colina. Otro pelotón subió directamente por la ladera noreste. Las dos partes alcanzaron la cima aproximadamente al mismo tiempo, luego avanzaron para destruir posiciones en la pendiente inversa. La posición estaba asegurada a las 0946. Unos minutos más tarde, el capitán Mabie recibió la orden de "enviar los suministros PX". El resto de la Compañía D pronto siguió hasta la cima. Al mediodía se había evacuado a los heridos y se había establecido firmemente una línea. Mientras tanto, la Compañía F se apoderó de parte del Horseshoe, lo que redujo el fuego desde ese punto y permitió que las posiciones se consolidaran en las laderas norte de Crescent Hill.

Esa noche 60 mm. Los morteros de tres compañías en y detrás del Pan de Azúcar disparaban bengalas cada dos minutos para iluminar el área. A las 23:00 los infantes de marina escucharon gritos y parloteos al suroeste de Pan de Azúcar, y el fuego de mortero enemigo aumentó. A las 02.30, la fuerza total de un ataque japonés golpeó a los marines en Horseshoe. Las tropas enemigas a lo largo de la carretera cortada al oeste de Pan de Azúcar instalaron una ametralladora que podría enfilar las líneas de los marines. Los artilleros de la infantería de marina noquearon esta arma, pero los japoneses tripularon otras. Dos pelotones retrocedieron hacia la ladera delantera (norte) del Pan de Azúcar, y los equipos de fuego, utilizando sus propias tácticas de pendiente inversa, mataron a treinta y tres japoneses mientras pequeños grupos intentaban volver a ocupar la colina. El contraataque se detuvo al amanecer.

Al día siguiente, 19 de mayo, el 4º de Infantería de Marina relevó al exhausto 29º de Infantería de Marina. Durante el período de 10 días hasta la captura de azúcar inclusive

Hogaza, la 6.ª División de Infantería de Marina había perdido 2.662 muertos o heridos; también hubo 1.289 casos de fatiga de combate. En los marines 22 y 29, tres comandantes de batallón y once comandantes de compañía habían resultado muertos o heridos. El 20 de mayo, el 4º de Infantería de Marina ganó más de la Herradura, pero aún no pudo llegar a la cima de Crescent Hill. Un ataque de una fuerza enemiga estimada como de un batallón fue rechazado por el fuego combinado de seis batallones de artillería y armas de infantería. Aunque se vio obligado a comprometer parte de su reserva de regimiento, el 4º de Infantería de Marina disolvió el ataque e infligió al enemigo más de 200 bajas.

El 21 de mayo, el 4º de Infantería de Marina continuó el ataque hacia la línea del río Asato. Las tropas avanzaron 250 yardas hacia la Herradura, pero no pudieron completar la toma de Crescent Hill debido a la intensa artillería enemiga y fuego de mortero. Gran parte de este fuego provino de Shuri Heights. Los próximos movimientos de la 6ª División de Infantería de Marina dependerían del resultado de la feroz lucha por esas alturas que todavía estaba librando la 1ª División de Infantería de Marina.

Ataque de la 1.a División de Infantería de Marina en Shuri Heights

Mientras la 6ª División de Infantería de Marina avanzaba lentamente hacia el río Asato del 11 al 20 de mayo, la 1ª División de Infantería de Marina hacía grandes esfuerzos para apoderarse de Shuri Heights. Las posiciones japonesas clave en esta área se construyeron en Dakeshi Ridge, Wana Ridge, Wana Draw y las ciudades de Dakeshi y Wana, todas protegiendo a Shuri en el noroeste. Aunque otros terrenos alrededor de Shuri eran más altos e incluso más escarpados, el III Cuerpo Anfibio utilizó el término "Alturas de Shuri" para denotar las posiciones japonesas en esta área que permitían una vista de casi todo el frente de la Infantería de Marina. (Ver mapa No. 40.)

Las crestas, los desniveles y las ruinas de Shuri Heights le dieron al enemigo una combinación perfecta para su tipo de guerra defensiva. Dakeshi Ridge, que los marines habían alcanzado el 10 de mayo, tenía defensas típicas de pendiente inversa apoyadas por muchas posiciones en la ciudad de Dakeshi. Los japoneses habían explotado esta situación tan plenamente como habían aprovechado la relación de la ciudad y la cordillera de Kakazu y la de la ciudad de Maeda y la escarpa de Urasoe-Mura. Otra cresta, Wana, se encontraba directamente al sur de la ciudad de Dakeshi. Al oeste de estas posiciones, pendientes pronunciadas de 50 a 100 yardas protegieron a los japoneses contra un ataque de flanco desde su izquierda. Al sur de Wana Ridge estaba Wana Draw, que comenzó como un desfiladero estrecho y rocoso justo al norte de Shuri y se ensanchó ampliamente hacia el oeste, dando a sus defensores una vista completa del suelo debajo. 11

Captura de Dakeshi Ridge, 10-13 de mayo

En el ataque del Décimo Ejército del 11 de mayo, el papel desempeñado por el 7. ° Marines, 1. ° División de Infantería de Marina, representó una intensificación del ataque a Dakeshi Ridge iniciado el día anterior. El ataque al regimiento del 20 de mayo fue abortado. El enemigo había disparado intensamente con morteros y ametralladoras contra los marines atacantes desde sus posiciones en y detrás de la larga cresta. Al caer la noche, el 7º de Infantería de Marina se había visto obligado a volver a sus líneas originales. 13

El plan para el 11 de mayo se diseñó para aprovechar la formación natural de Dakeshi Ridge, que tenía aproximadamente la forma de una herradura, con las púas que se extendían hacia el norte a lo largo de los límites del sector del séptimo regimiento. El cuenco entre los extremos de la cresta era intransitable debido al fuego enemigo, las rutas de ataque estaban a lo largo de las extensiones de la cresta. El 2. ° Batallón atacó el extremo occidental de la cresta a la derecha del regimiento, mientras que el 1. ° Batallón atacó por la izquierda. Ambos batallones tuvieron que moverse sobre terreno accidentado.

Utilizando equipos de infantería de tanques, el 1er Batallón avanzó lentamente por la ladera oriental de Dakeshi bajo el intenso fuego enemigo y alcanzó la línea de la cresta durante la tarde. El 2.º Batallón también logró llegar a la cresta de la cresta en su sector, pero inmediatamente fue objeto de un intenso fuego desde Wana Ridge directamente hacia el sur. Era imposible continuar el ataque, un infante de marina apenas podía levantar la cabeza sin recibir fuego. La evacuación de las víctimas fue extremadamente difícil. Cuando un infante de marina fue incendiado por un lanzallamas japonés, varios de sus camaradas intentaron cruzar campo abierto para apagar las llamas, pero cada uno fue

herido en el intento. Los estadounidenses se vieron obligados a retroceder una corta distancia, pero mantuvieron la mayor parte de sus ganancias. La compañía atacante había perdido a su comandante y a todos los jefes de escuadrón de los dos pelotones de asalto.

El 7º de Infantería de Marina extendió su control sobre Dakeshi durante mayo. La lucha en el sector del 1er Batallón giraba alrededor de un pináculo en el extremo este de Dakeshi Ridge. Como de costumbre, el enemigo ocupó la pendiente inversa en posiciones tan favorables que los ataques de flanco o de asalto frontal eran prácticamente imposibles. Solo había espacio suficiente para que un pelotón pudiera maniobrar. Bien provistos de granadas, cuatro infantes de marina intentaron ocupar el pináculo sigilosamente, pero el intento fracasó. Después de un 60 mm. concentración de mortero, doce infantes de marina asaltaron la posición solo para encontrar al enemigo esperando ileso y retrocedieron bajo un bombardeo de granadas de mano. Luego, los hombres de demoliciones pusieron 400 libras de cargas debajo de la posición. La voladura fue un espectáculo emocionante de ver pero ineficaz.

Todavía había otro truco en el repertorio de los marines, y éste funcionó. El pelotón aseguró un tanque mediano y dos tanques lanzallamas y los dirigió a través de la silla a la derecha (oeste) del pináculo hasta un punto donde pudieran operar contra la pendiente inversa. Mientras que el tanque puso 75 mm. proyectiles y fuego de ametralladora en las posiciones enemigas, el lanzallamas roció fuego sobre toda la pendiente. Inmediatamente después, la infantería asaltó el pináculo y lo ganó sin mucha dificultad.

Al anochecer, el 7º de Infantería de Marina se apoderó firmemente de la mayor parte de Dakeshi Ridge. Poco antes de la medianoche, los japoneses hicieron un contraataque contra el 2.º Batallón en la cresta. Este fue el tercer contraataque contra este regimiento en otras tantas noches. Los estadounidenses mataron a unos cuarenta miembros de una fuerza estimada según la fuerza de la compañía, incluidos dos oficiales japoneses con excelentes mapas del área. Equipos de infantería de tanques aseguraron el resto de Dakeshi Ridge el día 13.

Una lucha salvaje se desarrolló el 13 de mayo cuando el 2. ° Batallón trató de atravesar la ciudad de Dakeshi en preparación para un asalto a Wana Ridge. Dakeshi era una red de túneles, pozos y cuevas, ideal para una gran fuerza defensora. Los francotiradores estaban entre ruinas, detrás de muros y en cisternas y pozos. El pelotón de avanzada fue atrapado al aire libre por morteros y fuego automático desde el frente y ambos flancos. La radio se averió. Los tanques y la artillería apoyaron a los hombres y trataron de protegerlos con humo, pero los japoneses se arrastraron hacia adelante a través del humo y granadas al pelotón. Un infante de marina, tan herido que suplicó que le dispararan, estaba siendo ayudado por dos compañeros cuando una granada explotó entre ellos y mató a los tres. El pelotón se retiró después de que treinta y dos de los cuarenta y nueve originales hubieran resultado muertos o heridos.

DAKESHI RIDGE fue atacado por estos equipos de infantería de tanques de la 7ª División de Infantería de Marina, 1ª División, al intentar llegar a la vertiente oriental. Abajo, las tropas del Séptimo Marine se acercan a una cueva controlada por japoneses en Dakeshi Ridge abrazan el suelo cuando un proyectil de mortero enemigo estalla en la cresta. La cueva está en la depresión a la derecha del estallido del proyectil.

Los primeros marines avanzan por la derecha

Mientras que el 7º de Infantería de Marina luchó por Dakeshi Ridge del 10 al 13 de mayo, el 1º de Infantería de Marina se trasladó hacia el sur a lo largo del terreno ondulado debajo de Shuri Heights. Después de capturar la Colina 60 el 9 de mayo, el 1º de Infantería de Marina encontró su zona de acción inclinada hacia abajo y expuesta a la observación y al fuego del enemigo desde Shuri Heights y desde la Colina 55, que estaba justo debajo de Wana Draw. Inmediatamente antes del regimiento se encontraba la cuenca baja drenada por el río Asa. A la derecha de los marines, el ferrocarril de Naha corría a lo largo de un terraplén.

Cuando el 1er. De Infantería de Marina intentó pasar el morro occidental de Dakeshi Ridge el 10 y el 11 de mayo, el fuego de Shuri Heights fue tan severo que el avance se estancó. En consecuencia, el ataque fue reorientado, y los marines, dando a Dakeshi Ridge un amplio espacio, avanzaron al oeste del ferrocarril. Aquí, el 1º de Infantería de Marina hizo un buen progreso en coordinación con la 6ª División de Infantería de Marina. Sin embargo, cuanto más avanzaban las tropas por la derecha, mayor era la dificultad para abastecer a los elementos de avanzada, todas las rutas de aproximación estaban bajo fuego. La artillería japonesa bombardeó el área entre Dakeshi Ridge y el ferrocarril. El 15 de mayo fue necesario utilizar lanzamientos desde el aire, pero estos solo tuvieron un éxito parcial porque algunos de los paracaídas se desviaron hacia áreas bajo el fuego enemigo.

El ataque del 1º de Infantería de Marina el 13 de mayo se coordinó con los movimientos del 7º de Infantería de Marina en Dakeshi Ridge. Artillería, cañones navales, morteros y 37 mm. armas de fuego golpearon las áreas frente a los marines. Al mediodía, el 3.er Batallón estaba cerca de la Colina 55. Esta colina, que formaba parte del muro sur de Wana Draw, presentaba a los marines una fuerte pendiente. Sus defensas estaban bien integradas con las de Wana Ridge y Draw. Una compañía, apoyada por tanques, asaltó Hill 55 durante la tarde, pero fue alcanzada por un intenso fuego desde las alturas. Ametralladoras japonesas, morteros y 20-MM. Las pistolas automáticas obligaron a la empresa a retirarse bajo una cortina de humo.

El plan para el 14 de mayo era un ataque a Wana Ridge en coordinación con el 7º de Infantería de Marina. Wana Ridge formó la pared norte de Wana Draw. La cresta, una larga columna de coral que se extiende desde la parte norte de Shuri, estaba bordeada a ambos lados por tumbas fortificadas, muchas de las cuales miraban hacia el terreno bajo.

Lucha por Wana Draw

El 5º Regimiento de Infantería de Marina relevó al 1º de Infantería de Marina durante la tarde del 14 de mayo. El plan ahora era atacar a Wana Draw y las alturas vecinas con todas las armas disponibles. Cuatro cañones autopropulsados ​​y doce tanques para fuego directo llegaron el 16 de mayo. Los tanques, trabajando en relevos y escoltados por equipos de fuego de infantería, se trasladaron al terreno bajo en la boca de Wana Draw y comenzaron a disparar en el terreno alto. El enemigo respondió casi de inmediato con 47 mm. fuego antitanque, destruyendo dos tanques que también arrojó con proyectiles de mortero para matar a la infantería que lo acompañaba. Los marines se retiraron con sus bajas. Los observadores, sin embargo, habían detectado dos de las posiciones de los cañones antitanques japoneses y las baterías principales del Colorado destruyó a ambos más tarde en la tarde.

Los tanques y los M-7 (cañones autopropulsados) continuaron presionando hacia Wana Draw. El 17, el 2.º Batallón intentó asaltar la colina 55, pero el ataque fue prematuro. Las ametralladoras y morteros japoneses en Wana Ridge detuvieron a la infantería, y 47 mm. los cañones destruyeron dos tanques. Los infantes de marina solo pudieron sostener la ladera oeste de la colina. Al día siguiente, los tanques y los cañones autopropulsados ​​dispararon más de 7.000 rondas de 75 mm. y 105 mm. en las posiciones japonesas. Los ingenieros con demoliciones y lanzallamas destruyeron las armas enemigas en las laderas más bajas de Wana Ridge. 14

Cañones navales, artillería de campaña, tanques y M-7 golpearon Shuri Heights y Hill 55 cuando los marines se trasladaron a la cima de la colina en la mañana del 20 de mayo. La infantería destruyó a algunos japoneses en la cresta después de un breve encuentro cuerpo a cuerpo.Los equipos de infantería de tanques se trasladaron a Wana Draw y con fuego a quemarropa mataron a muchos japoneses atrincherados en la ladera inversa de la colina 55. La toma de esta posición hizo posible algunos avances adicionales en el suelo debajo de la colina 55. Los marines invadieron muchas trampas para arañas tripuladas. por soldados japoneses equipados con cargas de cartera. El 21 de mayo, la 1.ª División de Infantería de Marina estaba atacando Shuri Ridge, la alta barrera que era la última característica natural que protegía el Castillo de Shuri en el oeste.

Punto muerto en Wana Ridge, 16-21 de mayo

A pesar de los avances del 5º Marines en el área de Wana Draw y Hill 55 y el firme control del 7º Marines en Dakeshi Ridge, los japoneses continuaron controlando Wana Ridge. Sus posiciones en esta cresta pasaban por alto ambos sectores del regimiento. El día 16, el 1.er Batallón, 7.º de Infantería de Marina, envió patrullas para sondear alrededor del morro oeste de Wana Ridge. Cuando los soldados de infantería se colocaron detrás de la patrulla, los japoneses lanzaron una serie de contraataques que hicieron retroceder a los marines a la base norte de Wana Ridge.

Después de relevar al 1. ° Batallón en la mañana del 17 de mayo, el 3. ° Batallón atacó Wana Ridge en tres días consecutivos cada vez que se vio obligado a retroceder a sus posiciones en el extremo sur de la ciudad de Dakeshi. Los atacantes generalmente pudieron llegar a la cima, pero fueron sometidos de inmediato a un intenso mortero y fuego automático desde el frente y ambos flancos, lo que hizo que la cresta fuera insostenible. El 19 de mayo, el 7º de Infantería de Marina fue reemplazado por el 1º de Infantería de Marina. El 7, que había perdido más de 1.000 muertos, heridos y desaparecidos desde el 10 de mayo, recibió más tarde la Mención de Unidad Presidencial por su participación en la batalla por Shuri Heights.

En el momento en que el 1.º de Infantería de Marina se hizo cargo, el progreso en el área de Wana Draw-Hill 55 comenzaba a hacerse sentir en la lucha de Wana Ridge. Tanques, M-7 y artillería habían estado golpeando la pared norte de Wana Draw, que era la pendiente inversa de Wana Ridge. Sin embargo, la artillería japonesa y las armas más ligeras que estaban "enfocadas" en Wana Ridge desde la ciudad de Shuri todavía controlaban la escarpada línea de la cresta. Algunas posiciones japonesas se construyeron en las paredes escarpadas de 200 pies de la parte superior de Wana Draw y eran casi inexpugnables.

El 1º de Infantería de Marina abrió un asalto en dos frentes en Wana Ridge en la mañana del 10 de mayo. El 3.er Batallón debía atacar al sureste hasta Wana Ridge, mientras que el 2.º Batallón debía avanzar contra 100 Meter Hill, la extensión este de la cordillera. Apoyado por tanques, cañones autopropulsados ​​y 37 mm. cañones, el 2.º Batallón avanzó rápidamente hasta la base de 100 Meter Hill. Tres pelotones de avanzada fueron detenidos en la pendiente por fuego de Wana Ridge y del sur, pero otra compañía pasó a través de ellos y continuó el ataque. Al anochecer, el 2.º Batallón ocupaba parte de la cresta, pero no la colina de 100 metros. En intensos combates a corta distancia, el 3. ° Batallón ganó solo 200 yardas en la ladera oeste.

El ataque continuó el 21 de mayo, pero el avance fue incluso más lento que el día anterior. Como tantos intentos anteriores en Okinawa, el ataque fracasó cuando las tropas se vieron obligadas a hacer los esfuerzos más enérgicos para destruir en particular

PENDIENTE INVERSA DE WANA RIDGE como apareció de la pendiente de Wana Draw. El punto alto y sin árboles en el lado derecho de la foto es una colina de 100 metros. A continuación aparecen restos de un 47 mm japonés. cañón antitanque y un tripulante quemado por un tanque lanzallamas.

posiciones con proyectiles, granadas y demoliciones. El 2. ° Batallón vertió napalm en Wana Draw y luego lo encendió, lo que llevó a algunos de los enemigos al aire libre, donde quedaron expuestos a fuego de mortero. Se utilizaron bazucas, granadas de rifle y cientos de fósforo blanco y granadas de fragmentación contra las cuevas en la ladera inversa de Wana. El fuego japonés de morteros y francotiradores fue intenso, lo que obligó a los marines a refugiarse en tumbas nativas y formaciones de coral. El 3.er Batallón avanzó setenta y cinco yardas a través del terreno accidentado en Wana Ridge, pero luego tuvo que retroceder a las posiciones anteriores para pasar la noche. El 2. ° Batallón se había detenido en seco en otro intento de tomar 100 Meter Hill.

