Podcasts de historia

General de División Charles Vere Ferrers Townshend

General de División Charles Vere Ferrers Townshend


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Fotografía del general de división Charles Vere Ferrers Townshend


Aquí vemos al general de división Charles Vere Ferrers Townshend, el comandante de la fallida expedición británica a Irak en 1915-1916.


Contexto

Nacido en 1861 y educado en Cranleigh School, Kent y Royal Military College, Sandhurst comisionado en la Royal Marine Light Infantry, 1881 Expedición a Sudán, 1884-1886 transferido al ejército indio, 1886 Hunza Naga Expedition, India, 1891-1892 Capitán, 1892 comandante de la guarnición durante Asedio de Chitral Fort, North West Frontier, India, 1895 Maj, 1895 CB otorgado, 1895 transferido al ejército egipcio, 1896 Lt Col, 1896 Dongola Expedition, Sudán, 1896 Comandante en jefe, 12 Sudanese Bn, Egipto, 1896-1898 Expedición al Nilo, Sudán, 1898 Batallas de Atbara y Jartum, Sudán, 1898 concedido DSO, 1898 Segunda Guerra Boer, Sudáfrica, 1899-1902 Asistente del Ayudante General en el personal del Gobernador Militar, Estado Libre de Orange, Sudáfrica, 1900 transferido a Royal Fusiliers, 1900 Col , 1904 Agregado Militar, París, Francia, 1905 transferido a la Infantería Ligera de Shropshire del Rey, 1906 Asistente del Ayudante General, 9 Div, India, 1907-1908, comando del distrito de Orange River Colony, Sudáfrica, 1908-1911 Brig Gen, 1909 Maj Gen, 1911 Oficial general al mando de la División de East Anglian, Fuerza Territorial, 1911-1913 comando de Jhanzi Bde, India, 1913 Rawal Pindi Bde, India, 1913-1915 sirvió en la Primera Guerra Mundial, 1914-1918 Oficial general al mando de la 6 División India, Mesopotamia, 1915- 1916 comandó 6 divisiones indias en las batallas de Kurna, Kut el Amara, Ctesiphon y la defensa y asedio de Kut el Amara, 1915-1916 POW, 1916-1918 creó KCB, 1917 renunció, 1920 MP conservador independiente para Wrekin, Shropshire, 1920 -1922 murió en 1924. Publicaciones: La vida militar del mariscal de campo George, primer marqués Townshend, 1724-1807 (John Murray, Londres, 1901) Mi campaña en Mesopotamia (Thornton Butterworth, Londres, 1920).

Fuente inmediata de adquisición o transferencia

La vida militar del mariscal de campo George, primer marqués de Townshend, 1724-1807 (John Murray, Londres, 1901) Mi campaña en Mesopotamia (Thornton Butterworth, Londres, 1920).

Colocado en el Centro en 1979 por el teniente coronel Arthur James Barker.


Primera Guerra Mundial ↑

Después de pasar los primeros siete meses de la guerra en la India, Townshend fue puesto al mando de la 6.ª División (Poona) en abril de 1915. Tras una serie de victorias en el campo de batalla, incluidas Amara, Es Sinn, Nasiriyah y Kut, Townshend prefirió consolidar sus ganancias alrededor de Amara y Kut, temiendo que un avance hacia Bagdad estiraría demasiado las líneas de suministro de la División. El general Sir John Nixon (1857-1921), presionado por el Gabinete de Guerra para compensar la pérdida de prestigio británico tras la evacuación de los Dardanelos, le ordenó seguir adelante. Detenido en Ctesiphon en noviembre de 1915, Townshend se retiró a la ciudad de Kut en diciembre. Allí, Townshend planeaba mantenerse firme, esperar una fuerza de socorro de Basora y proporcionar el descanso que tanto necesitaban a sus hombres, casi la mitad de los oficiales de la División estaban enfermos o heridos. También le preocupaba que si empujaba demasiado a sus soldados indios, su moral caería en picado y la disciplina colapsaría. Townshend no era ajeno a la guerra de asedio. Había participado en la Expedición al Nilo para relevar a las fuerzas del general Charles Gordon (1833-1885) en Jartum entre 1884 y 1885 y, una década después, él mismo fue sitiado en la frontera noroeste de la India. Asediado en Kut, informó a Nixon, equivocadamente, resultó que a sus hombres les quedaba poco más de las raciones de un mes, lo que ejerció una presión indebida sobre la fuerza de socorro para que llegara rápidamente a los soldados británicos e indios sitiados.

Múltiples intentos de relevar a los soldados británicos e indios en Kut en marzo y abril de 1916 fueron infructuosos. El Royal Flying Corps dejó caer alimentos y suministros médicos, pero a menudo terminaban en el río Tigris o en manos de los soldados del ejército otomano. Otro intento de proporcionar suministros para casi un mes mediante un barco de vapor de acero de movimiento lento que subía por el Tigris nunca llegó a Kut. Dentro de la ciudad sitiada, las enfermedades, principalmente disentería, malaria y enteritis, estaban generalizadas, y tanto los soldados británicos como los indios estaban al borde de la inanición y reducidos a comer carne de caballo. La fuerza de socorro también había sufrido 23.000 bajas en su esfuerzo por levantar el sitio. Después de intentos fallidos de sobornar al ejército otomano para que liberara a soldados británicos e indios a cambio de cañones y 1 millón de libras en efectivo, Townshend, quebrado física y mentalmente, entregó incondicionalmente a Kut el 29 de abril de 1916. Después de la rendición de Townshend, la mayor rendición de Armas británicas desde Lord Cornwallis en Yorktown en 1781; estuvo cautivo primero en Halki (actual Heybeliada) y luego en la isla Prinkipo (actual Büyükada) cerca de Estambul durante el resto de la guerra. En cautiverio, Townshend se acercó al ministro de Guerra otomano, Ismail Enver Pasha (1881-1922), celebró reuniones privadas con Enver en el Ministerio de la Marina otomano y llegó a defender a Enver y el trato del ejército otomano a los británicos y Prisioneros de guerra indios (prisioneros de guerra), mientras que simultáneamente critica el trato del ejército británico a los prisioneros de guerra otomanos en Egipto. Cerca del final de la guerra, Townshend jugó un pequeño papel en la negociación del Armisticio de Mudros en nombre del nuevo gobierno otomano dirigido por Ahmed Izzet Pasha (1864-1937).


Contenido

Otomanos y poderes centrales Editar

El Imperio Otomano se unió a las Potencias Centrales a través de la Alianza Secreta Otomano-Alemana, [24] que se firmó el 2 de agosto de 1914. El principal objetivo del Imperio Otomano en el Cáucaso era la recuperación de sus territorios que se habían perdido durante la Guerra Ruso- Guerra turca (1877-1878), en particular Artvin, Ardahan, Kars y el puerto de Batum. El éxito en esta región obligaría a los rusos a desviar tropas de los frentes polaco y gallego. [25]

Los asesores alemanes de los ejércitos otomanos apoyaron la campaña por este motivo. Desde una perspectiva económica, el objetivo estratégico otomano, o más bien alemán, era cortar el acceso de Rusia a los recursos de hidrocarburos alrededor del Mar Caspio. [26]

Alemania estableció una Oficina de Inteligencia para el Este en vísperas de la Primera Guerra Mundial. La oficina participó en misiones subversivas y de recopilación de inteligencia a Persia y Egipto, [27] y Afganistán, [ cita necesaria ] para desmantelar la Entente anglo-rusa. [28] El ministro de Guerra otomano, Enver Pasha, afirmó que si los rusos podían ser derrotados en las ciudades clave de Persia, podría abrir el camino a Azerbaiyán, así como al resto de Oriente Medio y el Cáucaso.