Poco después de la medianoche del 21 de mayo, una fuerza enemiga de unas 200 tropas intentó expulsar al 1.º de infantería de marina de la pendiente delantera de Wana Ridge. Después de subir la empinada pendiente inversa por medio de cuerdas, picos y escaleras, los japoneses atravesaron un pequeño corte en la cresta y atacaron las posiciones de los marines. La Compañía C, que mantenía una delgada línea entre el 2. ° y el 3. ° Batallón, usaba fuego automático y de rifle, pero el arma más efectiva a tan corta distancia era la granada. Los marines los arrojaron hasta que les dolieron los brazos al mismo tiempo, los morteros pusieron grandes concentraciones en la ladera inversa de Wana. El ataque japonés fue detenido. La Compañía C perdió 4 muertos y 26 heridos en el ataque, pero contó 140 japoneses muertos en su sector en la mañana.

El ataque en el centro

En el sector de la 77.a División, el ataque del Décimo Ejército del 11 de mayo marcó la reanudación del avance frontal en forma de caracol sobre Shuri. Los dos regimientos de la división, que luchaban en lados opuestos de un largo valle abierto al sureste de la Ruta 5, tenían que coordinarse más estrechamente con las divisiones vecinas que entre sí. El progreso de la 305a a la derecha de la 77a (oeste) dependió en gran medida del avance de la 1a División de Infantería de Marina en Dakeshi Ridge.La 306a, a la izquierda de la división, trabajó en estrecha colaboración con la 96a División a lo largo del terreno elevado al oeste y suroeste de Kochi Ridge. (Ver Mapa No. 40.) Las fuerzas enemigas que se enfrentaban a la 77a consistían en dos batallones de la 32 ° Regimiento, 24 ° División, apoyado por elementos de cuatro batallones independientes, incluida una unidad de guardia Shuri. 15

El sector de la 305ª Infantería era un revoltijo de tierra que se extendía hacia el sur desde la colina 187 hacia Shuri. En contraste con el terreno audaz, las características del este y

al noroeste de Shuri, esta zona era una meseta accidentada con innumerables montículos, barrancos y desniveles. A mediados de mayo, el suelo estaba aún más roto por los agujeros de los obuses, las trincheras y las bocas de las cuevas. Apenas se veía una planta viva. La 305 siguió avanzando, aunque cada avance de unos pocos metros dejaba al descubierto más posiciones para ser destruidas. El ataque cobró un número constante de estadounidenses el 15 de mayo. El 305 estaba luchando con aproximadamente una cuarta parte de su fuerza. dieciséis

Por lo general, en Okinawa, los estadounidenses atacaron por la mañana, se atrincheraron en la nueva posición a última hora de la tarde y mantuvieron una defensa perimetral ajustada durante la noche. En algunas ocasiones, sin embargo, la 77.a División realizó ataques nocturnos. Tal ataque fue realizado el 17 de mayo por la 307ª Infantería, que había relevado a la 306ª en la división izquierda el 15 de mayo en un intento de capturar Ishimmi Ridge, al oeste de la ciudad de Ishimmi. Este ataque, que se convirtió en un esfuerzo desesperado por mantener una posición rodeada por el enemigo, fue típico de la terrible experiencia que muchos soldados de infantería tuvieron que atravesar en Okinawa para registrar incluso ganancias menores.

A través de las líneas japonesas hasta Ishimmi Ridge

Poco antes del anochecer del 1 de mayo, el teniente Theodore S. Bell, al mando de la Compañía E, 307 ° de Infantería, llevó a los líderes de su pelotón hasta el puesto de observación del 2. ° Batallón en lo alto de un pináculo de coral, señaló Ishimmi Ridge, apenas visible en el crepúsculo, 1,200 yardas hacia el sur, y anunció que la Compañía E había recibido la orden de realizar un ataque nocturno sorpresa en la cresta. En los pocos minutos que quedaban antes del anochecer, los oficiales estudiaron el terreno. Una sección de ametralladoras pesadas de la Compañía H y un pelotón de fusileros reforzados de la Compañía C fueron asignados a la Compañía E para el ataque. A los miembros de la compañía reforzada, muchos de ellos reemplazos sin experiencia previa en combate, se les ordenó cargar y trabar sus armas y arreglar bayonetas. 17

La empresa E se mudó en la oscuridad a las 0300 del 17 de mayo. Descendiendo por la parte oeste del valle, las tropas a las 0400 llegaron a la línea de partida, donde se les unió el pelotón de la Compañía C. Quince minutos más tarde, la compañía reforzada avanzaba silenciosamente por terreno bajo. Varios árboles demacrados en Ishimmi Ridge, que se veían tenuemente a la luz de las frecuentes llamaradas, sirvieron como puntos de guía. Aunque los japoneses controlaban el terreno, los estadounidenses no fueron detectados. Las tropas se congelaban en seco cada vez que las bengalas explotaban en lo alto.

El sonido de la batalla (fusiles y disparos automáticos y el zumbido de los proyectiles de artillería) siempre los rodeaba.

La compañía llegó a Ishimmi Ridge poco antes del amanecer y comenzó a tomar posiciones a lo largo de un sector de 125 yardas de la cresta plana. Cavar fue difícil debido a la formación de coral y roca. La cresta de Ishimmi tenía apenas diez metros de ancho en el centro, pero se ensanchaba en ambos extremos. El 3er Pelotón se movió hacia la izquierda, el 2do Pelotón formó el centro, el pelotón de la Compañía C tomó el flanco derecho y el 1er Pelotón protegió la retaguardia. El teniente Bell estableció su puesto de mando en un bolsillo a veinte metros al norte de la parte estrecha de la cresta.

Al amanecer, los hombres estaban en posición, pero el enemigo aún desconocía su presencia. Un oficial japonés y su ayudante, hablando y riendo mientras salían de un túnel, murieron antes de que se dieran cuenta de los estadounidenses. El 2º Pelotón encontró a una docena de japoneses durmiendo en una trinchera y los despachó con bayonetas y fuego de rifle. A las 05.30, sin embargo, el enemigo estaba completamente alerta. Las tropas japonesas comenzaron a salir de los túneles en una cresta al sur de Ishimmi y trataron de cruzar el valle intermedio. El fuego de las ametralladoras estadounidenses los derribó. Pronto, el fuego enemigo de artillería, mortero, ametralladora y rifle barrió la cresta desnuda, obligando a las tropas a tumbarse en sus agujeros poco profundos. Los japoneses disparaban desde todas las direcciones, incluida la retaguardia, y lanzaban fuego de mortero incluso desde las aberturas de los túneles a lo largo de las laderas más bajas de Ishimmi Ridge.

El primer día

Los japoneses vieron rápidamente las armas automáticas de la Compañía E. Una ametralladora pesada estalló en pedazos mientras su tripulación la colocaba en el trípode, la otra pesada fue destruida antes de que disparara una caja de municiones. Casi todos los miembros de las tripulaciones murieron. Ambas ametralladoras ligeras habían sido derribadas a las 0700 y una de ellas estaba completamente enterrada. Todos menos uno de los morteros ligeros estaban fuera de acción a las 1000. Las comunicaciones del teniente Bell con el Batallón también eran un objetivo. De cinco radios traídas por su compañía y por el observador de artillería avanzada, una fue aplastada por proyectiles de mortero, otra fue incendiada y dos tuvieron sus antenas disparadas. Solo uno permaneció intacto.

A medida que se reducía la potencia de fuego estadounidense, los japoneses intentaron acercarse para destruir la asediada fuerza. El 3er Pelotón, que ocupaba una posición expuesta en la parte este de la cresta, rechazó tres cargas de bayoneta a su izquierda. Los estadounidenses sufrieron muchas bajas por las granadas. Los japoneses en la cresta al sur de Ishimmi se hicieron cargo del 2º Pelotón, que ocupaba el centro. Dos morteros de rodilla, disparando al unísono a 100 yardas de cada flanco, barrieron sistemáticamente el

Cresta de ISHIMMI, que se extiende desde el primer plano derecho casi hasta la ruleta del avión desde el que se tomó esta imagen, se eleva desde un terreno plano al noreste de Shuri. Inmediatamente detrás de la cresta está el pueblo de Ishimmi y el sorteo antes de la antigua capital de Okinawa. Desde estas posiciones, el enemigo podía lanzar fuego de mortero contra el pequeño grupo de la 307ª División de Infantería, 77ª, en la colina.

Posiciones americanas de un extremo a otro. Los muertos yacían en charcos de sangre donde caían, o eran empujados por los agujeros para dejar espacio a los vivos. Un socorrista, aunque estaba herido, continuó su trabajo hasta que se agotaron sus suministros.

Durante el día, la 307ª Infantería no pudo reforzar a la compañía sobre los accesos barridos por el fuego, pero apoyó a la fuerza con artillería y cañones autopropulsados. Las armas de la compañía de cañones dispararon directamente sobre los japoneses que intentaban asaltar la colina. Muchos proyectiles estadounidenses cayeron tan cerca de las tropas rodeadas que los hombres recibieron una lluvia de rocas. La única radio que quedaba permitía al teniente Bell localizar objetivos para fuego de apoyo. Los morteros y las ametralladoras pesadas también ayudaron a disolver las cargas enemigas.

El fuego combinado apiló a los japoneses en las laderas de Ishimmi, pero sus ataques continuaron. Al mediodía, los pelotones 2º y 3º estaban a la mitad de sus efectivos y el resto de la compañía también había sufrido mucho. Al darse cuenta de que no podría mantener sus posiciones extendidas durante la noche, el teniente Bell ordenó a los Pelotones 2º y 3º a última hora de la tarde que entraran en el puesto de mando y formaran un perímetro a su alrededor. La retirada fue difícil, porque el 2. ° Pelotón tenía seis hombres destrozados en su sector. Estos fueron colocados en ponchos y arrastrados a la manera de un trineo. Una víctima murió por disparos de ametralladora al salir.

Durante la noche, una fuerza de rescate trató de llegar a la Compañía E, pero los japoneses le tendieron una emboscada y los sobrevivientes se dieron la vuelta. Los estadounidenses en Ishimmi Ridge, bombardeados durante la noche con artillería, morteros y "bombas de zumbido", repelieron varios intentos de infiltración. Las bengalas mantuvieron el área bien iluminada y permitieron a la Compañía E ver a los japoneses que se acercaban. Dormir era imposible. Los hombres cansados ​​y tensos se encorvaron en sus trincheras y esperaron el amanecer.

El segundo día

Los gemidos de los heridos, muchos de los cuales se encontraban en un estado lamentable por la falta de agua y de asistencia médica, aumentaron la tensión. Todas las cantimploras se habían vaciado la noche anterior. Sin embargo, la disciplina de batalla siguió siendo excelente. El peor problema se refería a los reemplazos, que eran valientes pero sin experiencia. Empujados repentinamente a una situación desesperada, algunos de ellos fallaron en momentos cruciales. Un hombre vio a dos japoneses atacando a un sargento a diez metros de distancia, pero su dedo se congeló en el gatillo. Otro gritó salvajemente a un compañero que disparara a un japonés mientras su propio rifle estaba en sus manos. Otro vio a un soldado enemigo a unos metros de su agujero, apretó el gatillo y descubrió que se había olvidado de recargar. Sin embargo, al final de la terrible experiencia, los reemplazos que sobrevivieron eran veteranos curtidos por la batalla.

Durante la tarde el 307 intentó reforzar el pequeño grupo. Elementos de la Compañía C intentaron cruzar el terreno abierto al norte de Ishimmi Ridge. Sólo el comandante y cinco hombres llegaron a la Compañía E. Los hombres se metieron a salvo en las trincheras, pero el comandante, con un disparo en la cabeza mientras corría hacia el puesto de mando, cayó muerto en el parapeto de la trinchera del puesto de mando. El ánimo subió considerablemente cuando llegó la noticia más tarde en la tarde de que una unidad de ochenta hombres que transportaban literas trataría de pasar por la noche.

El fuego enemigo disminuyó después del anochecer, y el primero de los portadores de la litera llegó alrededor de las 22:00. Inmediatamente comenzaron a regresar con víctimas. Los acompañaban heridos andantes. Los portadores de la litera se movieron rápidamente y lograron evitar ser vistos a la luz de las bengalas. Con espléndida disciplina y buena suerte, se llevaron a cabo dieciocho hombres en dos horas y media, y otros se marcharon. Los equipos de basura habían traído algo de agua y municiones y las tropas bebieron por primera vez desde el día anterior. Pasó la segunda noche de insomnio en la loma.

El tercer día

Durante la mañana llegó un mensaje de que la Compañía E sería relevada esa noche. Al mediodía, la radio se había debilitado tanto que era imposible continuar con la comunicación con la empresa. El día transcurría lentamente. Para el 2100 todavía no había señales de alivio. Poco después, sin embargo, el fuego de los rifles se intensificó en la parte trasera, una señal de actividad allí. A las 22:00 llegó la Compañía L, el 3.er Batallón, 306.º de Infantería. El relevo se llevó a cabo en plena oscuridad, cada miembro de la Compañía E se marchó tan pronto como un sustituto llegó a su puesto. Cuando los demacrados supervivientes estaban a punto de descender la cresta a las 0300, un proyectil que estalló golpeó a dos de los recién llegados, uno de ellos tuvo que ser evacuado en un poncho. Con sus propios heridos, la Compañía E siguió una cinta blanca hasta la parte trasera y llegó a salvo.

De los 204 oficiales y hombres de la compañía reforzada que habían realizado el ataque nocturno a Ishimmi, 156 habían resultado muertos o heridos. Quedaban 28 soldados, 1 suboficial y 2 oficiales de los 129 miembros originales de la Compañía E. El pelotón enviado en relevo por la Compañía C había salido con 58 efectivos y regresado con 13. De los 17 hombres en la sección de armas pesadas solo 4 regresaron. Sin embargo, la Compañía E había encabezado un avance de varios cientos de metros hacia Shuri y, con la ayuda de armas de apoyo, había matado a cientos de japoneses alrededor de Ishimmi.

Durante la batalla para mantener Ishimmi Ridge, la 305ª Infantería había continuado su ataque a lo largo de la Ruta 5. El enemigo se mantuvo tenazmente en sus posiciones en las crestas de dedos que corren hacia el oeste desde la carretera. Feroces combates de fuego estallaron, a menudo deteniendo el avance durante un tiempo sustancial. La red de pequeñas colinas y crestas proporcionó a los japoneses un fuego entrelazado casi completo que muchas posiciones fueron cubiertas por otras cinco o seis. A pesar de que el 305 utilizó todos sus brazos de apoyo, incluidos tanques medianos, obuses autopropulsados, cañones antitanques y lanzallamas blindados, era casi imposible mantener todos los puntos fuertes de apoyo neutralizados al mismo tiempo. La 306ª Infantería relevó a la 305ª el 21 de mayo, cuando las tropas llegaban a las afueras del norte de Shuri. 18

La Reducción de la Colina de la Gota de Chocolate

una joroba de tierra desnuda y marrón con una cresta ligeramente puntiaguda, que se elevaba abruptamente desde una extensión plana de terreno, en verdad se parecía a una gota de chocolate que descansaba sobre un platillo ligeramente inclinado. 19

Varias circunstancias hicieron del "Drop" una posición casi inexpugnable. El movimiento a través del platillo fue extremadamente difícil. Excepto por el bajo crecimiento de matorrales en algunos lugares, no había cobertura en el terreno circundante. La parte oeste del platillo, cerca de la Ruta 5, era baja y pantanosa, inadecuada para tanques y otras armas pesadas. Cerca de Chocolate Drop se encontraba uno de los campos minados más grandes de Okinawa. Esta área fue cubierta por fuego desde Flattop Hill en el este, desde Ishimmi Ridge en el suroeste, y desde otras alturas todo el camino alrededor del círculo excepto hacia el norte donde los estadounidenses avanzaban. Los japoneses también tenían las habituales defensas de pendiente inversa en Chocolate Drop y en Wart Hill, una protuberancia a 500 yardas al este de Chocolate Drop en la larga cresta que corre hacia el suroeste entre Flattop y Chocolate Drop.

A las 07:00 horas del 11 de mayo, inmediatamente después de los 31 minutos de preparación de la artillería, la infantería se marchó. El 3.er Batallón, 306 ° de Infantería, debía realizar el esfuerzo principal a la izquierda (este) del sector de la 77.a División. Las tropas habían avanzado un poco más de 200 metros cuando fueron detenidas por una lluvia de fuego de artillería y morteros. Los campos de fuego cruzado de ametralladoras, que convergían justo al norte de Chocolate Drop, también bloquearon el camino. A las 0900, una compañía estaba involucrada en combates cuerpo a cuerpo cerca de la base norte de la colina. Otras tropas intentaron avanzar por la izquierda, pero fueron detenidas por enemigos atrincherados alrededor de la base de Wart Hill. 20

Tanques, cañones autopropulsados, artillería, morteros y otras armas pesadas de infantería apoyaron el ataque, pero ningún arma parecía capaz de alcanzar a los japoneses atrincherados en la ladera opuesta del Descenso. Las armas japonesas en Flattop cobraron un gran precio. Un pelotón, expuesto a Flattop, sufrió once bajas en los primeros minutos de su ataque. Japonés de 4,7 mm. Los cañones antitanques causaron estragos en los tanques que intentaban cruzar el campo abierto. Dos tanques fueron destruidos y otros seis dañados por este incendio.Otro tanque arrojó una pista y luego fue destruido por una carga de mochila japonesa. Después de sufrir cincuenta y tres bajas durante el día, el batallón fue retirado a las posiciones de la noche anterior.

COLINA DE GOTA DE CHOCOLATE bajo ataque el 13 de mayo desde el oeste por tanques y lanzallamas blindados. Los tanques que se movieron a través del sorteo (abajo) entre el "Drop" y Flattop fueron derribados por fuego desde laderas inversas de estas colinas.

Al día siguiente, 12 de mayo, el 306 mantuvo su posición y ayudó al avance de las fuerzas amigas en ambos flancos. El 2.º Batallón, 306º, apoyado por un pelotón de tanques, ancló el flanco derecho de la 96ª División. El 1er Batallón, 306º, apoyó el avance del 305º de Infantería. Este regimiento lo estaba pasando muy mal en el terreno accidentado al oeste de la Ruta 5. Los japoneses aquí ocupaban posiciones en cuevas grandes y bien protegidas. Una de esas cuevas tenía dos camiones japoneses de 2 1/2 toneladas estacionados uno al lado del otro en su interior.

El plan para el 13 de mayo era un ataque combinado contra Flattop Hill y Chocolate Drop. Después de una breve pero intensa preparación de artillería, el 306 renovó su ataque al Drop. El 2.º Batallón encabezó el asalto, descendiendo por el terreno elevado en el noreste. La compañía líder llegó a la colina en trece minutos, solo para detenerse en su base norte bajo un intenso fuego de artillería y morteros. Un esfuerzo por girar a la izquierda en el área entre Chocolate Drop y Flattop se detuvo rápidamente: allí las tropas estaban más expuestas que nunca. La infantería logró asegurar parte de la pendiente de Chocolate Drop, pero pronto se vio obligada a regresar a la base de la colina. A las 14:00, el enemigo anotó veinte golpes con 150 mm. artillería en el área al norte de Chocolate Drop. Apoyado por todas las piezas de artillería, tanques y cañones autopropulsados ​​disponibles, el batallón hizo un tercer intento de apoderarse de la colina. Las tropas, sin embargo, no pudieron ganar una posición sostenible y se retiraron 300 yardas a un pliegue de terreno al norte de la colina. Dos carros medianos estadounidenses, uno de ellos equipado con un 105 mm. obús, fueron destruidos durante el día.

Algunas tropas lograron excavar en la base de Wart Hill y mantener su posición a pesar de la retirada de las fuerzas en Chocolate Drop. Los japoneses que ocuparon trincheras al otro lado de Wart atacaron a este pequeño grupo durante la noche. La lucha fue tan feroz que los estadounidenses fueron expulsados ​​de sus agujeros. En la oscuridad no se atrevieron a disparar por miedo a golpear a sus compañeros. Con granadas, bayonetas y herramientas de atrincheramiento, los hombres regresaron a sus agujeros, ahora ocupados por una docena de japoneses, y rápidamente recuperaron su posición.

Para el 14 de mayo, el número 306 de infantería estaba tan agotado que los fusileros restantes se agruparon en un batallón. Liderado por cinco tanques, este batallón compuesto intentó avanzar más allá de Wart Hill. Tan pronto como el pelotón de asalto alcanzó la ladera de Wart, un holocausto de fuego desde el frente y ambos flancos golpeó a las tropas. En pocos minutos, el pelotón se redujo a la mitad de sus efectivos, y el líder de pelotón, un sargento de pelotón y un líder de escuadrón fueron todas bajas. El fuego antitanque enemigo alcanzó a seis tanques poco después de que aparecieran en la cresta. La fila de soldados de infantería muertos en un lugar cerca de Chocolate Drop parecía a uno

observador como una línea de escaramuza que se había tendido para descansar. Los esfuerzos adicionales para tomar Chocolate Drop y el terreno elevado hacia el este fueron infructuosos. A la mañana siguiente, el 306 ° de Infantería, que había sufrido 471 bajas desde el 6 de mayo, fue reemplazado por el 307 °.

La 307ª Infantería atacó hasta la 306ª a las 09:00 del 15 de mayo. El esquema de maniobra fue un asalto simultáneo a Flattop a la izquierda (este) y a Chocolate Drop a la derecha. Las tropas avanzaban lentamente hacia sus objetivos bajo el intenso fuego de rifles, ametralladoras y morteros. Al mismo tiempo, elementos de la 96ª División estaban progresando en su sector al este de la 77ª, y esto ayudó al avance de la 77ª. Al mediodía, el 3.er Batallón estaba en la base norte del Drop y estaba trabajando en las laderas norte de Flattop. El 2. ° Batallón se movió a la derecha del 3. ° Batallón y avanzó unas 500 yardas antes de ser detenido por un intenso fuego de mortero y ametralladora. Pero los estadounidenses aún no pudieron capitalizar sus avances. Moverse a través de la silla de montar entre Chocolate Drop y Flattop era invitar al fuego desde la pendiente inversa del Drop, así como desde todo el sistema de defensas hacia el sur. Varios tanques más fueron desactivados antes de que terminara el avance.

Sin embargo, por primera vez, los elementos de asalto de la 77.a División pudieron mantener sus posiciones directamente al norte de Chocolate Drop y justo debajo de la cresta en la ladera norte de Flattop. Durante la noche, el enemigo intentó romper el control de la 307 en los accesos inmediatos a Chocolate Drop. Desde enormes cuevas en la ladera inversa de la colina, grupos de japoneses armados con morteros en las rodillas atacaron a los estadounidenses dos veces durante la oscuridad. Estos ataques fueron rechazados. Durante la noche, sin embargo, los japoneses descubrieron en una zanja al este de Chocolate Drop, cinco hombres que habían sido aislados después de que la compañía de asalto se retirara de la colina la noche anterior mataron a dos del grupo e hirieron a uno.

El 307 continuó el ataque el 16 de mayo, pero este fue otro día de frustración. Un pelotón del 3.er Batallón alcanzó la cresta de Flattop, luego el fuego enemigo de mortero y ametralladora obligó a las tropas a retroceder. Cuatro veces más durante el día que el 3.er Batallón alcanzó e intentó sostener la cresta, pero cada vez las tropas retrocedieron hacia la ladera norte. El 2.º Batallón continuó investigando los lados de Chocolate Drop en un esfuerzo por alcanzar al enemigo en la cima y en la pendiente inversa. Un pelotón se vio obligado a abandonar Chocolate Drop a última hora de la tarde, pero otros soldados de infantería pudieron mantener las posiciones ganadas durante el día en la silla de montar al este de la colina.

Lentamente, las fuerzas de la 77.a División entre Flattop y la Ruta 5 se estaban reduciendo

posiciones enemigas en el área frente a la 307ª Infantería. El 17 de mayo, este progreso comenzó a mostrarse en los avances de las tropas de infantería alrededor de Chocolate Drop. Cubiertos por armas pesadas de la compañía en ambos flancos, los soldados de infantería trabajaron alrededor de ambos lados de la colina hasta las enormes cuevas en la ladera inversa. Dentro había 4 cañones antitanques, 1 pieza de campo, 4 ametralladoras, 4 morteros pesados ​​y un americano de 60 mm. morteros. Al caer la noche, las cuevas estaban parcialmente cerradas. Durante la noche, una fuerza enemiga lanzó un contraataque contra las posiciones estadounidenses alrededor de la colina, pero fue rechazada con la pérdida de veinticinco japoneses muertos.

Durante los dos días siguientes, el 3.er Batallón se consolidó y amplió sus posiciones alrededor de Chocolate Drop. Reducir la pequeña colina continuó siendo un trabajo delicado porque las posiciones enemigas al sur todavía dominaban el área. La lucha fue todavía tan confusa que tres estadounidenses heridos permanecieron al sur de Chocolate Drop durante dos días antes de que llegara el socorro. En ese momento, dos habían muerto y el tercero estaba tan delirando que pensó que todavía estaba luchando contra los japoneses y tenía que ser sometido a la fuerza. El 20 de mayo, las cuevas estaban completamente cerradas. El enemigo hizo un último intento de recuperar Chocolate Drop, atacando con la fuerza de la compañía, pero fue repelido con la pérdida de la mitad de su fuerza. El mismo día, el 3.er Batallón, utilizando tanques, lanzallamas y equipos de demolición, finalmente aseguró la cresta de Flattop.

Unos días después, la Radio de Tokio transmitió un mensaje en inglés a las tropas estadounidenses en Okinawa:

Colina Pan de Azúcar. . . Gota de chocolate. . . Strawberry Hill. ¡Vaya, esos lugares suenan maravillosos! Puedes ver las casas de dulces con las cercas blancas a su alrededor y los bastones de caramelo que cuelgan de los árboles, con sus rayas rojas y blancas brillando bajo el sol. Pero lo único rojo en esos lugares es la sangre de los estadounidenses. Sí, señor, esos son los nombres de las colinas en el sur de Okinawa donde la lucha es tan reñida que uno llega a las bayonetas y, a veces, a los puños desnudos. La artillería y los disparos navales están bien cuando el enemigo está lejos, pero no te sirven de nada cuando está en la misma trinchera que tú. Supongo que es natural idealizar los peores lugares con nombres bonitos para que parezcan menos horribles. Por qué Sugar Loaf ha cambiado de manos con tanta frecuencia, parece el infierno de Dante. Sí, señor, Sugar Loaf Hill. . . Gota de chocolate. ./. Strawberry Hill. Suenan bien, ¿no? Solo aquellos que han estado allí saben cómo son realmente. 21

Flattop y Dick Hills

el 96 y el 77 durante diez días. Estas posiciones se construyeron en Flattop y en Dick Hills, al este de Flattop. Dick Hills y Flattop estaban tan cerca unos de otros que su reducción dependía de la estrecha coordinación de las tropas de la 96ª y la 77ª a través del límite divisional. Un mapa japonés capturado mostró que estas colinas estaban en el perímetro del núcleo interno de las defensas de Shuri.

Los japoneses tenían una colección diversa de tropas en el área de Flattop-Dick Hills. Aunque se redujo considerablemente durante las últimas semanas, la 22d Regimiento, 24a División, todavía estaba hábilmente comandado y era capaz de una defensa eficaz en las puntuaciones de posiciones disponibles en el área de Flattop. Apoyando el 32d regimiento eran tropas de la 24o Regimiento de Transporte, los 29 ° Batallón Independiente, y el 27o Regimiento de Tanques. Los seis tanques restantes del 27 fueron excavados detrás de Flattop y utilizados como pastilleros estacionarios. Los ingenieros del regimiento de tanques habían minado carreteras y otros accesos y habían construido trincheras en forma de campana desde las cuales se podían lanzar cargas de cartera contra los tanques estadounidenses. Los japoneses habían rescatado un número de 7,7 mm. ametralladoras de tanques destruidos para completar sus defensas. 22

La masa de Dick Hill constaba de cuatro alturas, conocidas oficialmente como Dick Baker, Dick Able, Dick Right y Dick Left. El más alto y más fuertemente fortificado de ellos era Dick Right (comúnmente llamado Dick Hill), que era una masa de colina compañera de Flattop y se encontraba justo al sureste de ella. Dick Baker estaba cerca de Zebra y justo al oeste de la estrecha carretera que corre hacia el suroeste desde Onaga a lo largo de la ladera sureste de Zebra. Dick Able estaba al sureste de Dick Baker. Dick Left, otra altura bien fortificada y fuertemente defendida, era la elevación sur de la cresta que corría hacia el sur desde Dick Right. (Ver mapa No. 44.)

Durante la noche del 10 al 11 de mayo, se libró una pelea en la cima de Zebra Hill cuando los japoneses intentaron expulsar a los estadounidenses de las posiciones ocupadas el día anterior. No fue sino hasta las 07.30 que el enemigo fue expulsado de la colina, dejando 122 muertos. Durante el 11, la 382 de Infantería de la 96 División, comandada por el Coronel M. L. Dill, consolidó sus posiciones en Zebra. Operar en la pendiente inversa de la colina fue difícil ya que las posiciones japonesas en el área de Dick Hills dominaban esa pendiente. Un intento de trasladarse a campo abierto a Dick Baker, realizado más tarde ese mismo día, resultó fallido debido al fuego enemigo preciso. Un pelotón de asalto perdió a todos sus suboficiales y un soldado de primera clase estaba al mando al final del día. 23

DICK HILLS Y FLATTOP, fotografiado el 23 de mayo de 1945, dos días después de la reducción de estos puestos. El enemigo seguía lanzando fuego de hostigamiento en pendientes más lejanas, y la batalla se acercaba a Shuri. Las trincheras americanas, algunas cubiertas por mitades de refugio, se pueden ver en abundancia en las laderas.

El 382d atacó de nuevo el 11 de mayo, con el 1er Batallón a la derecha (oeste) y el 3er Batallón a la izquierda. Se utilizaron bloques y aparejos para transportar 37 mm. cañones antitanques hasta la parte superior de Zebra para disparar directamente a posiciones japonesas en las alturas al sur. El fuego de artillería y el 37-mm. El fuego permitió que el ataque del 3.º Batallón tuviera un buen comienzo hacia Baker Hill. Mientras los equipos de infantería de tanques del 1.er Batallón despejaban la pendiente inversa de Zebra, el 3.er Batallón avanzaba lentamente entre Zebra y Item Hills. El 1.er Batallón atacó hacia Dick Baker, pero fue sorprendido por el fuego desde la retaguardia. A pesar de los esfuerzos de los dos batallones, algunos japoneses en la ladera inversa de Zebra habían sobrevivido. Sin embargo, las tropas de asalto del 1.er Batallón llegaron a Dick Baker y se atrincheraron en la cresta bajo una densa cortina de humo. El fuego intenso pronto los obligó a retirarse.

Por la tarde, la Compañía A atacó la ladera este de Dick Baker. Las tropas estaban a medio camino de la cima cuando la mayoría de ellos fueron inmovilizados por un intenso fuego del sur. El teniente Woodrow W. Anderson y tres soldados continuaron el asalto. Anderson cubrió dos enormes cuevas en la cara este de Dick Baker por el fuego mientras PFC. Amador G. Duran corrió entre ellos hasta la cresta. Anderson y los otros dos hombres se unieron a él. De repente, una tremenda andanada de morteros descendió sobre la colina. Anderson y Duran murieron instantáneamente cuando un proyectil aterrizó directamente en su trinchera y los dos sobrevivientes corrieron por la ladera noroeste hacia territorio amigo. No se realizaron más avances durante el día. El único éxito del día del regimiento fue la captura de Baker Hill, 600 yardas al sur de Zebra, por el 3.er Batallón.

El esfuerzo del 13 de mayo estuvo estrechamente coordinado con el avance por la derecha realizado por la 306ª Infantería, 77ª División. El 1er Batallón, 382 ° de Infantería, partió poco después de las 1100. El plan era que la Compañía A, al frente, atacara a Dick Baker mientras la Compañía B giraba hacia la izquierda hacia Dick Able. Durante un tiempo, todo salió bien. Ambas compañías alcanzaron la cúspide de sus objetivos, encontrando pocos incendios, y rápidamente comenzaron a volar cuevas y pastilleros. Pero los artilleros japoneses estaban esperando. De repente, una tormenta de explosivos golpeó a las fuerzas de Dick Able. Más de 200 rondas de 90 mm. fuego de mortero, junto con 150 mm. proyectiles de artillería y proyectiles de mortero de rodilla cayeron sobre la pequeña cresta expuesta. El comandante de la Compañía B y todos menos uno o dos de los catorce hombres que lo acompañaban murieron. La Compañía A pudo mantener su posición en Dick Baker. (Ver mapa No. 45.)

Los japoneses reforzaron sus posiciones en la zona de Dick Hills durante la noche del 13 al 14 de mayo. A la mañana siguiente, el fuego enemigo fue tan fuerte que los tanques

tenía que utilizarse para transportar suministros a las tropas de avanzada. Era un procedimiento arriesgado dejar una trinchera en Dick Baker incluso para recibir suministros de los tanques en la base de la colina. Por la tarde, después de coordinarse con el 306 ° de Infantería a su derecha, el coronel Dill lanzó un ataque contra Dick Able y Dick Right. Con el apoyo de la Compañía A en Dick Baker, la Compañía B logró alcanzar la cima de Able sin dificultad. El fuerte golpe de las armas de apoyo durante la mañana evidentemente había derribado muchos de los morteros que cubrían esta posición. Un pelotón de la Compañía C atacó a Dick Right desde el norte. Cinco soldados de infantería avanzaron hasta la mitad de la pendiente, pero los tres primeros murieron por fuego de fusil. El enemigo también se abrió sobre el pelotón con morteros y los estadounidenses se vieron obligados a retirarse.

El 3.er Batallón también atacó a Dick Right, avanzando desde el área de Baker Hill hacia los dedos este de Dick. La Compañía K logró alcanzar la cresta militar en la vertiente norte de los dedos. Cuando la Compañía L, apoyada por un pelotón de tanques, inició un sorteo que conducía a Dick Right, un aluvión de proyectiles de mortero descendió sobre ella. Algunas de las ráfagas golpearon los tanques y tuvieron el mismo efecto en las tropas de a pie acompañantes que las ráfagas de aire. Todos menos dos de los veintitrés hombres del pelotón principal murieron o resultaron heridos. A pesar del continuo fuego de mortero, el comandante de la compañía reunió a los hombres restantes y los condujo a la cresta militar en Dick Right, donde se unieron a la derecha de la Compañía K. Al obtener este precario control sobre Dick, el 3.er Batallón había perdido seis muertos. y cuarenta y siete heridos.

Durante la noche cayeron fuertes lluvias, que se sumaron a las dificultades que ya estaban teniendo las tropas con el terreno escarpado. Antes de la lluvia, la tierra blanda había hecho que la escalada se pareciera mucho a escalar una duna de arena, ahora las laderas estaban resbaladizas por la arcilla húmeda. Durante la mañana el 3.er Batallón 382D logró consolidar su posición. Sin embargo, todavía era difícil pasar de la cresta militar a la cresta topográfica de Dick Hill. Un pelotón hizo siete intentos de tomar y mantener posiciones en el horizonte, pero cada vez se vio obligado a retroceder justo debajo de la cresta. Las tropas solo pudieron extender su control hacia el oeste a lo largo de la ladera norte de la larga cresta. Estos ataques pusieron a la 382 de Infantería en estrecha conjunción con los combates alrededor de Flattop en el oeste, hacia el cual los elementos izquierdos de la 77 habían estado conduciendo durante varios días. (Ver Mapa No. 46)

Visto desde el norte, Flattop se parecía a lo que su nombre implicaba: una larga cresta de mesa, que se inclinaba abruptamente hacia estrechas monturas en ambos extremos. Se encontraba en el flanco derecho de las escarpadas masas de colinas que se extendían hacia el sureste hasta Conical Hill y constituían las defensas orientales de Shuri. Flattop dominaba el valle de Kochi

por 1.300 yardas al norte, incluido Chocolate Drop en el noroeste. Justo al este, al otro lado de una silla de montar profundizada por un corte en la carretera, estaba Dick Hill, objetivo de la 96 División. Flattop tenía una pendiente inversa bastante empinada con la profusión habitual de defensas enemigas. 24

Flattop era uno de los objetivos de la 306ª Infantería, 77ª División, cuando ese regimiento se trasladó en el ataque del Décimo Ejército del 11 de mayo. Chocolate Drop era el otro objetivo. Flattop dominaba tanto Chocolate Drop como las laderas occidentales de Dick Hill, y solo después de que Flattop fuera tomado, los demás podían reducirse por completo. En él, los elementos de May del 3.er Batallón comenzaron a trabajar lentamente a lo largo del extenso oleaje de terreno al norte de Flattop. El día 12, los equipos de infantería de tanques intentaron llegar a Flattop pero fallaron. El poder de fuego japonés impidió que las tropas se acercaran a la altura. Esfuerzos similares los días 13 y 14 se vieron frustrados, pero cada día la artillería y otras armas de apoyo golpeaban fuertemente la colina. El 307 relevó a la 306 de Infantería en la mañana del 15 de mayo.