Si estas naciones fueran apartadas de la influencia occidental, Enver imaginó una cooperación entre estos estados turcos recién establecidos. El proyecto de Enver entró en conflicto con los intereses europeos que se desarrollaron como luchas entre varias potencias imperiales clave. Los otomanos también amenazaron las comunicaciones de Gran Bretaña con la India y el Este a través del Canal de Suez. Los alemanes esperaban apoderarse del Canal para las potencias centrales, o al menos negar a los aliados el uso de la ruta de navegación vital.

Aliados Editar

Gran Bretaña Editar

Los británicos temían que los otomanos pudieran atacar y capturar los campos petrolíferos del Medio Oriente (y más tarde del Caspio). [26] La Royal Navy británica dependía del petróleo de los depósitos de petróleo en el sur de Persia, a los que la Anglo-Persian Oil Company, controlada por los británicos, tenía acceso exclusivo. [26]

El historiador de Oxford (y diputado conservador) J.A.R. Marriott resume los debates británicos sobre la estrategia para el Cercano Oriente y el teatro de los Balcanes:

La guerra en ese teatro presenta muchos problemas y sugiere muchas preguntas. Si mediante una oportuna demostración de fuerza, el turco podría haberse mantenido fiel a su antigua conexión con Gran Bretaña y Francia, si mediante una diplomacia más sagaz se podría haber evitado la hostilidad de Bulgaria y la cooperación de Grecia asegurada, ya sea mediante la intervención militar. de El Entente Poderes que el cruel golpe podría haber sido evitado desde Serbia y Montenegro si la expedición de los Dardanelos fue defectuosa solo en la ejecución o defectuosa en la concepción si Rumania llegó tarde o se movió demasiado pronto y en la dirección equivocada. [29]

Rusia Editar

Los rusos vieron el Frente del Cáucaso como secundario al Frente Oriental. Temían una campaña en el Cáucaso destinada a recuperar Kars, que había sido arrebatado al Imperio Otomano durante la Guerra Ruso-Turca (1877-1878), y el puerto de Batum. [30]

En marzo de 1915, cuando el canciller ruso Sergey Sazonov se reunió con el embajador británico George Buchanan y el embajador francés Maurice Paléologue, declaró que un asentamiento duradero de posguerra exigía la posesión total por parte de Rusia de la capital del Imperio Otomano, Constantinopla, el estrecho del Bósforo. y Dardanelos, el Mar de Mármara, el sur de Tracia hasta la línea Enos-Midia, así como partes de la costa del Mar Negro de Anatolia entre el Bósforo, el río Sakarya y un punto indeterminado cerca de la bahía de Izmit. El gobierno imperial ruso planeó reemplazar a la población musulmana del norte de Anatolia y Estambul con colonos cosacos más confiables. [30]

Armenios Editar

El movimiento de liberación nacional armenio buscó establecer un estado armenio dentro de las Tierras Altas de Armenia. La Federación Revolucionaria Armenia logró este objetivo más tarde en la guerra, con el establecimiento de la Primera República de Armenia reconocida internacionalmente en mayo de 1918. Ya en 1915, la Administración de Armenia Occidental y más tarde la República de Armenia Montañosa eran entidades controladas por los armenios, mientras que se estableció la dictadura centrocaspiana con participación armenia. Ninguna de estas entidades fue duradera.

Árabes Editar

El actor principal fue el rey Hussein como jefe del Reino de Hejaz. Dirigió lo que ahora se llama la revuelta árabe, cuyos principales objetivos eran el autogobierno y el fin del control otomano de la región.

Asirios Editar

Una nación asiria bajo la protección británica y rusa fue prometida a los asirios primero por oficiales rusos, y luego confirmada por el capitán Gracey del Servicio de Inteligencia Británico. Sobre la base de estas representaciones, los asirios de Hakkari, bajo su Mar Shimun XIX Benjamin y los jefes tribales asirios "decidieron ponerse del lado de los aliados, primero con Rusia y luego con los británicos, con la esperanza de que pudieran asegurar después de la victoria, un autogobierno para los asirios ". [31] Los franceses también se unieron a la alianza con los asirios, ofreciéndoles 20.000 rifles, y el ejército asirio creció a 20.000 hombres codirigidos por Agha Petrus Elia de la tribu Bit-Bazi y Malik Khoshaba de la tribu Bit-Tiyari. según Joseph Naayem (un testigo clave, cuyo relato sobre las atrocidades fue precedido por Lord James Bryce). [9] [32]

Kurdos Editar

Los kurdos esperaban que los aliados de la Primera Guerra Mundial los ayudaran a crear una nación kurda independiente si iban a luchar contra los otomanos, y emprendieron varios levantamientos a lo largo de la guerra. La mayoría de ellos, excepto los levantamientos de agosto de 1917, no fueron apoyados por ninguna de las potencias aliadas. [33]

La Campaña del Cáucaso comprendió conflictos armados entre el Imperio Otomano y los aliados, las fuerzas de este último incluyendo Azerbaiyán, Armenia, la Dictadura del Caspio Central y el Reino Unido como parte del teatro de Oriente Medio, o alternativamente nombrado, como parte de la Campaña del Cáucaso. durante la Primera Guerra Mundial. La Campaña del Cáucaso se extendió desde el Cáucaso hasta el este de Asia Menor, llegando hasta Trabzon, Bitlis, Mush y Van. La guerra en tierra estuvo acompañada de acciones emprendidas por la Armada rusa en la región del Mar Negro del Imperio Otomano.

El 23 de febrero de 1917, el avance ruso se detuvo después de la Revolución Rusa, y más tarde el Ejército del Cáucaso ruso desintegrado fue reemplazado por las fuerzas del estado armenio recién establecido, que comprendía las unidades voluntarias armenias anteriores y las unidades irregulares armenias. Durante 1918, la región también vio el establecimiento de la Dictadura del Caspio Central, la República de Armenia Montañosa y una fuerza aliada llamada Dunsterforce, que estaba compuesta por tropas de élite provenientes de los frentes mesopotámico y occidental.

El Imperio Otomano y el Imperio Alemán se enfrentaron en Batumi después de la llegada de la Expedición al Cáucaso alemán, cuyo objetivo principal era asegurar el suministro de petróleo. El 3 de marzo de 1918, el conflicto entre el Imperio Otomano y Rusia terminó con el Tratado de Brest-Litovsk, y el 4 de junio de 1918, el Imperio Otomano firmó el Tratado de Batum con Armenia. Sin embargo, los conflictos armados se extendieron a medida que el Imperio Otomano continuó comprometiéndose con la Dictadura del Caspio Central, la República de la Armenia Montañosa y las fuerzas del Imperio Británico de Dunsterforce hasta que se firmó el Armisticio de Mudros el 30 de octubre de 1918.