Durante la lluviosa noche del 14 al 15 de mayo, la artillería golpeó Flattop y las colinas vecinas. El 3.º Batallón, 307º de Infantería, atacó a las 0900 de la mañana. Las tropas subieron por la superficie resbaladiza de Flattop con granadas, cargas de cartera y lanzallamas portátiles. Los tanques disparan directamente sobre la cima y la cara de la colina. Las tropas pasaron la tarde en una batalla de granadas con el enemigo y cavaron para pasar la noche justo debajo de la cresta. Al día siguiente, un pelotón llegó a la cima de la colina, pero poco después una fuerte concentración de morteros desde posiciones enemigas en Tom Hill, 1.000 yardas al sur, obligó a los estadounidenses a abandonar la cima. Mientras tanto, los tanques de apoyo habían derribado rápidamente a los seis tanques enemigos excavados alrededor de Flattop. Un miembro del 27º Regimiento de Tanques de Japón, asombrado por la precisión del fuego de los tanques estadounidenses, lo describió como "100 disparos, 100 ojos de toro". La destrucción de estos tanques con sus 37 mm. las armas apenas afectaron la lucha de Flattop. El verdadero problema fue con las minas y los 47 mm. fuego antitanque, que en conjunto destruyó a tres tanques estadounidenses durante el día.

El 17 se libró otra amarga lucha en Flattop. La lucha se balanceaba de un lado a otro a través de la estrecha cresta de la colina. La Compañía K, la unidad de asalto, se había reducido a catorce soldados de infantería al final del día y finalmente se vio obligada a retroceder desde la cima.Los tanques intentaron atravesar el corte de la carretera entre Flattop y Dick Hill, pero dos de ellos quedaron inutilizados por las minas, lo que dejó el corte bloqueado. El corte de la carretera fue luego volado en toda su longitud por siete toneladas de torpedos bangalore para remover las minas. La infantería continuó su acercamiento

luchando con el enemigo el 18 de mayo mientras más tanques intentaban atravesar el corte. Un 47-mm. El cañón antitanque destruyó uno de los primeros tanques que emergió del corte, pero fue derribado a su vez por un estadounidense de 105 mm. pistola automática. Otros tanques de las Divisiones 77 y 96 se acercaron en apoyo.

Ahora, por primera vez, los estadounidenses podían colocar fuego directo en las laderas inversas de Flattop y Dick Hill. Esto iba a resultar decisivo. Los tanques y los cañones de asalto dispararon destructivamente las posiciones japonesas durante el día siguiente, 19 de mayo. Las cargas de bayoneta del enemigo desde el suroeste de Flattop fueron dispersadas por fuego de artillería y morteros. El 20 de mayo, el ataque estadounidense final comenzó con una lluvia de granadas de saturación. Una cadena de hombres que se extendía desde la base de Flattop pasó granadas de mano a las tropas alineadas a lo largo de la cresta, quienes lanzaron los misiles tan rápido como pudieron sacar los pasadores. Habiendo aprovechado la ventaja, la infantería se movió por la pendiente inversa destruyendo cuevas con cargas de mochila y lanzallamas. Los tanques a lo largo del corte de la carretera representaron a muchos de los japoneses. EN 1545 Flattop había caído. Más de 250 cuerpos enemigos yacían en la cima y la pendiente inversa de la colina.

En la zona de la 382ª Infantería, 96ª División, la encarnizada lucha por Dick Hill continuó del 15 al 20 de mayo. Todos los intentos de moverse sobre la cima de la colina se encontraron con fuego de ametralladora desde Oboe Hill a la izquierda (este) y desde Flattop a la derecha. El 2. ° Batallón relevó al 1. ° Batallón en la mañana del 16. Durante la noche anterior, las líneas americanas habían retrocedido por la ladera sur de Dick Hill, por lo que una parte del trabajo tuvo que hacerse de nuevo. No parecía haber una disminución en la resistencia japonesa, y la batalla se prolongó durante la noche. Los esfuerzos para mantener la cresta de Dick Hill en el oeste expusieron a los hombres al fuego desde Flattop. El 382d avanzó poco más el día 17.

La toma del camino cortado entre Flattop y Dick Hill el 18 de mayo fue el punto de inflexión en la lucha de Dick Hill, como también lo había sido en la lucha por Flattop. Los días 19 y 20 de mayo, la bodega del 382d en la ladera inversa de Dick Hill se amplió constantemente. A pesar de los continuos y pesados ​​disparos antitanques desde posiciones enemigas al sur, los equipos de infantería de tanques destruyeron metódicamente los puntos fuertes japoneses en el área inmediata de Dick Hills. En una ocasión, un lanzallamas blindado arrojó a cincuenta japoneses de una cueva, los cincuenta fueron abatidos mientras huían. Los bolsillos quedaban por limpiar hasta el 21 de mayo. En ese momento, sin embargo, el 382d estaba involucrado en otro gran esfuerzo para tomar Oboe Hill a la izquierda del regimiento. 25

AVANCE ALREDEDOR DE DICK HILLS Y FLATTOP fue difícil. Arriba aparecen las tropas de la 382ª Infantería, 77ª División, en Dick Baker apoyando el avance hacia Dick Right. Abajo, se ve a Flattop recibiendo fuego de tanques estadounidenses.

El coronel Nist, XXIV Cuerpo G-2, resumió la acción a lo largo del frente de Shuri durante la primera semana posterior al ataque del 11 de mayo en estas palabras:

Durante la acción de la semana pasada, mientras nuestras tropas continuaban abriéndose camino hacia las principales defensas del enemigo, los japoneses demostraron una completa disposición a sufrir la aniquilación en lugar de sacrificar terreno. No hubo variación en este patrón durante el período. 26

Abriendo el Corredor de la Costa Este

Cónica - la colina del millón de dólares

A una milla al noreste de Conical Peak en la llanura costera estaba la pista de aterrizaje proyectada por el enemigo en Yonabaru, cubierta de hierba y apenas distinguible. Unaha estaba al oeste de la pista de aterrizaje, y detrás de esa aldea el terreno se elevaba abruptamente hasta la colina 178. Este terreno elevado formaba el borde norte de un cuenco en forma de U cuyo extremo abierto daba a la bahía. Una cadena de colinas conocida de norte a sur como Tare, William, Easy, Charlie y King dio forma a la base de la U, mientras que Conical era el brazo sur. El área cerrada era plana y, a veces, pantanosa, a excepción de Gaja Ridge, que se elevaba junto a la aldea de Yonagusuku (o Gala) cerca de la mitad del brazo sur.

Un valle que corre detrás de Fox, Charlie, King y Conical Hills, hasta la carretera Naha-Yonabaru, separaba el sector de Conical Hill del anillo interior de las defensas de Shuri. La masa de la colina Oboe, que guardaba el flanco oriental de Shuri, se encontraba a una milla al noroeste del pico de Conical, al otro lado del valle. 28

Unos 1.000 japoneses, fuertemente armados con morteros y artillería orgánica de 75 mm, ocuparon posiciones en la propia Conical Hill. La defensa del sector fue confiada al coronel Hotishi Kanayama. 89 ° regimiento de El 24a División, reforzado por el 27 ° Batallón Independiente, uno de varios batallones de construcción de puertos que habían cambiado su designación a "Batallones de asalto marítimo". También se adjuntó una empresa de la Batallón de ametralladoras independiente 3d y el 23d Compañía Antitanque. Un mapa japonés capturado fechado el 8 de mayo colocó a dos batallones de la 44a Brigada Mixta Independiente como custodiando el terreno entre el pico de Conical y Yonabaru, pero parece que estas unidades fueron trasladadas al sector de Dakeshi poco después. Su lugar fue ocupado por el escuadrón de mantenimiento de aeródromos del aeródromo de Naha y también por el 29 ° Batallón Independiente. 29

El ataque que falló

corriendo casi hacia el sur hasta un corte que lo separa de una colina en forma de U llamada King. Fox Hill se encontraba al oeste de Easy, su extremo sur terminaba en una pequeña elevación empinada al oeste de Charlie conocida como Fox Pinnacle.

El gran ataque del 11 de mayo comenzó con buenos augurios. Después de una preparación minuciosa del mortero, la Compañía B tomó Easy Hill sin demasiada dificultad y luego se movió a través del corte entre Easy y Charlie para flanquear a Fox desde el sureste y ganar posiciones en su cresta. La Compañía C, después de competir por posiciones favorables de partida, logró establecerse en la cima de Charlie Hill, aunque no en su cima. Los estadounidenses comenzaron entonces el primero de una larga serie de duelos de granadas con japoneses excavados en la pendiente inversa a veinte o treinta metros de distancia. Dos días después, la Compañía B atacó la cima de Charlie desde Fox, pero fue detenida por un fuego fulminante de King Hill y de posiciones enemigas cercanas a las de la Compañía C en Charlie. Se agregaron fuego de ametralladora desde Conical Hill y fuego de mortero desde las pendientes inversas de Love cuando cuatro estadounidenses se movieron sobre el horizonte y atacaron la pendiente inversa de Charlie. La empresa B se vio obligada a retirarse.

Se lograron algunos avances el 14 de mayo. La Compañía B atacó a Charlie Hill nuevamente, asegurándose un punto de apoyo en su extremo norte, y la Compañía C extendió sus posiciones por el morro sur de Charlie. Sin embargo, todos los hombres del pelotón de la Compañía A que atacó el lado oeste de Charlie murieron o resultaron heridos. Otro pelotón de la misma compañía intentó sin éxito tomar Fox Pinnacle. El mismo día, la Compañía L, 3.er Batallón, que el 13 de mayo había tomado posiciones para sellar el empate entre Charlie y King Hills y así cerrar la brecha entre el 1. ° y 2. ° Batallón, atacó a King y ganó toda la cresta.

Aunque las pendientes inversas de Charlie y King no se habían reducido, el 16 de mayo se lanzó un ataque a Love Hill, una loma baja y desnuda que se extiende generalmente hacia el este y el oeste, como parte de un plan que tenía la intención de limpiar Charlie y poner a la Compañía L en el extremo occidental de King para suministrar una base de fuego. Desde Love Hill, el fuego podría alcanzar las posiciones de la pendiente inversa en el lado suroeste de Conical Hill y apoyar el ataque de la Infantería 382d contra Oboe. Debido a la fuerza inherente de las defensas de Love, el ataque no tuvo éxito ni se avanzó en las laderas sur de Charlie contra la gran cantidad de cuevas, repletas de japoneses. Los tanques ayudaron a un pelotón de la Compañía C a llegar a Love Hill, pero se quedaron sin municiones y se retiraron. Un bombardeo asesino, de unas cincuenta ametralladoras disparadas desde el propio Love y desde Conical y Oboe Hills y las pendientes inversas de King y Charlie, golpeó al pelotón. Seis hombres, todos ellos


COLINA CÓNICA y las posiciones enemigas contiguas al norte y al oeste


LLANURAS DE LA COSTA ESTE, sobre el cual la 184ª Infantería, 7ª División, avanzó a Yonabaru después de la ladera este de Conical Hill.

heridos, regresaron a las líneas americanas esa noche veinte quedaron en el objetivo.

Antes del amanecer del 20 de mayo, regresaron cinco supervivientes más, que habían pasado los cuatro días intermedios detrás de las líneas enemigas. Uno de ellos, el sargento. Donald B. Williams, se había escondido en una cueva para atender a un compañero herido. Los soldados enemigos habían disparado una bazuca hacia la cueva y Williams había matado a un japonés que había intentado entrar. Williams regresó solo después de que la condición de su camarada era desesperada y él mismo se estaba debilitando por falta de comida y agua. Los otros cuatro hombres, el sargento. R. D. Turner, Pvt. William Schweneger, Pvt. Keith Cochran y Pvt. Kenneth Boynton, los dos primeros heridos, había permanecido en una tumba cerca del pie de Love Hill. Sus intentos de escapar por la noche fueron frustrados por fuego de ametralladora y mortero dirigido a la entrada de la tumba. En la segunda noche, cuatro habitantes de Okinawa, un anciano, dos ancianas y una niña de 10 años, se habían mudado a la tumba con ellos, y una de las mujeres salió y llenó dos de sus cantimploras con agua. En el cuarto día, un fuerte ataque aéreo estadounidense golpeó la colina y una ametralladora estadounidense vertió plomo en una abertura de 3 pulgadas en la tumba desde una distancia de 100 yardas. Los cuatro miembros de la Compañía C escaparon esa noche cuando el canto fuerte y las voces de mujeres indicaron que los japoneses cercanos estaban celebrando una fiesta.

El 19 de mayo, la Compañía E se estableció en el extremo occidental de King Hill, pero fue rechazada por el fuego de Charlie y Love Hills y la pendiente inversa de King. Desde que la 96.a División se apoderó de este sector, más de 300 murieron o resultaron heridos al intentar descender por esta serie de colinas. El ataque constante y el uso de tanques y demoliciones habían sido infructuosos, y la tensión comenzaba a afectar a las tropas. El 20 de mayo se lanzó un ataque aéreo contra las laderas inversas de Charlie, hacia las líneas estadounidenses, pero, aunque los aviones lanzaron sus bombas de 500 libras con precisión desde una altitud de solo unos pocos metros, el bolsillo de Charlie continuó resistiendo el asalto. Todavía estaba vivo con los japoneses, y el fuego de apoyo de Love Hill era mortal. Charlie Pocket no iba a ser finalmente eliminado o Love Hill tomado hasta el 30 de mayo, después de diecinueve días de amarga lucha.

El agujero en el dique

El espolón norte de Conical, que se extendía hasta Tobaru y Amaru, y la Compañía G habían realizado un extenso reconocimiento y destruido muchas posiciones enemigas en el sorteo del lado oeste de este espolón. Cuando el general Hodge leyó el informe de la 96.a División esa noche, telefoneó inmediatamente a su comandante, el general Bradley, y ordenó que se impulsara el asalto frontal a Conical Hill desde el norte. "Tendremos la llave de la línea Shuri si puede hacerlo", dijo el general Hodge a sus asociados. 30

A las 11.00 del día 13, el general Buckner llegó al puesto de observación del coronel May, quien había decidido que había llegado el momento del asalto a Conical Hill. La Compañía F había pasado la mañana limpiando Yonagusuku (Gaja) de japoneses que se habían infiltrado durante la noche. Dos pelotones de tanques de la Compañía B, 763 ° Batallón de Tanques, trabajando con la Compañía E, habían atacado posiciones enemigas en las laderas norte de Conical toda la mañana, excepto la Compañía G, atacando puntos fuertes al oeste del espolón norte de Conical, se le impidió subir a la cima por el fuego de Charlie Hill en su parte trasera y de Conical mismo. El coronel May ordenó al teniente coronel Lee Morris, comandante del 2.º batallón, que atacara a Conical frontalmente con las compañías E y F y que los tanques se movieran con la infantería colina arriba.

Dos pelotones de la Compañía F a la izquierda se dirigieron hacia el espolón noreste de Conical y alcanzaron una serie de rocas a mitad de camino con sorprendente facilidad. Los dos sargentos de pelotón, T / Sgt. Guy J. Dale y T / Sgt. Dennis O. Duniphan, realizó una consulta apresurada y decidió subir a la cima sin esperar órdenes del comandante de la compañía, el teniente primero Owen R. O'Neill. Hacia 1300 los hombres habían alcanzado la cresta noreste de la cordillera.

La reacción japonesa fue intensa. El fuego de mortero de rodilla cayó sobre los dos pelotones mientras se atrincheraban, y a las 15.25 un contraataque de al menos la fuerza de la compañía golpeó frontalmente y en el flanco izquierdo expuesto de la Compañía F. El sargento Duniphan se puso de pie y vació un BAR contra los soldados enemigos a diez pies de distancia, luego agarró un rifle y continuó disparando a los atacantes. El teniente O'Neill envió a un corredor colina abajo para ordenar al primer teniente Richard W. Frothinger, líder del 2.º pelotón, que subiera inmediatamente. El teniente Frothinger condujo a su pelotón colina arriba en una carrera precipitada a través del fuego de ametralladoras hostiles. Un avión de avistamiento de artillería estadounidense que volaba sobre Conical observó la pelea y pidió fuego. De repente, una abrumadora concentración de ráfagas de aire de artillería y fuego de mortero de 4,2 pulgadas salpicó el área justo más allá de la cresta. El fuego fue perfectamente cronometrado y los japoneses fueron rechazados.

Sur a Sugar Hill

En lo que el coronel May llamó "la mayor demostración de valentía de cualquier grupo de hombres que haya visto", dos pelotones de la Compañía G, 383 de Infantería, avanzaron el 15 de mayo por la estribación noroeste de Conical Hill desde King Hill a través de un fuego de mortero extremadamente denso. . Cavaron no muy por debajo de Conical Peak. Un intento anterior del pelotón de reserva de la compañía de establecer contacto físico con el resto de la compañía desde el espolón norte de Conical alrededor de la base del pico mismo se había visto obstaculizado cuando los seis hombres que participaban en la maniobra fueron alcanzados y cayeron veinticinco metros a una altura de veinticinco metros. la parte inferior del pico.

Los tanques trabajaron sobre las posiciones japonesas en las laderas orientales de Conical y avanzaron hasta las afueras de Yonabaru el 16 de mayo, y la Compañía F aseguró posiciones ligeramente mejores, preparándose para un ataque principal por el lado este de Conical Hill. Al día siguiente, el 3. ° Batallón, 381 ° de Infantería, relevó a las Compañías E y F del 383 °, colocando a los tres regimientos de la 96.a División en la línea. Si el nuevo batallón lograba despejar las laderas orientales de Conical Hill, se podría llamar a la 7.ª División desde la reserva para barrer la costa y flanquear la línea Shuri. (Ver mapa No. 48.)

Sugar Hill, en el extremo sur del hogback de 800 yardas que se extendía hacia el sur desde el pico de Conical, era el objetivo de la 38ª Infantería. En la cara este del hogback, varias crestas de dedos corrían hacia las llanuras costeras de Yonabaru. Reducir los emplazamientos japoneses que cubrían las crestas de los dedos desde el oeste sería difícil, porque la cresta del hogback seguiría siendo insostenible debido al fuego de Love, Mike y otras colinas al oeste. Sería necesario negar la cresta al enemigo y proteger cada centímetro de la cresta militar tan pronto como fuera capturada, para evitar los intentos japoneses de establecer posiciones en el horizonte.

El segundo teniente Leonard K. Warner, un hawaiano, condujo el 18 de mayo un pelotón de la Compañía K, 381º de Infantería, hasta la cresta del tercer dedo. En el camino, el teniente Warner había subido el segundo dedo con dos cargas de cartera y había cruzado la cresta del hogback para arrojarlos a un emplazamiento de ametralladoras pesadas. En el tercer dedo, el pelotón estaba recibiendo fuego intenso desde la parte trasera, principalmente desde emplazamientos entre el índice y el dedo medio, cuando el comandante de la compañía del teniente Warner lo llamó y le preguntó si podía pasar a Sugar Hill.

"Diablos, sí", dijo Warner. "Por la forma en que los japoneses me disparan por la espalda, me perseguirán hasta allí". 31

El fuego de Cutaway Hill, un pico con forma de diente de ojo y ubicado en el hogback a dos tercios del camino entre Sugar Hill y el pico de Conical, se sumó a los problemas del pelotón y tuvo que retirarse bajo el humo. Una línea de avanzada en el dedo índice se llevó a cabo durante la noche. Durante el día, los tanques que trabajaban desde los planos habían tenido dificultades y al final se vieron obligados a retirarse por el intenso fuego de la península de Chinen.

El teniente coronel Daniel A. Nolan, comandante del 3.er Batallón, 381 de Infantería, envió el 19 de mayo a quince hombres con demoliciones para atacar los emplazamientos enemigos entre el primer y segundo dedo. Después de que fracasaron en un intento de escalar la pendiente escarpada durante el día, el 2º teniente Donald Walsh condujo a los hombres después del anochecer a la posición más al norte de las ametralladoras. Mataron a sus ocupantes y descubrieron que comandaba el sistema defensivo japonés en las laderas inversas del Conical hogback. El enemigo contraatacó de manera persistente pero infructuosa durante toda la noche. Al día siguiente, el batallón se enfrentó a una feroz lucha hacia el sur hasta un radio de 200 yardas de Cutaway Hill, y la Compañía L se consolidó para pasar la noche entre el segundo y tercer dedo. Esa noche, la Compañía K aseguró el área entre el pico de Conical Hill y el segundo dedo, y libró amargas batallas de granadas con japoneses a veinte metros de distancia, al otro lado de la línea de la cresta. El día 21 la empresa utilizó 1.100 granadas para aferrarse a su posición.

El 21 de mayo, mientras la Compañía L se enfrentaba fuertemente al enemigo en Cutaway Hill y en el hogback al norte de él, las Compañías I y F atacaron a través del terreno densamente serrado en el lado este del hogback hacia Sugar Hill. Los hombres se detuvieron en cada cresta para establecer una base de fuego y golpear las pendientes inversas del siguiente pliegue con cientos de proyectiles de mortero, luego avanzaron con tanques para

expulsar a los japoneses de sus cuevas y pastilleros. Los 60 mm de la empresa. los morteros y las ametralladoras pesadas, que proporcionaban un apoyo pesado y eficaz, avanzaban de una cresta a otra justo detrás de las tropas. El fuego de artillería golpeó las laderas inversas de Sugar Hill y disolvió un fuerte intento de reforzar esta posición mediante pequeños grupos de enemigos que avanzaban desde el suroeste a través de campo abierto. La Compañía F, a la derecha, tuvo que enviar a sus hombres en carreras individuales a través de los campos abiertos debajo de Cutaway Hill hacia las laderas norte de Sugar. Esta compañía consolidó sus líneas en Sugar Hill, pero lanzar fuego desde Cutaway atormentaría a los hombres durante una semana. La Compañía I capturó la parte oriental de Sugar sin mucha dificultad, y la Compañía G se acercó para fortalecer la línea contra el contraataque anticipado. La Compañía F se llevó la peor parte del ataque esa noche y mató a cincuenta japoneses. La ganancia del día le había costado 56 bajas a la 381.ª Infantería, pero el regimiento se había deshecho de 403 japoneses. 32

Todas las laderas orientales de Conical Hill estaban ahora en manos estadounidenses, y la 7ª División podía avanzar por el corredor de Buckner Bay sin molestias desde su flanco derecho. El lado occidental de Conical y la pendiente inversa de Cutaway permanecieron firmemente en manos de los japoneses.

El mes de mayo vio cambios importantes en la cadena de mando, que implicaron una transferencia de responsabilidad adicional al Décimo Ejército. El 17 de mayo, el almirante Turner fue reemplazado como comandante de la Task Force 51 por el almirante Harry W. Hill, que debía controlar las defensas aéreas de Okinawa y las fuerzas navales de la zona.El Comandante General del Décimo Ejército ahora reportaba directamente al Almirante Spruance. El general Buckner recibió el mando de todas las fuerzas en tierra, la responsabilidad directa de la defensa y el desarrollo de las posiciones capturadas en la zona de Ryukyus y, para ayudar en esta misión, el mando operativo de la Fuerza de Tareas 51. El 27 de mayo, el almirante Spruance fue relevado como comandante quinto Flota del almirante William F. Halsey, quien estuvo al mando de la operación Ryukyus hasta el 27 de junio, cuando, con la formación de la Fuerza Ryukyus, el Décimo Ejército pasó directamente al control del CINCPOA. 33

Notas al pie

1. Notas sobre la Décima reunión del Estado Mayor del Ejército, 4 de mayo de 45, en Okinawa Diario de Stevens y Burns, entrada 4 de mayo de 45.

2. Décimo Ejército G-3 JnI, Msg saliente No. 7, 3 de mayo 45 Opns Ord 7-45, 5 de mayo de 45 XXIV Cuerpo FO No. 50, 9 de mayo 45 entre el 1er I & amp H Off con Gen Buckner, hasta el 45 de mayo .

3. Décimo Ejército Opns Ord 8-45, 7 de mayo de 45, interv. 1st I & amp H Off con el general de brigada Walter A. Dumas, ACofS, G-3, Décimo Ejército, 9 de julio de 45. Todavía hay dudas sobre el plan exacto de maniobra. La superposición del plan de operaciones del Décimo Ejército, que según el texto del plan debía mostrar el esquema de maniobra con mayor precisión que la orden en sí, indicaba una envolvente muy cercana de Shuri por las dos divisiones inmediatamente al norte de la ciudad del cuartel general japonés. La orden de campo del XXIV Cuerpo indicó presión a través de la línea por ambas divisiones en lugar de un esfuerzo mayor cerca del centro de la línea del Ejército. A pesar del esquema de maniobra delineado en la superposición del Décimo Ejército, parece que el plan real era para una presión uniforme a través de la línea que rompería las defensas japonesas en algún momento y sería inmediatamente explotada dondequiera que pudiera ocurrir la ruptura en particular.

4. Interv 1st I & amp H Off con Gen Buckner, 10 de mayo de 45.

5. Cambiar No. 1, a Décimo Ejército Opns Ord 8-45, 9 de mayo de 45 entre XXIV Corps Hist Off con Brig Gen Josef R. Sheetz, CG XXIV Corps Arty, 23 de junio de 45.

6. Décimo Ejército Transl No. 294, 10 de julio de 45: 32d ejército Ord No. A a, 11 de mayo de 45 Transl No. 176, 21 de junio de 45, 32d ejército Ord No. A 23, 14 de mayo de 45 Transl No. 300, 10 de julio de 45: 32d ejército Ord No. A 19, 12 de mayo de 45 Interrog Shimada.

7. El relato de las operaciones de la 6ª División de Infantería de Marina se ha tomado de Carleton, 6th Mar Div History, cap. II, complementado y corregido por III Amph Corps G-3 Periodic Rpts para el período y 6th Mar Div Actn Rpt, una narrativa detallada y bien equilibrada.

8. 6th Mar Div Tng Ord No. 23-45, 6 de mayo de 45, citado en Carleton, 6th Mar Div History, cap. II, págs. 5-7.

9. Resumen No. 4 del interrogatorio del PW del Décimo Ejército, 1 de agosto de 45: 44a Brigada Mixta Independiente, pag. 4.

10. Observación personal del teniente coronel John Stevens, historiador del Décimo Ejército, y del mayor Roy Appleman, historiador del XXIV Cuerpo.

11. Observación personal del teniente coronel John Stevens, historiador del Décimo Ejército.

12. Décimo Ejército Transl No. 176, 21 de junio de 45: 32d ejército Ord No. A 23, 14 de mayo de 45 Resumen del interrogatorio de PW No. 2, 2 de agosto de 45: 62d división 96a División G-2 Periodic Rpt No. 55, 26 de mayo de 45.

13. La cuenta de las operaciones de la 1ª División de Infantería de Marina se basa en Stockman, Historia de la División del 1º de marzo y Rpts periódicos G-3 del III Amph Corps para el período.

14. Había surgido cierta confusión en cuanto a la ubicación de la ciudad de Wana porque el mapa objetivo estándar lo mostraba en las laderas suroeste de Warta Ridge. El estudio del terreno realizado por historiadores indicó que la ciudad en realidad pudo haber estado ubicada al sureste de Dakeshi y al noreste de Wana Ridge.

15. 77.a División G2 Periodic Rpt No. 48, 13 de mayo de 45 Appleman, XXIV Corps History, p. 338.

16. Appleman, XXIV Corps History, p. 353 XXIV Corps G-3 Periodic Rpt No. 45, 15 de mayo de 45.

17. El relato del ataque nocturno de la Compañía E, 307 ° de Infantería, se basa enteramente en la declaración firmada del 2. ° Teniente Robert F. Meiser, al mando del 2. ° Pelotón, Compañía E. Esta declaración está registrada en Leach, 77th Div History Okinawa, vol. . II, cap. III, págs. 67-81.

18. 77ª Div. G3 Periódicos Núm. 54-57, 18-21 de mayo de 45 Leach, 77ª Div. Historia Okinawa, vol. II, cap. III, págs. 85-86.

19. Obsn personal de 1st I & amp H Off. La ubicación exacta de Chocolate Drop Hill no está clara. Si bien los registros del Cuerpo XXIV y la División 77 lo ubican en el Área objetivo 8073P del mapa 1: 25,000 de Okinawa, la observación del suelo y el estudio de fotografías indican que la colina está ubicada de 200 a 300 yardas al noreste de ese punto.

20. El relato de la captura de Chocolate Drop está tomado de Leach, 77th Div History Okinawa, vol. II, cap. III, págs. 48-87 Appleman, XXIV Corps History, págs. 341-51 77th Div Actn Rpt Okinawa 306th Inf Actn Rpt 307th Inf Actn Rpt 706th Tk Bn Actn Rpt.

21. Appleman, XXIV Corps History, pág. 347.

22. Rev. Periódica No. 47 de la 96a División G-2, 15 de mayo de 45, Appleman, XXIV Corps History, págs. 369-70.

23. El relato de las operaciones de las 96ª Divisiones en Dick Hills se basa en Mulford y Rogers, 96ª Div. Historia, Pt. IV, págs. 25-31, 58-62, 64-67, 72-74.

24. El relato de las operaciones de la 77.a División en Flattop Hill se basa en Appleman, XXIV Corps History, págs. 366-77, y Leach, 77th Div History Okinawa, vol. II.

25. Mulford y Rogers, 96th Div History, Pt. IV, PP. 78-81, 95-97, 103-06, 110-11, 719-21.

26. Resumen Semanal No. 10 del XXIV Cuerpo G-2, 13-19 de mayo 45.

27. Interv 1st I & amp H Off con Gen Buckner, 15 de junio de 45: 96a Div. FO No. 21, 10 de mayo de 45 Mulford y Rogers, 96a Div. Historia, Pt. IV, págs. 13, 14.

28. Appleman, XXIV Corps History, págs. 385-87 Mulford y Rogers, 96th Div History, Pt. IV, págs. 7-10.

29. El relato de las operaciones de la 96ª División en Conical Hill se ha tomado de Mulford y Rogers, 96ª División de Historia, Pt. IV Div. 96ª Rpt., Cap. VII Rpts Periódicos G-2 del período.

30. Mulford y Rogers, 96th Div History, Pt. IV, pág. 49.

31. Ibídem., pag. 101.

32. Cifras de bajas de 381st Inf Jul, Msg No. 65, 21 de mayo de 45.

33. Décimo Ejército Actn Rpt, 7-III-21.


Hoy en la historia militar: Winston Churchill se convierte en primer ministro cuando Alemania invade

Publicado el 21 de abril de 2021 10:04:19

El 10 de mayo de 1940, la Alemania nazi invadió Europa occidental mientras Winston Churchill se convirtió en primer ministro de Gran Bretaña.

Marcando el comienzo de la ofensiva occidental de Hitler, los bombarderos alemanes atacaron aeródromos aliados en Bélgica, Holanda, Luxemburgo y Francia mientras los paracaidistas llovían desde el cielo en momentos críticos. Las fuerzas terrestres invadieron a lo largo de dos rutas principales, una ruta norte que era esperada por los ejércitos defensores, y un impulso sur a través del bosque de las Ardenas que no fue así.

Los aliados no sabían sobre el ataque del sur y se apresuraron a llevar a la mayoría de sus defensores al norte. La estocada del sur rápidamente les rompió la espalda. Luxemburgo cayó el primer día, mientras que Bélgica y Holanda se rindieron antes de finales de mayo. Francia sobreviviría hasta junio.

La guerra en Europa continuaría durante cinco años más brutales.

Inglaterra sabía que el continente estaba condenado y aceleró sus preparativos para defender las islas. Mientras tanto, el primer ministro Neville Chamberlain, conocido por su política de apaciguamiento, fue reemplazado por Winston Churchill, un hombre conocido por su temperamento bulldog y visión militar.

Churchill se desempeñó como Primer Ministro conservador dos veces, de 1940 a 1945 y de 1951 a 1955. Él mismo, un veterano de guerra, estuvo activo en funciones administrativas y diplomáticas durante la Segunda Guerra Mundial, además de dar discursos entusiastas que se acreditan estimulando la moral británica durante las dificultades de la guerra.

Viviría hasta el 24 de enero de 1965, muriendo a la edad de noventa años y recibiendo el primer funeral de estado otorgado a un plebeyo desde la muerte del duque de Wellington más de un siglo antes.

& # 8220Ha sido un gran viaje, que bien vale la pena hacer una vez, & # 8221, registró en enero de 1965 poco antes de su muerte, posiblemente su última declaración registrada.

Imagen destacada: Fotografía de “El león rugiente” de Yousuf Karsh que representa a Winston Churchill el 30 de diciembre de 1941.

Artículos

Kamikazes en la batalla de Okinawa

El 6 de mayo de 1945, un avión kamikaze bimotor y una bomba rsquos explotaron junto al destructor. Luce, parte de la pantalla de la nave de piquete de radar que rodeaba a Okinawa, y rasgó su lado de estribor como una lata de sardina. Las llamas se dispararon a 200 pies de altura. Un minuto después, un luchador kamikaze se estrelló contra Luce y rsquos Cañones de babor de popa de 5 pulgadas y su cargador estalló en una bola de fuego. Luce cayó cinco minutos después con 149 hombres perdidos. En el agua, los tiburones golpearon a los hombres "a la izquierda y a la derecha, simplemente destrozándolos", dijo el operador de radio Tom Matisak, quien los vio irrumpir en el barbero del barco. & ldquoFue un desastre horrible y sangriento cuando lo cortaron y lo tiraron hacia abajo. & rdquo

Durante tres meses en 1945, esto fue un hecho muy común en los mares frente a Okinawa, donde 10 ataques masivos de kamikazes, cada uno con cientos de aviones suicidas, golpearon a la Quinta Flota de los EE. UU. Los ataques no alteraron el curso de la guerra del Pacífico, pero el número de muertos de más de 4.900 tripulantes de la Armada aumentó las dudas de algunos miembros del Estado Mayor Conjunto sobre la invasión de Japón.

A medida que las fuerzas estadounidenses se acercaban al Japón continental en 1944 y 1945, los líderes japoneses adoptaron medidas desesperadas para frustrar el desastre que se avecinaba. Uno fue el ataque masivo kamikaze. La pérdida de Saipán, Tinian y Guam en las Islas Marianas y la mayor parte de la fuerza aérea de Japón y Rusia durante el verano de 1944 obligó a muchos altos funcionarios a darse cuenta de que la guerra estaba perdida. Los B-29 ahora amenazaban el Japón continental y las principales ciudades y puertos de rsquos desde las nuevas bases de Mariana. Los submarinos estadounidenses estaban cerrando el oleoducto y el oleoducto del sudeste asiático. Peleliu estaba a punto de caer, y Filipinas sería el siguiente.

Siendo la paz negociada la mejor esperanza de Japón y los rsquos, los líderes militares japoneses adoptaron la guerra de desgaste como un medio para obligar a los aliados a abandonar su demanda de rendición incondicional.

Sus fundamentos ideológicos fueron Gyukosai y Bushido. Gyokusai Era un término antiguo que significaba "destrozar la joya" y perecer por suicidio o en batalla en lugar de sufrir la ignominia de la captura. Un vestigio del código guerrero samurái, el Bushido se caracterizó por una estudiada indiferencia hacia la muerte. La nueva estrategia se aplicó por primera vez en septiembre de 1944 durante la defensa del bastión de Peleliu en las islas Palua. En lugar de lanzar un ataque banzai en la playa, la táctica japonesa habitual, las tropas del coronel Kunio Nakagawa y rsquos esperaban a los invasores dentro de las cuevas, túneles y fortificaciones que habían excavado en las escarpadas cordilleras de coral. Esperaron pacientemente a que los infantes de marina de los EE. UU. Entraran en las zonas preparadas y en las zonas más tranquilas, donde podrían ser atacados por disparos desde múltiples posiciones.

Los japoneses lograron su objetivo en Peleliu: durante las primeras dos semanas de la batalla y rsquos, la tasa de bajas estadounidenses superó todo lo visto en la guerra del Pacífico. La nueva estrategia se convirtió en el modelo para las defensas de Iwo Jima y Okinawa en 1945. Las fuerzas aéreas de Japón y rsquos adoptaron oficialmente la estrategia el 19 de octubre de 1944, cuando el almirante Takijiro Ohnishi, comandante de la Primera Flota Aérea, se reunió con el 201er Grupo Aéreo y el rsquos senior pilotos en el aeródromo de Mabalacat en Filipinas. Les dijo que la salvación de Japón y rsquos ya no dependía de los líderes civiles y militares, sino de sus jóvenes pilotos y su "espíritu de golpear el cuerpo". Cuando Ohnishi terminó de hablar, "en un frenesí de emoción y alegría", todos los pilotos se ofrecieron como voluntarios para la primera Unidad de Ataque Especial. .

Nunca antes ni desde entonces ha habido un fenómeno como el piloto suicida japonés & mdash the kamikaze, llamado así por el tifón & ldquodivine wind & rdquo que destruyó una flota de invasión bajo Kublai Khan en 1281 antes de llegar a Japón. El general Torashiro Kawabe afirmó que el kamikaze no se consideraba suicida. & ldquoSe veía a sí mismo como una bomba humana que destruiría una cierta parte de la flota enemiga & hellip [y] murió feliz con la convicción de que su muerte era un paso hacia la victoria final & rdquo. Fue una decisión fríamente lógica considerando que había menos pilotos hábiles, y volaban aviones obsoletos que eran derribados rutinariamente.

Los japoneses simplemente armaron sus aviones de combate con bombas de 500 libras y las estrellaron contra barcos estadounidenses. "Si uno está destinado a morir, ¿qué es más natural que el deseo de morir de manera efectiva, al costo máximo para el enemigo?", escribió el Capitán Rikihei Inoguchi, el oficial de estado mayor de la Primera Flota Aérea. Los objetivos de la estrategia & ldquofight to the death & rdquo estaban incorporados en el lema del trigésimo segundo ejército que defendía Okinawa: & ldquoUn avión para un buque de guerra / Un barco para un barco / Un hombre para diez enemigos o un tanque. & Rdquo Los pilotos kamikaze vestían diademas blancas adornadas con el sol naciente y envoltorios de buena suerte y de mil puntos hechos por 1.000 civiles, cada uno de los cuales había cosido una puntada con hilo rojo que supuestamente los hacía a prueba de balas. Antes de subir a sus cabinas, los pilotos levantaron sus copas de sake en un brindis final por el emperador y cantaron: "Si nacemos orgullosos hijos de la raza Yamato, muramos / muramos triunfantes, luchando en el cielo".