Arriba: Destrucción en la ciudad de Erzurum Izquierda Superior: Fuerzas rusas Izquierda Inferior: Refugiados musulmanes heridos Derecha Superior: Fuerzas otomanas Derecha Inferior: Refugiados armenios

La campaña de Gallipoli, febrero-abril de 1915

"Arriba:" El tamaño de las estrellas muestra dónde ocurrieron los conflictos activos en 1915 "Izquierda superior:" Los armenios defendiendo los muros de Van en la primavera de 1915 "Izquierda Inferior:" Resistencia armenia en Urfa "Derecha:" Setenta años -antiguo sacerdote armenio que lleva a los armenios al campo de batalla.

Más de 90.000 tropas otomanas fueron enviadas al Frente de Europa del Este en 1916, para participar en operaciones en Rumania en la Campaña de los Balcanes. Las potencias centrales pidieron que estas unidades apoyaran sus operaciones contra el ejército ruso. Más tarde, se concluyó que el despliegue fue un error, ya que estas fuerzas habrían estado mejor ubicadas permaneciendo para proteger el territorio otomano contra la masiva Ofensiva Erzerum que había iniciado el ejército ruso.

Enver inició la reubicación de tropas en el Frente de Europa del Este. Originalmente fue rechazado por el Jefe de Estado Mayor alemán, Erich von Falkenhayn, pero su sucesor, Paul von Hindenburg, aceptó, aunque con reservas. La decisión se tomó después de la ofensiva de Brusilov, ya que las potencias centrales se estaban quedando sin hombres en el frente oriental.

En el despliegue, Enver envió el XV Cuerpo de Ejército a Galicia, el VI Cuerpo de Ejército a Rumania y el XX Cuerpo de Ejército y el 177 Regimiento de Infantería a Macedonia a principios de 1916. El VI Cuerpo participó en el colapso del ejército rumano en Rumanía. Campaign, y fueron particularmente valorados por su capacidad para continuar con un alto índice de avance en las duras condiciones invernales. Se sabía que el XV Cuerpo luchaba muy bien contra los rusos en Galicia, [34] a menudo infligiendo a los rusos varias veces las bajas que sufrían. [35]

Poderes centrales (Imperio Otomano) Editar

Después de la Revolución de los Jóvenes Turcos y el establecimiento de la Segunda Era Constitucional (turco: İkinci Meşrûtiyet Devri) el 3 de julio de 1908 se inició una importante reforma militar. Se modernizaron los cuarteles generales del ejército. El Imperio Otomano participó en la Guerra Turco-Italiana y las Guerras Balcánicas, que obligaron a una mayor reestructuración del ejército, solo unos años antes de la Primera Guerra Mundial.

Desde el principio, el ejército otomano enfrentó una serie de problemas para reunirse. En primer lugar, el tamaño del ejército otomano estaba severamente limitado por la división dentro del imperio: los no musulmanes estaban exentos del reclutamiento militar, y los turcos étnicos confiables constituían solo 12 millones de la población ya relativamente pequeña del imperio de 22 millones, con los otros 10 millones son minorías de diversa lealtad y uso militar. El imperio también era muy pobre en comparación con las otras potencias en PIB, infraestructura y capacidad industrial. Como punto de comparación, el imperio tenía sólo 5.759 km de vías férreas, mientras que Francia tenía 51.000 km de vías férreas para una quinta parte de la superficie terrestre. La producción de carbón otomana fue insignificante (826.000 toneladas en 1914 en comparación con 40.000.000 de toneladas de Francia y 292.000.000 de toneladas de Gran Bretaña), mientras que la producción de acero era prácticamente inexistente. [36] Sólo había una fundición de cañones y armas pequeñas en el imperio, una única fábrica de proyectiles y balas y una única fábrica de pólvora, todas ubicadas en los suburbios de Constantinopla. La economía otomana era casi en su totalidad agrícola y se basaba en productos como la lana, el algodón y las pieles. [37]

Durante este período, el Imperio dividió sus fuerzas en ejércitos. Cada cuartel general del ejército constaba de un Jefe de Estado Mayor, una sección de operaciones, una sección de inteligencia, una sección de logística y una sección de personal. Como una larga tradición en el ejército otomano, los servicios de suministros, médicos y veterinarios se incluyeron en estos ejércitos. Antes de la guerra, el Estado Mayor turco estimó que se podían movilizar 1.000.000 de hombres a la vez y que 500.000 de ellos estaban disponibles como ejércitos de campaña móviles, y el resto sirvió en guarniciones, defensas costeras y en líneas de comunicación y transporte. [38] Aproximadamente 900 cañones de campaña estaban disponibles para el ejército móvil, que estaba 280 por debajo del establecimiento de guerra, aunque los suministros de obuses eran generalmente suficientes. Había 900 piezas adicionales de configuración fija o semifija en guarniciones costeras y fortalezas en Adrianópolis, Erzurum, el Bósforo, los Dardanelos y Catalca. Las municiones eran bajas, solo había alrededor de 588 proyectiles disponibles por arma. [39] Además, el ejército estimó que necesitaba varios miles de ametralladoras más para llenar su establecimiento. Los rifles eran generalmente eficientes con 1,5 millones en stock, el ejército todavía necesitaba otras 200.000.

En 1914, antes de que el Imperio entrara en guerra, los cuatro ejércitos dividieron sus fuerzas en cuerpos y divisiones de modo que cada división tenía tres regimientos de infantería y un regimiento de artillería. Las unidades principales fueron: Primer Ejército con quince divisiones Segundo Ejército con 4 divisiones más una división de infantería independiente con tres regimientos de infantería y una brigada de artillería Tercer Ejército con nueve divisiones, cuatro regimientos de infantería independientes y cuatro regimientos de caballería independientes (unidades tribales) y el Cuarto Ejército de cuatro divisiones.

En agosto de 1914, de las 36 divisiones de infantería organizadas, catorce se establecieron desde cero y eran esencialmente nuevas divisiones. En muy poco tiempo, ocho de estas divisiones recién contratadas pasaron por una importante redistribución. Durante la guerra, se establecieron más ejércitos 5º y 6º ejército en 1915, 7º y 8º ejército en 1917, y Kuva-i İnzibatiye [ cita necesaria ] y el Ejército del Islam, que tenía un solo cuerpo, en 1918.

Para 1918, los ejércitos originales se habían reducido tanto que el Imperio se vio obligado a establecer nuevas definiciones de unidades que incorporaron estos ejércitos. Estos eran el Grupo de Ejércitos del Este y el Grupo de Ejércitos Yildirim. Sin embargo, aunque el número de ejércitos fue aumentando durante los cuatro años de la guerra, los recursos de mano de obra y suministros del Imperio estaban disminuyendo, por lo que los Grupos de Ejércitos en 1918 eran más pequeños que los ejércitos de 1914. El Ejército Otomano todavía era parcialmente efectivo hasta el fin de la guerra.