Los ataques suicidas comenzaron el 25 de octubre de 1944, durante la invasión estadounidense de Filipinas. Un comandante de escuadrón kamikaze envió a sus 18 pilotos con la exhortación: "Presenta todo lo que tienes". Todos ustedes, regresen muertos. & Rdquo Hundieron la escolta del portaaviones St. Lo, matando a 113 tripulantes y dañó la escolta del portaaviones Santee. Seis pilotos regresaron después de no encontrar objetivos. Días después, los kamikazes se estrellaron y dañaron gravemente los portaaviones. Franklin y Madera Belleau.

Era sólo el principio.

Entre octubre de 1944 y marzo de 1945, los ataques suicidas mataron a más de 2.200 estadounidenses y hundieron 22 embarcaciones. En Iwo Jima el 21 de febrero, cincuenta kamikazes del 601st Air Group hundieron la escolta del portaaviones. Mar de Bismarck y gravemente dañado el transportista Saratoga. El apogeo de los kamikazes y rsquo fue durante los 10 ataques a gran escala, o & ldquokikusuis & rdquo & mdash, que significan & ldquochrysanthemums flotando en el agua & rdquo & mdash, lanzados contra los piquetes que rodean Okinawa. Durante el Kikusui No. 1 el 6 de abril y cinco días después del Día L en Okinawa y mdash, el ataque de 355 kamikazes y 344 combatientes de escolta comenzó a las 3 p.m. y duró cinco horas. "Queridos padres", escribió el Suboficial Volador 1 / c Isao Matsuo en la víspera de la misión, "por favor, felicítenme". Se me ha dado una espléndida oportunidad de morir. Este es mi último día. ”Veintidós kamikazes penetraron el escudo de la patrulla aérea de combate el 6 de abril, hundiendo seis barcos y dañando otros 18. Trescientos cincuenta tripulantes estadounidenses murieron.

El enfrentamiento entre los aviadores japoneses que buscaban la muerte y los marineros y pilotos estadounidenses decididos a vivir produjo horribles bajas. John Warren Jones Jr., sobre el destructor Hyman cuando se estrelló, vio a dos hombres salir tambaleándose del infierno con sus cuerpos desnudos cubiertos de quemaduras de tercer grado. A dos compañeros de barco les volaron la cabeza. Uno tenía un gran trozo de avión atravesando el pecho y sobresaliendo por ambos lados. Para abril de 1945, sin embargo, era evidente que muchos pilotos kamikaze, tal vez debido a la escasez de combustible que limitaba su entrenamiento, poseían escasas habilidades de vuelo y podían ser disparados fácilmente. abajo. A medida que la derrota se hizo más grande cada semana, los voluntarios para el servicio kamikaze se secaron los conscriptos resentidos llenaron cada vez más las filas. A menudo volaban hacia la muerte borrachos y amargados. Un piloto, después del despegue, bombardeó su propio puesto de mando.

Los japoneses no alcanzaron su objetivo de "un avión y un barco", pero hundieron 36 buques de guerra estadounidenses y dañaron otros 368 buques en Okinawa. Las pérdidas de la Armada y los rsquos fueron las más altas de la guerra del Pacífico: 4.907 marineros y oficiales muertos y 4.824 heridos. Japón perdió aproximadamente 1.600 aviones suicidas y convencionales en Okinawa. A excepción de los secuestradores del 11 de septiembre, el kamikaze desapareció tras la llegada de los misiles no tripulados y en ausencia de una tradición samurái como la del Japón de la Segunda Guerra Mundial.


Okinawa, Batalla de

Okinawa, Batalla de (1945). El día de desembarco de Okinawa, la última batalla terrestre de la Guerra del Pacífico, fue el domingo de Pascua, 1 de abril de 1945. La fuerza de desembarco fue el nuevo Décimo Ejército al mando del Teniente General Simón Bolívar Buckner. Dirigió dos cuerpos, el XXIV Cuerpo, con cinco divisiones de ejército, y el III Cuerpo Anfibio, con tres divisiones de Marines, todos contados con unos 182.000 efectivos. A cargo general estaba el vicealmirante Raymond A. Spruance, comandante de la Quinta Flota.

Okinawa, de sesenta millas de largo y de dos a veinte & # x2010eight millas de ancho, es la más grande e importante de las islas Ryukyu. Los 500.000 habitantes de Okinawa no se consideraban japoneses.

El teniente general japonés Mitsuru Ushijima estaba al mando del trigésimo segundo ejército, con una fuerza de 77.000 soldados, que con fuerzas navales y unos 20.000 reclutas de Okinawa proporcionaron unos 100.000 defensores. Ushijima planeó una defensa en profundidad, con su principal fuerza en el sur densamente poblado, y tres líneas de defensa principales siguiendo las crestas este y oeste.

Buckner aterrizó sus dos cuerpos, cada uno con dos divisiones en el asalto, a través de playas sorprendentemente indefensas cerca de la aldea de Hagushi en el lado occidental de la estrecha cintura de la isla. El III Cuerpo a la izquierda y el XXIV Cuerpo a la derecha cruzaron la isla casi sin contacto con el enemigo. Los marines luego giraron hacia el norte y el ejército se dirigió al sur. El 6 de abril, el XXIV Cuerpo se topó con los anillos exteriores de la primera línea de defensa importante de Ushijima que corría a lo largo de la cresta de Kakazu.

El plan de Ushijima era retrasar su contraataque hasta que gran parte de la flota de invasión estadounidense de apoyo de unos 1.200 barcos fuera paralizada por una acción masiva combinada por mar y aire, incluidas las tácticas suicidas kamikaze. El primer gran ataque kamikaze se produjo el 6 de abril. Uniéndose a la acción aérea, el acorazado gigante de 18 & # x2010inch & # x2010gun Yamato salió de las islas de origen, pero fue destruido por aviones de la Marina de los EE. UU. En tierra, el contraataque compañero de Ushijima, no lanzado hasta el 12 de abril, fue fácilmente absorbido por el XXIV Cuerpo. Mientras tanto, el III Cuerpo había invadido la mayor parte del centro y norte de Okinawa. Buckner, para vencer la resistencia cada vez más rígida de Ushijima, comenzó a desplazar al III Cuerpo hacia el sur.

El segundo gran contraataque de Ushijima, programado para coincidir con el quinto ataque kamikaze, se desarrolló poco a poco el 3 de mayo y no logró nada.

Buckner siguió adelante con un ataque de dos cuerpos el 11 de mayo. La segunda línea de Ushijima, que pasaba por Shuri, estaba rota en ambos flancos. Eligió retroceder a su tercera y última línea en el extremo sur de Okinawa.

Buckner lanzó su último ataque a gran escala el 18 de junio. El general fue asesinado por un proyectil japonés mientras observaba la acción desde un puesto de observación avanzado. El mando del Décimo Ejército pasó al General de División de Infantería de Marina Roy S. Geiger del III Cuerpo, quien declaró la isla & # x201Csecured & # x201D el 21 de junio. Ese mismo día, Ushijima se suicidó ceremonialmente. El último de los diez grandes ataques aéreos se produjo el 22 de abril. Al día siguiente, llegó el general Joseph Stilwell y tomó el mando.


El plan de batalla de Okinawa

La Batalla de Okinawa duró alrededor de 82 días y tanto el gobierno de Estados Unidos como el de Japón perdieron muchas vidas humanas y maquinaria.Los japoneses defendieron sus islas con todo lo que tenían. Es por eso que la batalla duró más de lo esperado. Las fuerzas aliadas intentaron utilizar un tipo de ataque Blitzkrieg para apoderarse de las islas lo más rápido posible. No obstante, el pueblo japonés defendió y detuvo la Blitzkrieg en Okinawa. Para dar una indicación de la magnitud de las fuerzas aliadas, más de 450 buques de guerra y 1000 aviones de combate participaron en la batalla. Las islas más pequeñas como Kerama y Keise Shima se aseguraron bastante rápido, pero el desembarco principal en la isla de Okinawa el primero de abril de 1945 tomó mucho más tiempo. Esta operación se denominó Día L porque era Domingo de Pascua y Día de los Inocentes.

Las fuerzas aliadas rápidamente barrieron la parte norte y la parte central de Okinawa con una fuerte resistencia en las montañas alrededor de la península de Motobu. Una de las batallas más duras fue en el "Pináculo", al suroeste de Arakachi, Estados Unidos perdió alrededor de 1.500 soldados. No obstante, la mayor batalla de Okiniwa se libró en la península de Kiyan, que hoy en día se conoce como el mayor lugar de matanza en Okinawa. Alrededor de 4.000 soldados japoneses, incluido el famoso almirante Minoru Ota, se suicidaron para evitar el cautiverio de las fuerzas aliadas. Las tormentas monzónicas y las densas selvas llevaron a una dura lucha por los invasores. La batalla de Okinawa continuó hasta el 21 de junio de 1945, aunque algunos soldados japoneses continuaron luchando al estilo guerrillero. Muchos de los comandantes se suicidaron por Seppuku en su oficina de mando al final de la batalla de Okinawa. La ceremonia oficial de rendición se celebró el 7 de septiembre cerca del aeródromo militar de Kadena. La batalla de Okinawa fue la batalla más sangrienta del Pacífico con grandes pérdidas en ambos lados. Las pérdidas de civiles, los suicidios y las atrocidades del pueblo japonés y de los soldados estadounidenses fueron inmensos y forman parte del dolor de la historia actual.

Recuerda la batalla

Después de la batalla de Okinawa la isla fue totalmente destruida, se estima que el 90% de todos los edificios fueron nivelados con el suelo. Los tesoros culturales, naturales y tropicales fueron conquistados de la tierra en tan solo unos meses. Estados Unidos mantuvo el control sobre las islas hasta 1972 y creó una base aérea / ombligo del ejército en la isla. También ayudaron con la reconstrucción de la isla, pero los japoneses nunca los aceptaron por completo, ya que siempre fueron vistos como invasores del gran Japón.


Objetivos de Estados Unidos en el Teatro Pacífico

En ese momento, Estados Unidos tenía dos objetivos principales en lo que respecta al Lejano Oriente: eliminar el resto de la flota mercante de Japón y un ataque directo al complejo industrial japonés. Okinawa es una isla en el extremo sur de Japón, tiene alrededor de 60 millas (96 kilómetros) de largo y 2 (3 kilómetros) a 18 millas (29 kilómetros) de ancho. Su importancia estratégica para ambas partes fue muy importante. La isla tenía 4 aeródromos que Estados Unidos quería controlar desesperadamente. Sin embargo, un problema para las fuerzas estadounidenses fue que no pudieron obtener mucha información de inteligencia sobre Okinawa.


Batalla de Okinawa antes del 1 de abril de 1945

El 10 de octubre de 1944, Okinawa obtuvo una dudosa abreviatura de desastre & # 151 los números 10-10. Oleadas de bombarderos azotaron la isla casi indefensa, causando incalculables escombros en tierra, más del 80% de Naha fue destruida y más de 65 barcos hundidos. La tecnología antiaérea japonesa no estaba a la altura de los ágiles aviones estadounidenses.

Poco antes de la batalla, el buque de guerra japonés Yamato fue hundido por el poder aéreo estadounidense en su viaje a Okinawa. Los rumores generalizados de que al barco solo se le dio suficiente combustible para un viaje de ida son falsos. Feifer desacredita esto (referencias).

Los japoneses tenían un plan para varar el Yamato en la costa de Okinawa y usarlo como batería terrestre. No es que les hubiera hecho mucho bien en tierra.


La batalla de Okinawa

La Batalla de Okinawa fue el asalto anfibio más grande de la Guerra del Pacífico en la Segunda Guerra Mundial y el más sangriento.

Llamada Okinawa Shima, la isla era estratégica para el esfuerzo bélico de Estados Unidos, ya que contaba con dos aeródromos y estaba a solo 325 millas al sur de la isla de Kyushu, hogar de Japón. A ese rango, incluso los bombarderos de mediano alcance podrían atacar las islas de origen y cortar las líneas de suministro al Imperio hambriento de recursos. Iba a ser el área de preparación para la esperada invasión del Japón continental.

Comparativamente, era una isla grande, sesenta millas de largo y ocho millas de ancho.

El impulso de salto entre las islas del Pacífico central del almirante Chester W. Nimitz y el impulso del Pacífico suroeste del general Douglas MacArthur convergieron en la isla desgarrada en forma de trapo.

A finales de marzo de 1945, 1457 barcos aliados que transportaban soldados e infantes de marina del ejército 182112 se reunieron frente a Okinawa. Cuatro divisiones del 10º Ejército de los EE. UU. (7º, 27º, 77º y 96º) y dos divisiones de Marines (1º y 6º) se prepararon para atacar la playa. El 2º infante de marina se mantuvo en reserva.

Todos los hombres serían necesarios. El 32º ejército del teniente general Mitsuru Ushijima, con 110.000 efectivos, esperó pacientemente en búnkeres ocultos y cordilleras fortificadas a que aterrizaran los estadounidenses. Su estrategia fue similar a la del general Tadamichi Kuribayashi en Iwo Jima. Es decir, evite los cargos masivos de banzai y las tácticas de detenerlos en el agua. En su lugar, atraiga a los atacantes a tierra sin ser molestados, y justo cuando crean que va a ser un recorrido, golpéelos con kou no kaze ("Viento de acero") donde no pueden recibir apoyo naval y aéreo.

El general sabía que la guerra estaba perdida, pero quería dar tiempo a las islas de origen para prepararse para una eventual invasión, por lo que tenía la intención de infligir tantas bajas al enemigo como fuera posible. Simultáneamente, un ataque kamikaze total contra la flota llevaría la lucha directamente a la puerta de la Marina y cortaría la cadena de suministro a los soldados y marines.

El domingo de Pascua, 1 de abril, los estadounidenses irrumpieron en tierra. Golpearon la isla simultáneamente desde el lado oeste en un punto estrecho al norte de la ciudad capital de Naha (ver mapa). Esperaban una lucha feroz y se sorprendieron cuando no encontraron oposición. Al final del día, 75.000 soldados habían establecido una cabeza de playa de nueve millas de ancho y tres millas de profundidad.

Una vez que se estableció una cabeza de playa, el plan era que los soldados del 96º y 7º rumbo al sur y las dos divisiones de la Infantería de Marina se dirigieran al norte. Estaba a punto de jugarse la mayor broma de April Fool.

Una cresta que se eleva a 1500 pies en el norte montañoso y salvaje divide la isla en dos. La parte sur contiene la mayor parte de la población civil. Fue allí donde el general Ushijima reunió a la mayoría de sus fuerzas.

Los japoneses consideraban a Okinawa como parte de sus islas de origen y tenían presencia en la isla durante años. La mayoría de sus fuerzas estaban ubicadas en el tercio sur de la isla. De importancia central para la defensa de la isla fueron tres crestas de este a oeste que cruzaban la parte sur de la isla. Estas crestas formaron barreras defensivas naturales para las fuerzas estadounidenses. Cada barranco, cada barranco, cada cruce de caminos estaba triangulado por fuego de artillería, morteros y ametralladoras.

A medida que las unidades del Ejército se movían hacia el sur, la artillería y los morteros que no veían los golpearon. Las armas estaban ubicadas en una elaborada red de cuevas conectadas por túneles. Una pieza de artillería se lanzaba sobre las vías del tren, se disparaba, y cuando los soldados pensaban que sabían de dónde venía el bombardeo, volvía a entrar en la cueva y se perdía de vista. El fuego de morteros y ametralladoras procedía de posiciones muy camufladas. La artillería estadounidense combinada con cañones navales inundó las posiciones japonesas, pero en su mayoría fueron ineficaces. Las bajas empezaron a acumularse.

Mientras tanto, en el norte, los marines estaban teniendo solo un poco mejor suerte. Sin embargo, menos defendidos que en el sur, los japoneses atrincherados lucharon furiosamente por cada metro de avance de los atacantes.

La pelea degeneró en un combate sucio, áspero, primario, a veces cuerpo a cuerpo, de cueva en cueva, pastillero en pastillero mientras evitaba feroces contraataques. La munición y los suministros empezaron a agotarse. Cuando se habían quedado sin granadas o balas, los infantes de marina y soldados se arrastraban hasta los cuerpos de sus muertos para recuperar cualquier munición que pudieran encontrar.

Los incesantes bombardeos de ambos lados, combinados con las lluvias torrenciales que comenzaron en mayo, convirtieron el terreno en lodo, chupándose las botas y paralizando incluso los vehículos con tracción en las cuatro ruedas. La lluvia constante disimuló aún más las posiciones japonesas. Los cuerpos de los infantes de marina y soldados caídos tuvieron que dejarse donde yacían, ya que recuperarlos solo exponía a más hombres a las armas japonesas. Las formas en descomposición de japoneses, marines y soldados, repletas de gusanos, se pudrieron lentamente en el lodo. Cada cráter estaba medio lleno de agua y en muchos había un marine o un soldado muerto. Yacían donde los habían matado, todavía agarrando sus armas. Enjambres de moscas se arrastraban sobre sus cuerpos.

Durante casi tres meses, el ejército y los marines lucharon valientemente contra los tenaces japoneses. Cuando se disparó el último tiro, habían caído más hombres que en cualquier otro campo de batalla del Pacífico. Fue la mayor batalla aire-naval-terrestre de la historia.

Más de 100.000 japoneses murieron. También falleció un gran número de civiles, tal vez hasta 25.000. Se estima que decenas de miles resultaron heridos. El ejército de los Estados Unidos sufrió 4.600 KIA y 18.000 heridos. Los infantes de marina perdieron 3200 KIA y 13,700 heridos. La Armada, que luchó contra ataque tras ataque de kamikazes, perdió 5.000 KIA y 4.900 heridos.

El gran número de víctimas conmocionó a los estrategas militares en Washington. ¿Qué pasaría cuando las fuerzas estadounidenses pisasen suelo japonés? El general MacArthur estimó que las fuerzas estadounidenses sufrirían alrededor de un millón de bajas en un asalto a la isla de origen.

Irónicamente, el horrendo precio que los soldados y los marines pagaron por Okinawa hizo a un lado a la oposición en los altos niveles gubernamentales y militares por el uso de la bomba atómica para poner fin a la guerra. Okinawa fue la última batalla terrestre en el teatro del Pacífico.