La mayor parte del equipo militar fue fabricado en Alemania o Austria y mantenido por ingenieros alemanes y austriacos. Alemania también suministró a la mayoría de los asesores militares una fuerza de tropas especializadas (el Asia Korps) que se envió en 1917 y se incrementó a una fuerza de combate de dos regimientos en 1918. La Expedición al Cáucaso alemán se estableció en la antigua Transcaucasia rusa a principios de 1918 durante la Campaña del Cáucaso. Su objetivo principal era asegurar el suministro de petróleo para Alemania y estabilizar una naciente República Democrática de Georgia pro-alemana. La nueva república puso en conflicto al Imperio Otomano y Alemania, con intercambios de condenas oficiales entre ellos en los últimos meses de la guerra.

Reclutamiento Editar

El Imperio Otomano estableció una nueva ley de reclutamiento el 12 de mayo de 1914. Esto redujo la edad de reclutamiento de 20 a 18 años y abolió el "redif" o sistema de reserva. La duración del servicio activo se fijó en dos años para la infantería, tres años para otras ramas del Ejército y cinco años para la Armada. Estas medidas siguieron siendo en gran parte teóricas durante la guerra.

Las fuerzas tradicionales otomanas dependían de voluntarios de la población musulmana del imperio. Además, varios grupos e individuos de la sociedad otomana se ofrecieron como voluntarios para el servicio activo durante la Guerra Mundial, siendo los principales ejemplos los "Mevlevi" y los "Kadiri".

También hubo unidades formadas por turcos caucásicos y rumelianos, que participaron en las batallas en Mesopotamia y Palestina. Entre las fuerzas otomanas, los voluntarios no solo eran de grupos turcos, también había un número menor de voluntarios árabes y beduinos que lucharon en la campaña contra los británicos para capturar el Canal de Suez y en Mesopotamia. El ejército organizado consideraba que los voluntarios no eran fiables debido a la falta de formación ya la percepción de intereses principalmente mercenarios por parte de los voluntarios árabes y beduinos. Los intensos combates también presionaron al sistema de voluntarios otomano.

Naciones Entente Editar

Antes de la guerra, Rusia tenía el ejército ruso del Cáucaso, pero casi la mitad de este se reasignó al frente prusiano después de las derrotas en las batallas de Tannenberg y los lagos de Masuria, dejando solo 60.000 soldados en este teatro. En el verano de 1914, se establecieron unidades de voluntarios armenios bajo las fuerzas armadas rusas. Casi 20.000 voluntarios armenios expresaron su disposición a tomar las armas contra el Imperio Otomano ya en 1914. [40] Estas unidades de voluntarios aumentaron de tamaño durante la guerra, en la medida en que Boghos Nubar, en una carta pública a la Conferencia de Paz de París en 1919, declaró que eran 150.000. [41]

El pueblo asirio del sureste de Anatolia, el norte de Mesopotamia y el noroeste de Persia también se unió a los rusos y británicos, bajo el liderazgo de Agha Petros y Malik Khoshaba. [23]

En 1914, había algunas unidades del ejército indio británico ubicadas en las partes del sur de Persia. Estas unidades tenían una amplia experiencia en el trato con las fuerzas tribales disidentes. Más tarde, los británicos establecieron la Fuerza Expedicionaria del Mediterráneo, el Ejército Británico de los Dardanelos, la Fuerza Expedicionaria Egipcia, y en 1917 establecieron Dunsterforce al mando de Lionel Dunsterville, que consta de menos de 1.000 tropas australianas, británicas, canadienses y neozelandesas acompañadas de vehículos blindados, para oponerse a los otomanos y Fuerzas alemanas en el Cáucaso.

En 1916, comenzó una revuelta árabe en el Hejaz. Cerca de 5.000 soldados regulares (en su mayoría ex prisioneros de guerra de origen árabe) sirvieron en las fuerzas de la revuelta. También había muchos miembros de tribus irregulares bajo la dirección del Emir Feisal y consejeros británicos. De los asesores, T.E. Lawrence es el más conocido.

Francia envió a la Legión armenia francesa a este teatro como parte de su Legión Extranjera Francesa más grande. El ministro de Relaciones Exteriores, Aristide Briand, necesitaba proporcionar tropas para el compromiso francés contraído en el Acuerdo Sykes-Picot, que aún era secreto. [42] Boghos Nubar, el líder de la asamblea nacional armenia, se reunió con Sir Mark Sykes y Georges-Picot.

El general Edmund Allenby, comandante de la Fuerza Expedicionaria Egipcia, extendió el acuerdo original. La Legión Armenia luchó en Palestina y Siria. Muchos de sus voluntarios fueron posteriormente liberados de la Legión para unirse a sus respectivos ejércitos nacionales.

El movimiento de liberación nacional armenio comandó el fedayee armenio (armenio: Ֆէտայի) durante estos conflictos. Estos fueron generalmente referidos como milicia armenia. En 1917, los Dashnaks establecieron un cuerpo armenio bajo el mando del general Tovmas Nazarbekian que, con la declaración de la Primera República de Armenia, se convirtió en el núcleo militar de este nuevo estado armenio. Nazarbekian se convirtió en el primer comandante en jefe.

Reclutamiento Editar

Antes de la guerra, Rusia estableció un sistema voluntario para ser utilizado en la Campaña del Cáucaso. En el verano de 1914, las unidades de voluntarios armenios dirigidas por Andranik Ozanian se establecieron bajo las fuerzas armadas rusas. Como los conscriptos armenios rusos ya habían sido enviados al Frente Europeo, esta fuerza se estableció únicamente a partir de armenios que no eran súbditos rusos ni estaban obligados a servir. A las unidades armenias se les atribuyó no poca medida del éxito obtenido por las fuerzas rusas, ya que eran nativas de la región, adaptadas a las condiciones climáticas, familiarizadas con todos los caminos y senderos de montaña, y tenían verdaderos incentivos para luchar. [43]

Los voluntarios armenios eran pequeños, móviles y estaban bien adaptados a la guerra de semiguerrilla. [44] Hicieron un buen trabajo como exploradores, pero también participaron en numerosas batallas campales. [44]

En diciembre de 1914, Nicolás II de Rusia visitó la Campaña del Cáucaso. Dirigiéndose al jefe de la Iglesia Armenia y Alexander Khatisyan, presidente de la Oficina Nacional Armenia en Tiflis, dijo:

De todos los países, los armenios se apresuran a entrar en las filas del glorioso ejército ruso, con su sangre al servicio de la victoria del ejército ruso. Deje que la bandera rusa ondee libremente sobre los Dardanelos y el Bósforo. Dejar [. ] los pueblos [armenios] que permanecen bajo el yugo turco reciben la libertad. Que el pueblo armenio de Turquía que ha sufrido por la fe de Cristo reciba la resurrección para una nueva vida libre. [45]

Fuerzas asimétricas Editar

Las fuerzas utilizadas en el teatro de Oriente Medio no eran solo unidades del ejército regular que participaban en la guerra convencional, sino también fuerzas irregulares que participaban en lo que hoy se conoce como "conflicto asimétrico". [ cita necesaria ]

Contrariamente al mito, no fue T. E. Lawrence o el ejército británico los que conceptualizaron una campaña de insurgencia interna contra el Imperio Otomano en el Medio Oriente: fue la Oficina Árabe del Ministerio de Relaciones Exteriores de Gran Bretaña la que ideó la Revuelta Árabe. La Oficina Árabe había sentido durante mucho tiempo que era probable que una campaña instigada y financiada por poderes externos, apoyando a las tribus de mentalidad separatista y a los desafiantes regionales al gobierno centralizado del gobierno otomano de su imperio, pagaría grandes dividendos en la desviación de esfuerzos que serían necesarios. para hacer frente a tal desafío. Las autoridades otomanas dedicaron muchos más recursos a contener la amenaza de tal rebelión interna que los aliados dedicados a patrocinarla. [ cita necesaria ]

Alemania estableció su propia Oficina de Inteligencia para el Este justo antes del estallido de la guerra. Se dedicó a promover y mantener las agitaciones subversivas y nacionalistas en el Imperio Indio Británico, así como en los estados satélites persa y egipcio. Sus operaciones en Persia, destinadas a fomentar problemas para los británicos en el Golfo Pérsico, fueron dirigidas por Wilhelm Wassmuss, [28] un diplomático alemán que se hizo conocido como el "Lawrence alemán de Arabia" o "Wassmuss de Persia". [ cita necesaria ]

Preludio editar

El Imperio Otomano hizo una alianza secreta entre otomanos y alemanes el 2 de agosto de 1914, seguida de otro tratado con Bulgaria. El ministerio de Guerra Otomano desarrolló dos planes principales. Bronsart von Schellendorf, un miembro de la misión militar alemana en el Imperio Otomano que había sido nombrado Subjefe del Estado Mayor Otomano, completó un plan el 6 de septiembre de 1914 mediante el cual el Cuarto Ejército atacaría Egipto y el Tercer Ejército lanzaría un ofensiva contra los rusos en el este de Anatolia. [ cita necesaria ]

Hubo oposición a Schellendorf entre el ejército otomano. La opinión más expresada fue que Schellendorf planeó una guerra que benefició a Alemania, en lugar de tener en cuenta las condiciones del Imperio Otomano. Hafiz Hakki Pasha presentó un plan alternativo, más agresivo y concentrado en Rusia. Se basó en trasladar fuerzas por mar a la costa oriental del Mar Negro, donde desarrollarían una ofensiva contra territorio ruso. El plan de Hafiz Hakki Pasha fue archivado porque el ejército otomano carecía de recursos. Por tanto, el "Plan de campaña principal" de Schellendorf se adoptó por defecto. [ cita necesaria ]

Como resultado del plan de Schellendorf, la mayoría de las operaciones otomanas se libraron en territorio otomano, con el resultado de que en muchos casos afectaron directamente a la propia gente del Imperio. La opinión posterior fue que también faltaban los recursos para implementar este plan, pero Schellendorf organizó mejor el mando y control del ejército y posicionó al ejército para ejecutar los planes. Schellendorf también elaboró ​​un mejor plan de movilización para reunir fuerzas y prepararlas para la guerra. Los archivos del Ministerio de Guerra Otomano contienen planes de guerra redactados por Schellendorf, con fecha del 7 de octubre de 1914, que incluyen detalles sobre el apoyo otomano al ejército búlgaro, una operación secreta contra Rumania y soldados otomanos que desembarcan en Odessa y Crimea con el apoyo de la Armada alemana. [ cita necesaria ]

Tal fue la influencia alemana en las operaciones de Turquía durante la campaña de Palestina que la mayoría de los puestos de estado mayor en el Grupo de Ejércitos Yıldırım estaban ocupados por oficiales alemanes. Incluso la correspondencia de la sede se produjo en alemán. Esta situación terminó con la derrota final en Palestina y el nombramiento de Mustafa Kemal para comandar los restos del Grupo de Ejércitos Yildirim.

Durante julio de 1914 hubo negociaciones entre el Comité de Unión y Progreso (CUP) y los armenios otomanos en el congreso armenio de Erzurum. La conclusión pública del congreso fue "aparentemente realizada para promover pacíficamente las demandas armenias por medios legítimos". [46] Erickson afirma que la CUP consideró al congreso como una causa de la insurrección armenia. [47] [ aclaración necesaria ] y que después de esta reunión, la CUP estaba convencida de la existencia de fuertes vínculos armenio-rusos, con planes detallados para separar la región del Imperio Otomano. [47]

El 29 de octubre de 1914, se produjo el primer enfrentamiento armado del Imperio Otomano con los Aliados cuando el crucero de batalla alemán SMS Goeben y SMS de crucero ligero Breslau, habiendo sido perseguido en aguas turcas y transferido a la armada otomana, bombardeó el puerto ruso de Odessa en el Mar Negro. [ cita necesaria ]

Nuevos reclutas turcos marchando hacia un simulacro antes de la guerra, 1914.

El estado mayor turco de la Campaña del Sinaí y Palestina, 1914.

1914 Editar

Noviembre Editar

Tras el bombardeo de Odessa, Rusia declaró la guerra al Imperio Otomano el 2 de noviembre de 1914. La Armada británica atacó los Dardanelos el 3 de noviembre. Gran Bretaña y Francia declararon la guerra el 5 de noviembre. [48] ​​La declaración otomana de la Jihad se redactó el 11 de noviembre y se publicó por primera vez el 14 de noviembre. [49]

El Primer Lord del Almirantazgo Winston Churchill presentó sus planes para un ataque naval a la capital otomana, basándose al menos en parte en lo que resultaron ser informes erróneos sobre la fuerza de las tropas otomanas, preparados por el teniente T. E. Lawrence. Razonó que la Royal Navy tenía una gran cantidad de acorazados obsoletos que podrían resultar útiles, apoyados por una fuerza simbólica del ejército para tareas de ocupación de rutina. Se ordenó que los acorazados estuvieran listos para febrero de 1916. [ cita necesaria ]

Al mismo tiempo, el Cuarto Ejército otomano estaba preparando una fuerza de 20.000 hombres bajo el mando del Ministro de Marina otomano, Djemal Pasha, para tomar el Canal de Suez. El ataque a Suez fue sugerido por el ministro de Guerra Enver Pasha a instancias de su aliado alemán. The chief of staff for the Ottoman Fourth Army was the Bavarian Colonel Kress von Kressenstein, who organised the attack and arranged supplies for the army as it crossed the desert. [ cita necesaria ]

On 1 November, the Bergmann Offensive was the first armed conflict of the Caucasus Campaign. The Russians crossed the frontier first, and planned to capture Doğubeyazıt and Köprüköy. [50] On their right wing, the Russian I Corps moved from Sarikamish toward Köprüköy. On the left wing, the Russian IV Corps moved from Yerevan to the Pasinler Plains. The commander of the Ottoman Third Army, Hasan Izzet, was not in favour of an offensive in the harsh winter conditions, but his plan to remain on the defensive and to launch a counterattack at the right time was overridden by the War Minister Enver Pasha. [ cita necesaria ]

On 6 November, a British naval force bombarded the old fort at Fao. The Fao Landing of British Indian Expeditionary Force D (IEF D), consisting of the 6th (Poona) Division led by Lieutenant General Arthur Barrett, with Sir Percy Cox as political officer, was opposed by 350 Ottoman troops and four cannons. On 22 November, the British occupied the city of Basra against a force of 2900 Arab conscripts of the Iraq Area Command commanded by Suphi Pasha. Suphi Pasha and 1,200 men were captured. The main Ottoman army, under the overall command of Khalil Pasha, was located about 440 kilometres (270 mi) to the north-west, around Baghdad. It made only weak attempts to dislodge the British.