El suicidio masivo obligatorio, la batalla de Okinawa y la controversia de los libros de texto de Japón

Durante más de tres décadas, se han librado controversias sobre la memoria histórica sobre el contenido de los libros de texto escolares japoneses tanto en el ámbito nacional como en el internacional. En estas controversias, los contenidos de los libros de texto japoneses, que están sujetos al examen del Ministerio de Educación y a la revisión del contenido y el idioma antes de su aprobación para su uso en las escuelas públicas, provocaron repetidamente denuncias por parte de las autoridades y ciudadanos chinos y coreanos con respecto a temas como el Nanjing. Masacre, mujeres de solaz y trabajo forzado. En 2007, la controversia más intensa ha enfrentado al Ministerio de Educación con los residentes y el gobierno de la prefectura japonesa de Okinawa. El tema estalló en marzo de 2007 con el anuncio de que todas las referencias a la coerción militar en los suicidios masivos obligatorios (s hudan jiketsu ) de los residentes de Okinawa durante la Batalla de Okinawa iban a ser eliminados. El anuncio desencadenó una ola de ira en la sociedad de Okinawa que condujo a la manifestación masiva en la ciudad de Ginowan de 110.000 habitantes de Okinawa a la que se dirigieron los principales líderes de la prefectura. Fue la manifestación más grande desde la reversión de Okinawa en 1972, superando incluso la respuesta a la violación en 1995 de una niña de Okinawa de doce años por tres soldados estadounidenses.

Presentamos tres artículos que iluminan la controversia y los trágicos eventos de la Batalla de Okinawa, incluidos los originales japoneses y las traducciones al inglés. Aniya Masaaki, una historiadora de Okinawa y profesora emérita de la Universidad Internacional examina los temas de la batalla y la controversia de los libros de texto, mostrando cómo el Ministerio de Educación rechazó el testimonio de los testigos de Okinawa a favor de dos soldados que presentaron una demanda por difamación contra el novelista Oe Kenzaburo por su trabajo sobre los suicidios masivos impuestos por los militares. Un editorial del Okinawan Times que sigue ofrece un examen detallado de la política lingüística desgarradora que se esconde detrás del rechazo del Ministerio de Educación y rsquos a la referencia a la fuerza militar en el suicidio colectivo obligatorio que se impuso a los ciudadanos de Okinawa, y su retroceso parcial en la cara. de la ira ciudadana. Finalmente, el Asahi Shi n bollo El editorial & rsquos ofrece un examen juicioso de la política del intento de censurar el tema de los libros de texto de nation & rsquos. Juntos, estos artículos arrojan una luz brillante sobre la tensa manipulación política del sistema de exámenes de los libros de texto. SRA


Escultor de Okinawa Kinjo Minoru & rsquos relieve que representa el horror de la Batalla de Okinawa, durante la cual muchos habitantes de Okinawa fueron asesinados o forzados a cometer
suicidio tras buscar refugio en las cuevas de la isla.

I . El suicidio masivo obligatorio y la batalla de Okinawa
Aniya Masaaki

Traducción de Kyoko Selden

Haga clic aquí para ver el original japonés

Inspección de libros de texto que niega la verdad histórica

El 30 de marzo de 2007, el Ministerio de Educación, Cultura, Deportes, Ciencia y Tecnología (Monbukagaskusho, en adelante Ministerio de Educación) anunció la selección de libros de texto de secundaria para su uso a partir de 2008. Con respecto a la cuestión del suicidio masivo obligatorio (shudan jiketsu ) durante la Batalla de Okinawa, exigieron la revisión de declaraciones que decían que había una orden de suicidio (jiketsu meirei) o coerción (kyoyo) por parte del ejército japonés. Esto se refiere a declaraciones en siete libros de texto publicados por cinco empresas.

La esencia de los comentarios del Ministerio de Educación es la siguiente: & ldquoLa orden de suicidio (jiketsu meirei) por parte de los militares japoneses no puede ser verificada. La sugerencia de que los militares japoneses acorralaron a la gente para que se suicidara obligatoriamente conduce a una falsa comprensión de la Batalla de Okinawa. Los ciudadanos de la prefectura de Okinawa protestaron diciendo, & ldquothis distorsiona la verdad de la Batalla de Okinawa & rdquo La Asamblea de la Prefectura de Okinawa y todas las asambleas municipales protestaron por la decisión de los examinadores de libros de texto sobre la participación militar en el suicidio obligatorio, aprobando por unanimidad una resolución exigiendo la retractación de la orden de revisar los textos.

Sin embargo, el Ministerio de Educación rechazó el reclamo de los ciudadanos de Okinawa, simplemente reiterando que "El consejo de inspección de libros de texto decidió esto" e ignorando la opinión unánime de los ciudadanos de Okinawa.

Con respecto al desastre experimentado en la Batalla de Okinawa, ha habido varios intentos de deformar la comprensión y desviar la conciencia histórica.


Mapa de la batalla de Okinawa

Uno de esos movimientos se refiere a las islas Tokashiki, Zamami y Kerama del grupo de islas Kerama. El ejército japonés en las islas Kerama tenía 300 botes de ataque suicida y aproximadamente 300 hombres en el cuerpo de avanzada de la marina, junto con 600 miembros afiliados de un cuerpo de trabajo especial de superficie de agua compuesto por coreanos. También había un cuerpo de defensa redactado localmente y un cuerpo de voluntarios que se incorporaron al cuerpo de defensa de la isla.

El cuerpo de avance de la marina en las islas Kerama era el cuerpo de ataque suicida del ejército y rsquos destinado a destruir barcos enemigos con botes suicidas de un solo hombre que llevaban torpedos de 120 kilogramos. La situación real de este cuerpo ha sido objeto de informes exagerados, pero tengo entendido que la población local tenía incomodidades y dudas acerca de "el ejército y los cuerpos de infantería de marina de rsquos".

El 26 de marzo de 1945, el ejército estadounidense, con el apoyo de artillería lanzada tanto desde el mar como desde el cielo, comenzó a aterrizar en las islas Kerama, y ​​para el 29 se había apoderado de casi toda el área. El hecho es que los barcos de ataque del ejército y rsquos no atacaron ni un solo barco enemigo.

Durante estas batallas, se produjo un horrendo y terrible suicidio y rdquo (shudan jiketsu) de ciudadanos en las islas Keruma, Zamami y Tokashiki. Esto significa que los habitantes se vieron obligados a suicidarse por la coerción (kyosei) y el aliciente (yudo) del ejército japonés. Pero, los líderes militares de la isla ahora afirman que "no había orden militar".

La familia de Akamatsu Yoshitsugu, el ex coronel que encabezó el ejército en Tokashiki, y Umezawa Yutaka, el ex mayor que encabezó el ejército en Zamami, presentaron una demanda en el tribunal de Osaka contra Oe Kenzaburo y su editor Iwanami por su libro. Notas de Okinawa, por "desmerecer su reputación" y exigió una indemnización por daños y perjuicios. Calificando este juicio como una demanda judicial por cargos falsos relacionados con suicidios masivos de Okinawa & ldquoOkinawa shudan jiketsu enzai sosho & rdquo, critican a Oe e Iwanami.

Los demandantes afirman que y ldquoShudan jiketsu de los habitantes de las islas Tokashiki y Zamani no fueron por orden militar. Eligieron la muerte con elevado espíritu de abnegación. & Rdquo

No se trata simplemente de una cuestión de daño a la reputación, sino de un plan revisionista para justificar la guerra de agresión y absolver al ejército imperial de la responsabilidad de sus atroces actos. Las declaraciones de ex oficiales militares en Okinawa, que dan la bienvenida a las encuestas de campo de grupos como el Grupo de Visión Liberal de la Historia y funcionarios del gobierno, están distorsionando la comprensión de la batalla de Okinawa. La revisión del libro de texto esta vez sobre shudan jiketsu, adoptó sin verificación las afirmaciones de los líderes de la unidad que dicen que no había orden militar. Los testimonios de los habitantes de las islas que se vieron obligados a matar a parientes cercanos probablemente fueron ignorados por no ser creíbles. Están viendo las cosas desde la perspectiva de que los testimonios de los comandantes solo tienen credibilidad. Está fuera de discusión utilizar las afirmaciones unilaterales de Akamatsu y Umezawa, quienes están involucrados en la demanda, como base para la aprobación de los libros de texto.

La batalla de Okinawa en la que se basa el mantenimiento de la política nacional (Kokutai)

La Batalla de Okinawa, librada con el entendimiento de que la derrota de Japón y Rusia era inevitable, fue el último combate terrestre entre Japón y Estados Unidos en la Guerra del Pacífico. Para el gobierno imperial japonés, el mantenimiento de la política nacional fue el primer principio, y ganar tiempo para prepararse para la batalla decisiva en el continente y las negociaciones para la conclusión de la guerra fueron cruciales.

El ex primer ministro Konoe Fumimaro, el 14 de enero de 1945, justo antes de la batalla de Okinawa, recordó al emperador que la situación de guerra había llegado a una situación grave.

Lamentablemente, la derrota en la guerra ya se ha vuelto inevitable. . . . La derrota en la guerra constituirá un gran defecto para nuestra política nacional (kokutai), pero el consenso de Inglaterra y Estados Unidos aún no ha llegado tan lejos como para reformar (henkaku) la política nacional. . Por lo tanto, si es solo una derrota en la guerra, no creo que debamos preocuparnos tanto en términos de política nacional. . . Lo que más tenemos que temer desde el punto de vista del mantenimiento de la política nacional es la revolución comunista que podría ocurrir después de la derrota en la guerra.

Por lo tanto, desde la perspectiva de preservar la política nacional, estoy convencido de que deberíamos pensar en la manera de concluir la guerra lo antes posible, incluso en un solo día. . . . (Hosokawa Morisada, Hosokawa Nikki (Diario de Hosokawa))

El informe del ex primer ministro Konoe es notable por explicar abiertamente al emperador la necesidad de concluir la guerra como miembro del liderazgo japonés.Pero el punto principal es que, aunque la derrota en la guerra era inevitable, más que la derrota en sí, estaba más preocupado por la desintegración de la estructura gobernante por parte del sistema imperial (tennosei shihai kiko) por una revolución comunista. Al consejo de Konoe & rsquos, el emperador respondió: "Creo que es bastante difícil a menos que logremos un resultado militar una vez más". Esto indica que el emperador Showa, incluso en este momento tardío, tenía pasión por liderar el esfuerzo bélico.

La batalla de Okinawa fue una batalla de la que dependía la política nacional, pero que presuponía la derrota de Japón. Se dice que Okinawa sirvió como & ldquoa piedra para descartar en aras de la defensa del continente & rdquo, pero de hecho fue & ldquoa batalla para posponer la batalla decisiva en el continente & rdquo y ganar algo de tiempo para la preparación de esa batalla en el continente y para negociar el final de la guerra, y no fue una batalla para proteger a la gente (kokumin) del continente. Fue una batalla preliminar antes de finalmente llevar a la muerte a toda la nación (kokumin subete) junto con el Emperador.

El gobierno imperial japonés, en preparación para la batalla final en el continente, reforzó su sistema de guerra total destinado a movilizar a toda la nación.

El 22 de mayo de 1945, se hizo pública la ley de educación en tiempos de guerra (senji-kyoiku rei) e incluso se ordenó a las escuelas primarias y para ciegos, sordos y mudos que organizaran unidades militares estudiantiles. El 23 de junio, cuando la fuerza de defensa de Okinawa (Batallón 32) fue derrotada y la lucha sistemática terminó, se promulgó una ley de soldados voluntarios y también se ordenó a las mujeres que prestaran servicio en unidades nacionales de combate voluntario.

El 8 de julio de 1945 en Tokio, las unidades militares de la Escuela Normal de Okinawa y la Primera Escuela Secundaria de la Prefectura de Okinawa fueron honradas en una ceremonia sin la presencia de los premiados. El ministro de Educación, Ota Kozo, dijo a los estudiantes de todo el país que sigan a las unidades militares estudiantiles de Okinawa y que dediquen sus vidas a defender la política nacional. (Asahi Shinbun, 9 de julio de 1945).

Cuando el gobierno imperial japonés aceptó la Declaración de Potsdam, el mantenimiento de la política nacional fue el tema central.

El 6 y 9 de agosto, la bomba atómica fue lanzada sobre Hiroshima y Nagasaki, destruyendo las ciudades. Pero el liderazgo japonés estaba preocupado por la amenaza de la entrada soviética en la guerra, más que por la destructividad de la bomba atómica.

El 8 de agosto de 1945, la Unión Soviética renunció al tratado de neutralidad Unión Soviética-Japón, declaró la guerra y atacó Manchuria, Sakhalin y Corea del Norte. En consecuencia, la dirección japonesa sintió la crisis del sistema imperial y decidió llevar la guerra a su fin.

En medio de la noche del 9 de agosto se llevó a cabo una conferencia imperial. A las 2:30 a.m. del día 10, aceptaron la Declaración de Potsdam con la condición de que se mantuviera la política nacional (kokutai goji). A esto se le llamó una decisión imperial.

An a mi Korechika, entonces Ministro del Ejército, escribe en su diario:

En el entendido de que las condiciones establecidas en la declaración combinada de los tres países con fecha del 26 del mes pasado no incluyen la demanda de cambiar la prerrogativa del emperador para gobernar el estado, el gobierno japonés acepta esto.

Un político japonés ha dicho que al lanzar las bombas atómicas "Japón" la derrota se hizo antes, por lo que no se le puede ayudar ". [La referencia es al ex Defensa Min. Kyuma Fumio. Tr.] Pero esta es una declaración irreflexiva de alguien que sigue las políticas de Estados Unidos mientras ignora la aflicción de los ciudadanos.

¿Por qué Estados Unidos lanzó las bombas atómicas? Los jóvenes que han estudiado en Hiroshima y Nagasaki la realidad del bombardeo explican claramente sus hallazgos de la siguiente manera.

  1. Estados Unidos quería llevar a cabo ataques a las ciudades para mostrar el poder de las bombas y los rsquos. La capacidad de destruir con ondas de choque y calor ultra alto, la influencia de la radiactividad en el cuerpo humano y el medio ambiente. La bomba atómica no es cuestión de un solo momento y agrave también hay radiación secundaria y radiación en el útero. Los hibakusha no solo son japoneses y agrave, también hubo coreanos y trabajadores forzados chinos (kyosei renko), así como prisioneros de guerra aliados.


Monumento a las víctimas coreanas
del bombardeo atómico en Hiroshima

  1. Hicieron alarde con orgullo del poder de la bomba atómica ante el liderazgo soviético, una estrategia que anticipó el conflicto de posguerra entre Estados Unidos y la Unión Soviética.
  2. El B-29 que partió de Tinian en Micronesia a las 2:49 a.m. del 9 de agosto lanzó la bomba atómica sobre Nagasaki a las 11:02. Ese avión aterrizó en el aeropuerto de Bolo en Yomitan en la isla principal de Okinawa a las 1:09 del día 9. Después de repostar, regresó a Tinian a las 22:55 del día 9. En ese momento, las fuerzas estadounidenses en Okinawa habían establecido un aeropuerto con una pista de 2.000 metros que podía acomodar B29.

Suicidio masivo obligatorio forzado por el ejército imperial

La fuerza de defensa de Okinawa emitió una directiva para los ciudadanos de la prefectura de Okinawa pidiendo la unificación del ejército, el gobierno y los civiles que viven juntos y mueren juntos (kyosei kyoshi), y declara que incluso un solo árbol o brizna de hierba debería ser un poder de combate. Movilizaron para la batalla a todas las personas, hasta jóvenes y ancianos, mujeres y niños.

Los militares y paramilitares reclutados localmente en Okinawa sumaban más de 25.000 (soldados en servicio activo, soldados reclutados, unidades de defensa, unidades de estudiantes, unidades de voluntarios, etc.). Tenemos que darnos cuenta de que una cuarta parte de las fuerzas de defensa de Okinawa eran "soldados japoneses" que salían de la prefectura de Okinawa. Es un error pensar que las fuerzas japonesas en la batalla de Okinawa eran exclusivamente oficiales y hombres del continente (tropas de Yamato).

Durante las últimas etapas de la batalla de Okinawa (junio-julio), las fuerzas estadounidenses atacaron indiscriminadamente a las fuerzas japonesas y a los residentes del área dentro de las cuevas y llamaron a esto & ldquoJap hunting & rdquo.

El ejército imperial expulsó a los residentes de los refugios, les quitó la comida, les prohibió rendirse, los torturó y masacró por sospecha de espionaje. Forzaron a la gente a "matanzas mutuas" entre parientes cercanos y dejaron a los enfermos y discapacitados en el campo de batalla.

Se estima que los muertos en la guerra entre los civiles en la batalla de Okinawa ascienden a más de 150.000.

Cuando pensamos en el daño a los ciudadanos en la batalla de Okinawa, el shudan jiketsu puede plantearse como el caso más peculiar.

En primer lugar tenemos que aclarar el término shudan jiketsu.

Cuando decimos & ldquojiketsu & rdquo (autodeterminación, suicidio), la condición previa es & ldquospontaneity, voluntariedad de aquellos que eligen la muerte & rdquo Es imposible que los bebés y niños pequeños cometan & ldquojiketsu & rdquo y no hay nadie que mate espontáneamente a parientes cercanos.

El asesinato mutuo de parientes cercanos, lo que significa que "los padres matan a los niños pequeños, los niños matan a los padres, los hermanos mayores matan a los hermanos y hermanas pequeños y los maridos matan a sus esposas", ocurrió en el campo de batalla donde se mezclaron el ejército imperial y los ciudadanos.

En Estrategias del ejército en el área de Okinawa compilado por la Oficina de Historia de la Guerra del Ministerio de Defensa, está escrito: "Lograron shudan jiketsu y murieron por el país imperial con un espíritu de sacrificio para poner fin a los problemas provocados por los combatientes". Pero esta afirmación va en contra de los hechos. Los ciudadanos en el campo de batalla no eligieron la muerte voluntariamente.

Aunque existen numerosos factores interrelacionados, básicamente la gente se vio obligada a matar a parientes cercanos por coacción del ejército imperial y los líderes locales que siguieron al ejército imperial. Hacer cumplir el asesinato mutuo de parientes cercanos tiene la misma calidad y la misma raíz que el asesinato de ciudadanos por parte del ejército imperial.

No se puede llamar shudan jiketsu a la muerte de personas que "fueron forzadas" o "compartidas" [si el término indica suicidio voluntario]. Es impropio llamar a esta realidad shudan jiketsu. Al obstaculizar la transmisión adecuada de la realidad, invita a los malentendidos y a la confusión.

El término shudan jiketsu se ha utilizado desde la década de 1950 y algunos dicen que "camina por sí solo con un significado establecido", pero si uno usa el término shudan jiketsu sin explicar las realidades detrás de él, eso invita a malentendidos y confusión. La realidad del término shudan jiketsu, debo reiterar, es & ldquoresidents muerte masiva por el ejército imperial & rsquos coerción e inducción. & Rdquo

Detrás de la muerte masiva de los 'quoresidentes' en la Batalla de Okinawa estaba la educación en materia imperial (educación para convertir a todos en sujetos imperiales) que convirtió la muerte para el emperador en la moral nacional suprema (kokumin dotoku). En la Batalla de Okinawa, "se enfatizó la unificación de los militares, el gobierno y los civiles que viven juntos y mueren juntos", y se cultivó "un sentido de solidaridad acerca de la muerte". En ese momento, los okinawenses bien informados desempeñaron papeles esenciales, incluidos los de la Asociación de Reservistas, el Grupo de Apoyo de Hombres Adultos y los jefes de asuntos policiales y militares del gobierno local y municipal.