On 7 November, the Ottoman Third Army commenced its Caucasus offensive with the participation of the XI Corps and all cavalry units supported by the Kurdish Tribal Regiment. By 12 November, Ahmet Fevzi Pasha's IX Corps reinforced with the XI Corps on the left flank supported by the cavalry, began to push the Russians back. The Russians were successful along the southern shoulders of the offensive, where Armenian volunteers were effective and took Karaköse and Doğubeyazıt. [51] By the end of November, the Russians held a salient 25 kilometres (16 mi) into Ottoman territory along the Erzurum-Sarikamish axis. [ cita necesaria ]

Sheikh Mubarak Al-Sabah, the ruler of Kuwait, sent a force to Umm Qasr, Safwan, Bubiyan, and Basra to expel Ottoman forces from the area. In exchange the British government recognised Kuwait as an "independent government under British protection." [52] There is no report on the exact size and nature of Mubarak’s attack, though Ottoman forces did retreat from those positions weeks later. [53] Mubarak removed the Ottoman symbol that was on the Kuwaiti flag and replaced it with "Kuwait" written in Arabic script. [53] Mubarak’s participation, as well as his previous exploits in obstructing the completion of the Baghdad railway, helped the British safeguard the Persian Gulf from Ottoman and German reinforcements. [54]


Arrogant armies : great military disasters and the generals behind them

General Edward Braddock and the French and Indian War (1754-1763) -- Brigadier General Josiah Harmar and Major General Arthur St. Clair and the Indian Wars on the Northwest Frontier (1790-1791) -- British and French Generals and their disastrous efforts to restore slavery to Haiti (1791-1804) -- General Charles MacCarthy and the First Ashanti War (1824) -- Major General William George Keith Elphinstone and the First Afghan War (1839-1842) -- Major General Sir George Pomeroy-Colley and the First Boer War (1880-1881) -- Major General Charles "Chinese" Gordon and the fall of Khartoum (1884-1885) -- General Oreste Baratieri and the First Ethiopian War (1895-1896) -- Major General William R. Shafter and the Spanish-American War (1898) -- Major General Charles Vere Ferrers Townshend and the Mesopotamian Campaign in World War I (1915-1916) -- Major General Manuel Fernandez Silvestre and the Riffian Rebellion in Morocco (1921-1926) -- Conclusion: American mini-disaster in Somalia (1993)

Access-restricted-item true Addeddate 2020-08-11 09:23:11 Boxid IA1895616 Camera Sony Alpha-A6300 (Control) Collection_set printdisabled External-identifier urn:oclc:record:1193361318 Foldoutcount 0 Identifier arrogantarmiesgr0000perr_g1h3 Identifier-ark ark:/13960/t3d027q0d Invoice 1652 Isbn 078582023X Ocr tesseract 4.1.1 Ocr_detected_lang en Ocr_detected_lang_conf 1.0000 Ocr_detected_script Latin Ocr_module_version 0.0.5 Ocr_parameters -l eng Old_pallet IA18403 Openlibrary_edition OL23089679M Openlibrary_work OL79932W Page_number_confidence 95.73 Pages 330 Partner Innodata Ppi 300 Rcs_key 24143 Republisher_date 20200803164257 Republisher_operator [email protected] Republisher_time 368 Scandate 20200722040245 Scanner station19.cebu.archive.org Scanningcenter cebu Scribe3_search_catalog isbn Scribe3_search_id 9780785820239 Tts_version 4.0-initial-155-gbba175a5

Author

Dr Martin Postle is Deputy Director for Grants and Publications at the Paul Mellon Centre. Between 1998 and 2007 he was Head of British Art to 1900 at Tate. Martin's research and publication interests focus principally on eighteenth- and nineteenth-century British art, including portraiture, landscape and the history of art academies. He has curated exhibitions on a wide range of subjects, including the artist&rsquos model, the Fancy Picture and the art of the garden, as well as monographic exhibitions on Joshua Reynolds, Johan Zoffany, Richard Wilson, Stanley Spencer and George Stubbs. Martin is project leader and commissioning editor of &lsquoArt & the Country House&rsquo, to which he has contributed a number of essays and catalogue entries.


The tragedy of Kut

The 500 military headstones that have just arrived in Baghdad from England already bear the names of soldiers killed in action in Iraq. But these troops died in an ill-fated, little-remembered attempt at "regime change" nearly a century ago. In the winter of 1915, towards the end of the first full year of the first world war, an Anglo-Indian force was sent to capture Baghdad. To the historian and veteran CRMF Cruttwell the attack was "a capital sin": the advance on Baghdad was "perhaps the most remarkable example of an enormous military risk being taken, after full deliberation, for no definite or concrete military purpose."

Officials from the Commonwealth war graves commission have just arrived in Iraq to assess the damage done by 20 years of upheaval - and many more years of decay - to the 13 war cemeteries the commission tends there. The new headstones are the first phase of a major programme: a total of 51,830 British and Commonwealth servicemen died during the war in what was then Mesopotamia, and there are 22,400 graves (more than two-thirds of the troops who fought in Mesopotamia were Indians whose faith requires cremation rather than burial). Many of these deaths were the result of the decision to attack Baghdad, and in particular of what happened in a loop of the Tigris river at Kut-al-Amara.

On November 22 1915, General Charles Vere Ferrers Townshend and his force of about 9,000 men of the 6th Indian division were advancing on Baghdad by boat along the Tigris, the land being roadless - an "arid billiard table". At Ctesiphon, about 20 miles short of the capital, the Indian and British troops came up against a larger, better armed and better supplied Turkish force which had had months to dig in on both sides of the river.

Townshend's force drove out the defenders, but at the cost of 40% casualties. Unable to withstand a counter-attack, let alone continue the advance, Townshend retreated back down the Tigris, with 1,600 Turkish prisoners and more than 4,500 wounded from both sides. The long, slow journey was nightmarish for the wounded, for Townshend had been kept short of boats and medical supplies by a stingy government in India. An over-optimistic superior, Sir John Nixon, had ordained that the men would find all they needed - in Baghdad.

Collecting other troops as he inched along, Townshend made his stand at Kut, a strategic river junction he had captured a month previously. It had been one of a number of cheap and brilliant victories by a clever and resourceful soldier who knew the value of morale, and until the end kept the respect of his men. He had argued all along against going on to Baghdad he lacked sufficient men, food and artillery as well as river transport and medical back-up. But the general and his men were to be the victims of their own success.

The invasion of Mesopotamia itself was about oil, but that required only a landing on the Gulf coast to secure the southern part of the country around Basra. This would keep the Turks away from the nearby Persian port of Abadan, terminus of the Anglo-Persian pipe-line which was the source of the Royal Navy's oil supply. Basra was taken and held with little cost at the end of 1914 by a small invasion force launched from India. By late 1915, however, the war cabinet needed a success story to round off a year of military disaster, most recently at Gallipoli, where the British were preparing to pull out, having failed to break out and take Constantinople. Why not push beyond Basra province and take Baghdad?

The Gallipoli campaign ended on January 8 1916 with a re-embarkation of Dunkirk proportions. By then, Kut, a collection of flyblown hovels, with Townshend and his men inside, had been surrounded for more than a month: included in the 13,500 penned inside were some 3,500 Indian non-combatants and 2,000 sick and wounded. There were also 6,000 Arabs to be fed.

They held out in freezing cold and then torrential rain against infantry assault, sniper fire, shelling, and bombing, until a relief force could get near enough for the defenders to risk breaking out. Nunca sucedió. Three attempts were made to relieve Kut. Each failed, at a total cost of 23,000 casualties. Food began to run out, and many of the Indian troops could or would not eat what meat there was. The defenders' draught animals, the oxen, were the first to go, followed by their horses, camels, and finally, starlings, cats, dogs and even hedgehogs.

Kut was the first siege in which aircraft dropped supplies: these ranged from money to millstones to keep the garrison's flour mill going (and thus the Indians' supply of chapatis). But the Turks and their German officers were able to send up more and better aircraft, and too few friendly planes could get through to avert starvation. Repeated attempts to supply Kut by river were also repulsed. Desperate to keep his men alive, Townshend suggested - and the government endorsed - a ransom of £2m (about £67m today) for the defenders to go free. The Turks, elated by Gallipoli and able to switch troops from there to Kut, refused.

Finally, on April 29, when vegetarian Indians were down to seven ounces of grain a day, Kut capitulated. Townshend was given permission to surrender, and obtained promises of humane treatment for his men from the Turks. It was then, after five months of siege, that the troubles of the defenders of Kut really began. The Turks had a different notion of what constitutes "humane treatment" and, as they treated their own soldiers with extreme brutality, saw no reason to pamper their captives. About 1,750 men had died from wounds or disease during the siege. Some 2,600 British and 9,300 Indian other ranks were rounded up and marched away. Two-thirds of the British and about a seventh of the Indians never saw their homes again. Relative to the numbers of men involved, the British losses at Kut dwarfs those of the far bigger battles on the Western Front.

The historian and war poet Geoffrey Elton was a junior officer at Kut and saw the rank-and-file being marched away, officerless, "none of them fit to march five miles . full of dysentery, beri-beri, scurvy, malaria and enteritis they had no doctors, no medical stores and no transport the hot weather, just beginning, would have meant much sickness and many deaths, even among troops who were fit, well-cared for and well supplied."

Some were marched to captivity elsewhere in Mesopotamia, others all the way to Turkey. Elton spoke of the Arab guards stealing the mens' boots, helmets and water bottles, and of dead and dying stragglers left where they fell. Cruttwell said: "The men were herded like animals across the desert, flogged, kicked, raped, tortured, and murdered."

The Turks abandoned Kut in February 1917, and Baghdad fell in March. That June a royal commission reported on who was to blame for ordering Townshend to advance so far forward. The answer was everybody but Townshend. His commanding officer, Sir John Nixon, was censured. So too was the viceroy of India, Lord Hardinge, the commander-in-chief in India, Sir Beauchamp Duff, the secretary of state for India, Austen Chamberlain, and the war cabinet in London, which had disregarded the advice of its own secretary of state for war, Earl Kitchener.

As the horrors of the death marches and prison camps became known after the war, so the sufferings of the men were contrasted with more favourable treatment given to their officers - Townshend, in comfortable captivity near Constantinople, was knighted in 1917. From being the hero of his country's longest siege, "Townshend of Kut" became its villain.

In the end, however, people forgot the deadbeats and chancers who paved the way to Kut. The CWGC now hopes to see that other names from Kut are remembered in its Iraqi war cemeteries. "We have always found the Iraqis willing to take us for what we are," says director-general Richard Kellaway, "a non-governmental organisation, whose duty is to commemorate, by name, the people who died in the two world wars."


The Dead Donkeys: The Myth of the ‘Château Generals’ Part Four – 1916

January 1916 saw the deaths of two British generals. Brigadier-General Hugh Gregory Fitton D.S.O., G.O.C. 101st Brigade, 34th Division (above), forced to cross open ground due to the appalling state of the front line trenches near Ypres on the night of 19th January, was shot in both legs by a German sniper. He died the following afternoon, the very first casualty of 101st Brigade, who had only disembarked on 9th January, and is buried in Lijssenhoek Military Cemetery near Poperinghe. And Brigadier-General George Benjamin Hodson D.S.O., G.O.C. 33rd Indian Brigade, 11th Division, wounded in the head by a sniper while looking over the parapet at Suvla Bay on Gallipoli on 14th December 1915, as mentioned at the end of last post (where you will find his photograph), died of his wounds at Tigne Military Hospital on Malta on 25th January 1916, and is buried at Pieta Military Cemetery. Both men were 52.

On 17th February, Brigadier-General Archibald Cameron MacDonell D.S.O., G.O.C. 7th Canadian Brigade, 3rd Canadian Division (left), seriously wounded in South Africa at Diamond Hill in 1900, was wounded again, his left arm broken by a bullet, another bullet in the shoulder, while out in front of the trenches near Kemmel, and on 18th February, Brigadier-General Robert Gilmour Edwards Leckie, G.O.C. 3rd Canadian Brigade, 1st Canadian Division (right), was wounded by a bullet through both legs somewhere near Messines. The background photograph shows Mont Kemmel from the Messines Ridge.

Major-General Claude William Jacob, G.O.C. 21st Division, wounded by shellfire near Armentières on 4th March. At which point we need to turn our attention to the campaign in Mesopotamia.

British offensive action in Mesopotamia began in November 1914, and after a successful initial few months, the new commander, General Sir John Eccles Nixon, who arrived in April 1915, ordered Major-General Sir Charles Vere Ferrers Townshend D.S.O., G.O.C. 6th Indian (Poona) Division, to advance on Kut Al Amara, which duly fell on 29th September 1915, prompting Townshend to turn his attention towards Baghdad. However, the Battle of Ctesiphon (marked in green on the map below – click to enlarge), a bloody encounter fought in November, left Townshend’s force with some 40% casualties, and he retreated back to Kut, pursued by the Turks, Townshend arriving on 3rd December, the Turks a few days later. And there the British stayed, first in the face of Turkish attacks, and then, once the Turks realized there was an easier way, and despite three or four failed attempts to reach them (at a cost of 23,000 casualties and more sacked generals, including Nixon), they starved (inset left above). By 29th April, after 147 days of siege, and despite last-minute attempts at negotiation which included the offer of a huge sum to buy the troops out (really!), Townshend surrendered his remaining men, including 2000 sick and wounded. As always with these things, numbers vary slightly from source to source, but around 275 British officers and 200 Indian officers, two and a half thousand British troops, nearly 7000 Indians & Gurkhas and well over 3000 Indian support staff were rounded up and began the march to Baghdad (main photograph). 1,750 men had died during the siege, and of the survivors, two-thirds of the British troops and a quarter of the Indians would die in captivity.