Cuando los militares japoneses les entregaron granadas de mano, los líderes de las islas las aceptaron, pensando que era natural que "todos los residentes murieran cuando el momento lo requiriera". Sin embargo, no podemos pensar en esto como & ldquospontaneity y voluntarity & rdquo of & ldquoshudan jiketsu & rdquo. Esta fue una época en la que era imposible declinar la "muerte" ordenada por el ejército imperial.

El miedo extremo a los "estadounidenses y británicos brutos" [cultivado por los militares japoneses] fue un factor que hizo que la gente eligiera la muerte. Las experiencias militares japonesas de la matanza de chinos en el continente desde el "Incidente de Manchuria" fueron ampliamente discutidas y sobre el destino de los residentes en general en el momento en que la guerra resultó ser una "batalla decisiva", la gente se desesperaba al anticipar el saqueo, la violencia y la matanza por parte de los Estados Unidos. Ejército estadounidense. Hubo migrantes devueltos que pensaron que "no se puede esperar que los militares estadounidenses maten a los residentes", pero los repatriados eran considerados espías sospechosos y, por lo tanto, no podían hablar de manera positiva. Hacer semejante declaración era acusar a los tribunales de ser un espía y ser asesinado.


Un infante de marina protege a los prisioneros de guerra japoneses después de la batalla de Okinawa.
Más de 148.000 civiles murieron en la campaña.

Hay personas que fueron impulsadas por la idea perversa de que, en lugar de ver a hermanas y esposas asesinadas cruelmente e indignadas por brutos estadounidenses y británicos, fue un acto de amor de parientes cercanos matarlos con sus propias manos.

El miedo a la caza de espías por parte del ejército imperial acentuó el sentimiento de desesperación entre los residentes. La política del ejército imperial y rsquos nunca fue entregar a los residentes que conocían secretos militares. Aceptar la protección del ejército estadounidense se consideraba espionaje. Los residentes ubicados entre los militares japoneses y estadounidenses fueron llevados a & ldquodeath & rdquo. Su esperanza de vivir fue cortada por el bombardeo de las islas. Sabiendo que no había vía de escape, anticiparon una muerte cruel. Esa también fue una de las causas de su "apresuramiento a la muerte".

"La muerte masiva de residentes" se produjo cuando estos elementos se unieron, provocando un pánico que llevó al asesinato mutuo de parientes cercanos en las comunidades locales. El miedo y la locura abrumaron a las comunidades de las aldeas. ã €€

& ldquoMass Death & rdquo en áreas rodeadas

En el momento de la Batalla de Okinawa, había perdido el control del mar y el cielo de toda la zona de las islas del suroeste había pasado a manos de los militares estadounidenses. La comunicación y el transporte con Kyushu y Taiwán se cortaron y las islas fueron rodeadas. La fuerza defensora de Okinawa dio órdenes sobre asuntos relacionados con la jurisdicción de la prefectura y los gobiernos locales, unificando a los militares, el gobierno y la población civil para vivir juntos y morir juntos. Todas las acciones de los ciudadanos de la prefectura estaban controladas por los comandantes de las fuerzas estacionadas. Aquí no hubo gobierno civil. Este tipo de campo de batalla fue designado como "áreas de rodeo" en terminología militar. Estas áreas fueron designadas por la "ley territorial" como aquellas que debían estar en alerta cuando el enemigo las rodeaba o las atacaba.

En tales áreas, los comandantes de las fuerzas estacionadas ejercían todo el poder. Esto invalidaba la constitución y toda la legislación, la administración y la jurisprudencia estaban bajo control militar. Durante la Batalla de Okinawa, no se proclamó la ley marcial, pero todas las islas del suroeste eran áreas de cerco virtual. Fue por esta circunstancia que se ignoró la autoridad administrativa del gobernador de la prefectura y los alcaldes de las aldeas y las fuerzas estacionadas manejaron todo a su antojo. Las directivas y órdenes a los residentes locales se recibieron como "órdenes militares", incluso si las transmitían los gobiernos de las ciudades y las aldeas y los líderes locales.

En la isla Tokashiki de Keremas, el coronel Akamatsu Yoshitsugu ejercía una autoridad total. En la isla de Zamami, el mayor Umezawa Yutaka tenía total autoridad. La administración de la aldea quedó bajo el control de los militares y no hubo administración civil. Bajo el régimen militar, quienes desempeñaban un papel importante en la comunicación de las órdenes militares eran los directores de asuntos militares de la oficina de la aldea.

Se trataba de líderes locales que se encargaban de los asuntos militares, incluida la coordinación de la lista de reclutamiento, la verificación del paradero de las personas en edad de reclutamiento, el manejo de cosas como peticiones de demora en el reclutamiento, la distribución de tarjetas de reclutamiento y la ayuda a las familias desamparadas de los muertos en la guerra y soldados heridos.

El principal deber de los directores de asuntos militares en el momento de la Batalla de Okinawa era reclutar a los soldados exigidos por las fuerzas estacionadas, entregarlos al ejército y comunicar las órdenes militares (suministro de fuerza de trabajo, evacuación, reunión y desalojo) a los residentes.

Toyama Majun, quien fue jefe de asuntos militares de la aldea de Tokashiki, testifica:

El 28 de marzo en Fijiga (katakana) en el curso superior del río On & rsquona, ocurrió el incidente de la muerte colectiva (shudanshi) de los residentes. En ese momento, los miembros de la unidad de defensa trajeron granadas de mano e instaron a los residentes a cometer un "quosuicidio".

Este testimonio del director de asuntos militares transmite vívidamente la realidad de los residentes & ldquoshudanshi & rdquo. Se puede ver que un director de asuntos militares, que transmite la orden militar en un área de cerco, tenía una responsabilidad crucial. A los ciudadanos japoneses se les había enseñado que una orden militar era "la orden del emperador". También estaba el aspecto de que la gente creía que "elegir la muerte" en lugar de convertirse en prisioneros de guerra era "la forma de los súbditos imperiales". Fueron, de acuerdo con las instrucciones de los líderes locales y del ejército imperial, para implementar el código de servicio de campo (senjinkun), que decía & ldquoNo vivir para recibir la humillación de convertirse en prisionero & rdquo.

Este artículo fue publicado en Gunshuku mondai shiryo (examen de desarme) , Diciembre de 2007. Aniya Masaaki es profesora emérita de Historia japonesa moderna en Okinawa Kokusai Daigaku, (Universidad Internacional de Okinawa).

II. Una decisión política que oscurece la realidad histórica: & ldquoInvolvement & rdquo aprobada, & ldquoCoercion & rdquo Ky ou sei) desaprobada en Okinawa Mass Suicide Textbook Treatment.

Okinawa Veces editorial

T raducción de Kyoko Selden

Haga clic aquí para ver el original japonés.

Con respecto a la cuestión del examen de los libros de texto japoneses de la escuela secundaria, el Consejo de Aprobación de Libros de Texto (Kyoukasho-you Tosho Kentei Chousa Shingikai, Consejo de Investigación para el Examen y Aprobación de Publicaciones para el Uso de Libros de Texto) informó a Tokai Kisaburou, Ministro de Educación y Ciencia, los resultados de las deliberaciones sobre redacciones relacionadas con & ldquomass suicidio (muerte masiva obligatoria, shudan jiketsu) & rdquo durante la Batalla de Okinawa, sobre la cual seis editores de libros de texto habían solicitado una revisión (teisei shinsei, una petición para revisar un libro de texto ya aprobado).

Nos gustaría preguntar a todos los estudiantes de secundaria de la prefectura de Okinawa:

De las siguientes tres oraciones, (1) era el borrador original [en uno de los libros de texto en cuestión]. Posteriormente, bajo la dirección del Ministerio de Educación y Ciencia y del Consejo de Aprobación de Libros de Texto en funcionamiento, se reescribió a (2) [esta versión fue aprobada en marzo de 2007]. En respuesta a la fuerte protesta de muchos ciudadanos de Okinawa, el editor de libros de texto solicitó revisar la expresión. Como resultado, la redacción cambió a (3) [esto ha obtenido la aprobación]. Ahora, con respecto a estas tres oraciones, ¿qué cambió y cómo? ¿Por qué se tuvieron que hacer estos cambios? Cual era el objetivo?

(1) & ldquoHubo residentes que, por el ejército japonés, fueron expulsados ​​de los refugios o llevados al suicidio en masa. & Rdquo (Nihon-gun ni yotte goh wo oidasare, aruiwa shuudan jiketsu ni oikomareta juumin mo atta,)

(2) & ldquoHubo residentes que, por el ejército japonés, fueron expulsados ​​de los refugios o se suicidaron. & Rdquo (Nihon-gun ni goh kara oidasaretari, jiketsu shita juumin mo ita).

(3) & ldquoHubo residentes que, por el ejército japonés, fueron expulsados ​​de los refugios, o fueron llevados al suicidio masivo. & Rdquo (Nihon-gun ni yotte goh wo oidasaretari, aruiwa shuudan jiketsu ni oikomareta juumin mo atta.)

Debido a que los cambios son tales que apenas se perciben sin comparaciones cuidadosas, nos gustaría que los leyera lentamente dos y tres veces.

En la versión 1, la relación es clara entre el sujeto, "los militares japoneses" y el predicado "," fueron conducidos al suicidio masivo ". En la versión 2, sin embargo, el sujeto y el predicado están desconectados, dejando la relación entre los dos ambigua. La versión 3 es como uno de los dos guisantes en una vaina junto con el original. Se puede decir que casi restaura el original, pero da la impresión de que la conexión entre el sujeto y el predicado es algo más débil.

Lo que aparece y desaparece a través de esta serie de etapas de edición es la intención detrás: "si es posible, queremos borrar el tema, el ejército japonés", "queremos que la relación entre el ejército japonés y el suicidio masivo sea ambigua".

La conclusión del Consejo de Aprobación de Libros de Texto se puede resumir en los siguientes tres puntos.

En primer lugar, el Consejo no ha retirado su Declaración de aprobación (kentei ikensho, una opinión escrita o una declaración de puntos de vista únicos). En segundo lugar, no adopta una expresión como "" fueron coaccionados por el ejército japonés ", que especifica la aplicación militar. En tercer lugar, se aprobaron frases como & ldquowere & rdquo por los militares japoneses, que indican participación militar.

Esto significa que intentaron resolver este problema restaurando la & ldquocoercion & rdquo que había desaparecido en el proceso de examen de aprobación, en forma de & ldquoinvolvimiento & rdquo.

Qué caracteriza la batalla de Okinawa

La resolución adoptada por la manifestación de protesta de Okinawa del 29 de septiembre tenía dos puntos, "retiro de la Declaración de aprobación" y "restauración de la redacción".

Miles de manifestantes en Ginowan, Okinawa, exigieron que
El gobierno japonés abandona los planes para eliminar las referencias
en los libros de texto sobre los suicidios masivos forzados en su isla en 1945.

Ciertamente, el consenso de Okinawa y rsquo movió el Consejo de Aprobación de Libros de Texto, lo que resultó en un grado de restauración de la redacción. No es en absoluto cierto que los esfuerzos de Okinawa fueran en vano.

Sin embargo, a pesar del hecho de que los editores de libros de texto solicitaron la aprobación de la revisión mientras elaboraban cuidadosamente la redacción con el objetivo de restaurar la & ldquocoacción & rdquo, el Consejo consideró que & ldquot; la revisión no puede aprobarse con la redacción tal como está, & rdquo exigiendo otra ronda de reescritura.

Por qué evitan el uso del término "ldquocoercion" hasta este punto es simplemente incomprensible.

Al deliberar sobre las peticiones de revisión, el Consejo de Aprobación escuchó las opiniones de ocho especialistas de dentro y fuera de la prefectura. Un especialista comentó que los residentes arrinconados por los militares japoneses era la característica misma de la Batalla de Okinawa, y que la presencia de los militares japoneses jugó un papel decisivo.

Otro especialista señaló que la política que dice: "Quienes no tienen capacidad de combate deberían suicidarse (jiketsu, gyokusai) antes de convertirse en prisioneros de guerra", se basaba en un principio estratégico en todo el ejército. No fue un problema al nivel de si un oficial al mando específico lo ordenó o no en un momento específico. & Rdquo Estamos de acuerdo.

No debemos confundir el tema de la existencia de una orden de comandante y rsquos con el de la coerción por parte de los militares japoneses.

Las reformas son necesarias para el sistema de aprobación de libros de texto

En respuesta a la objeción de Okinawa, algunos dijeron: "No debería haber interferencia política". Pero, si ese es el caso, me gustaría que también respondieran a la siguiente pregunta.

Hasta 2005 se aprobó la referencia a la coacción militar. ¿Por qué, a pesar de que no ha habido un gran cambio en la comprensión académica, el tema recibió esta vez un comentario de examen? ¿Por qué el Consejo hizo de la afirmación de una de las partes en un juicio en curso la base de su comentario de examen?

Lo que se ha expuesto esta vez es la naturaleza de sala cerrada del sistema de examen. El contenido de las deliberaciones del Consejo de Aprobación de Libros de Texto es privado y los procedimientos no se han hecho públicos. Los detalles de los comentarios del examen, según tengo entendido, no se ponen por escrito. La opinión mayoritaria se expresa simplemente oralmente.

El Consejo aprobó el proyecto de declaración de los funcionarios de investigación de libros de texto y rsquo sin una discusión en profundidad. La relación de los funcionarios de investigación con el Consejo también permanece oculta. [El borrador de un libro de texto se envía primero a Kentei chousakan (funcionarios de investigación de examen y aprobación), quien, o uno de los cuales, redacta una declaración de examen y aprobación (Kentei). Si es necesario, el libro de texto se envía también a un miembro del comité especializado (sen & rsquomon iin) o miembros. Luego, el libro de texto va al Consejo de Aprobación de Libros de Texto.]

Este editorial apareció en el Okinawa Times, 27 de diciembre de 2007

Informe del Consejo de Revisión de Libros de Texto, parte uno de dos.

III. Suicidios masivos en Okinawa

Asahi Shinbun editorial

Haga clic aquí para ver el original japonés.

El ministro de Educación, Kisaburo Tokai, anunció el miércoles el restablecimiento de las referencias de los libros de texto de historia sobre el ejército imperial japonés que llevó a civiles a cometer suicidios masivos en Okinawa en los últimos días de la Segunda Guerra Mundial. El Ministerio de Educación, Cultura, Deportes, Ciencia y Tecnología aprobó las revisiones presentadas por seis editores sobre pasajes relacionados con la Batalla de Okinawa de 1945 para los libros de texto de la escuela secundaria superior que se utilizarán a partir del año académico 2008 a partir de abril.

Como resultado de las revisiones, estos libros de texto incluirán pasajes con el siguiente contenido:

Muchos residentes locales se vieron obligados a cometer suicidios masivos debido a la participación del ejército japonés.

Debido a las circunstancias coercitivas sobre la prohibición de los militares de que los civiles se convirtieran en prisioneros de guerra, muchos residentes locales se sintieron empujados a suicidios masivos y asesinatos mutuos.

En la proyección de libros de texto realizada en la primavera de este año, el Ministerio de Educación ordenó a los editores que eliminaran todas las referencias a la participación de los militares en los suicidios masivos, así como las declaraciones de que los soldados japoneses obligaron a la gente a cometer actos horribles.

El ministerio dice que los cambios se basan únicamente en las solicitudes de los editores de libros de texto y no representan una retractación de su decisión original. Probablemente, estaría más cerca del hecho decir que el ministerio se vio obligado a retractarse virtualmente de la decisión frente a fuertes críticas públicas al respecto, principalmente de personas en Okinawa.

La culpa de este fiasco recae claramente en las extraordinarias instrucciones que el ministerio dio a los editores. El ministerio eliminó todas las referencias a la participación militar en suicidios masivos. Sostuvo que estos pasajes podrían generar el malentendido de que todas estas acciones se llevaron a cabo bajo órdenes de los militares.

Después de que los editores presentaron las revisiones a principios del mes pasado, el ministerio de educación solicitó al Consejo de Investigación y Autorización de Libros de Texto, un panel designado por el ministerio, que verificara los cambios propuestos. El consejo escuchó a expertos, incluidos investigadores académicos sobre la Batalla de Okinawa, y luego desarrolló sus propias opiniones como base para el debate sobre las revisiones.

Si bien insistió en que no hay pruebas sólidas para confirmar las órdenes directas de los militares, el consejo admitió que la educación y el entrenamiento del gobierno en tiempos de guerra estaban detrás de los suicidios masivos. El panel también señaló que la distribución de granadas entre los residentes locales por parte del ejército fue un factor clave que creó la situación responsable de los suicidios masivos.

El argumento del consejo debe resultar convincente para muchas personas. En esencia, dijo que la gente en Okinawa fue llevada a suicidios masivos bajo la extrema presión del militarismo, que avivó el temor sobre los soldados estadounidenses invasores entre los residentes locales y les prohibió convertirse en prisioneros de guerra.

Sin embargo, en sus discusiones sobre las revisiones propuestas, el consejo se mantuvo firme en su insistencia en que no se deberían utilizar expresiones sencillas como "los militares obligaron" a los civiles a suicidarse en masa. Esta postura debería cuestionarse.

Es difícil no preguntarse por qué el panel no presentó opiniones de sentido común para la proyección de libros de texto la primavera pasada. Si lo hubiera hecho, el panel no habría respaldado las revisiones de los inspectores de libros de texto del Ministerio de Educación. Uno de los miembros del panel ha admitido que deberían haber discutido el tema con más detenimiento.

En ese momento, el gobierno estaba dirigido por el ex primer ministro Shinzo Abe, cuyo lema era "romper con el régimen de posguerra". ¿El panel de expertos estuvo influido de alguna manera por la postura política de la administración Abe? Irónicamente, esta escandalosa medida del Ministerio de Educación hizo que el agotador episodio de la guerra atrajera una atención pública sin precedentes.

Anteriormente, la mayoría de los libros de texto de historia escolar contenían solo breves descripciones sobre los suicidios masivos en Okinawa. Las revisiones enviadas por los editores también incluyeron descripciones sobre el trasfondo social de las tragedias. Como resultado, los libros de texto ofrecen mucha más información sobre la sangrienta batalla librada en Okinawa en 1945.

La controversia pública sobre las referencias a los libros de texto se prolongó durante nueve meses. Durante ese período, se llevó a cabo una gran manifestación de protesta en Okinawa, que brindó a muchas personas la oportunidad de aprender no solo sobre el derramamiento de sangre en Okinawa, sino también sobre las graves fallas en el sistema de selección de libros de texto del ministerio.

Las amargas lecciones de la experiencia deben usarse para el bien de la nación.

Este editorial apareció en El Asahi Shinbun, 27 de diciembre y el International Herald Tribune / Asahi el 28 de diciembre de 2007.

Kyoko Selden es profesora titular de Estudios Asiáticos en la Universidad de Cornell y asociada de Japan Focus. Se acaban de publicar los dos primeros volúmenes de sus Gemas literarias japonesas anotadas, con historias de Tawada Yoko, Hayashi Kyoko, Nakagami Kenji, Natsume Soseki, Tomioka Taeko e Inoue Yashushi.


Ver el vídeo: Battlefield 5: Panzerstorm Conquest Gameplay No Commentary (Agosto 2022).