Three generals with the unsuccessful relief columns were wounded, and one killed. First, Brigadier-General William James St. John Harvey, G.O.C. 19th Brigade, 7th Indian Division (no image), who had previously fought in France, died on 1st February in Amara from wounds received the day before the Battle of Hanna (or Hannah – either way a depression between the River Tigris and the marshland of Lake Suwaicha, marked in mauve on the map) on 20th January. Aged 43, he is buried in Amara War Cemetery, in present-day Iraq. Major-General Sir George Frederick Gorringe D.S.O., G.O.C. 12th Indian Division (inset right, previous photo of the march to Baghdad), the man in command of the relief attempts, was wounded by a sniper’s bullet in the buttock whilst on horseback on 23rd February, recovering in Amara. Despite the failure to relieve Kut, Gorringe (‘Bloody Orange’ to his troops – I don’t think he was well liked) seems to have got away with it, so to speak, as he would later command 47th Division in France from late 1916 until the end of the war. On 8th March, Brigadier-General Francis John Fowler, G.O.C. 37th Brigade, 14th Indian Division (no image), had been wounded during an attack on the Dijailah Redoubt (marked in blue on the map), and on 6th April, Major-General George Vero Kemball D.S.O., G.O.C. 28th Indian Brigade, 7th Indian Division (top inset above), also suffered wounds from rifle or machine gun fire during the attack on Sannaiyat (marked in orange), although both men would survive to later serve in India. And rather curiously, Brigadier-General Frederick Aubrey Hoghton, G.O.C. 17th Brigade, 6th Indian Division (again, no photo), died in Kut from poisoning. Whether accidental, as in food poisoning, or enemy-induced, I do not know, but either way he gets a mention here. Aged 52, he is buried in Kut War Cemetery.

On 29th April the defenders of Kut laid down their arms. Six generals surrendered that day. Major-General Walter Sinclair Delamain D.S.O., G.O.C. 16th Brigade, 6th Indian Division (second from top above) Major-General Sir Charles John Mellis V.C., G.O.C. 30th Brigade, 6th Indian Division (third from top), awarded the Victoria Cross for his gallantry during the Ashanti Campaign of 1900, during which he was wounded four times Brigadier-General Usher Williamson Evans, G.O.C. 17th Brigade, 6th Indian Division (no photo), and two generals wounded during the siege, Brigadier-General Harry Dixon Grier, C.R.A. 6th Indian Division, wounded on 24th December 1915, and Brigadier-General William George Hamilton, G.O.C. 18th Brigade, 6th Indian Division, wounded in the back by a sniper’s bullet on 19th February (no photo of either). The bottom inset shows Major-General Sir Charles Vere Ferrers Townshend D.S.O., G.O.C. 6th Indian Division, himself. Townshend lived out the rest of the war in captivity in relative comfort, unlike his men, and was, quite frankly, a bit of a bastard, even if his D.S.O. suggests he too was probably a brave bastard.

As a postscript to the Kut story, a certain Major Clement Attlee was seriously injured in the leg by shrapnel while storming a Turkish trench during the Battle of Hanna(h) Attlee would later serve as British Prime Minister from 1945 to 1951.


The India Medal of 1896


The India Medal, approved in 1896, was issued for a series of campaigns fought on the North-West Frontier of British India. Though the intensity of the fighting varied considerably, the typical pattern was for local risings to prompt the dispatch of an Anglo-Indian column to devastate tribal territory and re-impose peace and order.

Sometimes a permanent garrison was installed, sometimes not, depending on circumstances. The problem for the Anglo-Indian forces was that the presence of a garrison might itself invite sustained resistance and impose a considerable logistical burden in exceptionally difficult terrain. The absence of one, on the other hand, left open opportunities for renewed raiding and insurrection. All of these operations were, therefore, first and foremost, retaliatory and punitive, rather than attempts at conquest.

The first operation, the Chitral campaign of 1895, can serve as an example. The death of the local Chitrali ruler in 1892 unleashed a struggle for power between rival tribal factions. The British intervened in this struggle in an effort to secure the succession of a compliant ruler. This in turn led to a sharp engagement at Chitral Fort, which ended with an Anglo-Indian force of about 400 troops (with another 200 or so non-combatants) under siege inside the fort from 3 March to 13 April 1895.

The fort was a substantial square structure of timber, stone, and mud, with a covered way giving access to the local river, the garrison’s only source of water. The commander of the garrison was Captain Charles Vere Ferrers Townshend.

A relief force of 16,000 men under Major-General Sir Robert Cunliffe Low was dispatched to the scene. The major confrontation of the campaign took place at the Malakand Passon 3 April 1895, when the invasion force defeated and drove off a Chitrali force estimated at around 12,000 strong, inflicting around 500 casualties for the loss of about 70.

The column then pushed on through the mountains to Chitral Fort, by which time the resistance of the local Pathan tribesmen was effectively over. Total Anglo-Indian casualties in both siege and relief expedition were about 375. The relief force had set out on 7 March, and operations were completed on 15 August.

No enduring peace was ever possible across this vast and inaccessible region of warlike mountain tribes with a long tradition of raiding and guerrilla resistance to outside intervention. Between the Second Afghan War (1878-1880) and the Third Afghan War (1919), it is possible to count no less than 26 distinct Anglo-Indian military expeditions on the North-West Frontier. It was, in a sense, one of the British Army’s principal training-grounds throughout this period.


HAMPSTEAD

War Memorials Trust case: War Memorials Trust needs to avoid Contributors changing location/description details as we help to protect and conserve this war memorial through our casework. You can still add photographs, update condition and use the tabs below. If you believe any of the information you cannot edit is wrong or information is missing, please make a note of the reference number and include it in your email when you contact us.

Grants to support the repair and conservation of war memorials are available from the charity War Memorials Trust if it has raised funds. Support is focused on war memorials in Very bad or Poor condition or where there is a serious Concern.

Before applying for a grant you should read the advice available on War Memorials Trust`s website. The What we can and cannot fund helpsheet explains what types of work the charity can fund.

If you believe your project is eligible for a grant you should complete the Pre-application enquiry form. You will need to be registered and logged in to complete this.

The Pre-application enquiry form is a series of questions to see if your project is eligible. If it is, you will need to provide further details and submit current colour photographs of the war memorial in either a png, gif, jpg or jpeg format.

You can save your Pre-application enquiry form as you go along. Once submitted War Memorials Trust will respond.

Please be aware that a summary of your enquiry, without your contact details, will appear on this page once submitted. This ensures others are aware that an enquiry has been made and can read the response to avoid duplicate enquiries. Information provided by you to us will be used for the purpose of managing the grant enquiry, for further details please read our Terms and Conditions and Privacy Policy .

As a charity, War Memorials Trust relies on voluntary donations and every contribution, no matter how large or small, makes a really big difference to our work. Your donation will help protect and conserve war memorials for future generations so please support War Memorials Trust’s work.


Ver el vídeo: What Were the Townshend Acts? History (Julio 2022).


Comentarios:

  1. Doukus

    Lo siento, está limpiado

  2. Gentza

    Están equivocados. soy capaz de demostrarlo. Escríbeme por MP.

  3. Brantson

    ¡Notablemente! ¡Gracias!

  4. Makinos

    Bravo, que necesaria frase..., una excelente idea

  5. Abd Al Alim

    En mi opinión usted comete un error. Puedo probarlo.

  6. Bronson

    He pensado y eliminado el mensaje



Escribe un mensaje